Nuevo Actor Directo en ERNC en Chile

09/01/2015

Fernando Nadal M., vicepresidente de Estudio de Comunicación

Acciona Energía construirá plantas eólicas y fotovoltaicas por una potencia total aproximada de 255 MW para cubrir ese suministro, en las que invertirá unos US$ 500 millones.

Cuando a fines del primer semestre de 2007, se abrió el debate sobre cómo enfrentar el desabastecimiento energético que sufría Chile, derivado principalmente de los cortes del gas argentino, que alimentaba a algunas de las principales térmicas del país, empezó a cobrar fuerza la idea de impulsar las Energías Renovables no Convencionales (ERNC), aprovechando dos recursos abundantes y autóctonos: el sol y el viento.

Esa batalla en pro de energías más limpias, eficientes y respetuosas con el medio ambiente, se topó con la resistencia de quienes creían que la solución era la puesta en marcha de megacentrales hidroeléctricas, plantas de carbón, e incluso de nucleares.

La Ley 20.257, de 1 de abril de 2008, que introdujo modificaciones a la Ley de Servicios Eléctricos, fijó las primeras exigencias en materia de ERNC, al establecer que éstas debían representar al menos un 10% del ‘mix’ de los contratos de compra de energía. Dos años después, el presidente Piñera elevó ese porcentaje al 20% para el año 2020, mientras que la Agenda Energética de la presidenta Bachelet, presentada en mayo de 2014, determinó que el 45% de la nueva capacidad que se instale en Chile entre 2014 y 2025 debe provenir de las ERNC, de tal modo que éstas representen el 20% de la matriz energética en un plazo de 10 años.

El inédito respaldo político y social a las ERNC, ha empezado a rendir frutos. Si en 2010, éstas aportaban sólo el 3,4% al total de la capacidad instalada en Chile, según un informe del Centro de Energías Renovables (CER), al 31 de diciembre de 2013 ya sumaban 624 MW, es decir, el 6,94% de dicha capacidad, y este porcentaje será en torno a un 10% para fines del 2014.

Paralelamente, han ingresado al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) una gran cantidad de iniciativas. Este ‘boom’ de las ERNC en Chile se apoya, fundamentalmente, en el desarrollo de nuevas plantas tanto solares, como eólicas. Actualmente, existen en el país –operando, o a punto de hacerlo- un total de 20 parques eólicos, con una potencia instalada nominal de 1.018 MW.

Desde que la Presidenta Bachelet presentó la Agenda Energética 2014-2018, se han inaugurado dos parques eólicos (El Arrayán y Los Cururos), mientras que el tercero (Punta Palmeras), puesto en operación en octubre, se inaugurará el próximo 13 de enero. Punta Palmeras es el primer complejo de estas características de Acciona Energía en Chile, que añadirá 45 MW al Sistema Interconectado Central (SIC), mediante 15 aerogeneradores de 3 MW cada uno (los de mayor potencia operativos en el país al momento de su puesta en marcha) de tecnología Acciona Windpower.

Más allá de la relevancia de la inauguración de este nuevo parque eólico, lo más destacable es el hecho de que Acciona Energía se convierte en un actor directo en el mercado local. Un hecho reforzado por la reciente adjudicación a la compañía de 600 GWh de suministro de electricidad de origen renovable a distribuidoras del SIC a partir de 2018. Acciona Energía construirá plantas eólicas y fotovoltaicas por una potencia total aproximada de 255 MW para cubrir ese suministro, en las que invertirá unos US$ 500 millones.

La compañía es filial de Acciona, grupo líder en el mundo en infraestructuras, energía, agua y servicios, presente en 30 países, con más de 33.000 empleados y que en estas fechas es también actualidad en Chile por el Rally Dakar, en el que participa con el primer auto eléctrico, cero emisiones, propulsado únicamente con energías limpias.

Acciona Energía es el mayor promotor independiente de energías renovables a nivel mundial, con 10.000 MW operativos (8.500 MW en propiedad y 1.500 MW entregados a clientes), instalaciones propias en 15 países de los cinco continentes, con US$ 16.000 millones invertidos, y fabricante de aerogeneradores de tecnología propia. En resumen, un gigante de las ERNC que entra a operar en Chile y que, sin duda, dará mucho que hablar.

MFAEB

Nación Chile

Capital    Santiago de Chile        Reducción de consumo de fósiles    

Población    17.067.369        PotenciaMWh    180

Km Costa    6.435,00        Potencia Sistema    131.400

Km Río    19.000,00            Nº Sistemas    18

Producción MWA    5.023.333    Energía Entregada    2.365.200

Consumo MWA    4.695.833        Porcentaje    100,18%

Exportaciones    0            

Importaciones    68.167            

Fósiles    47,00%                Precio MWh        58,50 € $79,50

Hidro    51,50%                Factura Mensual    138.364.200 €

Nuclear    0,00%                Costo Sistema        218.700.000 €

Otros    1,40%            

CO2    153.462.833,33            

P. Fósiles    2.360.966,67            

P.Hidro    2.587.016,67            

P.Nuclear    0            

P.Otros    70.327            

El coste del MW es de=U$S 1.960.784,313725490196078431372549 Acciona Energía

El coste del MW es de= € 92,465753424657534246575342465753 EBHM

La diferencia es notoria, EBHM es la opción más barata en el mercado actual, pero que ningún gobierno quiere aceptar.

¿Por qué ningún gobierno quiere aceptar el sistema patentado de MFAEB?

¿Será porque no les ofrezco ninguna clase de comisión?

Si es eso lo que quieren, tranquilamente les ofrezco el 16%.

¿A quién se lo tengo que entregar, al presidente, al ministro de energía o a todo el gobierno?

¡Ya sé, mejor se lo regalo, se lo pongo gratis y ustedes cobran a su pueblo a U$S 500 el MWh!

¿Qué le parece esta oferta?

¿Se piensan que soy un gilipollas o un atrasado?

Mi sistema cuesta dinero porque ustedes cobran por la electricidad y mi familia come todos los días, igual que las suyas, lo mismo no comemos langostas, caviar o cordero como comen ustedes, pero nos alimentamos como cualquier trabajador.

No robamos, no estafamos, no somos corruptos y no somos mentirosos.

¿Ustedes?

Energías renovables

Publicado en enero 8, 2015 por admin en Energía, Energía Eólica, Energía Geotérmica, Energía Hidráulica, Energía Hidroeléctrica, Energía Mareomotriz, Energía Solar Fotovoltaica, Energía Undimotriz, Energías Renovables, Generación Eléctrica, La Biomasa, Los Biocombustibles

 

Se denomina energía renovable a la energía que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales. Entre las energías renovables se cuentan la eólica, geotérmica, hidroeléctrica, mareomotriz, solar, undimotriz, la biomasa y los biocombustibles.

El consumo de energía es uno de los grandes medidores del progreso y bienestar de una sociedad. El concepto de “crisis energética” aparece cuando las fuentes de energía de las que se abastece la sociedad se agotan. Un modelo económico como el actual, cuyo funcionamiento depende de un continuo crecimiento, exige también una demanda igualmente creciente de energía. Puesto que las fuentes de energía fósil y nuclear son finitas, es inevitable que en un determinado momento la demanda no pueda ser abastecida y todo el sistema colapse, salvo que se descubran y desarrollen otros nuevos métodos para obtener energía: éstas serían las energías alternativas.

Por otra parte, el empleo de las fuentes de energía actuales tales como el petróleo, gas natural o carbón acarrea consigo problemas como la progresiva contaminación, o el aumento de los gases invernadero.

La discusión energía alternativa/convencional no es una mera clasificación de las fuentes de energía, sino que representa un cambio que necesariamente tendrá que producirse durante este siglo.

De hecho, el concepto «energía alternativa», es un poco anticuado. Nació hacia los años 70 del pasado siglo, cuando empezó a tenerse en cuenta la posibilidad de que las energías tradicionalmente usadas, energías de procedencia fósil, se agotasen en un plazo más o menos corto (idea especialmente extendida a partir de la publicación, en 1972, del Informe al Club de Roma, Los límites del crecimiento) y era necesario encontrar alternativas más duraderas. Actualmente ya no se puede decir que sean una posibilidad alternativa: son una realidad y el uso de estas energías, por entonces casi quiméricas, se extiende por todo el mundo y forman parte de los medios de generación de energía normales.

Aun así es importante reseñar que las energías alternativas, aun siendo renovables, son limitadas y, como cualquier otro recurso natural tienen un potencial máximo de explotación, lo que no quiere decir que se puedan agotar. Por tanto, incluso aunque se pueda realizar una transición a estas nuevas energías de forma suave y gradual, tampoco van a permitir continuar con el modelo económico actual basado en el crecimiento perpetuo. Por ello ha surgido el concepto de Desarrollo sostenible. Dicho modelo se basa en las siguientes premisas:

El uso de fuentes de energía renovable, ya que las fuentes fósiles actualmente explotadas terminarán agotándose, según los pronósticos actuales, en el transcurso de este siglo XXI.

El uso de fuentes limpias, abandonando los procesos de combustión convencionales y la fisión nuclear.

La explotación extensiva de las fuentes de energía, proponiéndose como alternativa el fomento del autoconsumo, que evite en la medida de lo posible la construcción de grandes infraestructuras de generación y distribución de energía eléctrica.

La disminución de la demanda energética, mediante la mejora del rendimiento de los dispositivos eléctricos (electrodomésticos, lámparas, etc.)

Reducir o eliminar el consumo energético innecesario. No se trata solo de consumir más eficientemente, sino de consumir menos, es decir, desarrollar una conciencia y una cultura del ahorro energético y condena del despilfarro.

Energías Renovables

La producción de energías limpias, alternativas y renovables no es por tanto una cultura o un intento de mejorar el medio ambiente, sino una necesidad a la que el ser humano se va a ver abocado, independientemente de nuestra opinión, gustos o creencias.

MFAEB

“Hidroeléctrica Marítima”

Número de Acta: 34.898 Número de patente: E02B3/00

El sistema Hidroeléctrica Marítima es un sistema semejante al que se emplea en las hidroeléctricas fluviales y mareomotrices, por lo tanto es un sistema que funciona.

La base principal de mi sistema es que se aprovecha la masa de agua de la mar como si fuera un embalse, la costa hace el papel de dique y la casa de máquinas se construye los metros necesarios por debajo del nivel de la mar.

El caudal forzado se obtiene por medio de un tubo con una espiral para obtener el efecto Coriolis; esta agua dirigida, mueve un rodillo con unas paletas curvadas con ciertos grados de curvatura. El rodillo al girar, mueve un encadenado que está conectado al eje del generador.

El agua que sale, sale por un tubo a la mar, a unos metros de distancia de la base, de esta forma no moverá, ni lavará la arena inferior. Es incongruente dejar la salida libre en la base de la casa de máquinas.

La velocidad de salida será superior a la velocidad de la corriente, puesto que si fuera al contrario, podría suceder que tendríamos un cuello de botella, por eso no es aconsejable que el diámetro del tubo sea muy grande.

Eso es lo que de forma sencilla se puede hablar de mi sistema, pero para los ingenieros experimentados, lo que necesitarían sería un sistema complicado, con formulas que solo ellos pueden interpretar y con altos costos.

Para resistir la electrolisis, las palas serán de un material resistente al salitre.

Este sistema está protegido por la ley de patentes, por lo tanto cualquier Nación, persona, empresa u ONG que obtenga electricidad por medio de este medio será perseguido por la justicia.