Ranking sobre los países y cambio climático

Proteger el clima y lograr un mundo energéticamente sostenible es uno de los principales mandatos de la ONU en cuanto a la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, el desempeño de los diferentes países alrededor del mundo es bastante desigual.

Así se puede observar en el último informe de German Watch presentado este lunes en Lima (Perú) y que ha evaluado y comparado la protección del clima llevada a cabo en los 58 países del mundo que son responsables de más del 90 por ciento de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Su objetivo es fijar una agenda para la próxima Convención sobre el Cambio Climático, que se celebrará en París (Francia) a finales de 2015.

Este índice, que clasifica el desempeño de los estados como muy bien, bien, moderado, pobre o muy pobre, ha determinado que, aunque se está observando un menor crecimiento de la emisión global de CO2, aún ningún país lo ha hecho lo suficientemente bien como para alcanzar la máxima categoría y llama la atención sobre los países que están retrocediendo en esta materia, entre ellos España.

RANKING GLOBAL

El informe valora en un 80 por ciento los indicadores de emisiones, eficiencia y energías renovables y en un 20 por ciento las políticas nacionales e internacionales. Así, en el cómputo global Dinamarca es el país que más protege al medio ambiente, seguida de Suecia, Reino Unido y Portugal.

En la tabla destaca también la inclusión de un nuevo país en el top ten: Marruecos. Asimismo, México también está mejorando mucho en este aspecto y ha entrado en la lista de los 20 primeros, con un desempeño ‘moderado’. Sin embargo, si algo destaca en la clasificación es la tendencia hacia abajo de España, que ha caído ocho puestos en el ranking, situándose en el 28 –desarrollo moderado.

El estudio alerta de que las medidas llevadas a cabo en nuestro país “han arruinado la dinámica en el sector de las renovables y, como resultado, España se desliza 37 puestos en esta categoría”. Es más, también llama la atención sobre la oposición del país “a medidas progresivas a nivel internacional”.

La tabla la lideran por abajo Arabia Saudí y Australia, países que, junto con Rusia, Irán, Canadá y Kazajistán, no parecen tomar demasiado en consideración actuaciones para evitar el cambio climático.

NIVELES DE EMISIÓN

El informe se muestra optimista con la tendencia actual, pues ha observado que el consumo energético crece a más velocidad que las emisiones de CO2, lo que indicaría que el sistema de energía mundial se está independizando de los combustibles fósiles y que hay más energía limpia.

En esta categoría Marruecos es el país que lidera la tabla, seguido de India. En el mismo grupo se encuentran también México, Argelia y Egipto, mientras que en el lado opuesto se mantienen Canadá, Australia y Arabia Saudí como los países con mayores niveles de emisión de CO2 junto con China, Rusia y Estados Unidos.

DESARROLLO DE LAS EMISIONES

La evolución o desarrollo de los niveles de emisiones a lo largo de los años es uno de los puntos más importantes para el estudio, pues se entiende que así observa la efectividad de las medidas políticas contra el cambio climático.

Luxemburgo, Irlanda e Islandia se posicionan en esta ocasión en lo más alto de la lista junto con, esta vez sí, España, Francia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos, entre otros. Por su parte, Japón es uno de los países que más ha empeorado, pasando del puesto 26 al 34. En lo más bajo se encuentran, de nuevo, China y Arabia Saudí, acompañados por Argentina, Brasil, Irán Rusia, Tailandia e India.

ENERGÍAS RENOVABLES

Los autores del informe defienden que la energía renovable es la llave para llegar a un mundo más sostenible. En este punto, han observado un crecimiento masivo de este sector, y sólo siete de 58 países han retrocedido. Entre estos países destaca, como se observó antes, España, que ha descendido 37 puestos de la tabla. Otros que van para atrás han sido Tailandia e India, con una bajada de 14 y nueve puestos, respectivamente. Por el contrario, Bélgica es el país que lidera la clasificación con un aumento de energía renovable en un 88 por ciento en los últimos cinco años. Asimismo, Suecia ha sido la que más ha mejorado en este punto, pasando de la posición 27 a la octava.

EFICIENCIA

Las mejoras en eficiencia energética son cruciales para la reducción de las emisiones de gas, categoría que está liderada por países europeos (entre ellos España). Aún así, otros estados están comenzando a copar las mejores posiciones, con la entrada de Indonesia, Argentina, Nueva Zelanda y China Taipei.

Sudáfrica, Estonia y Kazajistán tienen las peores posiciones en este sector, por lo que el informe concluye aconsejando a los países de Asia y África en general a que trabajen más en este punto, pues “es crucial para estos países compensar el crecimiento económico con mejoras en niveles de eficiencia”.

POLÍTICAS DE CLIMA

Unos 300 expertos de organizaciones no gubernamentales han evaluado las políticas llevadas a cabo en los países para evitar el cambio climático, determinando que los estados que mejor actúan en este ámbito son los de Dinamarca, Marruecos y Noruega. Mientras que Rusia ha entrado en el sector moderado, Irán ha pasado del muy pobre al pobre gracias a nuevas políticas. Sin embargo, en lo más bajo de la tabla se sitúan España, Australia, Canadá y Turquía.

Fuente: Ep/ECOTICIAS

MFAEB

El debate internacional gira en torno a las opciones que existen para países ricos y países en desarrollo frente a la reducción de gases contaminantes. Hasta ahora Estados Unidos ha ocupado el primer lugar en estas categorías, pero algunos estudios preliminares indican que China habría tomado esta posición.

ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos, el país más rico del mundo, es también el que más emite gases que contribuyen al efecto invernadero (22% del total).

Cuando se firmó el Protocolo de Kioto en 1997, Washington se comprometió a reducir sus emisiones en un 6%. Pero poco después se retiró y hoy en día sus emisiones de dióxido de carbono han aumentado en un 15%, con respecto a los niveles de 1990.

Pero en marzo de 2001, el presidente George W. Bush anunció que no ratificaría el protocolo argumentando que perjudicaba a la economía de su país y que no se exigía a las naciones en vías de desarrollo que redujeran sus emisiones.

Así que Bush optó por apoyar las reducciones de emisiones voluntarias -en vez de imponer metas- a través del desarrollo de tecnologías ecológicas.

CHINA

China es el segundo más grande emisor de gases con efecto invernadero, pero por ser un país en desarrollo, todavía no se le ha exigido que reduzca sus emisiones.

Si se toma en cuenta que China tiene un quinto de la población mundial, cualquier aumento en la emisión de gases eclipsaría cualquier esfuerzo que hagan los países industrializados.

Un chino consume entre el 10 y 15% de la energía que consume un ciudadano estadounidense, pero con una economía que crece a toda velocidad, varios analistas esperan que para mediados de este siglo estas cifras se equiparen.

El gobierno de China reconoció que el cambio climático podría devastar su sociedad y ratificó el Protocolo de Kioto en 2002.

Dos años más tarde, Pekín anunció que para el año 2010, utilizarían un 10% de energía proveniente de recursos renovables.

UNIÓN EUROPEA

Todos los países miembros de la Unión Europea ratificaron el Protocolo de Kioto en mayo de 2002.

Como uno de los firmantes más entusiastas del Protocolo, la UE aboga por que se implanten medidas rigurosas para el cumplimiento del protocolo.

Por ejemplo, quiere que se limiten los “mecanismos de flexibilidad”, que permitan a los países a cumplir con sus metas si pagan para que otros mejoren sus condiciones.

No obstante, a pesar de su firme postura en Kioto, los países miembros están muy lejos de cumplir sus objetivos.

Se comprometieron a reducir en más de un 8% las emisiones de gas con efecto invernadero para 2008-2012, pero para 2002, sólo habían conseguido reducir un 2,9%.

RUSIA

Rusia ratificó el protocolo en el 2004, después de dos años de debates y negociaciones.

Cuando Rusia firmó el acuerdo en 1997, se comprometió a reducir las emisiones de gases.

Pero debido a que su actividad industrial ha caído drásticamente desde 1990, las emisiones de gas han bajado. A mediados del 2005 se estimaba que las emisiones se habían reducido en un 35 por ciento con relación a 1990.

Es por eso que Moscú se vería beneficiado al vender su cupo de emisiones “no usadas” a los países en desarrollo que necesitan emitir más gases de lo que se está permitido bajo Kioto.

INDIA

Los países en desarrollo como India no están obligados a reducir sus emisiones.

Aún cuando este país sólo ha publicado sus datos en 1994, se estima que las emisiones aumentaron más de un 50% en los años 90.

Con una economía que está creciendo a un ritmo anual de 9 por ciento, India está hoy en día en la lista de los mayores emisores.

Las autoridades reconocen que la mayoría de la población del pais se verá afectada por los efectos del cambio climático y ratificó el protocolo en agosto de 2002.

JAPÓN

Una de las más grandes potencias mundiales, Japón se considera uno de los principales promotores de Kioto.

En 1990 era responsable del 8,5% de las emisiones de gases contaminantes. En un momento, Tokio se rehusó a ratificar el protocolo si Washington no lo hacía también. Pero en 2002 decidió ratificarlo y se comprometió a reducir las emisiones en un 6% de los niveles tomados en 1990.

No obstante, datos de la ONU, dados a conocer a fines de 2006, señalan que Japón ha aumentado en un 6% las emisiones de gas que causan el efecto invernadero con respecto a 1990.

Fuente: BBC Mundo

Todas estas naciones tiene costa marítima y por lo tanto, si contratarían mi sistema de Hidroeléctrica Marítima, su emisión de CO2 en un año podrían reducir su contaminación más de un 80%. Y eso colaboraría de forma muy eficaz al cambio climático.

Todas las naciones siguientes podrían reducir su consumo de fósiles si se instalaran sistemas de Hidroeléctrica Marítima en sus costas.

Antigua y Barbuda    100,00%

Arabia Saudita    100,00%

Bahamas    100,00%

Barbados    100,00%

Baréin    100,00%

Brunéi    100,00%

Cabo Verde    100,00%

Catar    100,00%

Chipre    100,00%

Emiratos Árabes Unidos    100,00%

Eritrea    100,00%

Gambia    100,00%

Granada    100,00%

Guinea-Bisáu    100,00%

Hong Kong    100,00%

Islas Salomón    100,00%

Kiribati    100,00%

Kuwait    100,00%

Liberia    100,00%

Libia    100,00%

Maldivas    100,00%

Malta    100,00%

Micronesia    100,00%

Montenegro    100,00%

Namibia    100,00%

Nauru    100,00%

Omán    100,00%

Sáhara Occidental    100,00%

San Cristóbal y Nieves    100,00%

Santa Lucía    100,00%

Senegal    100,00%

Seychelles    100,00%

Sierra Leona    100,00%

Singapur    100,00%

Somalia    100,00%

Timor Oriental    100,00%

Tonga    100,00%

Vanuatu    100,00%

Yemen    100,00%

Yibuti    100,00%

Israel    99,90%

Estonia    99,80%

Trinidad y Tobago    99,80%

Argelia    99,70%

Túnez    99,50%

Guayana    99,40%

Jordania    99,40%

Togo    98,70%

Irak    98,40%

Polonia    98,10%

Líbano    97,20%

Irán    97,10%

Jamaica    96,80%

Irlanda    95,90%

Marruecos    95,40%

Grecia    94,50%

Guinea ecuatorial    94,30%

Cuba    93,90%

Bangladés    93,70%

Sudafrica    93,50%

República Dominicana    92,00%

Tailandia    91,30%

Australia    90,80%

Mauricio    90,80%

Comoras    90,60%

Países Bajos    89,90%

Malasia    89,50%

Indonesia    86,90%

Mauritania    85,90%

Nicaragua    83,90%

Dinamarca    82,70%

India    81,70%

Ecuador    81,00%

Egipto    81,00%

China    80,20%

Turquía    79,30%

México    78,70%

Italia    78,60%

Reino Unido    73,80%

Estados Unidos    71,40%

Taiwan    71,40%

San Vicente y las Granadinas    69,30%

Pakistán    68,80%

Rusia    66,30%

Camboya    65,00%

Portugal    64,50%

Rumanía    62,50%

Corea del Sur    62,40%

Costa de Marfil    61,90%

Nigeria    61,90%

Alemania    61,80%

Haití    60,30%

Japón    60,00%

Belice    59,90%

Samoa    58,00%

Siria    57,60%

Filipinas    55,60%

Papúa Nueva Guinea    54,10%

Bosnia y Herzegovina    53,50%

Argentina    52,20%

Sudán    52,10%

Guatemala    51,90%

Sri Lanka    51,70%

España    50,40%

Honduras    50,20%

Ucrania    48,60%

Bulgaria    47,80%

Dominica    47,10%

Chile    47,00%

Guinea    45,50%

Birmania    44,50%

El Salvador    44,00%

Vietnam    43,70%

Santo Tomé y Príncipe    41,20%

Finlandia    39,00%

Bélgica    38,40%

Panamá    37,00%

Angola    36,40%

Madagascar    36,10%

Eslovenia    35,20%

Gabón    34,50%

Croacia    33,60%

Venezuela    31,70%

Nueva Zelanda    31,60%

Letonia    29,10%

Corea del Norte    29,00%

Canadá    28,00%

Colombia    26,00%

Surinam    25,20%

Georgia    19,70%

Tanzania    18,90%

Fiyi    18,50%

Kenia    17,70%

Lituania    16,50%

Perú    14,50%

Benín    14,20%

Brasil    8,30%

Francia    8,20%

Ghana    5,00%

Suecia    4,00%

Albania    2,90%

Mozambique    2,90%

Camerún    2,70%

República Democrática del Congo    1,80%

Costa Rica    1,50%

Uruguay    0,70%

Noruega    0,40%

República del Congo    0,30%

Islandia    0,10%

Pero lamentablemente yo no tengo los recursos para poder reunirme con los respectivos Ministros de Energía y por lo tanto, solo me queda seguir publicando mi sistema por este medio.

Una cosa si tengo clara, el cambio climático no se va a detener porque ustedes digan que desconocían mi sistema, que no se ha seguido el protocolo adecuado o que yo no he sabido ponerme en contacto con ustedes, mientras estamos pendientes, el uno del otro y el otro del uno, la contaminación sigue dañando al resto del Mundo.

Cambio climático provocará más conflictos, inundaciones y hambre

El cambio climático incrementará, durante este siglo, los riesgos de conflictos, hambrunas, crisis económicas, inundaciones y migraciones, advierte un informe de un panel de expertos de Naciones Unidas divulgado ayer.

YOKOHAMA | AFP, REUTERS Y ANSA01 abr 2014

El calentamiento global supone una amenaza creciente para la salud, el panorama económico, los recursos hídricos y los alimentos de miles de millones de personas, dice el informe elaborado por destacados científicos, que instó a actuar con rapidez para contrarrestar los efectos de las emisiones de dióxido de carbono.

“El aumento de temperaturas incrementa la probabilidad de impactos severos, generalizados e irreversibles” en todo el mundo, apunta el quinto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas inglés), ganador del Premio Nobel de la Paz en 2007.

El informe del IPCC es el resultado de un intenso trabajo – fueron estudiadas más de 12.000 publicaciones- y constituye el informe científico más completo desde el informe de 2007.

Los científicos advirtieron que si no se consiguen atajar esas emisiones de gases con efecto invernadero, el costo podría elevarse a billones de dólares en daños a ecosistemas y a propiedades, en sistemas para protegerse del impacto de esos cambios.

Los efectos del cambio climático ya se están empezando a notar y empeorarán con cada grado centígrado de aumento de la temperatura.

El informe señala que el calentamiento es imparable pero puede ser reducido de forma drástica si el ser humano controla las emisiones de CO2. Algunas medidas que pueden aplicarse en lo inmediato son “baratas y fáciles”, como reducir el derroche de agua, la extensión de zonas verdes en las ciudades, y la prohibición de asentamientos humanos en áreas de alto riesgo.

“Mensaje claro”.

“El mensaje es claro. Si se logra limitar el calentamiento a 2 grados, se evitarán impactos mayores”, dijo el climatólogo Jean Jouzel, miembro del buró del IPCC.

“La parte de la población mundial enfrentada a penurias de agua o afectadas por importantes inundaciones va a ser mayor”, advirtió Jouzel.

“No estamos preparados frente a los riesgos vinculados al cambio climático”, dijo por su parte el argentino Vicente Barros, copresidente del grupo de científicos autores del informe.

Consecuencias.

El nuevo documento, publicado en Yokohama tras cinco días de reuniones, detalla de forma más extensa el alcance del problema, que se aceleró a partir del siglo XX:

-Las temperaturas subirán entre 0,3ºC y 4,8ºC este siglo, lo que se añade a los 0,7ºC calculados desde que se inició la Revolución Industrial.

-El nivel de los mares aumentará entre 26 y 82 centímetros hasta 2100.

-El aumento de temperaturas recortará el crecimiento económico mundial entre un 0,2% y un 2% anual, calculan los científicos. El IPCC reclama un pacto mundial de aquí a finales de 2015 para limitar a 2ºC ese aumento en el siglo actual.

-Los impactos aumentan con cada grado centígrado y más allá de 4ºC podrían ser desastrosos, advirtió el texto.

-El cambio climático puede provocar más conflictos regionales, a causa de las migraciones de poblaciones afectadas por las inundaciones y de la competencia para monopolizar agua y comida.

-La producción de cereales (granos, arroz y maíz) tendría una dura disminución, frente a una demanda en neto crecimiento.

-Las hambrunas podrían ser especialmente severas en los países tropicales y subtropicales. La Amazonia es uno de los ecosistemas que más puede verse perjudicado, junto a los polos, los pequeños Estados insulares en el Pacífico y los litorales marítimos de todos los continentes. El informe detalla los efectos por regiones. En Sudamérica y América Central, los retos son la escasez de agua en áreas semiáridas, las inundaciones en zonas urbanas superpobladas, la caída de la producción alimentaria y de su calidad y la propagación de enfermedades transmitidas por mosquitos. Las ciudades latinoamericanas deben prepararse para modificar sus planes de urbanismo y de tratamiento de aguas. La producción agrícola deberá adaptarse a los períodos de sequía o de grandes lluvias, con granos más resistentes.

Números rojos

Un informe elaborado por la reaseguradora Swiss Re midió las amenazas a las que se enfrentan más de 600 urbes y 1.700 millones de personas.

Para su clasificación, el informe de Swiss Re suma posibles afectados por cada tipo de tragedia en cada ciudad. Por eso, un solo sujeto está contabilizado más de una vez, lo que implica que la cifra final de la población en riesgo supere el número de habitantes.

El ranking de ciudades es: 1) Tokio-Yokohama (Japón): 57,1 millones de personas en peligro; 2) Manila (Filipinas): 34,6 millones; 3) Delta del río de las Perlas (China): 34,5 millones; 4) Osaka-Kobe (Japón): 32,1 millones; 5) Jakarta (Indonesia): 27,7 millones; 6) Nagoya (Japón): 22,9 millones; 7) Calcuta (India): 17,9 millones; 8) Shanghai (China): 16,7 millones; 9) Los Ángeles (EE UU): 16,4 millones; 10) Teherán (Irán): 15,6 millones.

El informe de la aseguradora estableció, asimismo, un ranking del tipo de catástrofe que se convertirá en más frecuente como consecuencia del cambio climático y a la cantidad de personas que afectará el mismo.

El ranking es: 1) inundaciones: un riesgo para 379 millones de personas; 2) terremotos: 283 millones; 3) Vientos extremos: 157 millones; 4) Tormentas severas: 33 millones; 5) Tsunamis: 12 millones.

Díganse a sí mismo lo que siempre digo: “lo que le pasa al vecino, me pasa a mi por ser el vecino de mi vecino”.

¿Quieren sobrevivir o prefieren esperar a ver qué es lo que está por pasar?

En ustedes está la solución.

YPF comienza a trabajar en la obtención de energía mareomotriz

REGIONALES | 16 DE DICIEMBRE DE 2014, 19:59

El director de YPF Tecnología, Gustavo Bianchi, informó sobre la instalación de dos boyas oceánicas que operan en el Mar Austral para estudiar la factibilidad de la generación de energía proveniente del movimiento de mareas y corrientes, con el objetivo de diversificar la matriz energética.

El director de YPF Tecnología, Gustavo Bianchi, informó sobre la instalación de dos boyas oceánicas que operan en el Mar Austral para estudiar la factibilidad de la generación de energía proveniente del movimiento de mareas y corrientes, con el objetivo de diversificar la matriz energética.

“Una vez que sepamos a qué altura se obtiene mayor velocidad, tenemos una turbina hidrocinética que estamos construyendo con (la empresa estatal de soluciones tecnológicas) Invap, de unos 4 kilovatios de potencia, con la que se va a establecer el ‘factor de carga’, estimado en 80 días” de producción de energía cada 100, informó Bianchi preguntado por Télam, en referencia a la cantidad de días aprovechables para la generación de energía.

Hay tres tipos de energía mareomotriz: una debido a las olas; otra, a la subida y bajada de mareas y la tercera, a la corriente. En Punta Loyola se aprovechará el incremento de mareas sin necesidad de hacer estuario, que está sobre el mismo Río Gallegos.

En el Estrecho de Magallanes, se dispondrá de las corrientes continuas del Océano Pacífico y del Atlántico.

Con el “factor de carga” que da el valor de potencia, se obtiene con la turbina la eficiencia, a partir de lo cual se elabora un caso de negocio y se plantan turbinas más grandes, superiores a 25 megavatios.

El proyecto multidisciplinario integra al Centro Patagónico-Cenpat, a tecnólogos de Y-TEC -empresa integrada por YPF y el Conicet, y la Universidad Tecnológica Nacional regional Santa Cruz, entre otras entidades.

Los equipos a través de los cuales los científicos de Y-Tec medirán el potencial de las corrientes oceánicas para la generación de energía eléctrica están ubicados en el estuario de Río Gallegos y la desembocadura del Estrecho de Magallanes.

El proyecto busca que las energías alternativas se incorporen a una matriz energética nacional diversificada y representen un 15 por ciento del total de la potencia.

“El valor que uno tiene de energía del mar, depende de la condición de la zona costera que uno tenga; si uno tiene que construir un estuario para que el agua se derrame, es mucho más caro que tener una subida y una bajada en el mismo río, que es el caso de Punta Loyola, presentando una condición ideal para Argentina”, describió Bianchi.

Respecto a las corrientes marinas, “en el Estrecho de Magallanes estamos hablando de cinco nudos, una velocidad enorme que ahora queremos confirmar” con el instrumental de las boyas.

El estudio revelará también la distancia ideal desde la costa en la que instalar las turbinas, datos que además serán cruzados con el enorme e histórico acopio científico de datos sobre la migración de mamíferos marinos.

MFAEB

Siempre que no digan que mi sistema lo han estudiado con su sistema de boyas, de máquinas y con sus diplomas de universitarios, todo va bien, si hablan sobre mi sistema y se apropian de mi sistema, lamentablemente nos tendremos que ver en los tribunales.

El desconocimiento no exime a nadie de la ley.

BID da fuerte espaldarazo a energía eólica en Uruguay

ENERGIA LIMPIA XXI

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó una línea de crédito para proyectos de inversión de US$ 250 millones y la primera operación individual bajo esta línea por US$ 125 millones que promoverá la inversión en infraestructura y la inversión productiva en Uruguay, mediante la provisión de financiamiento de mediano y largo plazo a través del Banco de la República (BROU).

Este primer préstamo individual corresponde al Programa Financiero para el Desarrollo Productivo. Sus objetivos específicos son financiar inversiones en plantas de generación eléctrica a partir de energías renovables, básicamente eólica y solar, para contribuir a la diversificación de la matriz energética y reducir las emisiones de CO2, y financiar inversiones agropecuarias en proyectos de riego y de reconversión en el sector cítrico.

“Con esta Línea, el BROU se refuerza como brazo financiero de inversiones energéticas y agrícolas que contribuyen a un crecimiento sostenible y basado en la productividad y las ventajas comparativas del campo uruguayo”, dijo Ramón Guzmán, jefe del equipo del proyecto del BID.

El programa proveerá de recursos al Banco de la República para financiar empresas que desarrollen plantas de energía eólica, estimándose que contribuirá al financiamiento de un conjunto de proyectos que supondrá hasta 120 MW de energía limpia y contribuirá a paliar los problemas de dependencia de la matriz energética uruguaya en años secos.

También financiará unos 2MW en plantas pequeñas de energía solar de generación distribuida, para contribuir a una demostración de la viabilidad de esta tecnología.

MFAEB

Yo con un poco menos de 8 millones de euros proporciono la energía que produce Uruguay con fósiles.

                    

Consumos de     Uruguay            Producción Fósil    

Consumo    9.500.000,00        MWh    Fósil en    0,70%

Consumo Fósil    66.500,00        MWh        

Propuesta MFA EB                Reducciones a conseguir    

Nº Sistemas        1        Fósiles en     142,71%

Producción    MW    130            

MWh Entregar    MWh    94.900,00            

Precio MWh    €    58,50            

Importe Mensual    €    5.551.650,00            

Para que su Nación reduzca el 100% del producto fósil precisarían los siguientes datos:                    

Nº Sistemas    1                

Producción    MWh    66.500,00            

Reducción Fósil    142,71%                

Costo Sistema    €    7.504.854            

Ahorro petróleo        Orientativo            

20.486,16        Mes            

245.833,95        Año            

Honduras $146 millones para parque solar de 81,7 MW

La empresa SunEdison obtuvo un préstamo internacional multilateral para construir tres plantas de generación de energía fotovoltaica con una capacidad conjunta de 81,7 MW.

Martes 16 de Diciembre de 2014

Del comunicado publicado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE):

Belmont, California – SunEdison Inc. (NYSE:SUNE), fabricante líder en tecnología solar y proveedor de servicios de energía solar, ha anunciado hoy la firma de un acuerdo de financiación de deuda sin recurso por un valor aproximado de $146 millones con la Corporación Financiera Internacional (International Finance Corporation, IFC), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional (OPEC Fund for International Development, OFID).

El importe de este préstamo será utilizado para financiar la construcción de tres proyectos de energía solar fotovoltaica con una capacidad total de 81,7 megavatios (MW) en la República de Honduras.

Este será uno de los primeros proyectos de energía solar a gran escala conectados a la red eléctrica en el país centroamericano y proporcionará una fuente de energía limpia y renovable que permitirá diversificar la matriz energética hondureña.

A principios de 2014, el gobierno de Honduras contrató cerca de 600 MW de energía solar repartidos en 21 proyectos, de los cuales el mayor contrato es el de SunEdison.

Las centrales eléctricas Pacífico (23,3 MW), Choluteca I (23,3 MW) y Choluteca II (35,1 MW) abastecerán a la red nacional según los términos de los contratos de compraventa de energía (PPA) para 20 años alcanzados con la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), la empresa estatal de generación eléctrica, transmisión y distribución. Las tres plantas se construirán en la región de Choluteca, en el sur de Honduras, y se espera estén operando durante el segundo semestre de 2015, convirtiéndose en el mayor desarrollo de energía renovable en Centroamérica hasta la fecha.

SunEdison operará y gestionará las plantas en virtud de acuerdos a largo plazo de operación, mantenimiento y de Servicios de Gestión.

José Pérez, Presidente de SunEdison para EMEA y América Latina, comentó que, “estamos encantados de acceder a un nuevo mercado con un potencial de crecimiento tan importante de la mano de entidades financieras de talla mundial como IFC, BCIE y OFID. La energía solar está destinada a desempeñar un papel clave para abastecer la creciente demanda eléctrica en Honduras, contribuyendo a diversificar la matriz energética y reducir la dependencia de las importaciones de energía. Además, este nuevo logro refuerza la posición de SunEdison como el mayor desarrollador de energía renovable en América Latina”.

“Las energías renovables son una prioridad para IFC en Centroamérica. Nos centramos en proyectos pioneros con una clara viabilidad técnica, capaces de atraer financiación privada adicional y que fomentan reformas políticas clave” comentó Gabriel Goldschmidt, Gerente Senior de IFC para Infraestructura en América Latina y el Caribe. “Al apoyar a Honduras en el desarrollo de sus recursos solares, demostramos nuestro compromiso con este sector estratégico, ayudando a reducir las importaciones de petróleo, y permitiendo la reducción del coste de la energía para las industrias y los consumidores del país” añadió.

El Dr. Nick Rischbieth, Presidente del BCIE destacó que “estamos satisfechos de apoyar este proyecto que demuestra la capacidad de nuestra institución para aportar recursos en apoyo de la Estrategia Nacional de Energía de Honduras, y para proveer al mercado energía limpia a precios competitivos”. Además, remarcó que “este proyecto contribuirá a reducir la diferencia entre oferta y demanda de electricidad utilizando para ello una fuente de energía renovable, y permitirá un mayor desarrollo del sector energético en el país”.

Tareq Alnassar, Responsable del Departamento de Sector Privado y Operaciones de Financiación de Comercio Exterior de OFID comentó que “OFID se enorgullece de formar parte de este innovador proyecto que se encuentra perfectamente alineado con nuestro objetivo estratégico de aliviar la pobreza eléctrica, así como con nuestro compromiso de apoyar las soluciones de energías renovables”.

IFC ha proporcionado financiación directa por valor de $85,9 millones ($65,5 millones de deuda principal y $20 millones de deuda subordinada). En la financiación concedida por IFC se incluye un crédito blando por valor de $19,5 millones del Fondo de Tecnología Limpia (Clean Technology Fund), así como otros $20,7 millones de deuda principal procedente de inversores institucionales en el marco del Programa de Gestión de Financiación Conjunta (Managed Co-Lending Portfolio Program, MCPP). IFC jugó un papel clave a la hora de atraer a BCEI y OFID, que aportaron $45 y $15 millones de dólares respectivamente. La financiación total del proyecto ascendió a aproximadamente $146 millones, de los cuales $125,9 millones de dólares corresponden a deuda principal.

MFAEB

Yo solo les digo que con mi sistema Honduras tendría el 100% de energía limpia entre 6 y 12 meses, su costo sería de 80.669.903€ Con las plantas solares no les pueden garantizar el 100% de energía, por lo tanto será pan para hoy y hambre para mañana.

Ustedes sabrán lo que están haciendo.                    

Consumos de     Honduras            Producción Fósil    

Consumo    6.580.000,00        MWh    Fósil en    50,20%

Consumo Fósil    3.303.160,00        MWh        

Propuesta MFA EB                Reducciones a conseguir    

Nº Sistemas        35        Fósiles en     100,56%

Producción    MW    130            

MWh Entregar    MWh    3.321.500,00            

Precio MWh    €    58,50            

Importe Mensual    €    194.307.750,00            

Para que su Nación reduzca el 100% del producto fósil precisarían los siguientes datos:                    

Nº Sistemas    35                

Producción    MWh    3.303.160,00            

Reducción Fósil    100,56%                

Costo sistemas    €    80.669.903            

Ahorro petróleo        Orientativo            

716.711,07        Mes            

8.600.532,81        Año            

Científicos de Y-TEC ya están midiendo el potencial mareomotriz de la Argentina

Se colocaron dos boyas, una sobre el estuario del Río Gallegos y otra en la desembocadura del Estrecho de Magallanes. El Mar Austral Argentino reúne condiciones ideales de diferencias de marea para generar ese tipo de energía renovable.

Info NewsInfo NewsInfo News

“Un hito para la historia de la ciencia y la tecnología de la Argentina”. Así lo definieron las autoridades nacionales que ayer anunciaron en el edificio de YPF en Puerto Madero, la exitosa colocación de dos boyas “meteoceánicas” sobre el estuario del Río Gallegos y en la desembocadura del Estrecho de Magallanes, en la provincia de Santa Cruz, que permitirán estudiar el potencial del Mar Austral Argentino como nuevo recurso renovable para la generación de energía. Según deslizaron, el objetivo es que, en un lapso de diez años, un 15% de la energía del país sea renovable.

La energía mareomotriz la aprovechan quienes tienen diferencia de marea, y son muy pocos países en el mundo. La primera experiencia fue en La Rance, Francia, hace más de 50 años, y sigue funcionando. Y-TEC (la empresa de investigación y desarrollo creada por YPF y el CONICET en 2012) comenzó la búsqueda propia con esta iniciativa, que durará tres años y que –indicaron– será “un nuevo paso en pos de la soberanía energética nacional”.

Más de 50 especialistas de ámbitos científicos, tecnológicos, logísticos y administrativos trabajaron durante varios meses, desde que se aprobó el proyecto hace poco más de un año, hasta que en la tarde del pasado 2 de diciembre, el buque Lenga zarpó del muelle Presidente Illia de Punta Loyola, en Santa Cruz, hacia el interior del estuario del Río Gallegos para colocar la primera boya: la AXYS, de origen canadiense. Al día siguiente, en Cabo Vírgenes, el mismo buque fondeó la boya WAVESCAN, de procedencia noruega y diseñada para aguas más profundas, de entre 600 y 1000 metros, y adaptada para condiciones climáticas severas.

Las boyas, adquiridas por 2,5 millones de dólares, poseen dos landers (estructuras de soporte) que descienden con instrumental para medir las características del agua de mar, la dirección y la velocidad del viento y las olas; presión atmosférica y amplitud; humedad y temperatura; datos que serán compartidos con una red de satélites geoestacionarios. “Esto es un hito, por el potencial energético que tenemos en nuestra costa argentina. Dejamos de hablar de energía mareomotriz para empezar a trabajar en energía mareomotriz”, aseguró Gustavo Bianchi, director general de Y-TEC.

Una vez obtenidas las “grillas” con la dirección y el flujo de las corrientes y mareas, y las mejores alturas del agua en las que obtener mayor velocidad, se colocarán las turbinas, que darán el factor de carga. Una turbina hidrocinética la están fabricando junto con la empresa nacional INVAP, para la generación eléctrica a partir de corrientes marinas. En este caso es una “chica, de 4 kilovatios de potencia”, informó Bianchi. Como la velocidad del flujo de la corriente es constante, el sistema es sencillo. Se colocaría una turbina y, arriba, el generador, de ahí la importancia de conocer antes cuál es el factor de carga, la potencia y la eficiencia. Bianchi previó que el factor de carga alcance un 80%, o sea, que de cien días trabaja 80, más eficiente que la enegía eólica, que genera 40 días sobre 100, y la hidráulica, que es del 65 por ciento.

“Una vez que tengamos eso, podemos plantar turbinas más grandes, arriba de 25 megas. Nuestra zona de energía del mar es muy alta, podríamos llegar a tener arriba de 10 mil megavatios de potencia. Los estudios podrán confirmar estos datos.” Según explicó Bianchi a Tiempo Argentino, la instalación de la primera turbina comenzará “en la segunda mitad del año próximo”, y la idea a largo plazo es que, en al menos diez años, la Argentina tenga un 15% de su matriz energética ocupada por energías alternativas, como la eólica o la solar. En el caso de la energía mareomotriz, depende de la condición ambiental que tenga la costa. Y el país es privilegiado en ese sentido: “Si tengo que construir un estuario para buscar el agua y que después se derrame, es mucho más caro que si baja y crece sobre el mismo río, como en Punta Loyola. Es una condición ideal que tiene la Argentina, en otro lado no está. En el caso de las corrientes marinas, en el Estrecho de Magallanes hablamos de arriba de cinco nudos. Es enorme la velocidad. Otro lugar parecido a este no hay”, acotó el titular de Y-TEC.

Lino Barañao, ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, habló de la formación de profesionales en el tema energías renovables, que se dará en el marco de este proyecto de “energía azul” y de otro factor “importante” como es el desarrollo de proveedores: “Esto, más allá de plantear una posible solución energética para la Argentina, es una tecnología innovadora que puede ser vendida al exterior, para lo que hay que tener capacidad de producción en escala.” Desde Nueva Zelanda, por caso, que tiene también un estrecho entre las dos islas, aunque no con flujo continuo como aquí, ya se comunicaron para trabajar en conjunto.

La búsqueda de energía mareomotriz tiene que atender a otro interrogante, el de los ecosistemas sensibles. Por eso, en el proyecto trabajan biólogos marinos, oceanógrafos y ambientalistas, con el objetivo de reunir datos sobre la migración de fauna marina y el movimiento de las dunas en el lecho marino, para saber dónde colocar las turbinas.

La de Y-TEC, dijo durante la presentación el CEO y presidente de YPF, Miguel Galuccio, “es una fuerte apuesta a la innovación en no convencionales –petróleo y gas– y energías alternativas, expresando un pensamiento amplio hacia el autoabastecimiento energético”.

La información del “estudio del recurso energético marino de la Patagonia Austral” de Y-TEC será utilizada, a su vez, en el desarrollo de una biblioteca de datos y en la creación de nuevo equipamiento moderno. Bianchi destacó el valor de que el flujo de las corrientes argentinas sea un sistema continuo, “aunque llueve, truene o haya viento… o sea, a menos que la luna se vaya, esto se va a seguir estando”.

Una ingeniera repatriada, al frente del proyecto

Una de las profesionales a cargo del proyecto es la ingeniera Norma de Cristófaro, investigadora del grupo de energía mareomotriz de la Facultad Regional de Santa Cruz de la Universidad Tecnológica Nacional. Norma vive en Río Gallegos hace menos de dos años. Vino de Roma, adonde emigró en 1991 por razones económicas y de política científica. “Nos invitaban a lavar los platos, eso significa que no teníamos sueldos suficientes para vivir”, contó Norma, que retornó por el Programa Raíces, que ya repatrió a 1121 científicos argentinos.

La especialista sostuvo que es “la primera vez que se hace un proyecto de esta naturaleza, donde intervienen tantas disciplinas y especialistas”. Subrayó la ventaja de este tipo de energía basada en un recurso renovable, y la importancia de trabajar luego en el almacenamiento, para poder distribuirla tanto a pequeñas zonas costeras (“tradicionalmente postergadas y marginalizadas”) como a grandes poblaciones. “Con el Estrecho de Magallanes podríamos llevar electricidad a zonas donde en la actualidad no hay nada, conectar el continente con Tierra del Fuego.” La zona de Río Gallegos –enfatizó– es considerada la segunda más amplia del mundo en potencial, después de un área de Canadá, “porque tenemos diferencia de marea del orden de los 13 a los 15 metros”.

Mientras, las boyas ya envían los primeros datos sobre dirección del viento, meteorología y otros oceanográficos. “Están trabajando óptimamente, los datos se reciben en forma satisfactoria”, concluyó Norma.

MFAEB

La mareomotriz solo las podrán utilizar algunas naciones, pero la hidroelectricidad marítima la podemos colocar en todas las naciones que tengan como mínimo 10 metros de costa y son 72 naciones.

Mi sistema es sencillo, no tiene las complicaciones que los ingenieros estudian.

Están condenando al planeta, como daño colateral están dañando a todos los humanos.

¿Por qué hacen esto?

¿Qué intereses están en juego?

Hagan lo que quieran, mi vida ya la he vivido, es la suya la que está en juego ahora, pero si no les interesa su vida, ¿quién soy yo para interesarme por su vida?

En Ecuador 13 muertos en accidente en central hidroeléctrica

Publicado el Domingo 14 diciembre, 1:43pm

Trece personas murieron, entre ellas dos de nacionalidad china, al registrarse el domingo un accidente en la sala de máquinas de una central hidroeléctrica que se construye en Ecuador a cargo de una empresa de China, informó a la AFP el gobernador Yofre Poma.

“La información que tenemos en este momento es: 13 personas fallecidas”, dos de ellas de nacionalidad china, señaló por teléfono el gobernador de la provincia amazónica de Sucumbíos (este).

Según consigna el diario ecuatoriano El Comercio, la agencia pública de noticias Andes, dijo hoy (14 de diciembre del 2014), en su cuenta de Twitter, citando al Ministerio de Electricidad y Energía Renovable, que 13 personas fallecieron en el accidente en la construcción de la central hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair que se espera levantar en el 2016 como la mayor generadora de energía de aquel país.

De los fallecidos, explica Andes, tres son chinos y 10 ecuatorianos. Además, la agencia de pública de noticias relata que 12 personas estarían heridas y son atendidas en casas de salud ubicadas en Lago Agrio y Lumbaqui. Hasta anoche (sábado 13 de diciembre), el gerente (e) del proyecto, Luis Ruales, confirmó que un trabajador falleció y seis más resultaron heridos como consecuencia de un accidente en el frente de Casa de Máquinas. Este se ubica al lado sur de la carretera Quito-Lago Agrio, a unas cuatro horas de la capital.

El accidente ocurrió ayer como resultado de un problema en los pozos de presión dentro de la Casa de Máquinas, señaló Ruales quien confirmó que hoy (domingo 14 de diciembre del 2014) se dará una conferencia de prensa en el proyecto para dar más detalles del hecho.

MFAEB

Acompaña en su dolor a las familias de los fallecidos y desea que los heridos se restablezcan lo mejor posible y en el mínimo tiempo posible.

Carta abierta a todos los ingenieros y participantes del COP20

Les voy a decir algo que hasta un chimpancé podría entender, tal vez con esta frase alguno de ustedes ya no quieran seguir leyendo, pero eso solo indicará el orgullo y prepotencia que tienen. Un poco más de humildad no nos vienen nada mal a todos y reflexionar sobre lo que nos tienen que decir el resto de los habitantes de este planeta, este planeta no es solo de los gobernantes, de los multimillonarios, empresarios, militares y demás colectivos que dominan las personas, este planeta pertenece a todos los seres vivos que habitamos en él y no solo somos seres vivos los humanos, sino todos hasta las bacterias o virus.

Mi padre fue capitán de marina. Vivió siete naufragios y en ninguno de ellos perdió a nadie de su tripulación.

Muchas veces me hablaba de sus historias, me fascinaba la dialéctica que tenía, me pasaba horas y horas escuchando sus vivencias y siempre terminaba enseñándome algo de todo lo que me hablaba.

Un día me retó a investigar sobre la forma de obtener electricidad de la mar, me puso en antecedentes sobre el poder que tiene la mar. Unos pocos meses necesité para saber la forma de obtener todo ese poder, pero me parecía imposible que, siendo tan simple, ningún ingeniero se habría percatado de hacerlo.

Mi padre, de forma sencilla, con una botella y una nota dentro, puso a las tres armadas del golfo de Vizcaya a verificar lo que decía mi padre: “Las corrientes del Golfo de Vizcaya estaban mal”, se modificaron, pero nunca le dieron una palabra de agradecimiento por su observación.

Yo no quiero que me pase con ustedes. Yo me he pasado más de 20 años estudiando mi sistema, observándoles para no copiar sus trabajos, para que ustedes no me pudieran denunciar. Cuando comencé con internet, buscaba patentes relacionadas con mi sistema y hasta hoy en día no hay ninguna, no existe ninguna central de electricidad marítima; solo mareomotriz, generadores marinos con hélices de aerogeneradores, gusanos marinos que trabajan con las olas y otros artilugios más que yo no comprendo por su complejidad.

Yo no tengo diploma de ingeniería, pero ustedes no tienen, ni han tenido la forma de ver mi sistema. Eso nos pone en una tesitura que una de las dos partes va a tener que ceder y por mi parte y la de mi familia nosotros no cederemos nunca, por lo tanto o ceden ustedes o este mundo se lo comerá el cambio climático, puesto que renovaremos año tras año la patente del invento.

Les voy a dar un ejemplo: Si ustedes tendrían el permiso de conducir, pero no tienen capital para alquilar, comprar u obtener un coche, tienen que desplazarse a un hospital para ser operado cuanto antes, puesto que, cuanto más tarden en llegar más complicada será la operación y podría estar su vida en peligro.

Yo, sin embargo, tengo el coche para poder llevarlo, pero no tengo el papelito que tiene usted, entonces no le permito conducir mi coche porque por algo es mío.

¿Qué harían, hablar para que lo lleve o ponerse en manos de la suerte?

Lo mismo ustedes son de los que prefieren morir antes que reconocer las cosas ante uno que no tiene sus estudios y no se van a rebajar; claro, esto significaría que, se van a quedar como ignorantes, estúpidos y podrían perder estatus ante el resto del mundo.

En ese caso, piensen que el cambio climático es la enfermedad que se tiene que operar con urgencia y cuanto más se demora, peor serán las consecuencias y les voy a decir que no solo afectará a usted, sino a su familia, sus amigos, sus vecinos. ¿Los va a dejar morir por su orgullo, por su prepotencia?

Usted, que está leyendo esta carta y tiene un vecino, un familiar, un amigo, quiero que sepa que ese ingeniero está poniendo su vida en riesgo por ignorancia de mi sistema, por prepotencia u orgullo por conocimiento de mi sistema y no querer hablar, esas son las dos opciones que tiene.

Lo importante es que me han leído 1 vez desde el Vaticano y muchas veces desde casi todas las partes del planeta y por eso mi forma de explicarles lo que sucede.

Yo también soy orgulloso y prepotente. ¿Se pensaban que para ser de esa forma tenemos que estudiar en la Universidad? Pues, no se necesita ir a estudiar nada de nada y yo también tengo un diploma como Maître d’hotel con una calificación de Sobresaliente y les voy a decir lo que hice con ese diploma: Lo doblé en cuatro y lo tiré encima del placar de mi habitación.

A mí un papel no me dice los conocimientos que tengo, sino el resultado de un examen que he podido olvidar a la semana siguiente, pero si me gustaba demostrar mis conocimientos sin necesidad de ese papel de…

Mi padre me decía que la mar lo que quiere es que se le pongan delante lo más fuerte que ha construido el hombre, para destruirlo a su antojo, al principio no comprendía esa frase, pero luego cuando estudié física me di cuenta de lo que quería decirme con eso. Existe una ley de física que dice que siempre nos vamos a encontrar en una acción, una contra reacción igual o superior a la acción.

¿No sabían esa ley de física ustedes?

No les voy a explicar la inmensa cantidad de ejemplos que tenemos en toda la historia del planeta, las veces que el poder de la mar ha destruido sus monumentales obras arquitectónicas y las que faltan por destruirles. Cada año va a ser más y más fuertes los impactos de este poder.

La naturaleza quiere sencillez y ustedes ingenieros ilustres les dan más y más construcciones complejas, difíciles de comprender. ¿Es para poder cobrar más?

Yo, con la sencillez voy a cobrar a más de 50€ el MWh y me dará igual que los espejitos solares cobren a 10€ el MWh o tal vez hasta menos, mi sistema les va a proporcionar electricidad las 24 horas del día, los 365 días del año, eliminando la producción de fósiles entre seis y un año. No necesito esperar al año 2020 para eliminarles solo el 20%, sino que en un año les elimino el 100%.

Si quieren que eso suceda, me llaman al +59897431616, hacemos una reunión en Uruguay y veremos a ver si podemos llegar a un acuerdo y terminamos firmando el contrato.

Si se dicen que no han tenido conocimientos de ningún sistema como el que estoy diciendo, entonces tengo la razón de que soy el único que ha podido pensar en este sistema y por lo tanto es mi sistema el que les puede reducir al 100% su consumo contaminante.

¿Cómo es mi sistema?

Es muy sencillo y está probado que funciona. Es la forma inversa de las hidroeléctricas fluviales y por eso se llama Hidroeléctrica Marítima, que no tiene nada que ver con la Mareomotriz, la Hundimotriz o la Aeromarítima.

¿Siguen sin verlo claro?

Es normal, no se lo digo claro para que no puedan sacar sus diplomas, hablen con sus palabras retorcidas, pongan fórmulas de letras, cuyos valores los ponen a su antojo; esto de las fórmulas es como la magia, son trucos que nos deslumbran.

Simplemente no me fio ni de ustedes, los ingenieros, ni de los políticos, ni de los empresarios de electricidad, por eso, como en casa, no salgo, observo y me cuido de todos ustedes muy mucho. Pareceré que estoy paranoico, pero solo soy precavido.

Empresas globales renuevan apuesta por la sonstenibilidad en el WCS2014

Sábado, 13 de Diciembre 2014 | 6:05 pm

Empresas globales renuevan apuesta por la sonstenibilidad en el WCS2014El Ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga Alba, resaltó la importancia de generar inversiones y empleos sustentables, impulsar medidas de eficiencia y seguridad energética.

Temas relacionados: cambio climaticowcs2014sostenibilidadLimaLima

COP20: Negociaciones continúan estancadas y se prolongan| EFE

Ban Ki-moon, recibe Medalla de Honor del Congreso| RPP

COP20: Perú recibe irónico premio ´Fósil del día´| RPP

En el marco de la COP 20, y como parte del Lima Climate Action Highlight, se realizó en Lima la quinta edición del “World Climate Summit 2014” (WCS2014), la misma que llegó a reunir a más de 400 líderes en representación de gobiernos nacionales, empresas privadas, centros de pensamiento, filántropos, ejecutivos de negocios y organizaciones de la sociedad civil, entre otros, en busca de alternativas para enfrentar el cambio climático.

En el WCS2014 el Ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga Alba, resaltó la importancia de generar inversiones y empleos sustentables, impulsar medidas de eficiencia y seguridad energética, disminuir la presión de los ecosistemas y, en general, orientarnos hacia un desarrollo bajo en carbono cumpliendo con los compromisos asumidos sobre cambio climático.

Asimismo, destacó que su gestión viene impulsando al cambio de la matriz energética en el Perú hacia fuentes limpias, diversificadas, competitivas y desacopladas de mayores emisiones, priorizando las energías renovables convencionales, como las hidroeléctricas, las no convencionales, como la generación eólica, la bioenergía o la energía solar fotovoltaica; y el gas natural.

Según Mayorga, indicó que si bien las emisiones que producimos son bajas, vamos a reducirla mucho más y llegaremos al 60% de energía con fuentes renovables y el 40% restante con gas natural, un recurso que cuando es usado como combustible resulta la energía fósil más limpia que existe entre los de su tipo.

A su turno, Jens Nielsen, fundador y CEO de World Climate Ltd. enfatizó que el cambio climático no es solo un problema sino también presenta una oportunidad, pues existe un gran número de formas para introducir mecanismos más limpios de energía y para reducir la demanda energética: calidad del aire, seguridad, salud, calidad de vida, etc.

Finalizando la jornada, las empresas globales concluyeron que desde el sector privado se pueden llevar a cabo importantes acciones para enfrentar el cambio climático. Sin embargo, se identificó que la principal barrera es la falta de claridad de un marco de trabajo con regulaciones e incentivos bien establecidos desde el Estado para que estas acciones puedan prosperar, especialmente en proyectos de largo plazo. Por ejemplo, por ejemplo, sus tarifas no son competitivas debido a los subsidios en el gas natural.

Durante el evento, también se destacó que el primer paso para inspirar al sector privado empieza con sus CEOs, para que a su vez involucren a toda la organización en su conjunto a través de acciones de comunicación y de educación para lograr cambios en los hábitos y comportamientos.

Se resaltó además que este tipo de cambios no debería abordarse desde un enfoque de competencia, sino como una oportunidad para establecer sinergias y alianzas que permitan a todos lograr sus metas económicas y al mismo tiempo cumplir sus compromisos de sostenibilidad, esto con especial relevancia para aquellas que tienen las alianzas público-privadas.

Asimismo, los empresarios resaltaron que el proceso de innovación le permitirá a las empresas responder a las demandas de los temas ambientales y sociales, dado que el cambio climático pondrá a prueba la habilidad de las empresas para hacer más con menos, aprovechando mejor los recursos empleados.

El World Climate Summit 2014 busca integrar el aporte de empresas privadas hacia el acuerdo global de París 2015, a través de la campaña internacional “Road to Paris 2015”, que busca consolidar compromisos corporativos de sostenibilidad.

MFAEB

Si sabría mucha gente los pensamientos que tenemos en la creación de EB, muchos se tirarían de los pelos por tardar tanto en la contratación de nuestro sistema.

Qué pena que el orgullo y la prepotencia de los ingenieros no nos permitan demostrar que si se puede, pero su orgullo y su prepotencia están condenando, no solo al planeta, sino a miles de trabajadores.

No es mi problema, mi conciencia está muy limpia, tanto como mi sistema. Luego se les infla la boca hablando y hablando, pero sus hechos hablan de otras palabras.

Les felicito y les alentó a que continúen como van, que van muy, pero que muy bien.

Empresas Eléctricas Chile necesita energías tradicionales y nuevas

Asociación Empresas Eléctricas aclaró que no es lo mismo evitar que precios suban a hablar de una baja.

Sí en cambio coincidió en el aporte que significa la incorporación de las energías no convencionales.

Publicado: 10:20 | Autor: Cooperativa.Cl

El director Ejecutivo de la Asociación Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, aclaró que los precios de la energía para los consumidores recién podrían experimentar bajas a partir de tres años más y no a partir de 2016 como expresaron autoridades el pasado viernes.

En entrevista con El Diario de Cooperativa, el directivo matizó los resultados de la reciente licitación sobre la generación energética de un tercio del Sistema Interconectado Central (SIC), describiendo que los esfuerzos están más cerca de evitar que suban las tafifas antes de hablar realmente de un descenso en los precios.

“Con los resultados que tenemos hoy día, probablemente estamos más cerca de evitar que suban (los valores de las cuentas) a lograr que bajen”, indicó el personero.

“Probablemente el gran esfuerzo -para que la tendencia sea realmente a la baja- debería estar relacionado con las licitaciones que vamos a comenzar a organizar para el próximo año, por lo que las posibilidades que las cuentas realmente bajen se aleja un poco más en el tiempo, como el 2018, 19 ó 20”, añadió Rodrigo Vergara.

Subir Aporte de las energías alternativas

En lo que sí coincidió el representante de la Asociación Empresas Eléctricas es que el sistema nacional requiere de un “desarrollo armónico y diversificado de su matriz eléctrica”, desmitificando que incorporar energías como la solar o eólica implique un aumento de la vulnerabilidad.

“No sólo no aumenta el riesgo sino que lo disminuye, por el contrario estos mitos son peligrosos porque empiezan a quedar en la mente de las personas y cualquier día en que se cortó la luz por dos horas, la gente piensa que esto es culpa de las energías renovables”, ejemplificó.

Además de mencionar las diferencias de variables de las energías no convecionales en comparación con productos como el gas natural licuado, Rodrigo Vergara dijo que “las energías renovables están siempre presentes, son nuestras y por lo tanto lo que hacen es aportar aún más seguridad al sistema”.

Consultado sobre la vigencia de polémicas como el proyecto HidroAysén, el ejecutivo indicó que “Chile requiere todo tipo de proyectos, tradicionales y nuevas, un país como el nuestro no está en condiciones de sobrevivir con condiciones viables, seguras y económicas en su sistema energético, solamente con energías renovables no convencionales”.

Rodrigo Vergara recordó que el mercado chileno es comprador y no generador de energía, por lo que prefiere “no ponerles nombre a los proyectos” y ve con optimismo el aumento paulatino de megas al sistema eléctrico, provenientes de nuevas alternativas de energía.

MFAEB

Si es cierto que quieren nuevas y prósperas formas de energía, estoy a su disposición.

Mi Cel es +59897431616 pero lo dudo mucho que ustedes se pongan en contacto con una persona que no tiene un diploma de ingeniero, pero si tengo la forma de darles el 100% de la energía que gasta Chile y con solo 6 meses de obras.

Consumos de     Chile            Producción Fósil    

Consumo    60.280.000,00        MWh    Fósil en    47,00%

Consumo Fósil    28.331.600,00        MWh        

Propuesta MFA EB                Reducciones a conseguir    

Nº Sistemas        216        Fósiles en     100,18%

Producción    MW    180            

MWh Entregar    MWh    28.382.400,00            

Precio MWh    €    58,50            

Importe Mensual    €    1.660.370.400,00            

Para que su Nación reduzca el 100% del producto fósil precisarían los siguientes datos:                    

Nº Sistemas    216                

Producción    MWh    28.331.600,00            

Reducción Fósil    100,18%                

                    

Ahorro petróleo        Orientativo            

6.124.296,45        Mes            

73.491.557,42        Año            

Uruguay busca 100% de generación con energía limpia

ENERGIA LIMPIA XXI

Según el informe Climascopio 2014 publicado por Bloomberg y el BID, Uruguay se encamina a convertirse en un líder mundial en capacidad eólica instalada como porcentaje de la capacidad total.

Uruguay ha anunciado que se encuentra a punto de lograr que el 100% de su energía eléctrica provenga de fuentes renovables. Para ello invierte el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) y destaca que cerca del 40% de esa energía limpia viene de energía eólica, solar y biomasa.

Ramón Méndez Galain, director Nacional de Energía. Es físico. “Uruguay no tiene ni petróleo, ni gas, prácticamente ha usado todo su potencial hidroeléctrico y está creciendo a un 6% su economía. Al mismo tiempo quiere reducir su pobreza”, explica Méndez quien estuvo presente esta semana en la Cumbre de Cambio Climático en Lima.

Uruguay ha invertido 22 mil millones en energías renovables en los últimos 6 años y esta dando pasos agigantados para alcanzar 100% de generación de energía basado en fuentes renovables, destaca Energía Limpia XXI

En esa escasez de recursos energéticos fósiles, los uruguayos no vieron un problema sino una oportunidad. Los cuatro principales partidos políticos se pusieron de acuerdo y se comprometieron con una política a largo plazo. La Política Energética de Uruguay va hasta 2030 y gane quien gane las elecciones debe mantener el rumbo pactado.

Un rumbo que ya dio frutos. Los uruguayos han visto caer 6% la cuenta de electricidad que pagaban antes. En 2012, como lo recordó el economista mexicano Tabaré Arroyo, autor del reporte Líderes en Energía Limpia de WWF, Uruguay ocupó el primer lugar de países con más alto porcentaje de PIB invertido en energía renovable. Y en 2014, fue el país de América Latina con la mayor tasa de crecimiento de las inversiones en energías limpias.

El secreto, de acuerdo con Ramón Méndez, es una receta sencilla: una política a largo plazo, respaldo de todos los partidos, diálogo entre sector privado y público y atraer a los mejores cerebros. Sobre este último punto Méndez explico que a través de distintos incentivos multiplicaron por diez los investigadores expertos en energía.

Méndez también recordó que en 2007 cuando crearon un mecanismo de “subasta” para las empresas interesadas en producir energía limpia muchos expertos creyeron que estaban locos. La subasta consiste básicamente en poner en licitación una cantidad de energía que debe ser producida y se contrata al mejor postor, al que ofrezca la tarifa más barata. En contraprestación se le asegura un negocio por al menos 20 años o ciertas facilidades tecnológicas. Hoy 53 países han adoptado ese modelo. Los precios de producción eléctrica son competitivos y se han ido acercando a 60 dólares por megavatio por hora (MWh).

“Todo estaba previsto, menos la victoria de Uruguay”, fueron las palabras del expresidente de la FIFA Jules Rimet tras el título uruguayo en Maracaná en 1950. Bien podrían acomodarse a la carrera por las energías renovables en el siglo XXI.

Con información del El Espectador

MFAEB

Tal y lo que dijo, le contesto algunas cosas.

Ustedes en 6 años se han gastado más de 22 mil millones en una energía que tal y como dice en su carta abierta no funciona todos los días. ¿Sabe cuánto se gastarían con mi sistema para producir el total de la electricidad que se gasta en Uruguay?

Solo 190 millones de euros y todos los días del año, si lo que quieren es solo eliminar el consumo fósil, le cuento que con 8 millones de euros se produciría el consumo de electricidad producida por consumo de fósiles.

Intenté hablar con todo el personal adecuado sobre el tema y la respuesta de uno de los ingenieros de UTE fue: “Lamentablemente, como ya lo tiene patentado, a UTE no le interesa su proyecto”.

¿Quieren ustedes que se lo regale?

Esto es un negocio, al igual que ustedes tienen que cuidar el capital del gobierno, puesto que no es de ustedes, sino del pueblo uruguayo.

No venga diciendo que buscan las mentes mejores, puesto que ninguno ha visto la forma de obtener el poder de energía que nos proporciona la mar. Solo yo he visto ese poder y la forma de obtenerlo a escasos metros de la playa.

Cuando quiera y en el lugar que quiera, le explico el funcionamiento y verá como usted me dará la razón.

Si solo repite las palabras vacías como el resto y no acepta mi reunión porque no tengo un diploma como usted, entonces, sigan gastando el capital del pueblo para obtener solo el 15% y si se llega.

Manuel Falque Armada                        

Presidente MFA EB                        

C/Demir Manz. 23 S.23Médanos de Solymar Canelones Uruguay 15005            

C.I. 5.830.425-4        D.N.I. 15.949.724-Y                        

Cel. Personal    097 431 616                    

Uruguay    Ramón Méndez

C/Paraguay Palacio Luz            

“Le agradezco su atención y tenga a bien atender mi propuesta.

Como usted bien sabe, el mundo está buscando una energía renovable.

Yo les ofrezco una energía que no precisa de agua de lluvia, sol, viento, fósiles, mareas u olas. Es un sistema innovador e ilimitado y por lo tanto beneficioso no solo para su Nación, sino para el medioambiente y la reducción del efecto invernadero, la lluvia ácida y en definitiva un ahorro considerable en consumo de fósiles.

Le agradezco que estudie los números que le muestro y los dé a conocer al Ministro de Energía de su Nación.”                        

                    

Consumos de     Uruguay            Producción Fósil        

Consumo    9.500.000,00        MWh    Fósil en    0,70%    

Consumo Fósil    66.500,00        MWh            

Propuesta MFA EB                Reducciones a conseguir        

Nº Sistemas        1        Fósiles en     197,59%    

Producción    MW    180                

MWh Entregar    MWh    131.400,00                

Precio MWh    €    58,50                

Importe Mensual    €    7.686.900,00                

Para que su Nación reduzca el 100% del producto fósil precisarían los siguientes datos:                        

Nº Sistemas    1                    

Producción    MWh    66.500,00                

Reducción Fósil    197,59%                    

                        

Ahorro petróleo        Orientativo                

28.406,46        Mes                

340.877,56        Año                

Carta abierta de Ramón Méndez, director nacional de Energía, a la Red de Economista de Izquierda

09 de agosto de 2013 a las 12:29 hs Actualizado a las 12:32 hs

Estimados compañeros,

He leído con mucha atención vuestro análisis sobre la terminal regasificadora que se instalará en Punta Sayago. Antes que nada quisiera agradecerles por debatir en relación a un asunto tan relevante para nuestro país. En esta civilización del zapping, en la que pasamos con gran velocidad de un tema a otro sin detenernos en ninguno, lo que no abunda son los comentarios meditados. Hasta ahora, las escasas opiniones críticas que había leído en relación a al proyecto de la regasificadora se parecían a las cañitas voladoras de las fiestas de fin de año: mucho ruido y gran espectáculo lumínico, pero unos segundos después no queda absolutamente nada más que una inmensa negrura.

La profundidad del análisis realizado por Uds. me invitó a preparar esta respuesta incluyendo nuestros puntos de vista. Es que, en relación a las 4 o 5 ideas centrales de vuestro informe tengo diferencias sustanciales que cambian rotundamente la conclusión final.

Pero antes de hablar de las discrepancias, querría resaltar una coincidencia central: la necesidad de realizar las inversiones necesarias para impulsar el desarrollo de las energías renovables en nuestro país. Es esta, sin duda, la mejor estrategia para aumentar la soberanía energética nacional, independizarnos de la volatilidad de los commodities energéticos, reducir y estabilizar nuestros costos dando certezas para el mediano y largo plazo, y contribuir al cuidado ambiental reduciendo, en particular, las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero además, la cadena de las energías renovables permite la transferencia de nuevos conocimientos al país, ayuda a desarrollar nuevas capacidades industriales y, sobre todo, genera miles de puestos de trabajo, permitiendo la capacitación de muchos uruguayos en temas de alto nivel tecnológico.

Las energías renovables y la generación eléctrica

Sin embargo, y aquí comienza mi primer discrepancia profunda con vuestro análisis, ni la energía eólica ni la solar fotovoltaica son gestionables por el hombre. Por el contrario, el recurso natural es altamente variable por lo que no nos brinda la certeza de ofrecernos la energía en el momento requerido por la demanda nacional. Por esta razón, más allá de algunas diferencias en relación a las hipótesis asumidas en vuestro informe sobre la cantidad de energía generada por cada fuente renovable (por ejemplo, supusieron un “rendimiento” de los parques eólicos por encima de la media, sin considerar además las paradas de mantenimiento), la mayor debilidad de dicho análisis es que realiza una simple suma de la energía total que brinda cada fuente energética a lo largo de todo el año mientras que lo necesario es realizar un análisis hora a hora y, a veces (sobre todo cuando se cuenta con un sistema con un alto porcentaje de energía eólica, como tendrá nuestro país) con un paso horario de sólo 10 minutos. En otras palabras, más allá de que en el promedio del año podamos contar con abundante cantidad de electricidad de origen eólico y/o solar, ¿con qué fuente garantizamos el abastecimiento de la demanda los días nublados y sin viento? Si me permiten la licencia de parafrasear vuestro informe, coincido en que “lo único previsible a mediano y largo plazo es que el sol seguirá brillando y que el viento seguirá soplando”. La única dificultad es que no siempre el sol brilla ni el viento sopla a la hora en que los necesitamos…

Lo expuesto en el párrafo anterior es una de las principales razones (hay muchas otras, claro; pero esta es una de las más esgrimidas) por las cuales, las energías renovables no han logrado cubrir más del 15% de la matriz energética primaria mundial. Recordemos que Europa se plantea como gran meta alcanzar un 20% de su matriz energética en base a renovables para el 2020. Y recordemos también que, con la incorporación de energía eólica, energía solar, energía a partir de residuos de biomasa y los biocombustibles, además de la hidráulica, nuestro país será uno de los primeros en superar la barrera de 50% de energías renovables en su matriz de abastecimiento global, y más del 90% en su matriz de generación eléctrica, en años de lluvias medias.

Una de las razones por las que Uruguay podrá alcanzar un porcentaje de energías renovables por encima de la media, en particular en el sector eléctrico, es la gran cantidad de potencia hidráulica instalada. El agua, a diferencia del viento y el sol, sí puede acumularse, por lo que la gestión conjunta del viento, el sol y el agua permitirá brindar una importante firmeza a nuestro sistema energético futuro. Pero, lamentablemente, esta firmeza también tiene un límite dado que, si bien podemos reservar agua en nuestras represas, no podemos hacer que llueva. En años secos, durante semanas, no resulta posible disponer de más de un centenar de MW de generación hídrica, a pesar de que tenemos 1550 MW de potencia hidráulica instalada. ¿Cómo garantizar la energía necesaria los días nublados y sin viento… durante un año seco?

Los sistemas energéticos de un país y, en particular, los eléctricos, exigen contar con la infraestructura necesaria para hacer frente a la demanda ante cualquier circunstancia. No sólo en las mejores condiciones y ni siquiera para las situaciones o los años “promedio”. También para los días nublados y sin viento durante los años de pocas lluvias. Esto resulta particularmente relevante en nuestro país, debido a la alta incidencia del fenómeno de El Niño – La Niña, pero mucho más dado que hemos resuelto instalar altísimos porcentajes de generación eléctrica de origen eólico. Para complicar las cosas, ni siquiera las más elaboradas herramientas de la ciencia meteorológica actual nos permiten prever con un grado de certeza lo que va a acontecer en un lapso mayor a 15 días, por lo que todos los análisis de futuro que superan esa ventana de tiempo son meramente probabilísticos.

Esto me permite mostrar en qué consiste la debilidad de vuestra estimación. Uds. analizan lo que sucedería en los próximos años considerando siempre un “año de lluvias medias”. Cuando Uds. mencionan 6800 GWh de energía hidráulica por año, en realidad se refieren a “un año de lluvias medias”, o al promedio de varios años. Pero en algunos años particularmente secos la cantidad de energía generada en nuestras represas puede llegar a ser la mitad de dicho número. ¿De dónde obtendríamos 3000 GWh de energía hidráulica faltante en un año seco, como ocurrió en 2006? La respuesta no vendrá de la generación eólica, solar o la biomasa porque esas “ya las incluimos en la cuenta”. Para estos años, se precisa otra forma de generación “gestionable”, es decir, que pueda encenderse y apagarse por mera voluntad humana, como forma de garantizar que, ante cualquier circunstancia, la generación de electricidad acompaña adecuadamente las variaciones horarias de la demanda.

Esta generación gestionable es de origen térmico en todo el mundo. De hecho, un poco más del 80% de la generación eléctrica en el mundo es de origen térmico, ya sea en base a gas natural, carbón, derivados de petróleo o nuclear y, esencialmente, sólo las máquinas que utilizan como combustible derivados de petróleo o gas natural pueden ser fácilmente “gestionables”.1

Los párrafos anteriores muestran que, si queremos garantizar el abastecimiento de la demanda de energía eléctrica del país, resulta imperioso tener en cuenta no sólo la variabilidad horaria de cada una de las fuentes sino la probabilidad de ocurrencia de años secos, en función de las crónicas pluviométricas que conocemos de los últimos 100 años de registros meteorológicos. Esto se logra mediante complejos modelos matemáticos-informáticos-energéticos de simulación probabilística, cuyo manejo lleva meses de entrenamiento. Estos modelos tienen tal relevancia a la hora de tomar las decisiones (desde la definición del plan de expansión de largo plazo del sistema de generación nacional hasta la decisión semanal, o incluso horaria, de cuáles son los generadores que es necesario utilizar en cada momento para satisfacer la demanda global del país), que un Decreto indica cuál es el organismo encargado de definir el “modelo oficial” que debe considerarse. Hoy en día nos encontramos en una etapa de transición entre un modelo desarrollado en la década del 70 por la empresa francesa EDF a uno diseñado por un conjunto de expertos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, el cual es manejado ya por varias decenas de ingenieros y economistas de UTE, de la Dirección Nacional de Energía y de ADME, además de la propia Facultad de Ingeniería. Esta transformación del modelo de simulación es un paso más hacia la soberanía energética de nuestro país.

Como consecuencia de todo lo anterior, debido a esta imprevisibilidad de la pluviometría en Uruguay, todas las previsiones energéticas son probabilísticas. No podemos hablar de números exactos sino de un valor esperado, fruto de la combinación de escenarios pluviométricos esperables, cada uno de ellos con su correspondiente peso estadístico.

Como consecuencia de lo anterior, cuando uno realiza el análisis del sistema eléctrico uruguayo de manera completa, se obtienen resultados sustancialmente diferentes a los que surgen de vuestro documento. De hecho, se obtienen dos diferencias significativas.

La primera es que, aún en un año de lluvias medias, para tener en cuenta la alta variabilidad del recurso eólico, se necesitará contar con generación gestionable por el hombre. El modelo de simulación diaria muestra que, a pesar de la alta incorporación de energía eólica, del uso de toda la generación disponible utilizando biomasa y del comienzo de la generación fotovoltaica, además de la electricidad de fuente hídrica, aún en un año de lluvias medias se precisará cerca de 700 GWh térmicos en 2015, y este número crecerá hasta casi triplicarse hacia 2030. En otras palabras, no se concluye que recién se precise el gas natural a partir del año 2020, como señala vuestro informe, sino que el mismo se precisa ya desde el 2015.

Pero la segunda diferencia es mucho más significativa. En años muy secos la necesidad de generación térmica puede llegar a trepar hasta casi 4000 GWh anuales durante los primeros años posteriores al 2015, un número significativamente mayor a medida que transcurre el tiempo. En dichos años secos, asumiendo la diferencia de precios actual entre la generación con gas natural y la generación con gasoil (más adelante también discutiré esta hipótesis), la diferencia entre contar o no contar con gas natural supera 400 millones de dólares en un solo año2. Es decir, en dichos años, si contamos con gas natural para generar reducimos en 400 millones de dólares el costo país, sólo para el sector eléctrico.

Por dicha razón, cuando se calcula el valor esperado del beneficio bruto de la participación del gas natural en la matriz de generación eléctrica por sustitución de gasoil (fruto de la ponderación estadística de todos los años, los secos, los medios y los húmedos), la reducción en el costo de generación de electricidad en Uruguay para los próximos 20 años3 es del orden de 1000 millones de dólares4. Naturalmente, este número depende de las hipótesis con las que se diseñe el escenario energético para las próximas dos décadas, por lo que este valor puede variar en realidad entre 800 y 1300 millones. Un resumen del análisis económico de dichos escenarios se encuentra en el documento “Beneficios económicos de la Terminal Regasificadora de Punta Sayago”, disponible en la página web de la Dirección Nacional de Energía5.

Más adelante analizaré los costos de la terminal regasificadora y de toda la infraestructura necesaria para contar con gas natural en nuestro país, mostrando que estos son claramente inferiores a los beneficios brutos generados por la penetración del gas natural en Uruguay. Sin embargo, no quiero dejar de mencionar que en vuestro informe señalan que “la infraestructura para utilizar los combustibles líquidos ya existe (refinería y oleoductos) y está ampliamente amortizada”. Esto no es así. Desde hace años el combustible para las plantas de generación térmica de UTE es importado y ya hemos llegado al límite logístico (en particular, muelles y demás infraestructura para la descarga de derivados) como para seguir ampliando la capacidad de generación en base a gasoil y/o fueloil. Si siguiéramos por dicho camino sería necesario ampliar fuertemente la infraestructura existente, con un costo de varios cientos de millones de dólares. 6

Corresponde concluir entonces que, realizando un análisis completo del sistema eléctrico nacional y de su expansión prevista, aun considerando la importante introducción de energías renovables en nuestra matriz eléctrica, o más precisamente para poder garantizar la introducción de esos altos porcentajes, el uso del gas natural permite reducir fuertemente los costos de generación eléctrica en Uruguay.

La evolución del precio del gas natural

Paso a referirme entonces al segundo punto de discrepancia con vuestro informe. Uds. citan una frase del economista uruguayo Fernando Etchevers que afirma que el gas natural alcanzará rápidamente un precio equivalente al del petróleo, por lo que la diferencia de costo de generación eléctrica entre ambos combustibles se diluiría en el tiempo. Dicha afirmación contradice la totalidad de los informes internacionales disponibles, oponiéndose a la opinión de todos los expertos que hemos consultado y leído en los últimos años. En efecto, la literatura técnica muestra con claridad al menos dos hechos incontrastables.

El primero es que, si uno compara la evolución pasada del precio del petróleo y del gas natural, si bien este último acompaña las variaciones del primero, se mantiene sistemáticamente por debajo. Más aún, las variaciones relativas de los precios del gas natural son significativamente menores que las del crudo. Los datos publicados, por ejemplo, en los informes anuales de la Agencia Internacional de la Energía, que se reproducen aquí abajo, describen dicho comportamiento. Las gráficas muestran que, cuando el precio del petróleo se ha disparado (por ejemplo, multiplicando su valor por 7, desde los valores históricos de la década del 90 de 20 dólares por barril, a los 140 dólares del pico del 2008), el precio del gas natural ha crecido mucho menos (multiplicación del precio por 3, en el mismo período, incluso para el precio del gas en Japón). Es decir, por la mayor abundancia de reservorios, entre otras razones, el mercado del gas natural es mucho menos volátil que el del petróleo. Lo mismo sucede con el carbón.

El segundo hecho incontrastable es que el análisis comparativo de los reservorios mundiales de gas natural y de petróleo permite concluir que la tendencia esperada es precisamente la opuesta de la señalada en vuestro informe. En efecto, mientras que nos estamos aproximando al pico del petróleo (varios analistas entienden que ya estamos en él) y hace ya más de una década no se descubren nuevos “mega yacimientos” de petróleo, en cambio, el descubrimiento del gas no convencional ha permitido al menos duplicar las reservas mundiales de gas natural. Mientras que las reservas mundiales de petróleo podrán satisfacer las necesidades energéticas mundiales por sólo 3 o 4 décadas, con petróleo cada vez más difícil de extraer y por lo tanto más caro, las reservas de gas natural aumentan día a día y ya tendríamos gas asegurado hasta el final del siglo.

Por ambas razones, la tendencia universalmente aceptada es que el precio del gas natural continuará manteniéndose por debajo del precio del crudo e incluso disminuirá su relación de precios con él. La siguiente gráfica muestra lo que opina en relación al tema quienes son sin duda los mayores especialistas mundiales sobre al mercado del gas natural licuado, los japoneses. Este estudio de prospectiva de precios, realizado por el Institute of Energy Economics de Japon concluye que, mientras que el precio del crudo continuará creciendo, en los próximos 20 años el precio del gas natural licuado se mantendrá en los valores actuales e incluso descenderá, desacoplándose totalmente del valor del petróleo.

El análisis más detallado de la cita del economista Etchevers en relación al precio futuro del gas natural que Uds. incluyen en vuestro documento, la toman por válida y la utilizan en vuestro análisis, permite intuir el origen de su predicción la cual, como mostramos, resulta opuesta a la de los expertos mundiales en este asunto. En efecto, el Ec. Etchevers basa su análisis en que el gas natural “se transforma en un sustituto cada vez más perfecto del petróleo”.

Sin embargo, esto, claramente contradice la realidad. Hoy en día, el petróleo ya casi no se utiliza en el mundo para generación eléctrica, habiendo pasado del 24% de la matriz eléctrica mundial (en 1973) al 4% (hoy en día); su utilización para generar electricidad se concentra en algunos países productores de petróleo, fundamentalmente los árabes, y en países muy pobres de América Central y África. Por lo tanto, casi no hay margen para una “sustitución” de petróleo por gas en el sector eléctrico. A lo largo de las últimas décadas, el uso energético del petróleo se ha concentrado cada vez más en el sector del transporte. Sin embargo, ningún análisis prevé que el sustituto global para los derivados del petróleo en dicho sector sea el gas natural. En el mundo se está trabajando en dos direcciones: la electrificación del transporte y la incorporación de las celdas de combustible, fundamentalmente en base a hidrógeno. En el transporte, a escala mundial, el gas natural, al igual que los biocombustibles, serán sólo un complemento menor de las nuevas tecnologías eléctricas y con celdas de combustible y nunca un “sustituto perfecto”. Esa es la razón por la cual los mercados del gas natural y del petróleo continuarán desacoplándose.

¿Argentina como proveedor del gas natural?

Ahora bien, una vez que hemos mostrado las razones por las cuales nuestro país continuará necesitando por al menos un par de décadas generación térmica gestionable y que, para esto, se espera que el gas natural provea costos notoriamente inferiores a los del petróleo, corresponde preguntarse cuál podría ser el origen del gas natural a utilizar para generación eléctrica en Uruguay.

Y aquí surge un tercer elemento en el que marcamos una notoria distancia con vuestro informe. Uds. anuncian que en apenas 3 a 5 años Argentina volvería a transformarse en un exportador de gas natural. No se menciona el origen de dicha estimación, pero lo que es claro es que vuestra afirmación contradice fuertemente hasta las expectativas del propio gobierno argentino.

Argentina posee el segundo mayor reservorio de gas no convencional del mundo. Sin embargo, identificar una reserva no es lo mismo que explotar los yacimientos. En una extensión como “Vaca Muerta”, de 30000 km2, utilizando la técnica del fracking sería necesario realizar decenas o cientos de miles de pozos. Para esto se requieren cuantiosas inversiones, estimadas por diversas fuentes en varias decenas de miles de millones de dólares, de manera continua, a lo largo de no menos de una década. El único hecho objetivo es que, más de un año después de la re-estatización de YPF, se acaba de lograr la firma del primer contrato de asociación con la empresa Chevron, por un monto de apenas 1240 millones de dólares, lo que permitirá realizar sólo 100 pozos en un “piloto”. Pero si se quisiera pasar a la “segunda fase”, será necesario realizar unos 1500 pozos. De avanzarse en un futuro a esta segunda etapa, se podría, no antes de 2017, extraer hasta 3 millones de metros cúbicos diarios de gas natural, equivalente al 2% del consumo argentino. Y esto cubre sólo una zona de 20 km2, menos del 0.1% del total de Vaca Muerta7. Este acuerdo da una idea del volumen de trabajo, del tiempo requerido y de las cuantiosas inversiones que necesita realizar nuestro vecino para poder apropiarse de sus recursos gasíferos.

Mientras tanto, en los meses de invierno el faltante de gas natural en Argentina alcanza picos de 40 millones de metros cúbicos diarios y, por ahora, lejos de comenzar a disminuir, el promedio del faltante diario crece en 5 millones de metros cúbicos cada año.

Por estas razones, si bien resulta incierto saber en qué momento Argentina conseguirá los recursos necesarios para comenzar a realizar las inversiones que le permitan explotar sus cuantiosos yacimientos y, en algún momento en el futuro, dejar de importar gas natural, sólo puede afirmarse que esto no debería ocurrir en menos de 10 años.

Sin embargo, aún en el caso de que Argentina consiguiera en dicho plazo dejar de importar gas y volver a convertirse en un exportador, ¿resulta estratégicamente conveniente volver a depender de un único proveedor? Tener una puerta de ingreso a gas extraregional nos permitiría negociar mucho más adecuadamente con nuestro vecino un precio de conveniencia para el gas que eventualmente podría vendernos en el futuro.

No visualizamos, por lo tanto, ninguna posibilidad para garantizar el abastecimiento de gas natural en nuestro país más que instalar una terminal que nos permita importar gas extra regional. Recordemos que hay más de 20 países que exportan gas natural licuado, y muchos otros que lo están analizando, como Venezuela.

En este sentido, un tema que me parece oportuno aclarar es que no resulta imaginable una colisión entre este proyecto de la terminal regasificadora y la búsqueda de gas y petróleo en nuestra plataforma marítima. Lejos de significar una colisión, la terminal regasificadora facilitaría y potenciaría la introducción de gas natural proveniente de nuestro mar territorial.

En efecto, dado que el eventual gas natural uruguayo se encontraría a grandes profundidades y lejos de la costa, la tecnología más rentable para su extracción pasaría por una licuefacción del gas en la plataforma marítima flotante para su envío a tierra en barco como gas licuado (ya sea hacia nuestro país o para su exportación). La terminal, por lo tanto, cumpliría la misma función de almacenamiento y regasificación de gas natural licuado, sólo que el mismo provendría de apenas un par de centenares de kilómetros, desde nuestro propio territorio.

Los aspectos ambientales

Mi siguiente punto de discrepancia con vuestro informe tiene que ver con las consideraciones ambientales. Este proyecto tiene un fortísimo contenido ambiental dado que no sólo permite hacer posible la introducción de energías renovables, sino que, al hacer desaparecer el gasoil de la matriz de generación eléctrica uruguaya, reduce de manera directa el impacto ambiental del sector energético nacional. En efecto, la generación térmica en base a petróleo es sustancialmente más contaminante que cuando se utiliza gas natural, y esto por varias razones. En primer lugar, la quema de derivados de petróleo produce mayores niveles de material particulado, así como óxidos de azufre y de nitrógeno que el gas natural. En segundo término, como las máquinas térmicas funcionan de manera más eficiente con gas natural que con gasoil, se gasta menos combustible y por ende se contamina menos. Y en tercer lugar, el gas natural es el combustible fósil que genera menos emisiones de gases de efecto invernadero, en media la mitad de las emisiones que genera la combustión de los derivados de petróleo.

Ninguna de estas consideraciones figura en vuestro análisis. Por el contrario, la alternativa que proponen a la terminal regasificadora es incrementar el uso de los derivados de petróleo en nuestra matriz de generación eléctrica como complemento de las renovables. Esto no haría más que empeorar el impacto ambiental de nuestro sector energético, en lugar de disminuirlo.

El gas natural más allá del sector eléctrico

Cambiando ahora el punto de mira, deseo plantearles una diferencia bastante más profunda en relación a vuestro análisis. Vuestro informe se basa casi exclusivamente en el sector eléctrico, mientras que el gas natural es el más dúctil de los energéticos tradicionales, dado que tiene diversos usos en el hogar (para cocinar, calentar agua y/o calefaccionarse), así como en la industria e incluso, como señalamos más arriba, puede complementar la matriz energética para el transporte. De hecho, el gas natural es el energético tradicional que más crece en el mundo, desplazando paulatinamente al petróleo, el carbón y el uranio. Hoy en día, el gas natural ha superado ya el 25% en la matriz energética primaria mundial global, tanto en el sector eléctrico como fuera de él. Mientras tanto, en Uruguay, su participación en la matriz energética primaria no supera el 2%. Hoy, sólo 55000 hogares poseen gas natural y existe un conjunto importante de industrias (comenzando por la misma refinería de la Teja) que cuentan con la posibilidad de utilizar dicho energético (diversas industrias han realizado incluso en el pasado las inversiones necesarias para posibilitar su uso) pero que no pueden hacerlo sólo porque nuestro país no consigue importarlo.

La terminal regasificadora permitirá introducir en Uruguay gas natural para el sector no-eléctrico a un costo no superior a los 15 dólares por millón de BTU. Esto incluye no sólo el costo de importación de gas natural licuado sino el costo de regasificación, es decir, la cuota parte del pago del canon por la escollera y el barco, del repago del dragado, del gasoducto de interconexión y de todas las demás obras de infraestructura necesarias para introducir el gas natural en nuestro país. Esto representa una reducción del orden de 10 dólares por millón de BTU en relación al precio al que ingresa hoy el gas natural proveniente de Argentina. Para tener una idea del impacto que esta reducción de costos tiene sobre el bolsillo de los uruguayos y sobre la competitividad de nuestras empresas, basta señalar que sólo la reducción de costo energético para los 55000 hogares que hoy consumen gas natural supera los 24 millones de dólares anuales.8 Esto muestra la magnitud del ahorro país que puede alcanzarse con una introducción masiva de este energético.

La terminal regasificadora y las empresas públicas

Y con esto llego al último punto de discrepancia en relación a vuestra mirada sobre la terminal regasificadora. El mismo tiene que ver con la amplitud del proyecto de la regasificadora y el rol de las empresas públicas. El informe “Beneficios económicos de la Terminal Regasificadora de Punta Sayago”, disponible en la página web de la Dirección Nacional de Energía y citado más arriba, muestra que, considerando solamente los beneficios brutos que aporta la terminal para las cuentas de las dos empresas energéticas estatales, sumado a los beneficios para los usuarios actuales del limitadísimo sector gasífero nacional y al aumento de la recaudación fiscal, los mismos superan ampliamente los costos totales del proyecto, bajo cualquier escenario, proyectándose beneficios netos (beneficios brutos menos costos) que podrían superar los 1000 millones de dólares9. Naturalmente, cuando consideramos los costos incluimos no sólo el valor del canon sino también el repago del dragado para la apertura del nuevo canal, del gasoducto de interconexión con el existente, así como de toda otra obra de infraestructura y los costos de operación de la terminal. Todo eso está incluido en los 1125 millones de dólares de Valor Presente Neto del costo total del proyecto.

Pero lo que resulta mucho más significativo es el impacto global que esta infraestructura aporta al desarrollo del país, lo cual no está incluido en la cuenta citada en el párrafo anterior. En efecto, en el documento señalado se realiza una mirada global del proyecto en el que se describen, aunque no se cuantifican, no sólo los beneficios generados por la introducción del gas natural en Uruguay sino los beneficios para el resto del país. En particular, se pone de manifiesto los beneficios de posibles negocios energéticos nuevos como la venta de gas natural licuado para bunker, la eventual instalación de una terminal energética para descarga de derivados de petróleo o incluso de crudo al amparo de la nueva escollera, la posibilidad de comercialización de servicios de muellaje o abrigo, etc.. Pero fundamentalmente, el proyecto de la terminal regasificadora aportará una importante obra de abrigo (dos veces mayor que la actual escollera Sarandí) y la apertura de un nuevo canal de gran profundidad, que posibilitan un eventual desarrollo portuario que permitiría ampliar en un futuro el actual puerto de Montevideo. En otras palabras, nuestras dos grandes empresas públicas energéticas permitirán aportar una infraestructura con la que nuestro país no contaba, dejando una escollera cuyo valor alcanza los 500 millones de dólares y que sobrevivirá al proyecto de la terminal regasificadora en no menos de un siglo. Asimismo, esta inversión permitirá generar miles de puestos de trabajo en el país a partir del desarrollo de la cadena del gas natural, un sector energético casi sin desarrollo en Uruguay.

Será esta una gran contribución de nuestras dos empresas energéticas estatales, las cuales han pasado de una situación de gran debilidad, en años recientes, a un presente en el cual invierten en conjunto varios miles de millones de dólares en apenas un período de gobierno, multiplicando por cerca de 100 las inversiones en infraestructura de períodos anteriores. No teman por lo que este proyecto en particular pueda causar a las arcas de UTE y ANCAP: el canon anual que deben pagar por todo concepto equivale apenas a lo que recaudan en sólo 9 días. Es que el sector energético mueve mucho dinero y cuando éste es utilizado de manera estratégica por las empresas públicas puede producir cambios relevantes en el país.

Estimados compañeros, en suma, espero que estas líneas hayan servido para mostrar que este proyecto servirá para posibilitar la fuerte introducción de energías renovables que estamos realizando, disminuir los costos energéticos globales del país (tanto para las empresas UTE y ANCAP como directamente para los bolsillos de los uruguayos y la competitividad de las empresas), disminuir el impacto ambiental del sector energético, dejar una importante infraestructura portuaria para las futuras generaciones, generar nuevos puestos de trabajo, etc.

Este proyecto no apunta a una empresa o un modelo de desarrollo particular, sino a permitir que nuestro país pueda seguir creciendo sin limitaciones energéticas y a costos adecuados. ¿Para qué querremos utilizar dicha energía y cuál es el modelo de desarrollo que queremos para el futuro de nuestro país?; esa es otra discusión.

La política energética y el papel del Estado

Antes de terminar, no quiero dejar de referirme a un cuestionamiento general de vuestro documento a la política energética vigente, aunque trasciende al proyecto específico de la regasificadora. Los gobiernos del Frente Amplio definieron y están ejecutando, por primera vez en la historia de nuestro país, una política energética global, apuntando a los próximos 20 años, con una mirada multidimensional que incluye elementos económicos y tecnológicos, pero también ambientales, culturales, éticos y sociales. Uno de sus 4 ejes estratégicos, el que define el rol de los actores, plantea con claridad que se trata de una política pública, definida, conducida y coordinada por el Poder Ejecutivo, en la que las dos empresas públicas UTE y ANCAP son el “instrumento principal” para la aplicación de dicha política.

Dos hechos muestran con claridad este cambio histórico. En primer lugar, el fortalecimiento de la autoridad nacional en materia energética, la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, Energía y Minería, que por primera vez en la historia de nuestro país cuenta con funciones definidas por ley y con el presupuesto y los recursos humanos necesarios para cumplir su mandato legal. Y en segundo lugar, el fortalecimiento de las empresas públicas UTE y ANCAP, con presupuestos para inversiones propias desconocidos en la historia uruguaya de los últimos 50 años.

En este contexto, los dos gobiernos del Frente Amplio están conduciendo una profunda transformación energética que apunta, como ya señalamos, al aumento de la soberanía nacional, reduciendo y estabilizando costos, mediante la incorporación de energéticos autóctonos, promoviendo un uso más eficiente de la energía e impulsando el acceso adecuado a la energía para todos los uruguayos como un derecho humano en nuestro país.

Pero tal vez, el elemento más removedor de este cambio es el hecho de poner al sector energético nacional al servicio de una transformación productiva y social del país. En este sentido, la política energética no es solamente un medio para proveer de energía sustentable y soberana a todos los uruguayos sino también un instrumento para promover la generación de capacidades locales y la inclusión social. En los últimos 8 años, a partir de la transformación energética, se han creado o potenciado muy fuertemente decenas de empresas nuevas, se han desarrollado capacidades industriales que el país no tenía, se han generado miles de nuevos puestos de trabajo, se ha capacitado a miles de trabajadores (sólo en el proyecto de remodelación de la refinería se capacitaron en planta más de 1200 trabajadores que comenzaron la obra como obreros y la culminaron como sub-oficiales, o sub-oficiales que culminaron como oficiales). Se ha derramado sobre la economía nacional cientos de millones de dólares; por citar sólo un ejemplo, de los cerca de 2000 millones de dólares de inversiones en energía eólica, más de 500 son directamente volcados a empresas y trabajadores locales. Estos son hechos incontrastables.

Esta profunda transformación exigió muchos miles de millones de dólares de inversión. El desafío era lograr en unos pocos años los cambios que el país necesitaba. Y se logró: 2000 millones de dólares de inversión en generación eólica, 400 en plantas de biomasa, 800 millones en generación térmica (Punta del Tigre, motores, ciclo combinado), varios cientos de millones en mejoras de las líneas de transmisión y distribución eléctrica, más de 300 en la nueva línea de interconexión con Brasil y la conversora de frecuencia, más de 300 millones en la remodelación de la refinería, cerca de 200 millones en plantas de producción de biocombustibles, casi 2000 millones en prospección petrolera y gasífera, cerca de 1000 millones en la terminal de regasificación, por citar sólo las de mayor monto. Son cifras absolutamente desconocidas para nuestro país, que no tienen correlato en ningún otro momento de su historia.

Todo esto se logró, como se mencionaba más arriba, gracias a un enorme esfuerzo fiscal definido por el gobierno. En apenas 7 años, las empresas públicas energéticas contaron con un espacio fiscal equivalente al 15% de lo que era el PBI anual de todo el país al comienzo del gobierno de Tabaré. Se trataba de inversiones, no de gastos, pero como es de vuestro conocimiento las empresas públicas no pueden amortizar sus inversiones a lo largo de los años sino que tienen que contabilizar el 100% como un gasto el año en que se realizan, ocupando espacio fiscal dicho año.

Pero este esfuerzo fiscal no era suficiente para la magnitud de la transformación que queríamos realizar. El sector privado aportó no solamente financiación por fuera de la línea fiscal, sino experiencia en sectores en los que la misma no existía en nuestro país. En particular, en materia de generación eléctrica, las inversiones necesarias eran cuantiosas. Mientras que entre 1991 y 2006 no se instaló ni un solo MW nuevo de generación eléctrica, desde 2006 hasta 2016 se instalarán más de 2300 MW, por una inversión total estimada en 3200 millones de dólares. Estas inversiones son compartidas: UTE aportará cerca de 300 MW de parques eólicos y 800 MW de generación en base a gas natural, mientras que el sector privado, atomizado en plantas de no más de 50 MW, aportará cerca de 1000 MW de eólica y un poco menos de 200 MW de biomasa (UTE tendría serias dificultades para instalar plantas de biomasa de su propiedad porque no tiene residuos de biomasa propios. En cambio, el emprendimiento de ALUR de Bella Unión, generando electricidad a partir del bagazo de caña, proporciona un testigo estatal para el conocimiento del negocio).

En este marco, los gobiernos del Frente Amplio fueron extremadamente selectivos en relación a las condiciones en las que el sector privado intervino en la generación de electricidad. Se estableció por Decreto, en primer lugar, el sector de generación y la tecnología que se quería promover, minimizando los riesgos. Pero también se definió por Decreto el marco para la participación privada, incluyendo desde las condiciones del contrato (la duración, la paramétrica con la que se actualizará el precio a lo largo de los años y, en ocasiones, hasta el precio al que UTE compraría la energía), hasta los requisitos de participación local (se establecieron porcentajes mínimos de participación nacional en las inversiones, la necesidad de que un altísimo porcentaje del personal fuera uruguayo, la exigencia de capacitar y transferir conocimientos a técnicos nacionales, etc.).

Para nosotros esta es una política pública que incrementa la soberanía nacional, porque nos permite apropiarnos de nuestros recursos autóctonos para ser utilizados por nuestros compatriotas, evita la exportación de divisas, nos independiza de la variabilidad de los commodities energéticos, pero también transfiere conocimiento al país, derrama sobre la economía y genera nuevos puestos de trabajo; y todo ello en las áreas y bajo las modalidades resueltas por el Poder Ejecutivo.

 

Reciban un fraternal abrazo,

 

Ramón Méndez