Unesa ve absolutamente imprescindible mantener las nucleares y recuerda que es una energía muy eficiente y limpia

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, afirmó este jueves que es “absolutamente imprescindible” mantener las centrales nucleares actuales “vivas” en 2030 al ser la nuclear una energía “fundamental” para la competitividad del sistema y los costes.

Así lo señaló durante la presentación del estudio ‘El sector eléctrico y los objetivos de energía y clima de la CE para 2030’, elaborado por The Boston Consulting Group (BCG), en la que defendió con rotundidad que la nuclear es “absolutamente fundamental en España”.

Montes se pronunció a favor de las nucleares después de que algunos partidos, como el PSOE y Podemos hayan anunciado que vayan a plantear en sus programas de cara a las elecciones generales el cierre total del parque nuclear.

El presidente de la patronal eléctrica recordó que España cuenta con una potencia instalada de energía nuclear del 7% y sin embargo genera un 21% de media de la energía consumida, a lo que se suma que es una fuente “muy eficiente y absolutamente limpia” desde el punto de vista de las emisiones.

De esta forma, abogó por que las centrales nucleares tengan un periodo de vida que “les permita a la altura de 2030 seguir todas ellas vivas”, aunque dijo ver “enormemente complicado” la existencia de nuevos grupos nucleares.

En este sentido, auguró que para ese horizonte del año 2030 las nucleares representarán el 15% o 16% de la energía consumida, por lo que dijo no ver que se puedan acometer inversiones de esas dimensiones, en nucleares probablemente no.

En cualquier caso, defendió que es absolutamente imprescindible mantener las que tenemos y recordó a los grupos políticos que es un contribuyente neto fundamental no solo en estabilidad del sistema, sino en los costes del sistema y en la limpieza en cuanto a gases de efecto invernadero.

Por su parte, desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo también han destacado la importancia de la energía nuclear y su repercusión en la factura de la luz, que subiría un 15% con el cierre de estas infraestructuras.

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, advirtió de que esa subida implicaría que la industria dependiente de la electricidad, como la siderurgia, el aluminio o parte de la automóvil se iría del país.

¿Dónde son depositados los residuos radiactivos en España y dónde lo serán?

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/613013/0/residuos/radiactivos/basureros/#xtor=AD-15&xts=467263

La mayor parte de los residuos radiactivos que se generan en España son de muy baja, baja y media actividad, y proceden de los hospitales, los centros de investigación, la industria o de las propias centrales nucleares. Aunque estos desechos (ropa de trabajo, instrumental médico, material industrial o restos del desmantelamiento de centrales nucleares) pierden parte de su radiactividad con los años, son contaminantes durante un siglo, por lo que necesitan un tratamiento y acondicionamiento especial y una instalación adecuada para realizar estos procesos. En España todos esos materiales se guardan en el Almacén Centralizado de El Cabril, en Hornachuelos (Córdoba), que fue construido por la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA) sobre la base de una antigua mina de uranio en la que se almacenaban bidones radiactivos desde la década de los sesenta. Los residuos de baja actividad son depositados desde hace años en el Almacén Centralizado de El Cabril, en CórdobaPara el resto, para los residuos de alta actividad (aquellos cuya actividad perdura durante cientos de años), el Gobierno construirá el Almacén Temporal Centralizado (ATC), que albergará los residuos radiactivos procedentes de las centrales nucleares, fundamentalmente el combustible gastado en esas instalaciones. Mientras, esos residuos de alta actividad están acumulados en las “piscinas” de las propias centrales, y temporalmente en Francia, aunque a partir del próximo año España deberá abonar al país vecino unos 60.000 euros diarios por el almacenaje de los mismos. El Cabril, que actualmente emplea a unas trescientas personas de la comarca, comenzó a construirse en 1990 y comenzó su vida operativa en octubre de 1992. Guarda 28.218 metros cúbicos de residuos En el almacén de El Cabril, que ocupa unas veinte hectáreas en una finca de un millar de hectáreas y que está preparado para soportar movimientos sísmicos, se verifica la calidad de los residuos y posteriormente se tratan, se reducen y se inmovilizan. Desde una sala de control que automatiza prácticamente todos los procesos se da forma sólida a los residuos para evitar vertidos de líquidos o fugas gaseosas del material almacenado. Posteriormente, esos restos sólidos se depositan en unos contenedores que permiten recuperarlos y trasladarlos, si se quiere. El futuro almacén podrá albergar 7.000 toneladas de combustible y residuosDesde su construcción, el almacén guarda 28.218 metros cúbicos de residuos radiactivos (23.500 procedentes de las centrales, 2.500 de intervenciones especiales y 2.000 de la medicina nuclear), es decir que está al 59 por ciento de su capacidad. El futuro ATC, cuyo emplazamiento será decidido por el Gobierno en los próximos tres meses, podrá albergar 7.000 toneladas de combustible y residuos, y unos 1.900 metros cúbicos de restos procedentes del desmantelamiento de instalaciones nucleares. Tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, han insistido en varias ocasiones en que el emplazamiento del ATC se decidirá con “el máximo consenso” y será un lugar “seguro” y “respetuoso” con los criterios medioambientales. Algunos municipios, como Yebra en Guadalajara, se han postulado para albergar en su término municipal dicho almacén, e incluso ha votado ya en medio de la polémica.

MFAEB

Aunque estos desechos (ropa de trabajo, instrumental médico, material industrial o restos del desmantelamiento de centrales nucleares) pierden parte de su radiactividad con los años, son contaminantes durante un siglo, por lo que necesitan un tratamiento y acondicionamiento especial y una instalación adecuada para realizar estos procesos.

Después de leer esto, yo me pregunto, y les pregunto a ustedes:

El petróleo es un contaminante fósil dañino al medio ambiente. Y por eso los tenemos que eliminar de la producción de energía.

¿La energía Nuclear es también contaminante pero no se tiene que eliminar?

¿Es entonces es puro trámite burocrático comercial?

¿Solo miramos las ganancias que nos producen y no el daño que hace a la naturaleza?

Enfermemos a todo el planeta para que nos compren medicamentos.

Cortemos las piernas a todos los humanos para que nos compren prótesis.

De esa forma cuidaremos los ingresos. Haremos una economía total mente fuerte por la cantidad de seres humanos que habitan el Planeta.

¿La Hidroeléctrica Marítima puede producir el total y mucho más del consumo de electricidad de todas las naciones del Planeta?

Efectivamente de todas, tengan o no tengan costa marítima, creando tratados internacionales para que las naciones que no poseen costa, tengan su parte de los mares internacionales para la producción de electricidad y puedan transportarla por las naciones costeras hasta su nación.

De esta forma podrían obtener ellos también la energía producida por la mar.

Pero como con todas las cosas, serán unos pocos los que decidan el futuro de este Planeta y no la mayoría.

¡Después de todo creamos Derechos Humanos!

Se vende al uranio como energía limpia, pero es la peor de todas

MFAEB

Los gobiernos siguen apostando por esta clase de energía.

Bien por ellos.

Se vende al uranio como energía limpia, pero es la peor de todas

Publicado por: Periodistas Cuyonoticias

“Se vende al uranio como energía limpia, pero es la peor de todas”

El especialista chubutense Roberto Ochandio explicó los riesgos de contaminación que dejan las minas de uranio y las consecuencias que podrían traer sus residuos para la población cercana. Ochandio es geógrafo y ex trabajador petrolero, además de tener conocimientos de residuos mineros es experto en extracción petrolífera por el método fracking. Brindó una charla el viernes en San Rafael y el lunes disertará en la Escuela Normal.

El especialista aprovechó sus vacaciones en el departamento para dar algunas charlas de concientización a sabiendas de la problemática Sierra Pintada. Ochandio explicó que la escasez de petróleo a nivel mundial que se comenzará a sentir en algunos años y la contaminación que otras formas de obtención de energía como el uranio traen al ambiente, nos obliga a pensar en energías limpias.

“Hay que saber todo el proceso del uranio desde que se extrae hasta que se convierte en energía, el uranio se vende como energía limpia, pero es la peor de todas”, expresó el geógrafo. Ochandio comenzó a interesarse por la temática cuando en su provincia se propuso la instalación de una minera de en Cerro Solo.

“El problema de la extracción de este mineral es que una vez que llega a la superficie, se retira pero la contaminación queda”, expresó. El método utilizado en nuestra zona es retirar la piedra, molerla hasta que queda en forma de polvo y luego agregar ácido sulfúrico para que se libere el uranio, “Todo esto hace que se liberen elementos radioactivos, gas radón, plutonio entre otros que se activan en el momento en que los sacaron a la superficie”, explicó Ochandio.

Una vez que se obtuvo el uranio al que se llama “torta amarilla” se retira y el resto de la roca y contaminantes quedan en el dique de cola “Todo ese material está activado para que empiece a descomponerse, lo que no tendría que haber pasado ya lo hicimos y está en la superficie”, expresó el especialista.

Algunas de las afecciones que producen los residuos de la extracción de uranio son en principio el gas radón que afecta al esqueleto reemplazando el calcio de los huesos. Afecta a los riñones y a los pulmones. Ochandio destacó además que el uranio es mucho más dañino como metal pesado que como material radioactivo, lo que muchas veces es considerado al revés.

En cuanto a los controles de los residuos mineros, el caso de Sierra Pintada es especial ya que además se utilizó como territorio para depositar desechos de otras actividades mineras, por lo que la situación se agrava. El geógrafo explicó que desde el estado representado en este caso por la CNEA, no realiza los controles adecuados, “El problema es que los únicos que pueden hacer en Argentina el análisis de los residuos son de la CNEA y nunca van a confesar que están contaminando. Ellos son el estado, ese es el problema no es una cuestión de regulación y control solamente, el Estado está a cargo de todo esto”, expresó Ochandio.

Otro de los puntos de la charla fue la utilización de energías renovables y la importancia de la concientización sobre el consumo de productos derivados de la minería. Ochandio también participará de la charla que se realizará el lunes a las 18 en la escuela Normal Superior donde dos expertos en fracking disertarán sobre el proceso y consecuencias de esta actividad.

CFE prevé gasto de 16 mil mdd en infraestructura con nuevas inversiones

MFAEB

El impacto ambiental de la energía nuclear es un resultado del ciclo del combustible nuclear, la operación de las centrales nucleares y los efectos de los accidentes nucleares.

Los riesgos rutinarios a la salud y las emisiones de gases de efecto invernadero provocados por la energía nuclear de fisión son pequeños en relación a aquellos asociados con el uso del carbón, pero adicionalmente existen riesgos catastróficos: la posibilidad de que el recalentamiento del combustible libere cantidades masivas de los productos de la fisión hacia el ambiente, y la proliferación de armas nucleares. La población es sensible a aquellos riesgos y ha existido considerable oposición pública a la energía nuclear. El accidente de Three Mile Island de 1979 y el desastre de Chernóbil de 1986, junto con los altos costos de construcción, acabaron con el rápido crecimiento de la capacidad instalada de generación de energía eléctrica de las centrales nucleares.

En marzo de 2011 un terremoto y tsunami causaron daños que provocaron explosiones y una fusión de núcleo parcial en la central nuclear de Fukushima I, Japón. Las preocupaciones acerca de la posibilidad de una fuga de radiación a gran escala resultaron en el establecimiento de una zona de exclusión de 20 km alrededor de la central y que se aconsejara a las personas viviendo en la zona de entre 20–30 km que permanecieran al interior de sus hogares. John Price, un antiguo miembro de la Unidad de Políticas de Seguridad en la empresa británica “National Nuclear Corporation”, dijo que podrían pasar 100 años antes de que las barras de combustible fundidas puedan ser sacadas en forma segura desde la central nuclear de Fukushima en Japón.

La energía nuclear tiene al menos cuatro flujos de desechos que pueden dañar al ambiente:

(1) ella crea combustible nuclear gastado en el sitio del reactor (incluyendo desechos de plutonio)

(2) ella produce relaves en los molinos y minas de uranio

(3) durante la operación liberan rutinariamente pequeñas cantidades de isótopos radiactivos

(4) durante los accidentes pueden escaparse grandes cantidades de materiales radiactivos peligrosos

El ciclo del combustible nuclear involucra algunos de los elementos e isótopos más peligrosos conocidos a la humanidad, incluyendo más de 100 radioisótopos y carcinógenos tales como el estroncio-90, yodo-131 y el cesio-137, que son las mismas toxinas que se pueden encontrar en la lluvia radiactiva creada por las armas nucleares.

Se producen alrededor de 20 a 30 toneladas de desechos de alto nivel por año por cada reactor nuclear. El conjunto mundial de reactores nucleares crea aproximadamente 10.000 toneladas métricas de combustible nuclear gastado de alto nivel cada año. Se han sugerido varios métodos para el desecho final de la basura de alto nivel, incluyendo enterrarlos profundamente en estructura geológicas estables, la transmutación y botarlos en el espacio. Hasta el momento, ninguno de estos métodos ha sido implementado. Existe un consenso internacional sobre la conveniencia de almacenar los desechos nucleares en depósitos subterráneos profundos, pero ningún país en el mundo ha inaugurado un sitio en ese estilo. Existen aproximadamente 65.000 toneladas de desechos nucleares que estaban siendo almacenados en depósitos temporales a través de Estados Unidos, pero en el año 2009, el presidente Obama detuvo el trabajo en depósito permanente localizado en Yucca Mountain en Nevada, después de años de controversia y peleas legales.

El reprocesamiento nuclear puede reducir el volumen de los desechos de alto nivel, pero por sí mismo no reduce la radiactividad o la generación de calor y por lo tanto no eliminan la necesidad de un depósito geológico de los desechos. El reprocesamiento ha sido políticamente controversial debido a su potencial para contribuir a la proliferación nuclear, la potencial vulnerabilidad al terrorismo nuclear, los desafíos políticos de la localización del sitio (un problema que se aplica igualmente al desecho directo del combustible gastado), y por su alto costo cuando se compara a la opción de un ciclo de combustible de una sola pasada. La administración Obama ha rechazado el reprocesamiento de los desechos nucleares, citando preocupaciones acerca de la proliferación nuclear.

Nueve estados de Estados Unidos tienen una moratoria explícita sobre la energía nuclear hasta que se encuentre una solución de largo plazo.

Otros desechos

También se producen cantidades moderadas de desechos de bajo nivel generados por los sistemas de control químico y de volumen (en inglés: Chemical and Volume Control System, CVCS). Esto incluye desechos gaseosos, líquidos y sólidos producidos a través del proceso de purificación del agua usando evaporación. Los desechos líquidos son reprocesados continuamente, y el gas es filtrado, comprimido y almacenado para permitir el decaimiento radiactivo, diluido y luego botado. La tasa a lo que esto es permitido está regulado y los estudios han mostrado que tales descargas no violan los límites de exposición a la radiación que puede sufrir la población (ver gases y aguas residuales radiactivas).

Los desechos sólidos pueden ser manejados simplemente colocándolos en donde no puedan ser molestados por unos pocos años. Existen tres sitios de depósitos de desechos de bajo nivel en Estados Unidos, y que están en Carolina del Sur, Utah y Washington. Antes de ser enterrados los desechos sólidos generados por los CVCS son combinados con otros desechos sólidos generados por el manejo de estos materiales.

Gases y aguas residuales radiactivas

La mayor parte de las centrales nucleares comerciales liberan gases y aguas residuales radiológicas hacia el ambiente como un subproducto del Sistema de Control de Volumen Químico, lo que es monitoreado en Estados Unidos por la Agencia de Protección Ambiental y la Comisión Reguladora Nuclear. La población que vive dentro de 50 millas (80 km) de una central nuclear normalmente reciben una dosis de aproximadamente 0,1 μSv por año.

Para efectos de comparación, una persona promedio que viva en o sobre el nivel medio del mar recibe al menos 260 μSv por efecto de la radiación cósmica.

La cantidad total de radiactividad liberada a través de este método depende de la central nuclear, los requerimientos legales y el funcionamiento de la planta. Se emplean modelos de dispersión atmosférica combinados con modelos de la red de caminos para calcular las exposiciones de la población a los desechos emitidos. El monitoreo de las emisiones es realizado continuamente en el misma planta.

Tritio

Una fuga de agua radiactiva en Vermont Yankee en el 2010, junto con incidentes similares en más otras 20 centrales nucleares en los años recientes, han encendido dudas acerca de la confiabilidad, durabilidad y mantenimiento de las instalaciones nucleares más antiguas en Estados Unidos.

El tritio es un isótopo radiactivo del hidrógeno que emite una partícula beta de baja energía y usualmente es medida en becquereles (átomos que decaen por segundo) por litro (Bq/L). El tritio se puede disolver en agua normal cuando es liberado por una central nuclear. La principal preocupación en las fugas de tritio es su presencia en el agua potable, además de la magnificación biológica que lleva a la presencia del tritio en los cultivos y el ganado que es consumido para alimentación.

Los límites legales de concentración difieren grandemente de lugar en lugar (ver tabla a la derecha). Por ejemplo, en junio de 2009 el Consejo Asesor para el Agua Potable de Ontario recomendó bajar el límite desde 7.000 Bq/L a 20 Bq/L.

De acuerdo a la NRC, el tritio es el radioisótopo menos peligroso ya que emite una radiación muy débil y abandona el cuerpo en forma relativamente rápida. El cuerpo humano típico contiene aproximadamente 3.700 Bq de potasio-40. También la cantidad liberada por cualquier central varía bastante; la cantidad total producida por las centrales nucleares en Estados Unidos en el año 2003 fue en evaluado como mínimo 0 y como máximo 2.080 curies (77 TBq).

Minería del uranio

La minería del uranio puede usar grandes cantidades de agua – por ejemplo, la mina Roxby Downs en el sur de Australia usa 35.000 m3 de agua cada día y planea incrementar esto hasta llegar a 150.000 m3 por día.

Riesgo de cáncer

Se han realizado varios estudios epidemiológicos que dicen demostrar un riesgo aumentado de desarrollar varios tipos enfermedades, especialmente cánceres, entre la población que vive cerca de instalaciones nucleares. Un meta-análisis ampliamente citado del año 2007 realizado por Baker et al. de 17 artículos de investigación y que fue publicado en el Revista Europea para el Tratamiento del Cáncer.

Ofrecía evidencia de elevadas tasas de leucemia entre los niños que vivían cerca de 136 instalaciones nucleares en el Reino Unido, Canadá, Francia, Estados Unidos, Alemania, Japón y España. Sin embargo, este estudio ha sido criticado por varias razones – tal como la combinación de datos heterogéneos (diferentes grupos etáreos, sitios que no eran centrales nucleares, diferentes definiciones de zona), selección arbitraria de 17 estudios individuales de un conjunto de 37, exclusión de sitios con cero casos observados o muertes, etc. También se encontró tasas elevadas de leucemia entre niños en un estudio alemán realizado en el año 2008 por Kaatsch et al., el que examinó a residentes que vivían cerca de 16 grandes centrales nucleares en Alemania.25 Sin embargo, este estudio ha sido criticado por varia razones. Estos resultados del 2007 y 2008 no son consistentes con muchos otros estudios que tienden a no mostrar tales asociaciones. El Comité Británico sobre Aspectos Médicos de la Radiación en el Ambiente entregó un estudio del año 2001 de niños de menos de 5 años que vivían cerca de 13 centrales nucleares en el Reino Unido durante el período 1969 a 2004. El comité encontró que los niños que vivían cerca de centrales nucleares del Reino Unido no tenían más probabilidad de desarrollar leucemia que aquellos que vivían en otros lugares.

Les pondría todo lo que pone wikipedia en este enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Impacto_ambiental_de_la_energ%C3%ADa_nuclear

Vayan y lean ustedes, pero claro seguiremos diciendo que son daños colaterales, que no podemos desperdiciar la economía que produce solo a unos pocos de magnates sin escrúpulos sobre la vida humana; total somos muchos los seres vivos que habitamos el planeta, por unos pocos millones que mueran, no importa nada.

Yo me digo una cosa, ¿por qué se ponen multas de tráfico? Total es posible que yo no tenga ningún accidente si circulo a 280 kmh por una carretera del centro de la ciudad. Si atropello a alguien se podría considerar daño colateral.

CFE prevé gasto de 16 mil mdd en infraestructura con nuevas inversiones

Con la apertura a nuevas inversiones en el sector energético, la Comisión Federal de Energía ya contempla planes para 14 gasoductos, 14 proyectos de energías renovables y 6 plantas de ciclo combinado para la generación de gas natural, dijo el director de la empresa, Enrique Ochoa Reza.

Enrique Ochoa Reza, director de CFE. (Bloomberg)

http://www.entornointeligente.com/articulo/5879166/MEXICO-CFE-preve-gasto-de-16-mil-mdd-en-infraestructura-con-nuevas-inversiones

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) prevé en los próximos años un gasto de 16.6 mil millones de dólares en infraestructura, incluyendo ductos y proyectos energéticos debido a la nueva apertura a la inversión foránea.

La CFE tiene en planes 14 gasoductos, 14 proyectos de energías renovables y 6 plantas de ciclo combinado para la generación de gas natural, dijo en entrevista el director de la empresa, Enrique Ochoa Reza, en el marco del Foro Económico Mundial (WEF) en la Riviera Maya.

Los proyectos de energías renovables serán hidroeléctricos, geotérmicos y eólicos, abundó.

La reforma energética, aprobada en 2013, ha atraído la inversión de empresas foráneas como Blackstone, que busca llevar energía desde Texas para cubrir las necesidades de México, mientras que otras como BlackRock y First Reserve están adquiriendo participaciones en gasoductos propiedad de Pemex.

Ochoa no detalló qué proyectos serán exclusivos de la CFE y en cuáles buscará participación de externos. Para conseguir el capital, el ejecutivo dijo que la compañía está analizando la utilización de sociedades limitadas, una estructura que en Estados Unidos pasa la mayor parte de los gastos a los inversionistas sin el pago de impuestos.

“En el pasado, la CFE no podía utilizar libremente ese tipo de instrumentos pero ahora lo estamos considerando” debido a la reforma energética, afirmó.

Por otro lado, Ochoa señaló que la expansión del uso de la energía nuclear es algo que aún necesita debatirse.

La planta nuclear de Laguna Verde en Veracruz es un buen ejemplo de producción de energía limpia y segura, aseguró. Añadir dos unidades nucleares más al complejo en Veracruz es “un tema que necesita mayor análisis y discusión”, añadió.

Diplomacia nuclear la expansión sin freno de China enciende alarmas

Las empresas estatales chinas ligadas al desarrollo atómico construyen plantas y reactores en distintos puntos del mundo; el régimen las usa para fortalecer su influencia, pero hay dudas sobre su seguridad

Por Santiago Villa |

PEKÍN.- Una periodista y su camarógrafo descubren que una compañía intenta ocultar el peligro generado por fallas en el reactor de su planta nuclear. Sin embargo, el ingeniero de la planta, que respaldaría la denuncia con su testimonio, es asesinado antes de revelar la verdad.

Este es el argumento de El síndrome de China (1979), una de las películas que más conciencia generaron sobre los peligros de la energía nuclear. El título alude a la descripción que el ingeniero hizo del peor desenlace posible en un desastre nuclear: que el reactor se caliente a una temperatura tan alta que derrita la corteza de la tierra y atraviese verticalmente el planeta, hasta llegar a China. Ahora, 35 años más tarde, para los escépticos de la energía nuclear el peligro no es que los reactores lleguen hasta China, sino que provengan de ese país.

En la última década, el programa nuclear chino ha tenido una expansión sin precedente. Según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), de las 69 plantas que se están construyendo en el mundo, 25 se hacen en China por sus empresas estatales: la China General Nuclear Power Group (CGN), la State Nuclear Power Technology Corporation (Snptc) y la China National Nuclear Corporation (CNNC).

Los temores por los efectos de la expansión internacional de la tecnología china provienen que el país quiere abarcar más de lo que puede. El diario hongkonés South China Morning Post reveló en octubre de 2013 que en una conferencia sobre energía limpia en Macao un veterano de la industria dijo: “Nuestros líderes han hecho de la seguridad nuclear una alta prioridad, pero las compañías que ejecutan los proyectos no parecen entender esto al mismo nivel”. Se trataba de Li Yulun, ex vicepresidente de CNNC, la misma empresa que va a desarrollar los reactores nucleares en la Argentina.

CNNC, la empresa nuclear más antigua de China, desarrolló la primera bomba atómica, la primera bomba de hidrógeno y el primer submarino nuclear de China, durante la Guerra Fría, con tecnología facilitada por la Unión Soviética. La institución, creada por Mao en 1955, construyó el primer reactor nuclear a comienzos de la década de 1980.

Sin embargo, fue la apertura del reactor de Daya Bay en 1993, en cooperación con Francia, que hizo de este país el principal socio nuclear de China en el mundo desarrollado. Desde entonces, China ha profundizado la cooperación internacional de tecnología, recursos naturales e información con más de 40 países, entre ellos Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá y Japón.

“Hubo mucha cooperación internacional -dijo Jonathan Cobb, de la Asociación Nuclear Mundial-. Cuando hay cooperación, sin importar en qué parte del mundo, uno tiende a tener las mejores prácticas de las organizaciones de las que va a aprender.”

BÚSQUEDA DE MERCADOS

Fue sobre esta base que China desencadenó una diplomacia nuclear que actualmente está en un auge histórico. La construcción de la primera planta fuera de sus fronteras fue en 1991, la Chasma 1, una planta de 300 megavatios (MW), en Paquistán. La obra terminó en 2000, y desde entones la relación con este país se ha profundizado. El pasado 9 de febrero Pekín confirmó que desarrollará allí seis reactores.

China ha demostrado un profundo interés en expandir su tecnología dentro del mundo en desarrollo, en especial durante los últimos tres años. Aunque no ha logrado concretar un acuerdo con Brasil -en 2013 trasladó a Río de Janeiro su oficina para América latina de la Snptc-, en diciembre firmó un acuerdo con Sudáfrica para desarrollar una nueva planta nuclear; en Rumania, la CGN construirá los reactores Cernavoda 3 y 4, con una inversión de 6500 millones de euros, y en Turquía, la Snptc desarrollará un reactor nuclear con Elektrik Uretim AS, una empresa estadounidense.

En el mundo desarrollado, CGN y CNNC se han aliado con la estatal francesa EDF para desarrollar dos reactores nucleares en Gran Bretaña, con una inversión de aproximadamente 20.000 millones de dólares.

“Es un momento muy emocionante para la industria nuclear de China. Hay un compromiso claro para expandir el uso de la energía nuclear”, dijo Cobb. “Los estándares de las corporaciones chinas son altos y salen bien librados cuando se comparan con otros proveedores nucleares.”

Las preguntas en torno de la seguridad de los proyectos chinos, sin embargo, han vuelto a surgir desde el año pasado a causa de las quejas de sus socios franceses. La empresa estatal nuclear francesa Electricité de France desarrolla con CGN una planta en Taishan, cerca de Hong Kong. Según denunció en febrero de 2014 ante el Parlamento de su país Phillippe Jamet, uno de los supervisores de seguridad nuclear de Francia, “la colaboración [con China] no es del nivel que queremos que sea”.

Gordon Chang, analista de Forbes, ha llegado a preguntarse si China no exportará el próximo Chernobyl.

“Estoy en desacuerdo -dijo Cobb-. Los estándares nucleares son estrictos, así no sean internacionales, son los que se aplican en todo el mundo y están vigilados por la cooperación internacional.”

China también es optimista. El diario oficial chino People’s Daily publicó el 12 de este mes: “El reciente acuerdo con la Argentina ha abierto las puertas a los mercados extranjeros. Luego de décadas de desarrollo, el poder nuclear de China ha acumulado una destacada experiencia operacional y una aceptación en el mercado. «Volverse global» se ha convertido en una estrategia nacional”.

PEKÍN, EL NUEVO JUGADOR EN UN MERCADO ELITISTA

3

Empresas

Son las que constituyen los pilares del desarrollo nuclear chino: China General Nuclear Power Group (CGN), State Nuclear Power Technology Corporation (Snptc) y la China National Nuclear Corporation (CNNC)

25

Plantas nucleares

De un total de 69 que se están construyendo en el mundo, 25 tienen lugar en China

40

Países

Mantienen cooperación con Pekín en tecnología, recursos naturales e información, entre ellos Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá y Japón

 

60

Años

Tiene en actividad el programa nuclear civil chino, que comenzó con la creación en 1955 de CNNC, la empresa fundada por Mao.

MFAEB

Si se piensan que en Japón, Francia y todas las naciones que tienen plantas nucleares no les pasa lo mismo que a China es que están ustedes mirando a otro lado.

No me extraña, porque escuchan a unos estudiantes lo que dicen… ¿Ustedes los han leído?

Emplear el agua de la lluvia para mover una turbina… ¿Es de juguete la turbina?

Emplear el agua de la lluvia para mover una turbina, pero si ya tenemos las hidroeléctricas fluviales, que se alimentan del agua de la lluvia, los deshielos y de las aguas subterráneas.

La embajada de china fue muy clara al decirme que no le interesaba mi proyecto.

A ninguna nación le interesa mi proyecto, a ninguna empresa le interesa mi proyecto, pero la empresa Valhalla Energía es la primera empresa que me ha copiado la idea, de forma absurda y eso lo tendré que defender en los tribunales, por eso no se lo voy a contar.

Dentro de unos años todos los que no estaban interesados, estarán poniendo mi sistema, con nombres de Batman II, Rebuzno V4, HDP 1.900, pero eso será en el futuro, en el presente no les interesa.

MFAEB puede interesar en la actualidad por sus beneficios rentables; el 24% anual.

MFAEB puede interesar por su sostenibilidad; el agua de la mar de forma ilimitada.

MFAEB puede interesar por su larga permanencia en el mercado eléctrico que será como mínimo de 20 años.

MFAEB puede interesar por la cantidad de empleo que proporcionará.

MFAEB puede interesar por ser el único sistema que es efectivo, sostenible e ilimitado.

Invertir en MFAEB es mirar al futuro con seguridad.