Serranos se armarán para defender su tierra de megaproyectos

Samantha Páez

Miércoles, Noviembre 5, 2014 – 13:17

Afirman que operadores de Grupo México intentaron convencer a los pobladores de que trabajan con energía limpia

“Nos vamos a armar para defender la sierra”, aseguraron activistas indígenas y denunciaron que reciben presiones del gobierno estatal y de las empresas para que aprueben proyectos hidroeléctricos, mineros y de explotación de hidrocarburos.

Durante la mesa “Hidroeléctricas y Mineras: Afectaciones Comunitarias”, en la Universidad Iberoamericana de Puebla, Miguel Sánchez Olvera de la organización “Todos Unidos como Pueblo”, del municipio de Olintla, dijo que si es necesario se van a armar con sus machetes para defender la tierra.

En Olintla el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas prometió que haría una carretera, pero en lugar de eso negoció la construcción de una hidroeléctrica a favor de Grupo México, afirmaron. El proyecto era sobre el río Ajajalpan y en octubre del año pasado se anunció que se cancelaría, aunque existen tres planes de represas para ese mismo río.

La hidroeléctrica sería de 75 metros de altura, con lo cual se inundarán de 300 a 400 hectáreas, lo cual afecta la flora y la fauna de la Sierra Norte.

Los operadores de Grupo México primero intentaron convencer a los pobladores de que era energía limpia, pero los activistas indígenas aseguran que será para proveer a las minas que están en la zona. Les ofrecieron hospitales, escuelas y empleos pero ante la negativa comenzó el hostigamiento.

Los quieren despojar

Durante su intervención en el foro Cuidado y Defensa del Territorio Frente a Políticas Depredadoras, Régulo Arroyo, del municipio de Xochitlán de Vicente Suárez, señaló que todos esos proyectos significan el despojo de los pueblos originarios a favor de las grandes empresas nacionales y extranjeras.

Desde su perspectiva, el gobierno federal, a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), favorece a los empresarios a pesar de que en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que para ese tipo de proyectos se debe consultar a los indígenas, lo cual no ha ocurrido.

“La Semarnat es una prostituta que se vende al mejor postor, pero no deben pasar sobre nosotros”, sostuvo Arroyo, pues en su comunidad la dependencia avaló la construcción de una hidroeléctrica.

Alfredo Hernández, del Comité de Defensa de Zoquiapan, aseguró que están molestos porque no los tomaron en cuenta para los proyectos.

El 28 de marzo de 2013 llegaron personas de Ingdeshidro para levantamiento topográfico, pero ellos contestaron levantando un acta donde rechazaban la hidroeléctrica.

“Nos están engañando, no nos van a dar nada”, dijo el activista indígena ante estudiantes y académicos.

En la Sierra Norte de Puebla se planean construir por lo menos ocho hidroeléctricas en los ríos Ajajalpan y Zempoala, las cuales afectarán a cientos de comunidades en los Chignahuapan, Zacatlán, Taplacoyan, San Felipe Tepatlán, Jopala, Jolintla, Xochitlán, Olintla y Zoquiapan, entre otros.

– See more at: http://e-consulta.com/nota/2014-11-05/sociedad/serranos-se-armaran-para-defender-su-tierra-de-megaproyectos#sthash.EAJ0aAlP.dpuf

MFAEB

Con la hidroeléctrica marítima no es necesario inundar ningún valle, desalojar personas y no afecta la fauna y la flora del lugar.

La hidroeléctrica marítima aprovecha toda la fuerza que nos da la naturaleza las 24 horas del día, con los costos más bajos del mercado.

La hidroeléctrica marítima es la fuente de energía desconocida hasta hoy en día, pero es la fuente de energía inagotable que podemos tener de hoy para el futuro.

Respeto la fauna y flora autóctona tal y como respeto al planeta en el cual vivimos todos. Si no respetamos al planeta, el planeta no nos va a respetar a nosotros.

Una hidroeléctrica marítima puede producir cómo mínimo más de 1 mil MWh.

Ayúdenos a construir una energía ilimitada y se ayudará a sí mismo y al planeta.