Una catástrofe se avecina por el cambio climático

28 DE JUNIO DE 2015 | ADVIERTE DIPLOMÁTICO FRANCÉS

Por Hugo Ruiz Olazar

Jean Mendelson, exembajador francés en Cuba, advierte en esta entrevista sobre la catástrofe que se avecina si 195 naciones del orbe no se ponen de acuerdo en reducir las emisiones de gas industrial causantes del aumento de la temperatura mundial. Mendelson realiza un intenso lobby con miras a la crucial Conferencia del Cambio Climático de París, en diciembre, que lo trajo a Paraguay esta semana.

– ¿Por qué es tan importante la Conferencia del Cambio Climático de París?

–Es una conferencia sobre el Cambio Climático entre 195 países del mundo miembros de Naciones Unidas. En la reunión de París en diciembre vamos a tener que llegar a un acuerdo sobre un punto fundamental que va a ser más o menos la pierre touche (clave de piedra) del éxito o del fracaso. Tenemos que acordar un texto jurídicamente vinculante, no solamente una declaración de intención, que posibilite mantener el aumento de la temperatura media del mundo en no más de 2 grados centígrados más que la era preindustrial (Edad Media). Si no nos ponemos de acuerdo, se calcula que entre el 2050 y el 2070 llegaremos a 4 o 5 grados de diferencia entre la época preindustrial y fines de este siglo.

–¿Qué significa llegar a cinco grados?

–Cinco grados equivalen a la desaparición de casi la mitad de la especie de los animales, plantas y la desaparición física de muchos países que van a quedar bajo agua. Al subir la temperatura, el calentamiento derrite el hielo.

–¿Hay países que ya están en riesgo?

–Sobre todo las islas, no Australia, pero sí las islas más pequeñas como las del Caribe, fundamentalmente las del Pacífico. Varios miembros de los 195 países van a desaparecer físicamente si no hacemos nada. Hay un país que está preparando la mudanza de toda su población en el Pacífico. Se va hundiendo en el mar. El agua sube porque el hielo se derrite.

–Parece fantasía.

–No es fantasía. Se ve claramente. Hay menos icebergs, hay menos reflexión del sol y eso produce más calor. El hielo protege a los seres humanos por la reflexión del sol… Hay que decidir lo que se va a hacer. El protagonismo de los ciudadanos es vital para empujar a los gobiernos a tomar en serio el problema.

–¿Cómo pueden hacerlo?

–Cada uno en su esfera, en su círculo, en su vida cotidiana tiene la posibilidad de denunciar la contaminación, pero también puede empujar con movilizaciones ciudadanas el respeto a las leyes ambientales y la sanción a los que violan las normas. Llegar a un acuerdo en París debe contar con la participación absoluta de la ciudadanía. Este es un asunto que no se limita solo a un acuerdo entre gobiernos. Para Francia, la de París será la cumbre más importante de toda la historia de la diplomacia francesa, quizás de toda la historia de la diplomacia europea.

–¿Quiénes se reúnen?

–Vamos a tener en París casi 50.000 personas. Son 20.000 participantes oficiales, 20.000 acreditados de la sociedad civil, de empresas, de asociaciones, de ONG. Tenemos cinco mil periodistas registrados. Simultáneamente, cerca de París, habrá otros encuentros y negociaciones entre representantes de la sociedad civil, empresas, ONG. Lo que ocurrirá será algo inédito. Nunca pasó en el mundo. La ambición que tenemos es muy fuerte. Es el acuerdo más complicado de la historia del mundo. Ni los acuerdos para llegar a la Organización Mundial de Comercio (OMC) fueron tan difíciles aunque se necesitaron 45 años de negociación.

–¿Acaso no es suficiente con que se pongan de acuerdo las naciones poderosas?

–Las grandes naciones no pueden hacer lo que quieren. Es lo que pasó en (la Conferencia de) Copenhague (en 2009). Pasó exactamente lo que no queremos que pase ahora. Las grandes naciones llegaron, se reunieron y los demás dijeron: “No señor, no estamos de acuerdo” y se acabó. Para este tipo de acuerdos solo vale el consenso. Quiere decir que hay una necesidad de convencer a cada país sobre su responsabilidad. Obviamente a veces me encuentro con interlocutores más difíciles que Paraguay, con el que no tenemos diferencia de fondo en el análisis que hacemos. Es verdad que las grandes naciones tienen un gran peso industrial contaminante más importante, pero la responsabilidad es compartida.

–¿Qué países son los que más emiten ese gas que hace aumentar la temperatura?

–China, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos, Australia, Europa. India es uno de ellos. Posee grandes industrias. Lo contradictorio es que su mayoría campesina por ejemplo no tiene electricidad. Es decir, per cápita, la responsabilidad de la mayoría de los indios por esas emisiones es mínima. América es un continente completamente heterogéneo. Hay países del G-20 (EE.UU., Canadá, México, Brasil, Argentina) con bastante responsabilidad en la emisión de gases hasta países caribeños que tienen una responsabilidad casi nula. Incluso hay países con emisión negativa: Estados Unidos 13,5%, Canadá casi 12%, Brasil 3%, México 1,5%, Venezuela, Argentina con un poco menos de 1%. Otros países están claramente por debajo de uno por ciento de las emisiones del mundo. Colombia tiene 0,5%, Chile, Bolivia, Ecuador (0,3%), Chile y Paraguay (0,2%). Los países del Caribe emiten menos de 0,1%; en algunos casos 0,001%. Realmente América es muy heterogéneo en su globalidad si uno mira la responsabilidad de cada zona. América del Sur tiene una responsabilidad de 6,7%. Brasil representa casi la mitad, los insulares menos de 0,3%. Eso no significa que los países que emiten poco no van a ser víctimas. Por eso es que hay que convencer a cada uno de hacer esfuerzos para que el conjunto no provoque la catástrofe que se aproxima y que nos va a llevar al precipicio.

–¿Los países pobres como Paraguay cómo van a poder desarrollarse?

–No hay una contradicción entre el derecho de los países a desarrollarse y la lucha contra el cambio climático. De hecho, pensamos que poco a poco el desarrollo económico estará bastante conectado con el cambio climático. Ya no se podrá desarrollar un país ignorando el cambio climático. El número de catástrofes por la sequía o las inundaciones es constante desde hace algunos años. ¿De qué sirve hacer un gran desarrollo si mañana cualquier inundación destruye todo? Eso no es desarrollo. Es falso desarrollo.

La Organización Meteorológica mundial reconoció que 2014 fue el más caluroso desde que se creó. El mes de marzo pasado fue el más caluroso en 180 años de su creación. Abril bajó un poco, mayo fue de nuevo el más caluroso. O sea, se está comprobando técnicamente que hay un aumento espectacular de la temperatura del mundo. Las catástrofes naturales arrecian y golpean fuertemente el desarrollo. Hace poco fue Chile, Nueva Guinea, tiempo atrás Argentina. Y además es verdad que los países con más víctimas son los que tienen menos responsabilidad en la emisión de los gases de efecto invernadero. Es muy injusto, pero es la verdad.

China se da cuenta que no se puede seguir así y anunció un plan para llegar al 2030 y a partir de ahí empezar a bajar sus emisiones. En Europa estamos tratando ya de bajar mucho la temperatura con medidas que venimos adoptando.

–En lo único que se ponen de acuerdo es en postergar para la siguiente reunión las decisiones que no convienen.

–Pensamos que habrá una reunión de jefes de Estado al principio para evitar lo que pasó en Copenhague, para que dejen bien claras las instrucciones a sus representantes. Es un trabajo sobre cosas muy técnicas, prácticas, difíciles, pero con un objetivo bien claro, que sea acatado por todos. Por supuesto que eso implica una asistencia a los países menos favorecidos para que tengan por ejemplo acceso a las energías renovables: eólica, solar, hidroeléctrica.

Paraguay es un buen ejemplo de adaptación al cambio climático. Es un gran productor de energía limpia. Itaipú y Yacyretá juegan un papel más que importante en la región para llegar al objetivo. Hablé con sus autoridades, con la Seam, la Fundación Moisés Bertoni. Quizás Itaipú va a participar en París del lado de los eventos privados. En la parte pública, el Gobierno está preparando su contribución nacional que pensamos estará listo antes del final de setiembre.

–Ese conflicto que tiene Occidente con Rusia, las sanciones económicas, ¿eso no va a influir en las decisiones?

–No se puede desconocer que eventos exteriores pueden tener su influencia sobre la atmósfera en un encuentro de este tipo. Habrá 50.000 personas reunidas. Pero nadie se puede tomar como rehén el futuro del planeta. Esta reunión no es para que vayan grupos de gladiadores a mostrar sus músculos. El cambio climático es un fenómeno no natural originado por la actividad humana. Los miembros de la comunidad científica están todos de acuerdo.

–¿Usted escuchó hablar de la encíclica (Laudato si) del papa Francisco sobre el tema?

–Su esfuerzo es una ayuda fundamental para esta causa. Para sus reflexiones, él toma uno por uno los puntos sobre los cuales la comunidad científica y los diplomáticos trabajan. Las grandes religiones y los grandes movimientos de expresión humana confirman que esto no es una broma. Vamos al precipicio. Lo que queda de la vida será insoportable. Hoy vemos refugiados políticos, económicos, producto de las guerras. Muy pronto veremos los refugiados climáticos tratando de entrar tal vez a Paraguay para salvarse de la hecatombe, y nadie los podrá parar.

holazar@abc.com.py

Hugo Ruiz Olazar

Lanzaron el Programa Apolo Global

MFAEB

¡Vamos!

Ya está dado el primer paso. Esto es lo que se dice en el idioma del protocolo, con educación, unas buenas y bonitas palabras, sacamos del medio lo que no nos interesa y luego nos llevamos todo el crédito.

¿Solo van a esperar 10 años?

Tienen que esperar por lo menos 20 años para que mi patente se quede libre, con 10 años yo tengo 65 años y espero estar vivo y con la mente clara y lúcida para poder denunciarlos por plagio.

Se tienen que reunir las grandes mentes de los humanos; esos seres que al copiar le llaman inteligencia, que observar a los animales y crear lo que ellos tienen por naturaleza les llaman intuición y los que a la inteligencia animal le llaman salvaje o sin inteligencia. No son inteligentes porque no saben construir casas; qué casualidad, los horneros construyen sus casas con barro, orientadas y climatizadas sin aire acondicionado. No son inteligentes porque no saben crear ciudades, que casualidad, las hormigas, las abejas y otros animales crear ciudades de millones de ciudadanos muy bien organizados. No son inteligentes porque no saben crear GPS, que casualidad, las palomas, las golondrinas y todas las aves migratorias vuelan sin conocer la ruta que tienen que hacer sin el GPS. No son inteligentes porque no saben crear el radar, que casualidad los murciélagos, las ballenas y otros animales se guían por radar y sonar sin inventarlos. No son inteligentes porque no han inventado la radio, el teléfono o la televisión; pero qué casualidad que las ballenas, y muchos animales acuáticos se comunican con sus congéneres a miles de kilómetros.

¿Quién en más inteligente?

Bueno a mí me pasa lo mismo.

He observado la naturaleza, he observado los errores de estos que se creen inteligentes, porque tienen un papel que lo llaman DIPLOMA y les he dicho que existe un sistema ilimitado que les pueden dar electricidad de por vida, sin trucos del péndulo, sin cálculos cuánticos, sin pensar mucho, tan sencillo que hasta el ser humano con poca inteligencia lo entiende perfectamente.

Sin dañar la naturaleza, sin dañar a los animales, sin dañar a esa raza de animales que se pasa todo el año trabajando en algo que no les gusta, pero que llega el verano y se va enloquecido a la playa de vacaciones para descansar, pero que termina las vacaciones más cansado que trabajando todo el año sin parar.

Pero ahora dicen que las mejores mentes van a buscar ese sistema y claro que lo van a encontrar y será de la siguiente forma: Hemos descubierto que si el agua de la mar la dejamos caer por una tubería hacia una máquina, un artilugio que da vueltas y por medio de esas vueltas genera electricidad. Le darán un nombre que ni ellos lo entienden y será de ellos porque son las mentes más inteligentes del Planeta.

Tanta inteligencia tienen que se tiene que demostrar con un miserable papel que se puede comprar en la Universidad, ese mercado dónde pagas una cantidad de dinero y ya tienes ese papel.

Todos son iguales de falsos, de copiones y otros calificativos que no quiero ni pronunciar.

Muchas palabras bonitas pero poca seriedad, muchas palabras vacías que camelan a los tontos.

Si dejarían de imitar tanto a la inteligencia, seguro que sería mucho más inteligente.

¿Qué me van a decir los que me consideran un charlatán, un loco sin conocimientos o un soñador ingenuo?

Esos que dicen o piensan que tiene más palabra un diplomado que un pobre imbécil como yo.

¿Dirán que no se acuerdan de haber dicho nada de eso?

Seguro que pondrán más palabras vacías.

Para mí son hipócritas, ignorantes que se creen sabios, vacios de conocimientos y experiencia.

Científicos unidos para renovar la energía mundial

En julio de 1960 la NASA se embarcó en un proyecto con el que pretendía realizar en tiempo récord uno de los mayores sueños del ser humano: pisar la Luna.

http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/cientificos-unidos-renovar-energia-mundial-articulo-565448

El propósito es que en un lapso de 10 años se impulse la investigación en energías renovables, como la eólica. / Flickr

Su intención, conocida por todos, salió a la luz pública bajo el nombre de Apolo, un programa que después de cientos de pruebas desembocó en un viaje que pasó a la historia. Sólo nueve años después Neil Armstrong ya caminaba sobre la superficie del satélite.

Una meta similar, en términos de tiempo, es la que hoy quiere alcanzar un grupo de científicos, políticos y empresarios de todo el mundo. Reunidos bajo el nombre de Programa Apolo Global quieren hallar, también en tiempo récord, una fórmula para transformar la manera como el planeta está consumiendo energía. La estrategia, lanzada hace unos días, pretende impulsar en un lapso de diez años la investigación en energías renovables, para que dejemos de valernos de los combustibles fósiles y así evitar la alta emisión de gases de efecto invernadero.

El grupo está liderado por académicos de alto nivel, entre ellos, por ejemplo, Nicholas Stern, economista británico exjefe del Banco Mundial; Martin Rees, exrector del Trinity College de Cambridge y uno de los más respetados astrofísicos del mundo, y David King, químico y profesor emérito de la U. de Cambridge y experto en cambio climático.

Todos ellos tienen la tarea de recaudar 20.000 millones de euros que estarán destinados a financiar programas de energías renovables, sistemas de almacenaje y redes eléctricas “inteligentes”. Además, quieren crear un verdadero compromiso mundial en torno al tema. Para ello buscarán convencer a todos los países para que destinen el 0,02% de su Producto Interno Bruto a tal fin.

“Las energías renovables son la mejor opción desde el punto de vista ambiental. Sólo nos falta el argumento económico para ganar todas las batallas”, dijo al periódico The Guardian David King.

“La NASA nos enseñó cómo se puede lograr un objetivo en tiempo récord si existen voluntad y recursos”, dijo Martin Rees. “La rivalidad que impulsó la llegada a la Luna tiene que dar paso a una motivación interior en la Tierra. Nada puede ser más inspirador para los ingenieros que el reto de proveer energía limpia para el mundo”.

Bonn es sede de las nuevas negociaciones para buscar un acuerdo contra el cambio climático

MFAEB

Si tienen crisis de energía con toda la costa que poseen, es solo porque quieren, por su prepotencia de no rebajarse a un pobre trabajador que pensó algo que ellos no lo habrían visto en toda su vida, incluso hoy en día, cuando intento hablar sobre el tema, el pensamiento sigue siendo fluvial. Me preguntan capacidad del caudal, caudal que se prevé en periodo de sequía. ¿Cómo quieren que les diga la cantidad de caudal tiene la mar? ¿Qué cantidad de caudal tiene la mar en periodo de sequía?

No lo ven, no lo pueden asimilar y eso me hace mucha gracia, puesto que yo no he ido a una universidad ni de visita.

No escribo tanto como antes porque me da vergüenza ajena la cantidad de mentiras que dicen todos los gobernantes, digo todos y repito afirmando mis palabras, todos los gobernantes están mintiendo, nos están camelando con sus preocupaciones pero detrás de sus palabras, estoy seguro que existen intereses ya planificados por algunas personas.

¿Recuerdan la base que se encuentra en una nación del Norte? Esa que supuestamente es para preservar todas y cada una de las semillas de todas las plantas del planeta, esa que tiene hasta una contraseña para poder entrar.

Mi pregunta es: ¿Es para preservar las plantas o a algunos seres humanos que ya han pagado por su supervivencia? ¿Se realizará en la realidad la película 2012?

Yo ya he vivido lo suficiente como para preocuparme de todas estas cosas, si tendría menos de 30 años, lucharía con armas si haría falta por mi supervivencia y la de mi familia, no permitiría que estos ricachones pagaran por su vida y nos dejarían a muchos millones morir como perros. Antes muertos ellos que el pueblo, que en realidad es el que les ha dado toda la riqueza que poseen.

¿Qué hacen los gobiernos populistas por Juan Pueblo? Nada, solo asegurarse de que ellos serán salvados junto con los ricachones.

Si estoy equivocado, pues nada, mi sistema está en oferta aún. No lo van a tener gratis. Yo ya he vivido mucho, pero mi familia quiero que viva mucho más que yo.

No engañen más al pueblo, ese pueblo que les está dando de comer a ustedes mientras que el mismo pueblo pasa hambre por darles a ustedes todo.

No creo que la naturaleza les permita salvarse solo ustedes. No existe un hormigón armado que resista la fuerza de la naturaleza, por muchas promesas que les tengan dadas. Si la naturaleza quiere que ustedes mueran, van a morir enterrados en esa base de hormigón.

Bonn es sede de las nuevas negociaciones para buscar un acuerdo contra el cambio climático

http://www.entornointeligente.com/articulo/6090732/Bonn-es-sede-de-las-nuevas-negociaciones-para-buscar-un-acuerdo-contra-el-cambio-climaacute;tico-01062015

Bonn es sede de las nuevas negociaciones para buscar un acuerdo contra el cambio climático / La nacion / La carrera para conseguir un acuerdo mundial contra el cambio climático vive una nueva etapa a partir de este lunes en Bonn (Alemania), donde se celebran nuevas negociaciones intermedias, a menos de 200 días de la gran conferencia de París. Christiana Figueres, la responsable del clima de la ONU, Laurent Fabius, el ministro francés de Relaciones Exteriores, y Manuel Pulgar-Vidal, el ministro de Medio Ambiente de Perú, que presidió la conferencia de Lima, inauguraron la cumbre, que durará hasta el 11 de junio. Las delegaciones de los 195 países presentes intentarán mejorar un documento de 80 páginas elaborado en febrero en Ginebra, que contiene numerosas redundancias y contradicciones. “Si se conservan las partes más ambiciosas, tendremos un acuerdo para promover una transformación global hacia un futuro verde (…) y sostenible”, declaró en un comunicado Mattias Södeberg, responsable en Bonn de la delegación de ACT, una coalición que reúne iglesias y organizaciones de 140 países. “Un acuerdo de este tipo salvaría vidas, limitaría los riesgos de conflictos y apoyaría el crecimiento y un desarrollo sostenible”, añadió. Sin embargo, el camino para alcanzar un consenso sobre las normas que regirán la lucha contra el calentamiento a partir de 2020 “aún es largo”, aseguró el sábado el economista británico Nicholas Stern, que defiende una reorientación masiva de las inversiones hacia tecnologías e infraestructuras que emiten poco CO2, el principal gas de efecto invernadero. “El objetivo es alcanzar un preacuerdo en octubre (…) La COP21 [cumbre de París] permitiría luego dar los últimos retoques y tratar los puntos pendientes, pero sobre la base de un texto sólido y claro para todos”, declaró Fabius en la apertura de la sesión de negociaciones. Algunas cuestiones complejas están en el centro de las negociaciones: ¿Qué objetivo de reducción de gases de efecto invernadero hay que imponer para limitar la subida de temperatura a 2ºC? ¿Cómo pedir esfuerzos a todos los países teniendo en cuenta las crecientes necesidades energéticas de los países emergentes? Mientras los países revelan poco a poco sus objetivos nacionales de reducción de gases de efecto invernadero para 2025 o 2030, las conversaciones también abordarán la manera de comprobar su puesta en marcha y la posibilidad de modificar los compromisos en el futuro, a medida que cambien las tecnologías y sus costes. De momento, 37 países, incluidos la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia, Canadá y México, anunciaron su “contribución nacional” a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. China, el mayor contaminante mundial, debería comunicar sus proyectos próximamente, al igual que Australia, Brasil y Japón. “Las negociaciones de la ONU son totalmente inadaptadas a la urgencia climática. En privado todo el mundo lo dice, todo el mundo es consciente de ello, pero la complejidad del proceso es tal que continúa como si no pasara nada”, lamentó la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, este lunes en una entrevista al diario Le Monde. “No seguimos la trayectoria” necesaria para limitar el alza de temperaturas a 2ºC, reconoció por su parte Laurence Tubiana, la negociadora francesa, que añadió que es necesario recalcar el aspecto no punitivo de la evaluación y “la forma en que se puede combinar crecimiento y objetivos climáticos”. Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), urge abandonar las energías fósiles, especialmente el carbón, e invertir mucho en la eficiencia energética para separar el crecimiento económico de las emisiones de gases de efecto invernadero. El tema de las ayudas públicas para reducir los gases de efecto invernadero y adaptarse a los impactos del calentamiento sigue siendo espinoso, ya que los países del sur, sobre todo los más pobres y las islas pequeñas, exigen compromisos claros del norte. El G7 previsto los días 7 y 8 de junio en Alemania abordará también esa cuestión.

Nuevas negociaciones en Bonn por acuerdo contra el cambio climático

MFAEB

No se alteren. Es normal que los acuerdos contengan numerosas redundancias y contradicciones, no importa si se salvan vidas. Solo importa si nos van a hacer perder capital.

China, el mayor contaminante mundial, debería comunicar sus proyectos próximamente, al igual que Australia, Brasil y Japón.

¿Qué dicen ustedes? ¿Qué deberían de comunicar qué? China no le importa el cambio climático, tiene muchos millones de habitantes, si pierde unos cuantos no le importa.

China no va a comunicar nada. Ellos, los chinos, copian, plagian, roban ideas y nadie les dice nada.

 

 

Nuevas negociaciones en Bonn por acuerdo contra el cambio climático

La carrera para conseguir un acuerdo mundial contra el cambio climático vive una nueva etapa a partir de este lunes en Bonn (Alemania), donde se celebran nuevas negociaciones intermedias, a menos de 200 días de la gran conferencia de París.

http://radiomontecarlo.com.uy/2015/06/01/internacionales/europa/nuevas-negociaciones-en-bonn-por-acuerdo-contra-el-cambio-climatico/

(Bonn/AFP) Monte Carlo – MDS

Christiana Figueres, la responsable del clima de la ONU, Laurent Fabius, el ministro francés de Relaciones Exteriores, y Manuel Pulgar-Vidal, el ministro de Medio Ambiente de Perú, que presidió la conferencia de Lima, inauguraron la cumbre, que durará hasta el 11 de junio.

Las delegaciones de los 195 países presentes intentarán mejorar un documento de 80 páginas elaborado en febrero en Ginebra, que contiene numerosas redundancias y contradicciones.

“Si se conservan las partes más ambiciosas, tendremos un acuerdo para promover una transformación global hacia un futuro verde (…) y sostenible”, declaró en un comunicado Mattias Södeberg, responsable en Bonn de la delegación de ACT, una coalición que reúne iglesias y organizaciones de 140 países.

“Un acuerdo de este tipo salvaría vidas, limitaría los riesgos de conflictos y apoyaría el crecimiento y un desarrollo sostenible”, añadió.

Sin embargo, el camino para alcanzar un consenso sobre las normas que regirán la lucha contra el calentamiento a partir de 2020 “aún es largo”, aseguró el sábado el economista británico Nicholas Stern, que defiende una reorientación masiva de las inversiones hacia tecnologías e infraestructuras que emiten poco CO2, el principal gas de efecto invernadero.

“El objetivo es alcanzar un preacuerdo en octubre […] La COP21 [cumbre de París] permitiría luego dar los últimos retoques y tratar los puntos pendientes, pero sobre la base de un texto sólido y claro para todos”, declaró Fabius en la apertura de la sesión de negociaciones.

Algunas cuestiones complejas están en el centro de las negociaciones: ¿Qué objetivo de reducción de gases de efecto invernadero hay que imponer para limitar la subida de temperatura a 2ºC? ¿Cómo pedir esfuerzos a todos los países teniendo en cuenta las crecientes necesidades energéticas de los países emergentes?

Objetivos nacionales

Mientras los países revelan poco a poco sus objetivos nacionales de reducción de gases de efecto invernadero para 2025 o 2030, las conversaciones también abordarán la manera de comprobar su puesta en marcha y la posibilidad de modificar los compromisos en el futuro, a medida que cambien las tecnologías y sus costes.

De momento, 37 países, incluidos la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia, Canadá y México, anunciaron su “contribución nacional” a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

China, el mayor contaminante mundial, debería comunicar sus proyectos próximamente, al igual que Australia, Brasil y Japón.

“Las negociaciones de la ONU son totalmente inadaptadas a la urgencia climática. En privado todo el mundo lo dice, todo el mundo es consciente de ello, pero la complejidad del proceso es tal que continúa como si no pasara nada”, lamentó la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, este lunes en una entrevista al diario Le Monde.

“No seguimos la trayectoria” necesaria para limitar el alza de temperaturas a 2ºC, reconoció por su parte Laurence Tubiana, la negociadora francesa, que añadió que es necesario recalcar el aspecto no punitivo de la evaluación y “la forma en que se puede combinar crecimiento y objetivos climáticos”.

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), urge abandonar las energías fósiles, especialmente el carbón, e invertir mucho en la eficiencia energética para separar el crecimiento económico de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El tema de las ayudas públicas para reducir los gases de efecto invernadero y adaptarse a los impactos del calentamiento sigue siendo espinoso, ya que los países del sur, sobre todo los más pobres y las islas pequeñas, exigen compromisos claros del norte.

El G7 previsto los días 7 y 8 de junio en Alemania abordará también esa cuestión.

Foto: AFP

Fecha :    

01/Jun/2015