Abengoa el auge y caída de un gigante

Abengoa: el auge y caída de un gigante

MFAEB

Un sistema ineficaz, solamente puede traer un rendimiento ineficaz.

Un sistema aleatorio, solo puede dar un beneficio aleatorio.

Toda inversión cuya base sea inestable, se considera una inversión insegura.

Una inversión insegura, solo puede traer pérdidas a corto o a largo plazo.

¿Qué sistema es el que está adoptando todos los gobiernos?

Los sistemas que adoptan los gobiernos, son sistema inestables, ineficaces, inseguros y por lo tanto a largo o a corto plazo van a caer como castillo de naipes.

Lo malo de todo esto es que grandes empresarios se verán involucrados en la caída.

Personalmente, pienso que cuando se vende un sistema ineficaz, con promesas que no tienen una solidez, sin ser una estafa, personalmente la considero la mejor de las estafas, la estafa mejor tramada de la historia.

Es vender estampitas a bajo valor.

Es lo mismo que invertir en colocar paneles solares en la Luna, el fundar una nueva Nación en Marte o invertir en la búsqueda de vida inteligente en el Universo.

Es lo mismo que comprar parcelas en Marte para cuando se consiga crear esa futura Nación o en la Luna.

Eso solo lo hacen las personas que no les cuesta ningún esfuerzo el ganar dinero.

Total, si pierdo, la solución la tengo, subo el precio de mi servicio, de mi producto y que me paguen los consumidores lo que he perdido.

En realidad la culpa la tiene el comprador.

Si el pueblo, se negaría a que los gobiernos invirtieran en sistemas ineficaces, en sueños, en humo. Las naciones tendrían menos deudas con el Banco Mundial.

El pueblo elige a los gobernantes para que controlen sus beneficios, su capital y no para que malgasten sus beneficios o su capital con tal libre albedrío que muchas veces hasta da vértigo la ligereza con que gastan el capital de la Nación.

Abengoa: el auge y caída de un gigante

http://www.expansion.com/empresas/energia/2015/12/05/5662d8d446163f6c258b4633.html

La multinacional sevillana, a punto de cumplir 75 años, está al borde del abismo tras acumularuna deuda superior a los 20.000 millones por su aventura en el negocio termosolar.

Al igual que Ícaro, que perdió sus alas por volar demasiado cerca del Sol, el hundimiento de Abengoa se ha producido al intentar convertirse a cualquier precio en el líder mundial en energía solar, un sector fuertemente regulado, que requiere de inversiones descomunales y cuya tecnología es aún muy incipiente, con todos los riesgos que ello implica.

Este cóctel, aderezado con la crisis económica general, el cierre del grifo financiero y el desplome del precio del petróleo, han llevado a la multinacional sevillana al borde del precipicio, con una deuda superior a los 20.000 millones de euros y la solicitud del concurso de acreedores.

A ello se añade algo que, aunque pudiera parecer anecdótico, no lo es: por primera vez en sus casi 75 años de vida, el apellido Benjumea no figura en la cúspide de la empresa, la gota que ha colmado el vaso para que se desate una cruenta batalla entre los accionistas históricos, que ven cómo se hunde la mayor compañía de Andalucía con más de 24.000 empleados y una facturación superior a los 7.000 millones de euros.

Un escenario inimaginable en 1941, cuando dos jóvenes ingenieros de ICAI, Javier Benjumea Puigcerver y José Manuel Abaurre Fernández-Pasalagua, crean una pequeña firma con un capital social de 180.000 pesetas (1.082 euros) y cuyo principal objetivo era fabricar un contador monofásico.

Para sacar adelante el proyecto contaron con el apoyo de varios amigos y familiares, todos ellos vinculados a la aristocracia sevillana. Nacía así Abengoa, acrónimo de las iniciales de los apellidos de los fundadores y de algunos de estos compañeros: A (Abaurre), BEN (Benjumea), G (Gallego, Fernando), O (Ortueta, Antonio) y A (Abaurre Herreros de Tejada, Ricardo).

Muy pronto José Manuel Abaurre quedaría, por decisión propia, en un segundo plano dejando a su socio al frente de la compañía. En este punto hay que hacer un inciso sobre el pasado de Javier Benjumea -de quien en 2015 se ha cumplido el centenario de su nacimiento- y que explica en gran medida su personalidad, algo que marcaría la trayectoria de la compañía.

Su juventud no fue sencilla pese a pertenecer a la alta burguesía andaluza: tíos suyos fueron Rafael Benjumea, primer conde de Guadalhorce y ministro en los años veinte, y Joaquín Benjumea, primer conde de Benjumea, y posteriormente ministro de Franco y gobernador del Banco de España.

Tras perder muy joven a su padre, en 1931 inició la carrera en ICAI en Madrid gracias a una beca de los jesuitas, permitiéndole concluir sus estudios en la Escuela de Lieja (Bélgica). Todo aquello, a lo que se sumó la Guerra Civil, le marcó profundamente y una de sus obsesiones a partir de entonces fue trasladar la filosofía del esfuerzo a todas las facetas de la vida.

Dando un salto temporal hacia adelante y volviendo a los inicios de Abengoa, los primeros pasos fueron muy halagüeños con el desarrollo de numerosos proyectos y estudios técnicos, además de montajes eléctricos. Con estos mimbres, logró expandirse rápidamente por toda Andalucía. En aquella época, se produce un hecho igualmente clave en su vida: en 1944, contrajo matrimonio con Julia Llorente Zuazola, con la cual tuvo trece hijos, de los cuales dos fueron varones y once mujeres.

Ya en la década de los cincuenta da el salto al resto de España, consolidándose como una de las principales ingenierías del país, con una facturación superior a los 800 millones de pesetas, una cifra al alcance de muy pocas compañías de la época.

Las ONG piden que se deje de financiar inmediatamente las energías fósiles

Las ONG piden que se deje de financiar inmediatamente las energías fósiles

MFAEB

Señores, si se elimina el petróleo de una sola vez, nos quedamos incomunicados.

¿Saben lo que es una lástima y una pena?

Tener que leer y escuchar todos los días la misma historia, los mismos lloros y las mismas súplicas:

“Necesitamos más energía renovable” “Necesitamos reducir contaminación”

Esto, “Necesitamos más energía renovable” “Necesitamos reducir contaminación”, lo estoy viendo y escuchando todos los días desde hace más de tres años y yo desde ese mismo tiempo les estoy diciendo que ya se tiene ese sistema que buscan.

Ustedes lo conocen, todos los gobiernos, conocen mi sistema. Todas las ONG conocen mi sistema, GEENPEACE conoce mi sistema.

¿Están todos en la Nómina de ciertas personas que no les interesa que mi sistema NO se ponga en marcha?

Plataforma “VASTA YA”, lectores, ciudadanos de a pie, yo sé que ustedes me leen, no hagan caso a estas ONG que piden que se eliminen las subvenciones a los fósiles, es una trampa de los que quieren el caos en el Mundo, los que desean un Nuevo Orden Mundial.

Si se eliminan las subvenciones para el petróleo, digan me de qué forma viajamos de una nación a otra, de qué forma pasamos alimentos y otras mercancías de un continente a otro.

Nos quedaríamos aislados y con ello se conseguiría un caos, que solo le beneficiaría a unos pocos que lo andan buscando, todo es una trama muy bien preparada, pero tenemos que ser más inteligentes que esta clase de gente y percatarnos de sus intenciones.

Yo deseo que no contaminemos nada en el planeta, pero lamentablemente hasta que no se invente la forma de movernos de un continente a otro no podemos hacer nada más que contaminar, pero procuremos contaminar lo mínimo.

No sigamos el juego de esta gente que lo que desean es el caos, el desorden y el fin de nuestra clase social.

Esta gente que pide esto, si les mira la vida cotidiana, estoy seguro que ellos tienen el coche de combustión fósil y no un coche eléctrico.

“Pueblo, “clase baja”, trabajadores como yo, tenemos que defender nuestra vida desde ahora”.

No demos los pasos en nuestra contra, como desea cierta clase de personas. No precisan que les diga el Nombre y Apellido de esas personas, porque todos nosotros sabemos quiénes son. Son muchas personas las que han dado desde hace años las alertas suficientes, nos han dado las pautas del modelo de acción de esas personas, las formas de actuar y los pocos escrúpulos que tienen para conseguir sus objetivos.

Analicen, observen y razonen todo lo que escuchen, vean y oigan, no se dejen idiotizar por estas personas, porque cuanto más les permitan que los idioticen, más cerca estarán de que los puedan aniquilar y más cerca estarán ellos de su logro. Lamentablemente ya tienen a mucha gente idiotizada, gente que se preocupa de el resultado del partido de fútbol tal o cual, del cantante tal o cual o de la tecnología tal o cual antes de leer lo que de verdad les tiene que interesar, pero es su vida la que se perderá, no la mía y la de los que de verdad estamos atentos de lo que sucede. No puedo hacer que dejen de ser idiotas, por eso no puedo evitar que les pase lo que quieren esas personas que les pase.

No me hagan caso ni a mí, piensen en lo que les digo, analicen mis palabras y busquen la razón lógica de mis palabras.

Destruyamos los planes que tienen para nuestra clase de personas. Recuerden que somos mucho más personas que ellos y no podrán con todos.

Las ONG piden que se deje de financiar inmediatamente las energías fósile

s

http://www.efeverde.com/noticias/las-ong-piden-que-se-deje-de-financiar-inmediatamente-las-energias-fosiles/#

Cada año se destinan más de 44.000 millones de dólares en subsidios fósiles, frente a los 22.0000 millones que se invierten en renovables

EFEverde.- Las ONG que representan a la sociedad civil en las negociaciones sobre el cambio climático de París celebran los ligeros avances de los primeros días de intercambios, pero urgieron a los líderes mundiales a presentar planes concretos de financiación y a eliminar los subsidios a los combustibles fósiles.

“Hay que dejar de financiar los combustibles fósiles”, subrayó ante la prensa el responsable de Oil Change International, Alex Doukas, en representación de la Red de Acción Climática (CAN) en la que se agrupan gran parte de las organizaciones no gubernamentales presentes en la cumbre del clima (COP21).

Doukas indicó que cada año se destinan más de 44.000 millones de dólares en subsidios fósiles, frente a los 22.0000 millones que se invierten en renovables.

“Es una verdadera desgracia” que los países del G7 y Australia destinen “44 veces más” dinero a subsidios a hidrocarburos que al Fondo Verde por el clima, añadió.

Financiación transparente

Otro de los puntos en los que las delegaciones deben progresar antes de presentar el sábado un primer borrador de las negociaciones para por poner sobre la mesa planes concretos de financiación en la lucha contra el calentamiento con “reglas para contar el dinero de forma transparente”, destacó Raman Mehta, de la Fundación Vasudha.

Criticaron también que no se haya avanzado lo suficiente en un acuerdo sobre “diferenciación”, pues creen que no se puede pretender que exista una “simetría absoluta” en los esfuerzos entre países desarrollados y países pobres.

“Necesitamos buscar un nuevo paradigma” y para ello es “necesario que los ministros empujen el texto adelante y no se centren en los detalles”, dijo Mehta, de cara al tramo duro de las discusiones a partir del próximo lunes con vistas a alcanzar un pacto universal y jurídicamente vinculante el próximo 11 de diciembre.

Aspectos positivos

Entre los aspectos positivos de los primeros cuatro días de negociaciones es un mayor consenso para lograr un objetivo aún más ambicioso que limitar el aumento de la temperatura del planeta a 2 grados centígrados en 2100 frente a los niveles preindustriales.

“Parece que hay más comprensión sobre que 1,5 grados ya es en sí peligroso” y “el hecho de que el presidente de Francia, François Hollande, lo mencionara en su discurso muestra que tiene más apoyo”, destacó en nombre de Greenpeace Kaisa Kosonen.

Agregó que también se acercan posturas en París entre los 196 países y la Unión Europea (UE) sobre la “necesidad de deshacerse de los combustibles fósiles para mediados de siglo” y valoró que haya 43 países que apoyen una transición al 100 % a energías renovables a medio plazo.

“Si le preguntas a cualquier oceanógrafo te dirá que hay que acabar con las emisiones ahora mismo”, precisó al añadir que, a su juicio, es imprescindible que el texto final tenga “un lenguaje claro para los inversores y las empresas”. EFEverde