El futuro del petróleo


El futuro del petróleo

La recuperación de los precios, apalancada en el aumento coyuntural de la demanda y el éxito de los países de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en controlar la oferta, ha generado optimismo en los países productores sobre la recuperación de los mercados del crudo. Sin embargo, el escenario a largo plazo sigue siendo uno de disminución en la demanda, cuya magnitud varía de acuerdo con distintos análisis.

José Antonio Ocampo, codirector del Banco Central de Colombia.

José Antonio Ocampo, codirector del Banco Central de Colombia.

José Antonio Ocampo, codirector del Banco Central de Colombia y profesor (en licencia por cargo público) de la Universidad de Columbia, Nueva York

Los temas centrales en tal sentido son los efectos previsibles (y, de hecho, ya visibles) del cambio climático y las políticas para hacerle frente, así como de la verdadera revolución tecnológica en curso en materia de energía y de transporte. Estos cambios se pueden resumir en tres escenarios que se discuten en el ámbito internacional.

El primero es el mantenimiento de los patrones históricos del mercado de petróleo, con modificaciones solo graduales asociadas a los cambios tecnológicos en curso. En materia de consumo, las tendencias recientes han generado un aumento a un ritmo equivalente más o menos a la mitad del crecimiento del PIB mundial, impulsado, ante todo, por las grandes economías emergentes, especialmente China.

Sin embargo, los cambios en los patrones de consumo energético, en los cuales China desempeña también un papel fundamental, indicarían que el crecimiento del consumo, de poco más del 1 % por año hoy, se iría reduciendo de manera gradual y alcanzaría su pico en la década de 2030 o 2040, según distintas proyecciones.

A estas previsiones agregaría que mis propios análisis indican que los precios reales de productos básicos siguen ciclos de larga duración, de unas tres décadas, con más años de debilidad que de fortaleza. El último ciclo petrolero fue así: precios altos entre 1974 y 1985 seguidos de precios bajos entre 1986 y 2002. El nuevo ciclo ascendente se inició en 2003 y terminó a mediados de 2014. Si se repiten las tendencias del pasado, estaríamos apenas en el comienzo de una fase larga de precios moderados. Obviamente, aparte de la tendencia al menor crecimiento del consumo, la moderación de los precios está afectada por las técnicas no convencionales de producción de petróleo y gas (la fracturación hidráulica).

Uno de los elementos esenciales de estas tendencias, basadas en los patrones históricos, es que son incompatibles con el objetivo de combatir el cambio climático. En efecto, implican que la temperatura de la tierra aumentaría hacia fines del siglo un poco más de 4 grados centígrados por encima de los niveles previos a la Revolución Industrial, mucho más que la meta del Acuerdo de París de diciembre de 2015 de mantener dicho aumento en menos de 2 grados y preferiblemente en menos de 1,5.

De acuerdo con los analistas sobre cambio climático, los compromisos que han asumido los países sobre este tema solo reducirían en medio grado centígrado este proceso de calentamiento. Lo que esto implica es que las acciones para controlar el cambio climático deberán ser mucho más rigurosas, incluyendo, por supuesto, el retorno de los Estados Unidos al Acuerdo de París.

De hecho, con base en diferentes análisis sobre cambio climático, el consumo de petróleo debería reducirse en al menos una tercera parte hacia 2040 para cumplir el compromiso del Acuerdo de París, y seguir descendiendo en las décadas siguientes. Este constituye, por lo tanto, un segundo escenario petrolero de largo plazo.

El tercero es el que está generando la revolución tecnológica en curso, que ya ha reducido el costo de la energía solar en más de 90 %; de la eólica en más del 60 %, y el consumo de energía de los automóviles eléctricos en más de 50 % (en comparación con los vehículos actuales eficientes en consumo de combustibles). A ello hay que agregar la revolución tecnológica en baterías de larga duración, esenciales para los automóviles eléctricos y, aún más, para estabilizar los flujos de energía que se pueden suministrar con generación solar y eólica.

Estas tendencias están llegando a tal velocidad que representan en sí mismas una contribución a la mitigación del cambio climático. Más aún, pueden generar un escenario de transición acelerada en materia de consumo de petróleo.

Esto es, en efecto, lo que predicen los expertos del Fondo Monetario Internacional en materia de productos básicos en un ensayo reciente titulado nada menos que “El fin de la era del petróleo”.

Según este análisis, la transición del petróleo podría ser similar a la que experimentó el carbón a comienzos del siglo XX, es decir, una reducción drástica del consumo en las próximas dos o tres décadas, aún más acelerada que la necesaria para cumplir las metas en materia de cambio climático. Implicaría también que habrá una presión a la baja de los precios aún mayor de la que predicen los modelos sobre ciclos largos a los cuales he aludido anteriormente. Dichos analistas predicen un precio de 15 dólares por barril en 2040.

Estos escenarios tienen dos implicaciones esenciales para los países productores. La primera es que los precios del petróleo mantendrán una tendencia muy moderada al alza e incluso descendente y deben, por lo tanto, diversificar sus estructuras productivas. La segunda es que no se pueden quedar atrás en participar en la revolución tecnológica en curso en materia de energía y transporte.

Finalmente, para las propias empresas petroleras, esto implica que la mejor apuesta es diversificar sus inversiones hacia las nuevas energías. Varias ya lo están haciendo.

NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.

https://vimeo.com/165929408

Director: Coline Serreau
Intérpretes: Coline Serreau, Vincent Lindon, Marion Cotillard,Catherine Samie, Patrick Timsit
Título en VO: La belle verte
País: Francia / Año: 1995 / Duración: 95 min.
Guión: Coline Serreau / Fotografía: Robert Alazraki / Música: Coline Serreau
Esta película fue prohibida por la Unión Europea (UE).

SINOPSIS
Planeta Libre (La Belle Verte), es un pequeño y lejano planeta que en el año 6000 su sociedad está tan avanzada que han prescindido del dinero y todos los objetos materiales, viven todos sus habitantes alrededor de 250 años, se comunican telepáticamente y están en contacto completo con la naturaleza, lo que necesitan lo logran utilizando sus ondas cerebrales.

En la reunión anual del planeta, donde intercambian sus producciones y deciden comunitariamente sus viajes, surge siempre la misma pregunta: “¿alguien quiere ir a la Tierra?” Nadie se atreve a hacer el viaje a este peligroso y primitivo planeta, hasta que Milá, la hija del último hombre que visitó la Tierra, se presta como voluntaria.

Al llegar, se producen cambios en la manera de ver el mundo en la gente con la que se relaciona. A través de Milá, descubrimos con humor nuestra sociedad, sus aberraciones y las asombrosas cosas que pueden pasar cuando uno se “conecta” con otra realidad, en otro nivel de conocimiento.

¡Comparte esta película! ¡Desprogramate!

Fracking

Lo primero que nos encontramos y nos preguntamos es ¿Qué es el Fracking?

Por lo que entiendo es la perforación o rotura de capas con milimétricas fisuras, inyección de agua; que puede ser potable o no, mezclada con productos químicos y propantes que suele ser arena para mantener las fisuras abiertas y expandidas para que salga el gas o el petróleo que de otra forma no sería rentable sacarlo.

Entonces con estos datos podemos crearnos más interrogantes como ¿Qué pasa si no tienen agua no potable?

La respuesta creo que es muy obvia, se utiliza agua potable sin importar que nos estemos quedando sin agua.

¿Qué pasa con los productos químicos empleados?

Por lógica, esos productos se mezclan en la tierra y cuando llueve con el agua de lluvia. Esta agua sigue su curso y se mezcla con el agua de los ríos, lagos, manantiales y al final con los océanos.

¿Qué efecto puede llegar a ocasionar a la tierra?

Uno de los efectos que se puede predecir son los movimientos sísmicos. Esto tiene a los que están por el Fracking en contra de esta idea por no tener pruebas de ese efecto. En realidad, empleando la lógica, este procedimiento, las minas y los pozos petrolíferos pueden ser causantes de muchos de los movimientos sísmicos que se están padeciendo.

¿Cómo puede afectar a la salud humana o a toda clase de vida?

Según algunas agrupaciones, cuentan que los productos utilizados son de alto riesgo por producir cáncer y mutaciones.

Bueno si se ha podido crear el virus del VIH y el Zika, también se pueden crear productos de tanta fuerza como para crear el cáncer o mutaciones en los seres vivos.

Emisión de gases y su contribución al calentamiento global: 90% de las emisiones en el proceso de obtención del gas es metano (CH4), aunque también se emite dióxido de azufre (SO2), óxido de nitrógeno (NO) y compuestos orgánicos volátiles. Aunque la quema del gas natural emite menos dióxido de carbono (CO2) que otros hidrocarburos, el proceso completo de su explotación contribuye en mayor medida a la aceleración del cambio climático debido a las fugas de metano producidas durante su extracción. Estas emisiones pueden alcanzar 8% de la producción total de un pozo, es decir, 30% más que en los proyectos de gas convencionales. El metano es un gas de efecto invernadero con un potencial de calentamiento 86 veces superior al CO2 en el corto plazo, por lo que en 20 años el impacto de la extracción de gas de lutitas sobre el cambio climático puede superar en 20% el del carbón.

Los partidarios de la fracturación hidráulica argumentan que la técnica no tiene mayores riesgos que cualquier otra tecnología utilizada por la industria. Así lo indica, entre otros, el informe realizado por la Agencia de Protección del Medioambiente (Environmental Protection Agency, EPA) de Estados Unidos, el más completo hasta la fecha, tras cinco años de estudios y la revisión de 950 fuentes de información. El informe concluye que «las actividades de fracturación hidráulica no se han traducido en la generación sistemática de impactos sobre los acuíferos» («Hydraulic fracturing activities have not led to widespread, systematic impacts to drinking water resources»), y apunta que aquellos casos excepcionales en los que se haya podido producir contaminación, ha sido debido al uso de malas prácticas como defectos en la construcción de los pozos o en el tratamiento de aguas residuales, pero no de la fracturación hidráulica en sí misma.

¿Quién está pagando a EPA?

Me imagino quién, pero no tengo conocimiento y por lo tanto me voy a abstener en pronunciar nombres.

Cualquier persona con un poco sentido común, puede discernir la falsedad de este informe.

Entonces como conclusión diré que ante todos los datos que he recopilado en estos días, existen intereses financieros que se encuentran por encima de los intereses humanos o de vida, dando más detalles que algunas personas valoran más su propio bienestar QUE LA VIDA HUMANA.

Obama: ‘En la lucha contra el cambio climático tenemos que ir más rápido’

“La buena noticia es que tenemos los medios para evitar daños irreparables”, dijo

“Hay un momento en el que es demasiado tarde. Ese momento está cerca”, concluyó

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este lunes que la humanidad ya dispone de los conocimientos científicos y tecnológicos para hacer frente al cambio climático, pero que la lucha contra éste está siendo demasiado lenta, por lo que “hay que ir más rápido”.

“El cambio climático avanza cada día. Esta amenaza lejana es ahora ya un peligro cercano. Está ocurriendo aquí y ahora”, indicó Obama ante los asistentes, provenientes de varios países, a una conferencia sobre el Ártico patrocinada por el Departamento de Estado y celebrada en Anchorage (Alaska).

“Las temperaturas en el Ártico se están calentado al doble del ritmo del resto del planeta. El año pasado fue el más cálido jamás registrado en Alaska. Eso supone amenazas para las poblaciones locales, algunas de ellas inminentes”, apuntó el mandatario.

Obama, que ha hecho de la lucha contra el cambio climático uno de sus principales caballos de batalla de su segundo mandato, explicó que un área del tamaño del estado de Massachusetts ha ardido ya en lo que va de año en Alaska como consecuencia de las altas temperaturas y la sequía que azota el oeste de Norteamérica.

“Eso pone en riesgo no sólo a las comunidades, sino también a los hombres y mujeres que arriesgan sus vidas luchando contra el fuego”, apuntó el presidente, quien puso de ejemplo a los tres bomberos recientemente fallecidos cuando trataban de sofocar un incendio en el estado de Washington.

El presidente estadounidense recordó que el cambio climático ya está afectando la agricultura, los recursos hídricos y la salud humana, puesto que se trata de algo que impacta “a todo lo demás”, desde la economía a la seguridad y que “ya está cambiando la manera en la que viven los ciudadanos de Alaska”.

 

“El clima está cambiando más rápido que nuestra lucha para pararlo. Eso debe cambiar. No estamos actuando con suficiente rapidez. La buena noticia es que tenemos los medios para evitar daños irreparables”, aseguró el mandatario.

Obama destacó que el año pasado, por primera vez en la historia, la economía global creció y el nivel de emisiones de carbono se mantuvo, aunque aseguró que “debemos ser más rápidos” y que actualmente “no vamos suficientemente rápido”, siempre incluyendo en sus críticas tanto a EEUU como al resto de países.

“Siempre ha habido argumentos para oponerse a esto: que si afectará la economía, que si no queremos que se cambie nuestro estilo de vida… Pero la paradoja es que pocas cosas cambiarán tanto nuestra vida como el cambio climático”, valoró el presidente.

Obama fijó la conferencia sobre cambio climático de la ONU que se celebrará a finales de este año en París como el momento para que el mundo logre un acuerdo para proteger “lo que todavía tenemos de planeta”, aunque reconoció que “no será fácil” y que “todos tendremos que pasar por transiciones difíciles”.

“Si las tendencias actuales siguen, no habrá una sola nación en el mundo que no se vea afectada por ello. La gente sufrirá. Más sequía, más inundaciones, aumento del nivel de los mares, más migraciones, más refugiados, más escasez, más conflictos. Tenemos la capacidad, si empezamos ahora, de evitarlo”, remachó Obama.

En su viaje de tres días a Alaska, centrado en el clima y que dio comienzo este lunes, Obama viajará mañana al área de la Península de Kenai y realizará una excursión en barco por el Parque Nacional de los Fiordos para ver los efectos del cambio climático de primera mano.

Ya el miércoles, el presidente visitará la localidad de Dillingham, donde se reunirá con pescadores y familias de la zona, y a continuación se desplazará a Kotzebue, una población situada en el Ártico y de apenas 3.200 habitantes.

El calentamiento global ha afectado de manera extraordinaria a Alaska, cuya temperatura ambiente media ya ha aumentado más de 3 grados centígrados en los últimos 50 años, provocando, entre otras cosas, grandes deshielos en sus glaciares, lo que a su vez contribuye al aumento de los niveles de mares y océanos en todo el mundo.

“En esta cuestión, como en todas, hay un momento en el que es demasiado tarde. Ese momento está cerca”, concluyó el presidente de EE.UU. en su discurso de hoy.

MFAEB

Sr. Presidente Obama

Llevo 3 años con la patente del sistema que de seguro ayudará a ese planteamiento que usted está pidiendo, pero le voy a hacer una pregunta: ¿Le han comunicado la Embajada de ustedes en Uruguay de mi proyecto?

Porque ellos conocen bien mi proyecto, pero al parecer ningún Embajador tiene autoridad para comunicarles nada a sus gobiernos.

¿A qué están esperando para poner la solución que tanto están pidiendo?

El Cambio Climático no les van a esperar a que pongan ustedes acción, con buenas palabras y buenos deseo no es suficiente, se requiere acción y no la veo por ninguna parte.

Represas: un buen recurso ambiental, pero…

MFAEB

Hugo Eberle. ¿Piensas que te van a escuchar?

Podremos decir tantas veces como nos dé la gana, gritarlo a los cuatro vientos, patalear, tirar cohetes artificiales para atraer a la gente, inflar globos de colores, subir en globo y gritarlo desde lo alto del cielo, que te garantizo que los gobiernos no nos van a escuchar.

Cuando vengan las desgracias grandes van a hacer el día de los caídos por la naturaleza, pero yo les digo que esas personas no serán caídos por la naturaleza, sino por ustedes. Ustedes serán los únicos culpables de las pérdidas humanas que tenemos y tendremos en el futuro.

Las grandes empresas, los grandes magnates; que todos sabemos quiénes son y no preciso decir los apellidos de esa gente, son los que por su patrimonio familiar, crean obras y desarrollo al precio que sea. Total los daños causados los consideran ustedes como daños colaterales, pero ustedes viven muy lejos de las centrales nucleares, de las procesadoras de CO2 y de todo aquello que saben ustedes que hacen daño a la naturaleza, como al ser humano.

Sigan de esta forma que vamos muy bien.

Represas: un buen recurso ambiental, pero…

Los embalses, contrariamente a la opinión de algunos científicos, contribuyen al calentamiento global al generar metano por pudrición de vegetación dentro de sus reservorios.

Por Hugo Eberle – Especialista en temas ambientales

Muchos gobiernos piensan que las grandes represas controlan las inundaciones, proveen agua a las poblaciones concentradas y producen energía limpia, entre otros beneficios, y consecuentemente se embarcan sin más análisis en proyectos de construcción, en la creencia absoluta de que traen prosperidad, e independientemente de cualquier recomendación medioambiental válida.

Durante todo el siglo XX hemos visto una corrida mundial de construcción de estas grandes obras de ingeniería en línea con la argumentación explicada. Algunas organizaciones, como “International Rivers”, consideran que se ha represado 50% de los ríos del mundo con aproximadamente 50.000 instalaciones de gran envergadura, de las cuales dos tercios están en Asia (Maude Barlow, Agua Futuro Azul, M. Books, BR2015).

La Fundación Mundial de Vida Silvestre afirma que esas grandes construcciones están matando los ecosistemas, porque acabaron con miles de especies dejando otras tantas en peligro de extinción, inundaron enormes áreas de tierras húmedas, florestas y sembrados y desplazaron a millares de personas. El más reciente y puro ejemplo de esto es la represa de las Tres Gargantas, en China, sobre el río Yangtzé, con un reservorio equivalente a la superficie de Inglaterra.

Desde el punto de vista de la sustentabilidad, una de las críticas más importantes es que las inmensas superficies de tierras inundadas por los reservorios dejan de producir alimentos para un mundo en constante crecimiento.

Las represas, contrariamente a la opinión de algunos científicos, contribuyen al calentamiento global al generar metano por pudrición de vegetación dentro de sus reservorios. La mayor generación de este gas proviene de construcciones en la India, según informe del Instituto Nacional Brasileño de Investigaciones Espaciales.

A pesar de lo dicho, la construcción de represas continúa y China sigue siendo el principal constructor y financiador de grandes proyectos, ya no sólo en su territorio sino también en otros países, especialmente en el mundo en desarrollo, donde todavía se considera a estas obras como íconos del crecimiento económico, programa que nos toca de cerca por el doble proyecto que se está comenzando en nuestra Patagonia y también sobre el río Magdalena, en Colombia.

En la cuenca hídrica del Río de la Plata, que es la segunda en importancia en Suramérica después del Amazonas, viven 1.000 especies animales en una extensión que es una de las mayores del mundo en tierras húmedas y humedales de agua dulce. Pero, allí está también la represa y usina hidroeléctrica de Itaipú, enorme construcción realizada sobre el río Paraná y capaz de producir tanta energía como 10 usinas nucleares, generando una inundación de 100.000 hectáreas.

También en Brasil se construye la usina de Belo Monte sobre el río Xingú, en el Estado de Pará, al norte del país. Está previsto que esta represa sea la tercera del mundo en tamaño y cubrirá un territorio de 500 km2 de selva tropical inundando pueblos indígenas y afectando a 50.000 personas.

Algunos países principalmente en África están arrendando o vendiendo tierras a inversores extranjeros, generalmente gobiernos de países ricos, básicamente vecinos, destinadas a producción de alimentos, para lo cual se necesita agua. El colmo de este “negocio” es que, para aumentar el atractivo, algunos de esos países mandan a construir represas con el objeto de proveer de agua a esos inversores. Tal es el caso de Gibe III, en Etiopía, que ocupará 150.000 hectáreas afectando el nivel de agua río abajo del lago Turkana, en Kenia, con el riesgo adicional de generar un conflicto binacional.

La situación no está mejor en países ricos como Estados Unidos, donde una inmensa cantidad de ríos son represados, y no sólo para producir energía. El gran ejemplo de ello es el río Colorado, que ya no llega a desembocar al mar de Cortés. A esta situación se la ha llamado de ríos muertos o en terapia intensiva (Robert Glennon, Unquenchable, Island Press 2009 Washington, USA). De hecho, en ese país existen hoy más de 75.000 grandes instalaciones de este tipo.

Sin embargo, las represas hidroeléctricas tienen efectos económicos y ambientales positivos muy importantes, y no por el solo hecho de conservar el agua y no dejar que ella vaya a los mares. La posibilidad de generar electricidad a partir de la fuerza del agua, su provisión a ciudades cercanas, el riego en épocas de sequía, el control de los caudales hídricos que, en determinadas épocas del año, suelen crear complicaciones regionales con inundaciones o facilitar el transporte fluvial especialmente en lugares escarpados donde la construcción de caminos es muy cara o peligrosa para el transporte carretero.

Es claro que a pesar de todos los efectos negativos descriptos, las represas ofrecen muchas ventajas como también se ha explicado; de hecho, son una de las fuentes de generación de energía más limpias que se conocen, junto con las turbinas de viento. Esto no quiere decir que no produzcan daños a los ecosistemas. Por eso, los países que las construyen deben analizar profundamente cada proyecto con el fin de ayudar a crear riqueza, pero también proteger el medio ambiente para asegurar la sustentabilidad y evitar conflictos con terceras partes que pudieran ser afectadas por las alteraciones mencionadas, ya sea económicas o ambientales que producen y, además, porque ya el mundo tiene demasiadas dificultades para arrogarse el derecho de crear nuevas.

Energías alternativas

Publicada el 18/mar/14 24:52 En Tu-Espacio

A propósito del falso, manipulado y politizado debate de prospecciones sí, prospecciones no, con la falaz argumentación del daño irreparable al medio ambiente, y reclamando demagógicamente te la “alternativa” de las llamadas energías alternativas, es muy importante abordar este asunto para que la opinión pública, tan poco proclive a adquirir conocimientos y a documentarse convenientemente, pueda descubrir y desenmascarar a los cantamañanas de las energías alternativas y a los vividores del desarrollo sostenible.

Y es que la demagogia barata utilizada para sustituir el petróleo (del que se obtienen más de 300 productos) por energías alternativas, con la pretendida excusa de preservar el medio ambiente y no perjudicar al turismo, es una monumental falacia. En este caso, alternativas es sinónimo de gran engaño masivo.

Las energías alternativas, igual que el libre mercado, son una especie de religión con sus adeptos y todo. Helios, que representa al Sol, es el dios mayor; y Eolo, que representa al viento, el dios menor. Pero lo que siempre se olvida, deliberadamente, es que los combustibles fósiles son la sangre del sistema económico, industrial, etc. Del desarrollo y bienestar, en definitiva. ¿Quién puede desmentir con argumentos sólidos y fundamentos científicos esta realidad? Además, la energía no se fabrica o genera ni con capital, ni con ciencia, ni con tecnología.

Un dato ilustrativo de lo poco consistente de la argumentación de los que defienden las “bondades” de las energías alternativas es que una placa fotovoltaica, en términos energéticos, que no económicos, no amortiza en su vida útil la energía invertida en su fabricación; lo cual pone en entredicho su pretendida rentabilidad y cuestiona seriamente la idoneidad de su implementación y puesta en marcha.

En el fondo, el asunto este de las energías alternativas es una cuestión eminentemente política; ello permite mantener el chiringuito y preservar el statu quo de los que están en el poder y los vividores de turno. Veamos algunos ejemplos del comportamiento de estos especímenes, defensores de “sus” energías alternativas.

Estos sujetos hablan o escriben utilizando sin parar los términos totémicos usurpados a los verdaderos ecologistas como: desarrollo sostenible (muy de moda), energías alternativas, cambio climático, ecología, respeto al medio ambiente, etc., etc. Sin concretar nada y sin poner nada en contexto.

Si hablan de evitar que se emitan a la atmósfera muchos miles o millones de toneladas de CO2, mediante sus salvadores recursos (sean éstos energía eólica, solar, biomasa, oceánica, etc.), pero sin hablar para nada de que hay que disminuir radicalmente el consumo, y especialmente, y de forma mucho más radical, en los países desarrollados, desconfiemos. Nos quieren vender una locomotora. Si utilizan en sus presentaciones gráficos de “powerpoint” o similares curvas que muestran, como las presentaciones de los ejecutivos agresivos a los directores de sus empresas, que la contaminación se reduce drásticamente y que la generación alternativa sube rápidamente, sobre todo en el futuro, y sobre todo en un contexto mundial, general o global, desconfiemos, porque están tratando de hacer con nosotros lo mismo que los ejecutivos con sus jefes: dejarlos contentos contándoles mentiras consensuadas sobre el crecimiento infinito.

Si en los cálculos de lo mucho que van a bajar los costes de los materiales y las tecnologías ecológicas y alternativas, cuando se produzcan de forma masiva, solo habla de unidades monetarias de ahorro por unidad de energía producida, desconfiemos; nos están engañando. El problema al que irremediablemente se enfrenta este mundo no es de coste dinerario, sino de coste energético. Esto es, si no nos hablan, y con claridad, considerando todos los factores de la energía que cuesta y costará producir una determinada cantidad de energía de una determinada forma, nos están engañando.

Si un determinado sujeto nos muestra las excelencias de las energías alternativas y del desarrollo sostenible, habla de los “retos del mundo moderno”, apunta como un neoliberal y luego, al final, sugiere que los gobiernos deberían financiar el despegue y el desarrollo de las nuevas energías alternativas, renovables y ecológicas, nos están vendiendo una burra vieja y sobre todo, el individuo en cuestión está haciendo campaña grosera para conseguir dinero del gobierno a costa de las necesidades urgentes de la población. ¡Si esas energías cuestan menos de lo que producen, es hora de demostrarlo!

Nuevas propuestas contra el cambio climático

WWF

Mientras los negociadores del clima de la ONU se enfocan en la reducción de emisiones en el periodo pre-2020, el nuevo informe de WWF ‘Puentes para cruzar el abismo: ¿Cómo cerrar la brecha de emisiones de carbono?’ describe las medidas de mitigación inmediatas que pueden ser adoptadas en 10 países.

Tasneem Essop, líder de la delegación de WWF en las negociaciones climáticas de la ONU, afirma que hay muchas formas en las que los gobiernos alrededor del mundo pueden limitar sus emisiones pre-2020.

Las propuestas

“Esto implica desde cerrar centrales de energía eléctrica producida con carbón e incrementar las de energías renovables, hasta mejorar la eficiencia energética, fortaleciendo los objetivos de emisiones y enfrentando la deforestación”, adelantó Essop.

El informe de WWF busca mantener el enfoque en el periodo crítico que se encamina hacia el nuevo acuerdo climático global que entrará en vigencia en el año 2020. “Con todas las miradas sobre el acuerdo en París en diciembre de este año -que se enfoca en el periodo post-2020-, existe el peligro de que desviemos nuestra atención y retrasemos la adopción de medidas pre-2020”, dijo.

Si las emisiones continúan elevándose será difícil cumplir con los objetivos a largo plazo, anotó.

MFAEB

Yo creo que sería un gran error cerrar las centrales hidroeléctricas dejando solamente en funcionamiento las eólicas y las solares, puesto que estas energías no son efectivas al 100%.

Para que una nación obtenga un resultado optimo de producción tendría que llenar su suelo de turbinas eólicas y sus tejados de placas solares, pero suponiendo que tengan un otoño – invierno totalmente nublado, ventoso o con abundante nieve, ¿de qué energía se tendría que abastecer?

Toda nación que tenga costa marítima puede tener electricidad de forma ilimitada, por lo tanto la inversión inicial a la larga puede resultar de lo más interesante y rentable que ningún otro sistema de producción de energía puede ofrecerles.

Como parte de la solución tenemos la Hidroeléctrica Marítima y como solución final tenemos los autos eléctricos y los trenes eléctricos urbanos y suburbanos.

Otra cosa es que los gobiernos dejen de lado los compromisos adquiridos con las empresas de eólicas y solares, por la parte de energía y por la parte de desplazamientos, los compromisos con las automotoras.

¿Qué se va a hacer cuando en el 2025 cierren las petroleras?

La solución es muy sencilla, pero se puede complicar todo lo que deseemos si no pensamos en lo que podemos dejar a los herederos de este planeta.

¿La solución real es esconder la cabeza, mirar para otro lado, decir que es un problema del mundo o mandar personas a Marte para poblarlo?

Así es la transformación energética de Suecia para ser líderes en energía verde

A día de hoy, esta central se encuentra eliminando el último horno de carbón para reemplazarlo por el generador combinado de calor y energía más grande del mundo, que para el año que viene quemará sólo madera, una nueva apuesta en Suecia.

“Esto es aumentar la diversificación y el crecimiento de la política energética sueca”, dijo por teléfono desde Estocolmo Ulf Wikstroem, gerente ambiental de Fortum. “Proyectamos tener la planta entera en funcionamiento con biomasa para 2030 a más tardar”.

El proyecto de Fortum valorado en 530 millones de dólares forma parte de la campaña de la región en favor de la energía verde. La biomasa, que puede incluir desde desechos y residuos de madera hasta restos de comida y excrementos de animales, se presenta como una opción para reemplazar a los combustibles fósiles a medio plazo, según Markedskraft ASA, asesoría en materia de energía en Arendal, Noruega.

La danesa Dong Energy pasará la mitad de sus generadores de carbón a biomasa para el año 2020. Vattenfall AB de Suecia también está incrementando el uso de biomasa, limitando a la vez la producción de energía mediante los combustibles fósiles, que son las principales fuentes de las emisiones globales de dióxido de carbono.

Pese a no ser la forma más pura de energía, quemar madera tiene un escaso impacto sobre el medio ambiente menos nocivo que por ejemplo el petróleo y el carbón, este último muy utilizado por las economías emergentes y menos desarrolladas.

Campaña global

El objetivo marcado por la UE es que un 20% de la energía usada en 2020 sea renovable, en Suecia alcanzaron el 49% en 2012. En los EEUU, el presidente Barack Obama ordenó al gobierno federal obtener 10% de su energía de fuentes renovables este año. China, el mayor consumidor de energía del mundo, proyecta generar 15% de sus necesidades de fuentes no fósiles para 2020. China es ahora mismo el mayor consumidor de carbón del mundo.

En Suecia, las plantas que usan biomasa para generar electricidad crecieron un 26% desde 2009 hasta 2012, otro buen ejemplo del interés de los suecos por producir energía de la forma más limpia posible.

MFAEB

Perdonen mi ignorancia de analfabeto, pero es que no entiendo.

Si se quema petróleo o sus derivados, decimos que produce CO2.

Si quemamos madera o sus derivados, que yo sepa produce CO2, pero si la quema Suecia es energía verde.

¿Es porque emplean madera verde?

¿Esto de las energías verdes es porque quieren hacer la guerra al petróleo o para paliar el cambio climático?

Yo creo que es la guerra contra las petroleras y no la guerra al cambio climático.

¿Es una estrategia de los petroleros, de los inversionistas de la solar, de la eólica, tal vez es de algunos gobiernos con otras miras?

Intentan engañar al pueblo como niños, pero algunos no es tan fácil engañar por mucho que nos digan que no somos Ingenieros Diplomados, que somos unos locos ignorantes.

¡Basta ya de tanta mentira!

¡Basta ya de poner al cambio climático de escusa para lucrarse a cuenta de la ignorancia de muchos!

¿Qué hacen los que defienden el medio ambiente?

Quizás los silencian con cheques ecologistas.

Quizás los invitan a fiestas con profesionales del sexo como hacen con muchos presidentes, empresarios y magnates.

De qué manera las actividades humanas producen gases de invernadero

Enviado por Jano Navarro el Dom, 22/06/2008 – 15:32

Las actividades humanas más importantes generan gases de efecto invernadero.

Las emisiones comenzaron a incrementarse de forma espectacular en el decenio de 1800 debido a la Revolución Industrial y a los cambios en la utilización de la tierra.

Muchas de las actividades asociadas con la emisión de gases son ahora esenciales para la economía mundial y forman una parte fundamental de la vida moderna.

El dióxido de carbono resultante de la combustión de combustibles fósiles es la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la actividad humana.

El suministro y utilización de combustibles fósiles contribuye en aproximadamente un 80% a las emisiones producidas por el hombre de dióxido de carbono (CO2)y una significante cantidad de metano (CH4) y óxido nitroso (N2O). También, genera óxidos nitrosos (NOx), hidrocarburos y monóxido de carbono (CO), que aunque no sean gases de invernadero influyen en los ciclos químicos en la atmósfera que crean o destruyen otros gases de efecto invernadero como el ozono troposférico. Mientras tanto, las emisiones de aerosoles de sulfato relacionadas con combustibles enmascaran de forma temporal parte del efecto de calentamiento producido por los gases de invernadero.

La mayoría de las emisiones asociadas con la utilización de energía se producen cuando se queman combustibles fósiles.

El petróleo, el gas natural y el carbón (los cuales emiten la mayor cantidad de carbono por unidad de energía suministrada) proporcionan la mayoría de la energía utilizada para pro- ducir electricidad, hacer funcionar automóviles, calefaccionar hogares, y dar energía a las fabricas. Si la combustión es completa., el único subproducto que contiene carbono sería el dióxido de carbono, pero como la combustión a menudo es incompleta, se generan también monóxido de carbono y otros hidrocarburos. El óxido nitroso y otros ;oxidos de nitrógeno se producen debido a que la combustión de combustibles hace que el nitrógeno que está en el combustible o aire se combine con el oxígeno de la atmósfera. Los óxidos sulfúricos (SOx) se generan cuando el sulfuro (derivado primariamente del carbón y del petróleo pesado de combustible) se combina con el oxígeno; los aerosoles de sulfatos resultantes tienen un efecto refrigerante en la atmósfera.

La extracción, procesamiento, transporte y distribución de los combustibles fósiles también libera gases de efecto invernadero.

Estas emisiones pueden ser deliberadas cuando se quema o libera gas natural de los pozos petroleros, lo que emite dióxido de carbono y metano respectivamente. También se pueden producir debido a accidentes, al mantenimiento deficiente y a pequeñas fugas en las cabezas de pozos, las instalaciones de tuberías y los oleoductos. El metano producido en forma natural en los yacimientos de carbón como burbujas de gas o que está “disuelto” en el mismo carbón, se libera cuando se lo extrae o pulveriza. Los hidrocarburos ingresan en la atmósfera a raíz de los vertimientos producidos por los buques petroleros o debido a pequeñas pérdidas durante la recarga de combustible en los vehículos automotores.

La deforestación es la segunda fuente principal de dióxido de carbono.

Cuando se talan bosques para la agricultura o la urbanización, la mayor parte del carbono presente en los árboles que se queman o descomponen se escapa a la atmósfera. Sin embargo, cuando se plantan nuevos bosques, los árboles en crecimiento absorben el dióxido de carbono y lo retiran de la atmósfera. El gran volumen neto de deforestación más recientes ha tenido lugar principalmente en los trópicos, pero existe una gran incertidumbre científica acerca de las emisiones resultantes de la deforestación y otros cambios en la utilización de la tierras.

La producción de cal (óxido de calcio) para la fabricación de cemento representa una parte importante de las emisiones mundiales de CO2 provenientes de fuentes industriales.

Como el CO2 emitido por los combustibles fósiles, el dióxido de carbono liberado durante la fabricación de cemento se genera en la piedra caliza y por consiguiente es de origen fósil, como sucede principalmente con las conchas marinas y otra biomasa enterradas en los antiguos sedimentos oceánicos.

Los animales domesticados emiten metano. El segundo gas invernadero más importante después del dióxido de carbono es el metano producido por el ganado bovino, vacas lecheras, búfalos, cabras, ovejas, camellos, cerdos y caballos. La mayoría de las emisiones de metano relacionadas con la ganadería se generan por la fermentación intestinal de los alimentos causada por bacterias y otros microbios en los tractos digestivos de los animales; otra de las fuentes resulta de la descomposición del estiércol de los animales.

El cultivo de arroz también produce metano.

El cultivo de arroz en “tierras húmedas” o “arrozales” genera aproximadamente de un quinto a un cuarto por ciento de las emisiones mundiales de metano derivado de la actividad humana. El arroz de tierras húmedas, que representa más del 90% de toda la producción arrocera, se cultiva en campos inundados o regados durante la mayor parte de la temporada de cosecha. Las bacterias y otros microorganismos que se encuentran en el suelo de los arrozales descomponen la materia orgánica y producen metano.

…como así también la eliminación y tratamiento de basura y residuos humanos.

Cuando se entierran desperdicios en basurales, tarde o temprano éstos experimentan una descomposición anaeróbica (sin oxígeno) y emiten metano (y algo de dióxido de carbono). Si el gas no se capta y emplea como combustible, el metano termina escapándose a la atmósfera. Esta fuente de metano es más común cerca de las ciudades donde los residuos provenientes de las casas se transportan a un basural central, que en las zonas rurales, donde los desechos se queman o se dejan para su descomposición al aire libre. También se emite metano cuando se tratan anaeróbicamente los residuos humanos (alcantarillado) como por ejemplo en estanques anaeróbicos o lagunas.

La utilización de fertilizantes incrementa las emisiones de óxido nitroso.

El nitrógeno presente en muchos fertilizantes orgánicos y minerales, además del estiércol, acelera los procesos naturales de nitrificación y desnitrificación producidos por bacterias y otros microbios en el suelo. Dichos procesos convierten una parte del nitrógeno en óxido nitroso. La cantidad de N2O emitida por cada unidad de nitrógeno aplicada en la tierra, depende del tipo y cantidad de fertilizante, las condiciones del suelo y el clima, ecuación compleja que aún no se comprende totalmente.

La industria ha inventado, para usos especializados, varios gases de invernadero potentes de larga duración.

Desarrollados en el decenio de 1920, los clorofluocarbonos (CFC) han sido utilizados como propulsores en aerosoles, la fabricación de espumas plásticas para almohadones y otros productos, en las bobinas de enfriamiento de refrigeradores y aparatos de aire acondicionado, así como en los materiales para la extinción del incendios y como solventes de limpieza. Gracias al Protocolo de Montreal relativo a Sustancias que agotan la capa de ozono, las concentraciones atmosféricas de muchos CFC se están estabilizando, y se prevé que disminuyan en las próximas décadas. Como sustitución de los CFC inocua para el ozono se están empleando otros halocarbonos, principalmente los hidrofluorocarbonos (HFC) y perfluorocarbonos (PFC), que contribuyen al calentamiento global, por lo cual su reducción se ha convertido en objetivo en virtud del Protocolo de Kyoto de 1997. El Protocolo también establece metas en relación con el hexafluoruro de azufre (SF6) usado como aislante de electricidad , conductor de calor, y agente refrigerante; se estima que, molécula por molécula, su potencial de efecto invernadero es 23.900 veces mayor que el del dióxido de carbono.

Fuente: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Secretaría sobre el Cambio Climático (UNFCCC).

Energías limpias, opción para México Bill Clinton dice que el país tiene alternativas ante el bajo precio del crudo.

YOLANDA MORALES / EL ECONOMISTAFEB 8, 2015 | 21:00

http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2015/02/08/energias-limpias-opcion-mexico

 

México podría adaptarse a la caída del precio del petróleo y dar un giro a la reforma energética para transformarse en una economía basada en energías limpias, aseguró William Clinton, ex presidente de Estados Unidos, de visita en el país.

“Ustedes pueden manejar el tema del petróleo tan barato. Yo aceleraría la transformación de la economía, alejándola del combustible hacia una de energías limpias. Apenas han rascado la superficie de lo que podrían estar haciendo con energía solar, eólica, geotérmica. Cerraron un tiradero en la ciudad de México, pero podrían cerrar los de todas las ciudades del país y generar energía a partir de los desechos”, explicó.

Al terminar su participación en la cumbre global “Juventud y Productividad”, donde el Banco Interamericano de Desarrollo fue uno de los organizadores, Clinton expuso que una vez implantada esta economía limpia, se podría exportar el petróleo que están perforando, lo que multiplicaría la generación de empleos en los sectores nuevos.

Universidad y empresa

La cumbre llevó por tema “Juventud y productividad”, y Clinton, como vocero honorario del Laureate International Universities, refirió que los lugares más exitosos de su país para colocar a universitarios en empleos son los que han logrado una integración total de la universidad con la comunidad local.

Ejemplificó con la Universidad de Florida Central en Orlando, para explicar que al estar cerca de Disneyland se impulsó una industria de animación digital que mantiene en desarrollo permanente la academia y la Iniciativa Privada.

Este ángulo también fue abordado por el secretario general de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, Rodrigo Guerra Botello, quien expuso que hay tal desvinculación entre las universidades, el gobierno y la academia en el país, que ni siquiera se les consultó cuando discutieron la reforma energética.

“Yo pregunté a varias universidades si les consultaron sobre los requerimientos profesionales de los alumnos para vincularlos al sector energético, para acercarlos a las empresas. Uno solo me dijo que él acudió a una empresa petrolera en Texas, para preguntarle qué profesionistas solicitaría en caso de venir a México, y la respuesta fue abogados”, expresó.

MFAEB

Yo me atrevería a decirle con todo el respeto: “Sr. Bill Clinton, Estados Unidos de América, precisa tanto o más que México eliminar el consumo de fósiles, puesto que ustedes, China y otras naciones más, están incumpliendo la primera ley de los derechos humanos que es la preservar la vida.”

Nos están contaminando y yo personalmente me he cansado de gritar que la solución no es bajar el precio del petróleo, ni poner en todos los tejados cristales de colores, ni poner molinos de viento para Don Quijote; esas energías están bien para calentar el agua del café, el mate, el té o la sopa, pero no para suministrar el total de la energía eléctrica que se precisa.

El sol no está las 24 horas, el viento no soplas todos los días del año a la misma velocidad adecuada.

Estoy conforme que cada uno tiene que vender su sistema como el mejor de todos los sistema, pero a estas alturas no es cuestión de vender más lo peor como si fuera lo mejor; los salvadores de la humanidad, sino frenar el cambio climático lo antes posible.

Les falta creerse lo que dicen, porque ni ustedes mismos se creen todo lo que hablan sobre las soluciones que se tienen que hacer.

Para antes del 2020, el nivel del mar habrá subido unos cuantos centímetros más, las inundaciones serán mucho más frecuentes, los rayos habrán aumentado en calidad mortífera y en cantidad, los rayos V serán tan potentes que no se podrá vivir de día.

Díganse la verdad por lo menos una vez en su vida y no en el WC, sino en el estrado y antes las cámaras de TV emitiendo a todo el Mundo.

Yo soy de los votantes que piensan que ustedes los políticos mienten más que cagan y perdonen mi expresión.

CENTROAMÉRICA PUEDE ABASTECERSE CON ENERGÍAS RENOVABLES

17 enero, 2015 reve

REVE

México y otros países de Centroamérica podrían producir hasta 25 veces más electricidad con eólica, geotérmica, energía solar y otras energías renovables de acuerdo con un estudio mediante el cual el Banco Interamericano de Desarrollo analizó el potencial teórico para la generación de energías renovables en la región.

El tema de las energías renovables ha cobrado cada vez más relevancia en todo el orbe, sin embargo, en los países en vías de desarrollo aún no existen proyectos a gran escala para generarla. Según el estudio del BID, las condiciones geográficas y de recursos naturales con las que cuentan México y otras naciones centroamericanas les permitirían alcanzar una producción de electricidad varias veces superior a la actual.


Una ventaja operativa de lo que el BID ha llamado Potencial Teórico Renovable de esta región sobre otras del mundo es que ya posee una interconexión eléctrica que permite el intercambio de energía entre sus redes.

El potencial teórico de México es quizá el más importante, basta con tomar en cuenta su extensión que es superior a la de otros países estudiados por el BID y que le permitiría generar energía renovable mediante la energía solar, geotérmica y la que se obtiene de la biomasa. De acuerdo con las consideraciones del BID, México alcanzaría una producción de energía eléctrica de 22 veces la actual mediante la energía solar fotovoltaica utilizando tecnologías comerciales existentes en el mercado actual.


El potencial de Nicaragua no está lejos del mexicano porque actualmente cuenta con más recursos renovables y posee, además de los recursos de energía solar y geotérmica, el mayor potencial eólico de todo Centroamérica, calculado en la mitad del potencial que posee México en este rubro, a pesar de que es bastante menor en tamaño. Si se aprovecharan estas condiciones, Nicaragua podría obtener 11 veces su producción anual de electricidad utilizando la energía cinética del viento.

Eólica: Costa Rica desarrolla nuevos parques eólicos.

Costa Rica ya es conocido por tener gran capacidad instalada de centrales hidroeléctricas. Desafortunadamente, esta fuente de recursos renovables no se ha aprovechado adecuadamente, por lo que el BID lo considera uno de los países menos explotados. Su potencial teórico de energía renovable es superior a los 20.000 GWh de energía eléctrica, con lo que duplicaría su producción anual actual.


En Guatemala el potencial teórico se basa en su biodiversidad y la calidad de sus recursos naturales, fuente ideal para obtener energía de la biomasa, el estudio calcula que podría producir por este medio más del 20% de la energía generada en el país. Sin olvidar que también cuenta con potencial considerable para la producción de energía solar, hidroeléctrica y geotérmica.


Aunque Honduras está por debajo de otros países en potencial global, es el número uno en potencial teórico de producción de energía geotérmica, el calor de su subsuelo podría producir cerca de 42.000 Gigavatios por hora. En suma, los recursos de energía solar, hídrica, eólica y de biomasa darían a Honduras una producción de 60 veces la energía actual.

Eólica en Panamá: instalan los primeros aerogeneradores Goldwind del parque eólico de Penonomé

En el Salvador y Panamá también podría haber autosuficiencia en cuestión de energía. Los recursos naturales renovables que se encuentran a lo largo de los 21 000 kilómetros cuadrados del territorio salvadoreño bastarían para cubrir 13 veces la demanda actual de energía. Por su parte Panamá, además del famoso Canal, tiene un potencial teórico renovable para producir 30 veces más de la energía eléctrica anual actual.

Si en todas estas naciones se llevaran a cabo las acciones necesarias para que este potencial teórico se convirtiera en producción real, incluso sin llegar a la totalidad de lo que calcula el BID, se podría reducir de manera importante la demanda de energía proveniente de hidrocarburos y otras fuentes actuales que, además de costosas, tienen un alto impacto ambiental.

MFAEB

Miren bien sus costas. Miren ahora los datos de las costas de todo el Mundo.

¿Cuántos sistemas eólicos necesitamos para potenciar la energía que precisamos?

Sin calcular muy de lleno, calculo que unos cuantos millones de molinos de viento y no trabajando las 8.760 horas, puesto que no todos los días tenemos los vientos ideales para generar energía.

Sin embargo con mi patente puedo producir:

Potencia total de electricidad para todo el Mundo: 11.495 Sistemas

Para reducir el consumo fósil de todo el Mundo: 6.749 Sistemas

El Mundo tiene de Costa: 717.205,70 Km

El Mundo tiene de ríos: 2.999.064,90 Km

Ustedes aún andan estipulando la cantidad de poder que tiene la Mar, algunos dicen que se podría conseguir más de 10 millones de Gw. Yo les aseguro que se pueden obtener muchísimos más, pero para demostrar mi teoría, ustedes no me quieren dar la oportunidad.

Siguen apostando por sistema ineficaces, pero fructíferos para sus cuentas.

Seamos sinceros, a ustedes les importa muy poco el cambio climático, solo están distrayendo a la opinión pública con las eólicas y las solares. Les están vendiendo espejitos de colores.