Cómo proteger el clima con un barril de crudo a 30 USD

Cómo proteger el clima con un barril de crudo a 30 USD, gran debate en Davos

MFAEB

Me parece muy razonable la sinopsis de esta persona, si ustedes no ven más allá de la punta de sus narices, el problema no solo es de ustedes, nos involucra a todo el planeta.

Tenemos personas que al parecer son como decía José María García: Ustedes son unos sopla pitos, unos corre ve y dile, pero sin decir nada a las personas que tienen que decir en realidad.

MFAEBHM puede competir con el precio del crudo y dar electricidad ilimitadamente, pero claro, el negocio que se están montando es mucho más grande que lo que piensan estos incerebrados que solo ven la punta de su nariz.

Ustedes bajan el precio del petróleo para que se venda más, se dejen de lado las renovables y demuestren que el cambio climático es una farsa.

Son muy astutos. Pueden mantener el mercado al 50% por un tiempo y luego cuando las renovables estén fuera de escena, subir el precio hasta límites insospechados.

Dicen que el crudo tiene los años contados, dicen que no contaminan, dicen que existe una guerra contra ustedes… Todo mentira, todo manipulación tal y como llevan haciendo desde hace siglos.

Están subestimando al pueblo, no es tan ingenuo el pueblo, solo que los están creando de esa forma, nada más.

MFAEB puede producir la electricidad que todo el mundo precisa, solo se precisa el capital necesario y creo recordar que ese capital es del pueblo soberano, no es de ustedes.

Es cierto dentro de 50 años ustedes no tendrán capital, no tendrán hogar y sobre todo no tendrán vida que suplicar, que defender o simplemente disfrutar.

Si no hacen nada y no creo que ustedes hagan nada, es lo que va a pasar, pero sigan con el fútbol, los toros, el teatro, los cantantes o las películas. Es ocio, es cultura y se lo merecen porque todo el mundo tiene la obligación de disfrutar, de festejar, de vivir los sueños de otros.

Si yo sé que usted no va a hacer nada por mi sistema. ¿Por qué tengo yo que preocuparme por su vida?

Cómo proteger el clima con un barril de crudo a 30 USD, gran debate en Davos

lainformacion.com

Domingo, 24 de enero del 2016 – 12:40

“La COP21 fue un éxito, pero eso era la parte fácil”, dijo Christina Figueres, responsable de clima de la ONU, en esta edición 2016 del Foro Económico Mundial.

En los debates celebrados en esta elegante localidad de los Alpes suizos se ha hablado mucho de lo que deberá hacerse después del acuerdo de París, sobre todo cuando el petróleo está a un precio muy atractivo, en torno a 30 dólares el barril.

“A ese precio es mucho más interesante consumir petróleo que recurrir a las energías renovables, que todavía son caras”, resume el economista en jefe del instituto británico IHS, Nariman Behravesh.

Y es que para cumplir con los objetivos de París, empezando por el de limitar el aumento global de la temperatura a dos grados centígrados respecto a la era preindustrial, será indispensable rebajar los precios de las energías limpias.

“Tenemos una enorme necesidad de innovación, por ejemplo en las renovables. Hay mucho por hacer para que sean competitivas, sobre todo con un barril a 30 dólares, que no es una buena cosa”, dijo el presidente del grupo petrolero francés Total, Patrick Pouyanné.

Christiana Figueres destaca no obstante que ha habido grandes avances. Según ella, en algunas regiones del mundo se están viendo “precios increíblemente bajos” en la producción de electricidad solar o eólica.

Otra gran cuestión es la del precio de la contaminación, y en particular las emisiones de CO2, uno de los principales gases causantes del efecto invernadero.

“Claramente, va a ser el debate de los dos próximos años (…) Es importante que salga una solución para aplicar un sistema de precios del carbono”, actualmente inexistente, declaró a la AFP Antoine Frérot, presidente del grupo francés de tratamiento de aguas y residuos Veolia.

“Si no hacemos nada para fijar el precio del carbono, aumentará el uso del carbón”, altamente contaminante, estima Pouyanné, de Total. “Eso es una realidad económica, India desarrollará el carbón, y Sudáfrica también”.

Los dos directivos apuestan por una estimación de 30 a 40 dólares por tonelada de carbono para cambiar radicalmente las emisiones.

Por su lado, Johan Rockstrom, director del Stockholm Resilience Centre, incide en la necesidad de preservar los bosques.

“La biosfera, la naturaleza, por decirlo de forma sencilla, absorbe 4,5 gigatoneladas de carbono, es decir la mitad de nuestras emisiones”, explica.

“Tenemos que aumentar nuestra capacidad de absorción natural del carbono”, abunda Figueres.

En cualquier caso hay una cosa muy clara para los industriales del sector: la era de los hidrocarburos está lejos de haber terminado.

Tal y como recordó Kennet Hersh, directivo de NGP Energy capital management, “la demanda mundial de energía va a aumentar” en los años venideros.

“No habrá ningún ‘big bang’, la transición hacia una economía pobre en carbono llevará tiempo”, pronostica Pouyanné, quien cree que el gas será la gran energía transitoria. Tanto es así que, según predice, Total producirá más gas que petróleo hacia 2040.

El precio de la inacción sería incalculable, advirtió el directivo de un gran grupo de aseguros, que evalúa el coste de las catástrofes naturales en 180.000 millones de dólares por año, de los cuales sólo una cuarta parte está asegurada.

“Si no hacemos nada, ya no podremos hablar del mercado de los seguros dentro de 50 años. Sencillamente, el planeta será imposible de asegurar”, sostuvo.

Segundo Capítulo de LEMNISCATA

Capítulo 2

La noche de la radio

Alfredo De Tobías Oroimena llegó a su puesto de trabajo, serio y preocupado.

Era una noche de noviembre, fría, con luna casi llena. Oscura y siniestra.

Amenazaba ventisca proveniente del norte y se alertaba a las comunidades un peligro de nieve.

Su rostro delataba cansancio, soñolencia y hastío. Unas bolsas se formaban bajo sus ojos, grandes y brillantes. Los labios pegados caían hacia su mentón.

Sus compañeros lo miraban con recelo, indulgencia y respeto. Resentidos algunos, resignados otros.

Lo real y lo apócrifo se entremezclaban en su mente. Se encontraba en el umbral del pesimismo y el optimismo.

Se sentía un iluso; mejor definido era decir, víctima de chotacabras.

Sus fuentes de información, parecían estar ausentes. Todo el mundo estaba normal, nada era de sospecha o alerta.

Esta situación secante le hacía sentirse como: “Un ratón ante el último juego del gato.” “El toro de lidia con el estoque mortalmente hundido, partiendo las vísceras vitales.” Hundido en su más desoladora de las realidades.

Un pasillo estrecho; bordeado por mamparas encristaladas; permitía ver al fondo, el despacho de Alfredo.

El suelo de paneles de madera escondía los cables eléctricos. Una pared con gotéele grueso de color blanco y dos ventanas. Una mampara blanca y encristalada. Era su oficina. Un escritorio de aserrín prensado, chapeado en caoba. Tres cajones casi vacíos, donde guardaba su arma reglamentaria y la placa dorada, como jefe del CIC.

Desde el 28 de octubre la superficie del escritorio estaba llena de libros, boletines, apuntes, informes y desde unas pocas horas antes; trozos de telas impregnadas de algún líquido del laboratorio. El ordenador estaba encendido y la pantalla mostraba desde ese mismo día la misma página Web. Una página con la imagen del cráneo humano.

Una silla giratoria y un reposa pies.

Se dejó caer en su silla azul marino. Su mirada se perdía en el infinito, mientras su cerebro no paraba de dar vueltas.

Recordaba todas las imágenes grotescas que dejan la violencia, la locura, la intolerancia.

Recordaba también cuando estando en la academia, su padre le aleccionaba con anécdotas de casos importantes.

Miraba al techo blanco. Con el codo izquierdo apoyado en un trocito de mesa y con la mano se remarcaba una y otra vez la comisura de la boca. En su mano derecha un bolígrafo. Marcaba una y otra vez una especie de lazo. Unía los puntos de las víctimas e inconscientemente prolongaba las líneas hasta cerrarlas.

Tenían suficientes pruebas como para culpar a alguien, pero todas tan endebles como un castillo de naipes ante una ventana abierta.

Cuando creía tener algo, tomaba un folio y anotaba repasando una y otra vez el pensamiento. Buscaba lo racional; lo lógico. Contrastaba y por último anulaba. Desolado una vez más, se levantaba a por un café.

Cruzaba todo el pasillo hasta la puerta que se encontraba a la izquierda de las escaleras.

El mármol Portugués de color rosa pálido con betas negras hacía de peldaño y lo sujetaba unos tubos de bronce que hacían juego con el pasamano.

La cafetera, negra con dorados, se mantenía siempre limpia encima de una encimera de granito negro. Cada día que faltaba café el encargado de semana, se preocupaba de comprarlo y de cobrar a todos los agentes la cantidad acordada. Cada uno podía tomar la cantidad de cafés que deseara. Nadie miraba si uno tomaba más que otro.

Alfredo era uno de los que menos cafés tomaban en circunstancias normales. En los tres últimos días no hacía nada más que pasearse hasta la cafetera cada media hora.

Con la taza de café en la mano. Absorto. Impotente. Definitivamente se sentía como la polilla que revolotea la lámpara incandescente; a sabiendas que si se acerca, su vida la pierde. Un instinto; una atracción fatal la hace acercarse. A él, el reto propuesto le producía el mismo efecto.

La visión del futuro no le agradaba. Se sentía como un ciervo ante la mira del cazador implacable, cruzándose las miradas desafiantes y sombrías al mismo tiempo. Era cuestión de ser más ágil, más astuto y veloz.

Pero el tiempo pasaba y no encontraba una solidez a todas las ideas. No encontraba respuestas a todas las preguntas. Solo miedo y desolación.

Repasaba las notas una y otra vez, como si por ese gesto hallase la solución.

Los párpados se fueron bajando hasta encontrase unidos. Ya no pensaba, no tenía ideas.

Se encontraba en un jardín laberinto del siglo XVIII. Setos de más de dos metros de altura.

Estatuas mutiladas, decapitadas, masacradas, aparecían por todos los lados.

Buscaba la salida en un estado desesperado. Caminaba entre aquellas estatuas tan reales. Corría hasta fatigarse pasando una y otra vez por el mismo sitio. Las cabezas tiradas por el suelo clavaban sus ojos en él. Aquellos ojos. Aquella mirada triste le perseguía fuera por donde fuera. Unas risas sarcásticas, maliciosas, le atormentaban.

-¡Inepto! ¡Eres un inepto! ¡Nunca me encontraras! – Una voz ronca, rota por el eco, le desorientaba.

Manos que surgían del suelo. Un suelo terracota, polvoriento, caliente como los cuerpos que se encontraban esparcidos por todas las partes. La neblina emanaba de la superficie, haciendo el lugar mucho más escalofriante y tenebroso.

Una mano infantil se aferró a su pernera mientras la otra elevaba el cuerpo mutilado, “sin medio rostro”. Suplicaba que la salvase, que la liberase de tanta tortura, que le quitara el dolor que le producían los recuerdos.

Se vio cara a cara con él mismo. De su rostro florecían surcos arados por bueyes potentes. Intentaba retirarlos. Por más que lo intentaba, más se aferraban a su cutis.

Vio como sus ojos iban brillando paulatinamente, hasta que se formaban unas gotas de sangre.

Las caras, las manos y los torsos, le perseguían y le suplicaban que les ayudase. Las risas aumentaban al par de las voces. Él corría buscando la salida de aquél manicomio. Deseaba salir de aquél laberinto truncado.

Un fuerte retortijón hizo que enderezara la cabeza. Su vejiga estaba a punto de evacuar todo el líquido que podía soportar.

Se levanto con tranquilidad. Cruzó el pasillo solitario y accionó el picaporte de la puerta del aseo de caballeros. Una vez dentro se dio toda la prisa que podía. Un gran alivio sintió con el último chorro de orina, produciéndole un escalofrío.

Se preparó otro café mientras recordaba la pesadilla que acababa de tener.

Cuando volvía con el café, recordaba todo el proceso del día anterior. No comprendía porque repasaba una y otra vez las mismas escenas. ¿Qué es lo que tenía importancia? ¿Qué es lo que se le pasaba por alto?

Estaba mezclando lo sentimental y lo profesional. Debía de retomar nuevamente la compostura profesional. En las circunstancias actuales no podía permitir tantos errores.

-Disciplina, sangre fría, pensar con el cerebro y no con el corazón. – Como algo mecánico salieron sus pensamientos al exterior. – ¿Cuántas veces te lo a explicado tu padre?

Percatándose de lo que estaba sucediendo, inspeccionó el lugar solamente para asegurarse de que nadie había oído nada. Todo estaba como debía estar. Las persianas de lamas blancas, completamente abiertas impedían ver lo que sucedía en el interior.

Retomó el repaso de sus recuerdos, pero de forma cronológica.

“Un rayo de cordura y nitidez; recordó la promesa de escuchar la radio esta madrugada.”

¿Qué radio podía encender cuando no poseía ninguna?

Miró al techo y vio los altavoces. Paulatinamente fue descendiendo la mirada hasta la entrada. Allí estaba. Solitario y virgen. Su salvador radiofónico.

Dos pasos y se encontraba ya con la mano en el mando de volumen. Lo giró hasta oír una música melodiosa. Esperó mirando el aparato como si estuviese viendo la televisión. Otra canción. Era el hilo musical, no le quedó duda alguna. Pregunto sobre el mando principal y si se podría cambiar a una emisora. La respuesta fue gratificante. Miró el reloj y vio el poco tiempo que quedaba para el comienzo del programa.

Bajo de dos en dos las escaleras de mármol. El rellano lo pasó patinando y de tres en tres el último tramo de escaleras.

Unos segundos y cinco metros de distancia lo separaban del puesto de guardia de la entrada.

-Pon en la emisora FM 108.5. – Gritaba al agente de la portería.

El agente no entendía nada. Colocó una mano en la culata de su arma y escudriñó la zona.

Por fin estaba ya en la puerta. Esta solo se podía abrir desde dentro. Alfredo le suplicó que cambiara al modo de radio y colorada el dial a 108.5 FM.

Son las 22:00. Están sintonizando “Radio Éter”. En su dial 108.5 FM.

Comienza “Noche de locos”- Suena de fondo, suave como un susurro, Sonata para piano N º 8 in C minor, la opera 13 “Pathétique” en su movimiento Grave- Allegro di molto e con brio del Maestro Ludwidg Van Beethoven.

Alfredo alza el dedo pulgar y de forma afirmativa mueve la cabeza. Le dio las gracias y escuchando se retiró a su oficina.

Una voz melodiosa, sensible y dulce de una mujer, acompañaba los acordes dando luz verde a los protagonistas de las ondas.

– Con todos ustedes: Romualdo Cruz y José Mª Vidal. Los únicos, inconfundibles reyes de la radio, maestros de la ironía, creadores del género…

-¡Por Dios! Para ya de tanto agasajo. Somos mortales. No dioses del Olimpo.- José Mª interrumpió la zalema profesional de su compañera.- La intensificación del estipendio ya sabéis que está prohibido en esta casa. ¿Qué hacéis con las cuarenta mil pesetas que os damos? Hay que ahorrar un poco, los tiempos no están para derrochar nada.

Murmullos sonaban de fondo. Parecía ser todo tan real que no se notaba la grabación. Daba la sensación que todos los miembros de la radio abucheaban implacables a José Mª.

– Buenas noches. Estará al micrófono hasta las cuatro menos cinco: Romualdo Cruz, más conocido como R.C., el abogado del diablo… nuestro… ¿Qui cosa he? ¿Comenta… rista? – Presenta a su compañero con cierto acento Italiano. En el rostro dibujaba una sonrisa burlona, mirada de pícaro y gesto irónico esperando una respuesta. – Y su más fiel servidor José Mª Vidal.

-Buenas noches. – R.C. cauteloso, pragmático y sin perder la vista del infinito, pensaba como contestar -Hoy nuestro camarada está practicando el Italiano. Un italiano “pésimo”.

¿Ya sabrán ustedes perdonarle?

¡No sabe lo que dice!

“Si vis pacen, para bellum”. “Aunque él video meliora proboque, deteriora seguor.”

José Mª con el ceño fruncido, la mirada clavada en sus ojos y con un tono muy baladrón,

– ¿Con eso que me estas llamando? – Interrumpió al tiempo que se colocaba las manos en los oídos.

– Si quieres la paz, prepara la guerra y ves el bien y lo apruebas, pero haces el mal. ¿Contento?

– No sé. Me lo puedes explicar más lentamente. No lo he cogido.

– Mira. No te ofendas. No tenemos tiempo, no tengo paciencia y tú no tienes la inteligencia suficiente. No te esfuerces, para compensarte te invito a una Pizza al terminar.

Suena de fondo Vivaldi, “Las cuatro estaciones”

Cuando termina de sonar, R.C. se orienta a la cabina de sonido y aplaude con todas sus fuerzas con el fin de elogiar lo apropiado del tema.

– J.J., tú sí que sabes entender un buen chiste.

J.J. es Jennifer Jiménez, natural de Madrid e hija única de padres humildes, trabajadores y honrados.

Persona donde las haya, amante de la música. De toda la música.

Cuando era adolescente trabajaba en las mejores discotecas de toda la ciudad, como discjockey.

Con los ahorros se pagaba la matrícula de la universidad de periodismo y con esfuerzo y tenacidad aprobó con matrícula de honor. Ello no conlleva que las empresas de periodismo se volcasen a ofertarle trabajos.

Todos sus esfuerzos fueron arrastrados por las fuertes corrientes de la frustración. Su testarudez nadaba contracorriente, coronando muy esporádicamente el éxito.

Una de las virtudes que me fascinó fueron sus vientos hábiles de noticias. Estaba sedienta de primicias.

Por cierto, coincidimos en una y nos enamoramos como dos adolescentes.

Tras varios años de noviazgo, contrajimos matrimonio nada más terminar la carrera y ya circula el noveno aniversario.

De ciudad en ciudad, de destino en destino paramos en San Sebastián. Mi ciudad natal, querida y añorada ciudad. Mi destino estaba ya asentado y con él estaba ligado el de ella. Una emisora de radio la contrato indefinidamente. Hoy es el primer día que puedo oír su programa. Desde que comenzó en la emisora, Alfredo estaba en el turno de noche.

Esta noche estaba en la comisaría de guardia, una guardia muy poco agitada. Pendiente de los partes de las patrullas en ruta, coordinando sus movimientos y aburriéndose en compañía.

Repasando los hallazgos del laboratorio y observando todas las fotografías que se tomaron en los distintos escenarios. Una cabeza en particular le llamaba la atención. No sabía porque.

-En esta emisión- José Mª resopló escamado, quizás el guión se lo exigía; ya se sabe por lo de la audiencia. – “Nos crecerá el pelo”,”El último mono chato”, “El Evangelio por cien pesetas”, “Santa Claus provoca peleas”, “Servicio obligatorio para una mujer” y “Por su lengua murió el “Rey loco”.

-¡Estoy pensando! – Se carcajeó muy cortés y prosiguió.- Después de que me estires del pelo, ¡este crecerá! ; seré el último mono chato después del puñetazo que me vas a propinar; me arrepentiré por cien pesetas; creo que estoy provocando pelea, pero no soy Santa y por mi lengua voy a morir.- En esa frase dio su mejor interpretación, estilo Hamblet. Un cinismo descomunal mezclado con ironía y miedo.- Pero en lo de la mujer te has pasado. Joder, joder. Joder que te has pasado, que yo si entiendo.

– No, me, he… pa… sa… do. Son las noticias que tenemos preparadas para hoy.

Después de disculpas, carantoñas y demás cursiladas, se pusieron a trabajar en serio. Empezó José Mª con un tono muy serio y rondando lo tosco.

– Boca abajo crece más el pelo.

Asegura el británico “James Oldham” inventor de un sistema para detener e incluso invertir el proceso de la calvicie en los hombres. Su aparato “El Inverter”, le ha servido para ganar el premio Crece Pelo del año. Pero lo más importante es que, tras 18 meses de uso diario, ha conseguido reducir en un 50% su propia calvicie.- Terminó de relatar la noticia dando paso, a la canción infantil “Mi barba tiene tres pelos”

-Sr. James y miembros del jurado, – R.C. comienza a hablar, dando la impresión de estar pensando mucho lo que va a decir, – lo que usted nos propone, y con todo mi respeto, es que nos pongamos boca abajo para detener la caída de pelo.- Una pausa.

Aproveché para sacar el paquete de tabaco del bolsillo de la camisa, un cigarrillo y el mechero. Pendiente de cuatro situaciones diferentes me encendí el cigarrillo.

– Pienso que de esa forma facilitaremos el riego sanguíneo.

¿Dónde quedan los masajes capilares?

¡No será por dinero! Los masajes te lo puedes dar tú mismo. No se necesita ninguna enseñanza especial, pero, la verdad es que donde estén unas manos femeninas para el cuero cabelludo masculino o unas masculinas para el femenino que se quite todo lo demás.

¿No piensan ustedes lo mismo? Pues claro, como no van a pensar igual. Si estuviésemos en otra clase de tertulia pondría un ejemplo muy sexual y personal, ustedes ya me entienden.

Bueno. No quiero sacar los pies del plato.

Después de tantos años pagando el cuidado de mi pelo viene un extranjero y nos dice que boca abajo, o sea, haciendo el pino nos ahorramos todo ese dinero. ¿No será que quiere monopolizar todo el capital, que no es poco el que mueve este complejo estético?

¿Cada calvicie no es diferente?

Eso es lo que me asegura mi peluquero. Este peluquero no es de los mentirosos, exagerados y demás calificativos que algunos les ponen. Sí claro, ya sé que nadie les llama de esas formas, pero yo sé que no es así, se lo puedo asegurar.

ALOPECIA ANDROGENÉTICA (o calvicie común) también tenemos ALOPECIA AREATA y ALOPECIA DIFUSA (EFLUVIO TELOGÉNICO) No es cuestión de dormir a nadie. Este tema si desean se puede tratar otro día.

Entonces… y seguimos con el tema; todos andaremos de cabeza. ¡Qué narices! Pero si ya andamos de cabeza. Y lo más sorprendente es que todavía hay calvos.

Al andar con las manos la cabeza la tendremos baja, o sea, andaremos cabizbajos. Todo por culpa de la alopecia galopante, andará todo el mundo de cabeza.

-¿Captan el juego de palabras?- José Mª prácticamente sin interrumpir el comentario de su compañero nos hizo ver el verdadero significado de lo que había de fondo.

– No por la economía, ni por el desempleo, ni por las estafas de los gobernantes, sino por una alopecia.- El tono sarcástico era palpable.- Por una alopecia. Que ridículo. – Tomó aire y se acarició la cabeza con suavidad.

– Al andar con las manos, las generaciones venideras sufrirán una metamorfosis. Los pies se utilizarán para asir, comer y pensar. Hoy en día hay mucha gente que piensa con los pies, pero eso no quiere decir que anden con las manos.

¿Cómo harán el resto de las utilidades que hacen las manos?

¿Cómo se sentarán?

¿Cómo se ducharán?

No… No. Quieto que ya estas divagando. Esto no puede suceder nunca. ¡¿Verdad?!

La calvicie es mala distribución de cuero cabelludo, y prosperidad económica para uno.

Pathétique comenzó a sonar y la voz femenina del comienzo, nos recordaba la emisora, el dial y el programa que estábamos escuchando.

-¡Una calvicie! ¿Quién podría tener una calvicie? – El instinto merodeaba esa situación. – ¿Cómo se podía demostrar que una persona con calvicie era sospechosa?

Estaba claro que comparando el cuerpo del pelo. ¿De qué persona? Esa era la gran incógnita.

Regresó a la realidad.

Personalmente no conocía a R.C., compañero de J.J. Se lo imagino cerca de los cincuenta y muchos, tripón y con un corte de pelo a lo clásico. Elegante al vestir al igual que al conversar, eso sí, con una presteza mental impresionante. Un rostro de bonachón y una sonrisa pícara, mirada fija e imperturbable.

“Gitchi – Manidoo” “Advertencia a los jóvenes”. Nos deleitaban con música de los “Indios Americanos”. Esta canción la conozco muy bien, algunas veces cuando estoy solo en casa la escucho y la bailo en forma indígena. Como no, haciendo las labores típicas de limpieza. La escucho en el CD “Sanyo” que me regalo mi hermano por Navidad.

La guardia de esta noche era la más aburrida que jamás haya tenido, prácticamente era imposible que esto estaría sucediendo. Las patrullas no encontraban nada de lo que se buscaba, se podía decir que estaban dando palos de ciego.

El último mono “chato” de China.- José Mª daba comienzo a una nueva noticia.

– El gobierno chino busca soluciones para evitar la tala de más de 100 Km2 de antiguos bosques, en la provincia de Yunnan, último refugio de una rara especie… – fue interrumpido por R.C.

– ¡De Yunnanienses o como se llamen!- Más tarde me explicaron la causa de las risas que se oyeron por antena.

Con el dedo índice de la mano derecha se subió la punta de la nariz y con el índice y medio de la otra mano se bajó los párpados de ambos ojos, haciendo de esa forma una mueca. Después confesó que se confundió de mueca, queriendo imitar al mono chato.

– Eres un peligro. Seguimos con el programa. ¡Por favor no “más” chistes!

No había ningún guión, todo era improvisación. Se realizaba el programa en directo y la realidad es que salía muy bien. Se compenetraban como una pareja de cómicos. Un dúo dinámico radiofónico. Las miradas, las sonrisas, los gestos eran contraseñas que nadie conocía.

¿Yo me conocía?

Algo me rondaba. ¿Quizá era alguien?

Camine o siéntese. Pero no se tambalee.

¿Cómo se siente Alfredo?

Caminaba, caminaba errático. Observaba todo a su paso sin ver nada. Sin rumbo, sin orientación, perdido en su más interno pensamiento. Escuchaba la radio; esa diminuta máquina era su túnel del tiempo, el único vínculo que tenía con su amada esposa.

Ese bosque era una jungla de la que no podía salir. Estaba atrapado. El suceso se le iba de las manos, como el agua dentro de una cesta de mimbre.

Quería dimitir pero, no podía. Él sabía que no era el ombligo del Mundo, más sí el centro de toda la investigación. Sin él muchas cosas que estaban aconteciendo estarían sin respuestas. ¿Cómo seguir trabajando? Estaba perdido, sin salida aparente. Todos los caminos le parecían iguales de tormentosos.

Necesito saber quién, porque y que le motiva.

Devuelta en la radio, pero sin perder la concentración.

-¡De acuerdo, de acuerdo!- Asintió R.C.

-De monos en peligro de extinción. Las autoridades locales han pedido asistencia financiera al Gobierno, y de no serle concedida procederán con su antiguo plan de “despejar” el bosque. La solución más viable es la de pedir ayuda al extranjero, pero en China se piensa que eso sería un mero parche que no salvaría para siempre a los más de 200 monos chatos que habitan en estos bosques. Y para informarte te diré que: Las minorías étnicas, entre las que se encuentran los yi, los miao, los dai y los tibetanos, constituyen cerca de un cuarto de la población total.

Del CD “Máxima locura”, sonaba “The Big Bang” (Non Eric Remix)

– Señores chinos- tras la canción, la voz de R.C.- todo el Mundo sabe que somos muy verdes, (“ecologistas”), o lo que es lo mismo que estamos muy verdes.

Como nota les diré: Intentamos trabajar como negros, pagar como romanos; “lo que es del Cesar, dárselo al Cesar”, pero, que nos tomen por mongoles, faltaría más. Nuestro gobierno ya nos toma por ello, no quieran ser ustedes como nuestro gobierno.

La canción “Zonbie” del CD anterior, comenzó a sonar dejando un paréntesis en el comentario de R.C.

Pensaba, mientras escuchaba las novedades de las patrullas. La canción sonaba de fondo, como una melodía que se les pone a los bebes para dormir. Este tipo entre bromas y no bromas, se las juega a una carta y con los ojos cerrados.

-A 44 sin novedad.- Cada unidad comunicaba el mismo mensaje. Nadie andaba por las calles. La verdad, hacía un frío glacial. Mejor estar en casita y en la cama, me repetían algunos compañeros.

-¿Se piensan ustedes que nosotros no tenemos problemas? – Continuó R.C.

-Piensen, piensen. Los tenemos y muy graves, pero, no vamos por los caminos pregonándolos.

-Esperemos que así sea. ¿Si tú supieses lo que está pasando en la misma ciudad que te escucha?- Le replicaba mentalmente, como si estuviese él escuchándome igual que yo le escuchaba.

Prisionero en ese mundo de lo irracional. Ese mundo manchado de sangre inocente, sangre pura y sin experiencia en la vida.

-Bueno, aclarado esto, – continuaba R.C. su comentario, – deduzco y que conste que… ¡sin ayuda! Que no piden para no talar el bosque, si no, para alimentar, y, no solo a 200 monos. Muchos más. ¡Cómo ahora solo pueden tener uno por cada pareja! – R.C. con su morbo se refería a las parejas de Chinos, no de los monos.- Les han salido muy caprichosos, ya se sabe, cuando se es hijo único.- En este momento cambió de tono y lo hizo un tanto mimosote, dulzón, algo infantil, como si no habría roto un plato en toda su vida.- Los monos me refiero, no piensen mal, que les veo las ideas y son muy retorcidas.

Retomando su tono habitual de mezcla de morbo, sarcasmo y burla o chiste, prosiguió:

-¿Qué pensarían ustedes si pediríamos para nuestros parados?

Quizá, que no somos un Gobierno estable, serio, fiable, etc.

Que no podemos alimentar a los nuestros.

Que les obligamos, indirectamente por su puesto, que mendiguen por las calles en busca de “giris”.

Como comprenderán somos un gobierno democrático y social, guerreamos legalmente por el petróleo.

Pues bien, acetate.- Como siempre, hacía referencia a un chiste con algo del tema. En este caso, el chiste del pincho de acetate.- En un bar. Un cartel que ponía: Especialidad de la casa bocadillo de acetate. Un cliente pide uno y después de probarlo le dice al camarero: Esto me parece mierda. El camarero le responde muy serio Acetate. –

-Si han pensado todo eso, por si solos, se llevarían el premio de la sabiduría.

La piedra filosofal.

Que la disfruten mientras puedan.

¡Buenas noticias! ¡Miren! Somos un pueblo gobernado por la derecha y somos socialistas, o sea, social, muy social, y por ello seguro que les regalamos más… mucho más de dos mil millones de do… la… res.- Esta vez imitó a un Americano de Texas.- La imagen de ecologista debe persistir ante el Mundo.

El quijote del Universo cabalga hasta los mares de China. Tiemblen injusticias, tiemblen miserias, tiemblen maleantes; los españolitos están en Europa.

El himno de la alegría comienza a sonar dando por terminado el comentario.

Cada tema musical deja entrever algo del tema. Jennifer es muy escrupulosa en su trabajo. No piensa, medita cada tesis y lo viste como los trinos de los pájaros al amanecer.

Desde mi punto de vista, Jenni, es la Venus del Siglo XX.

Talle esbelto, fino y elegante; cualquier prenda le entalla con exquisitez como si fuera un maniquí.

Alta, para ser mujer; con su estatura un hombre podía hacer solicitud de policía, vigilante y con conocimientos de artes marciales hasta de guarda espaldas.

Sus ojos son ligeramente rasgados, pequeños pero, con una mirada grande y tierna.

– Éxito del Evangelio por cien pesetas.- me interrumpió José Mª mis devaneos mentales.- El Evangelio del periodista…

– Anda, este sí es bueno, – dejo escapar su voz, en paralelo a la de su compañero, – el periodismo se Evangeliza, ¿Será por la prosa?

– Y dominico José A. Martínez Puche, a la venta desde octubre pasado, figura entre los libros de mayor éxito, después de haber vendido 500.000 ejemplares en 16 ediciones. El librito cuenta con 200 páginas que recogen una selección de 365 textos de los cuatro Evangelios, uno por cada día y cuestan cien pesetas.

Nuevamente la voz fina, caprichosa y romántica de J.J… Nos recordaba e informaba la emisora, el dial y el programa, junto con la melodía. De esta forma mantenían informados a los nuevos oyentes.

– ¡José Mª!

¿Escribirías un libro que ya está escrito, por solo cincuenta millones de pesetas?

– ¡¡No!! Que pregunta me haces. Chico, yo flipo contigo cada día más.

Eso es plagiar y está castigado por la ley. ¡Todos lo sabemos!

– Pero, si los autores están todos muertos, y, además en aquellos años de los Evangelistas no había derechos de autor.

– Sí, entonces sí. Claro, nadie me puede denunciar.

-Pues a que estas esperando. – Le decía R.C.

– ¿Estas tonto? Vete ha escribir el Génesis. Lo haces en edición bolsillo y a cien pesetas. Millonario. Millonario. Que te lo digo yo, José Mª millonario en poco tiempo. Joder, joder, aquí hay talento.- Se propinó unos golpes en la cabeza señalándose a sí mismo como persona que piensa.

En ese momento se rompieron todos los esquemas, la seriedad y el silencio de fondo. Las risas y carcajadas llenaron todo el espacio del locutorio.

La música hizo su aparición, sonaba “K.O. Brutal” “Smile” “New Limit”

– Bueno, – terminada la canción, José Mª tomo el mando- por favor no más muecas, posturitas, ademanes y chistes malos. Este es un programa serio, hecho con gente seria y para gente seria, que solo piensa en poder dormir feliz.

Las risas invadieron nuevamente el espacio; la seriedad y un programa de las dimensiones de éste no se pueden combinar. No obstante si faltase la chispa de humor que ponen, este programa sería uno más de entre tantos.

Jenni no hace nada que no le guste o le despierte interés, y cuando lo hace se vuelca en ello con todas sus fuerzas e ilusión.

– Mira Alfredo, – me repite hasta la saciedad- una radio chocarrera e insípida, seria y simple es una radio como un jardín sin flores. Un pájaro sin su gorgojeo. Una noche sin luna ni estrellas. Para mí una radio tiene que ser jaranera, juiciosa, atildada y veraz.

Y por Dios que lo consiguió, por fin lo ha conseguido. Tantos años de búsqueda dando muestras de lo que valía, han merecido la pena. Espero que se lo sepan justipreciar.

– Está bien, centrémonos en la silla y en el programa. No me gustaría perder las cochinas cuarenta y pocas mil pesetas que me das.

Ahora se supone que debo hacer un comentario acerca de esta noticia.

El Papa me excomulgará por tu culpa.

Un nuevo género para vender en las tiendas de todo a cien.

¡No puedo! ¡No puedo! José Mª ¡Yo no puedo!

¡Por la gloria de mí madre! ¡Oooorg!

¡Soy un fistro pecador! La Santa Madre Iglesia Apostólica y Romana no se merecen esto. – Imitaba con toda exactitud a “Chiquito de la Calzada”. – José Mª no me obligues. ¡Por la gloria de tú Santa Madre!

– R.C. Mi madre vive y goza de muy buena salud. ¿Tienes comentario o no?

– ¡Entonces por los huesos del guardián del Santo Grial!

¡Este comentario es más peligroso que Delfi en un acuario! ¡Oooorg!

– ¿Tienes o no tienes?- Preguntó José Mª elevando la voz y dando una acústica de enfado.

– Tengo, tengo.

– Pues vamos. A que estas esperando.- La irritación y el nerviosismo salían por el altavoz como un huracán.

– ¡Voy, voy! ¡Voy, voy!- No sé si vieron ustedes la serie de dibujos animados “La vuelta al mundo en 80 días de Willy Fook”; uno de los policías (el más torpe) era imitado por este personaje, parte seria y filosófica y parte jovial e infantil.

-Las librerías ahora tienen una competencia más.- Después de una flema se dignó ha expeler lo que pensaba.- Como es tan fácil vender un libro por más de 6 Euros.

Los derechos de autor se pagarán en Ave Marías y Padre nuestros. ¡Supongo! Aunque siempre se puede llegar a un acuerdo.

Yo personalmente si fuese escritor, el libro que publicara costaría 60 céntimos. Por lo menos sé que se venderían. Después dicen que somos un pueblo inculto; que no lee diariamente.

Pues señores, se han vendido quinientos mil ejemplares. Lo que significa, que si bajan los precios de los libros, estos se leerían mucho más.

Aunque pensándolo mejor, es posible… que todos los curas lo hayan comprado.

¡Dios mío! La cantidad de curas que tenemos en España.

¡Atención, atención! ¡Ojo al dato!

Como encabezamiento. La Iglesia se moderniza.

Con este libro en la mano, el sermón diario ya no lo tienen que escribir el día anterior. Tienen ya escritos todos los sermones del año.

José Mª, espero que no – una breve pausa, R.C. estaba cogitabundo, su mirada extraviada por el blanco techo insonorizado al igual que sus palabras, – me excomulguen por este comentario. Tú y nadie más que tú eres el culpable. Si me excomulgan ¿cómo me casaré?

Mis hijos no podrán ser bautizados en la Gracia de Dios. Tampoco harán la primera Comunión. Tengo que pensar donde invertir el dinero que me ahorro en todos esos banquetes.

– R.C. ¿Qué coño estás hablando? Tú estás casado. Tus hijos estudian en la Universidad. ¿Quieres pasarte por joven?

– Hablando de capital.- Prosiguió sin responder las preguntas que le habían expuesto.- De ese capital, ¿cuánto cobran los autores de los Evangelios?

¿De qué forma se lo pagarán?

¿Se lo lanzarán al cielo y si cogen algo, para ellos?

¿Se lo pagarán por correo aéreo?

Ya se sabe, los aviones y los cohetes están más cerca del cielo y este es su reino.

¡Esto! ¡Esto es todo! ¡Esto es todo amigo feligrés! Doy paso a Santa Claus.

Sonaba la melodía del programa y la deliciosa voz con su monótono mensaje. Esta cuña me aburría cantidad.

Recordé a Jennifer cuando caminaba sobre la fina arena amarilla de la media luna de la playa de La Concha, llevando sus zapatillas en la mano. Notaba en la mano que se unía a la mía, la excitación. Mientras un fino polvo de arena resbalaba bajo sus pies. Se podía sentir en la boca el sabor salado del aire, cuyo fresco toque en su rostro parecía calmarla y ala vez estremecerla.

El sol de principios de octubre se había puesto en un destello naranja, detrás de unas nubes bajas que ennegrecían el azul verdoso del mar. La belleza de esa playa, la puesta de sol y la isla Santa Clara de fondo contrastaban con su belleza vista desde mis ojos. Ella era la primera vez que veía este lugar, de ensueño repetía una y otra vez.

“Petit Papa Nöel” de “Boney M” me zambulló en el presente recordándome que pronto sería Navidad.

Mis ilusiones frustradas. Las Navidades en esta zona nunca son blancas.

Cuando de pequeño- y quizás hasta la adolescencia- miraba las películas de Navidades y me quedaba triste y melancólico. Veía como caía la nieve en Nueva York- “Milagro en la calle 52” creo yo que así se titula, bueno eso no tiene importancia, lo importante es que aquí no eran blancas – el espíritu navideño se acrecentaba, los problemas se solucionaban y al final todo el mundo era feliz. ¡Era Navidad!

La nostalgia, la melancolía me recuerda algo de mi infancia en mi ciudad natal.

El Olentxero como se le llama a un personaje como Papa Nöel. Nunca traía nieve por esas fechas. Mis luces infantiles me enseñaban que no estaba bien no conceder mis deseos, no era pedir demasiado, solo cubrir toda la ciudad con ese manto de felpa algodonado, esponjoso, mullido, blanco y frío.

En la televisión reproducían películas de Santa Claus. Ciudades cubiertas con el preciado algodón. Sobraba tanta que los niños y mayores hacían muñecos de nieve.

El Olentxero a nosotros solo nos dejaba juguetes, ropa, cuadernos, cosas útiles y materiales.

Deseaba con todo mi corazón que Santa Claus viniese a San Sebastián en vez de ese personaje con pintas de gruñón que me daba miedo cada vez que lo veía. Sin embargo, más tarde lo conocí como Papa Nöel, – cuando trasladaron a mi padre a una ciudad del centro -, era el bonachón, pacífico y generoso que cubría todos los tejados de la ciudad con maná caído del cielo para disfrutar todos con juegos y habilidades esculturales, hacían guerras con bolas de nieve, figuras artísticas de hielo.

Yo estaba allí delante de la televisión muerto de envidia, cuando me cansaba me paraba ante la ventana y observaba el cielo aterciopelado negro con puntillos blancos y otras veces con nubes que desalojaban miles de gotas de agua, pero nada de nieve, nada.

Recuerdo la primera vez que vi nevar. No tenía más de seis años y medía menos de un metro de altura. Un mocoso en toda regla.

Lo único que hacía era jugar con los juguetes de los Reyes Magos. Preguntaba el porqué de todas las cosas e insistentemente el porqué de esa respuesta.

Aquel día no tenía palabras, estaba aturdido, asustado y enajenado. Todo lo que recibía aquella cosa se cubría de blanco. Era fría como los helados, pero no tenía ningún sabor.

Los ojos subían y bajaban, siguiendo copiosamente los copos que entraban en mi campo visual.

-Bien, les comentaré lo que cuentan de Santa Claus. – Súbitamente se desvanecieron mis recuerdos infantiles, para recordarme el gris y tormentoso presente. – Santa Claus provoca pelea en el Polo.

-Txema, – todo serio interrumpe R.C. – que dirían los que todavía creen en ese mito, bonachón y generoso.

-A estas horas, nada de niños, nada de ingenuos, nada de infantiles. Todas personas serias y responsables, pensadores nocturnos y filósofos.

¿Me permites continuar? – El tono de José Mª hizo ademán de reflejar enfado pero; una carcajada salió de su garganta, sincera y contagiosamente peligrosa.

Un silencio ensordecedor hizo que mi mirada se centrara en los altavoces.

Una melodía de los setenta.

La señal acústica de las dos treinta.

Los partes de las patrullas sin novedad. Tanta tranquilidad me aturdía, me desconcertaba.

-Txema, la servesa pues, bebes y bebes y después claro, grifo abierto toda la noche.

-No hagan ni caso, – intentó defenderse José Mª – hay que estar delante de este hombre. Todo serio como es… y como cambia por la noche. Yo… que les he dicho… que era el abogado del diablo… bastante diablo es él por sí solo.

-Que reputación me pones; la seriedad es para los amargados que no tienen ilusiones, ni fantasías y mucho menos humor.

-Ilusiones y fantasías son lo que no respetan en el Polo. – Antes de terminar lo que decía R.C., José Mª se anticipó; seguramente evitando un discurso prolongado. – Escucha y escucha bien, no pierdas detalle.

Los países del Polo Norte llevan años peleándose por el honor de ser el domicilio de Santa Claus. Al parecer fue el obispo Nicolás quien dio origen al personaje, pero Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca y hasta Islandia aseguran por separado que Papá Nöel, o Santa Claus habita dentro de sus fronteras. Todo empezó con un éxito comercial en Finlandia, donde se creó el taller de Papá Nöel, que visitan un millón de turistas al año. En el resto de los países se han creado casas similares en las que habita Papá Nöel, e Islandia reconoce que vivió en otros lugares pero que nunca fue feliz en ellos.

– Os digo la verdad; es lo que siento.

Estas noticias me dan vergüenza, todo comentario que haga sobre esta noticia será fruto de mi estado emocional.

Es como si alguien se apropiase de mi ilusión o fantasía. Es en definitiva como si estas naciones luchasen por los derechos de la ilusión y la fantasía de todos los niños del Mundo.

¿Puede alguien ser dueño del trinar de un pájaro? O tal vez.

¿Nacionalizar al arco Iris? Y ¿Vender el calor del Sol?

Papá Nöel lo único que provoca es ilusión, paz y alegría. Sucintamente, fantasía, alegría e ilusión son sus armas, con ellas deslumbra a los millones de niños que creen ciegamente en él.

Nunca él se dejaría dominar por la mezquindad, el nacionalismo o el comercio.

Él es libre como el viento, que se pasea por todas las naciones dejando a su paso el frescor de la felicidad plasmada en los rostros infantiles.

Él es ágil como el agua, entrando por todos los rincones dejando gotas de Amor en los corazones más débiles.

Él no hace distinciones entre ricos y pobres. La noche de Navidad con sus renos hace todos sus repartos y a la mañana siguiente, la felicidad se ve en las caras, caras limpias e inocentes.

El milagro de la Navidad. Sin ese AMOR y esa ternura de los niños, esas fiestas serían unas fiestas más.

Que algunos desalmados, serios e hipócritas comerciantes; por no decir todos, comercialicen esas fechas, las hagan brutalmente comerciales para aumentar sus arcas, no quiere decir que Papá Nöel siga su juego, su política comercial, sus estadísticas o su MERCADOTECNIA.

Él no conoce las fronteras y tampoco las necesita. Las fronteras son trabas, obstáculos, impedimentos.

Él reparte ilusión, y, ésta se puede dar sin comprar nada a nadie, solo se necesita un poco de Amor y un poco de imaginación.

A Papá Nöel le importa muy poco ser del Norte, Sur, Este u Oeste.

Vergüenza me da, comercializar ese personaje con fines lucrativos y jactarse de ello: “Éxito comercial, con más de un millón de turistas que nos hacen cada año más ricos”

Pienso que son personas que venderían la sonrisa de un niño a pesar de que ese niño nunca más sonreirá.

Pienso que son personas que venderían la felicidad de un niño sabiendo que al venderla hacen a un niño infeliz.

Pienso que son personas que venderían la ilusión de un niño sabiendo que al venderla hacen a un niño desconfiado y adulto antes de tiempo.

Pienso que son personas que venderían la fantasía de un niño sabiendo que al venderla se hace un niño amargado.

Estas son las típicas personas que no dan nada si no ganan nada a cambio.

El Mundo está como está por culpa de estas personas y otras que no vienen al cuento.

Sí, ya sé que en ese momento se es feliz pero, ¿tiene que ser a cuenta de pagar?

¿No es mejor dar por dar, con AMOR y pregonar a los cuatro vientos que todas las Naciones son sucursales de Papá Nöel?

En ese momento que R.C. terminaba su comentario; todos los que en el estudio estaban rompieron a aplaudir con fuerza. Con esos aplausos querían llegar a todos los rincones.

Sobresaltado di un brinco del asiento; el corazón se me encogió, la adrenalina me dejó sin aire y la mano diestra se escondió en la sobaquera en busca de mi arma reglamentaria.

La agitación y el alboroto son situaciones que no se viven en la comisaría. La seguridad que hay es infranqueable, ningún reo o visitas pueden romperla o alterarla.

En mi nuca sentía el aliento de una persona que no debería de estar en esa posición. Mi distracción me hizo perder la orientación de mis obligaciones. Miles de situaciones y acontecimientos me pasaban por la mente agitada y confusa. Los nervios los tenía a flor de piel. Por la frente se me deslizaban unas gotas de sudor frío. Por las arrugas de los ojos corría el sudor entrando en el globo ocular, produciéndome un picor irritante.

Sentía que estaba en el final del túnel. No podía mirar hacia tras pero, tampoco dejar de mirar. Quería mirar por el rabillo del ojo, más el maldito sudor me lo impedía exacerbándome más picor.

La mano derecha no atinaba el gatillo de la maldita pistola.

De pronto, súbitamente me percaté que tenía el seguro echado. Un pequeño ruido y era hombre muerto, y si no hacía nada, era también hombre muerto.

Una mano me sujeto la frente, tirando ligeramente hacia atrás. Aproximándome al cañón frío e inhumano, sentí como la vida se desvanecía. Un fogonazo seguido de un estruendo ensordecedor y veía como mi cuerpo se desplomaba inerte. Caía encima de la mesa y antes de llegar a tocarla, alguien me decía:

¡Alfredo! Despierta que te vas a desnucar.

Di un brinco de mi asiento. El corazón se me sobresaltó cuando por detrás de la mampara de cristal, unos compañeros de la comisaría, aplaudían con fuerza. No sé cuanto tiempo estuvieron escuchando. Todos estaban emocionados y algunos dijeron que escucharían ese programa más veces. R.C. sin desearlo enganchó más oyentes de los que podía imaginar.

Me di la vuelta y sin mediar palabra le di las gracias por despertarme de semejante pesadilla.

J.J – como le llamaban en la emisora – me comentó:

¿Sabes? A R.C. se le ha escapado una lágrima por la mejilla. En su rostro se dibujaba la tristeza, una tristeza que su gran profesionalidad hizo desaparecer con elegancia y finura.

– José Mª, Papá Noé y que yo sepa mamá tampoco. Entonces será… será sin duda Nagore.

¿Qué nos cuentas de ese militar?

– Como tú bien has dicho. Notifican a una joven que ha de ir a la mili.

Nagore Pozueco, una joven de Vinaros (Castellón) que la semana que viene cumplirá diecisiete años, recibió el pasado día nueve una carta del Ayuntamiento de Vinaros notificándole que debía presentarse para ser “tallado” para realizar el Servicio Militar.

La equivocación viene motivada por lo extraño del nombre en aquellas tierras, que provocó que el ordenador no supiera distinguir si se trataba de un chico o de una chica.

– ¡Ha ver tú, ordenador! – R.C. imitando la voz de un autómata – ¿Sabrías decirme que sexo es el mío?

No contesta, no sabe. Señores los ordenadores del futuro pueda que sí hablen, sepan distinguir los sexos y muchas más cosas. Los de hoy no hablan por si solos, no distinguen los sexos y lo más importante, no hacen nada si no le introducimos los datos y ordenes necesarios. ¡Para que después digan que no queremos correr!

Si los ordenadores pudiesen pensar, sentir, andar y ser como los humanos, el mundo podría ir mejor o tal vez peor. Este programa de radio no se emitiría, no por un servidor, si no, porque no habría noticias para alimentarlo.- Un silencio, nada de ruido. Pensaba que la emisora había dejado de funcionar. Después supe que había sido R.C… Tomó asiento y con gesto de pensador fijó la mirada en el infinito, los párpados se abrían y cerraban como movidos por un relé.

En la cabina de sonido hubo confusión, no sabían si pinchar otro disco o esperar. Las miradas estaban centradas en él.

Por fin se dignó a continuar con el comentario.

Cuando nace un niño o niña, su padre en menos de veinticuatro horas lo inscribe en el registro civil. Los niños como varones y las niñas como hembras. El nombre, los apellidos, día y hora de nacimiento, datos del parto, etc. Todo ello se escribe a mano y después se introducen en el ordenador. El ordenador no clasifica los sexos por los nombres, sino por lo de varón o hembra.

Todo funcionario lo sabe o debería de saberlo y si es papá lo sabe por experiencia.

-¿Cómo será Alfredo como padre?- Me despertó mi instinto materno, pensando en el tiempo que me quedaba para ser madre. – Todo este camino recorrido para perderlo por la maternidad. ¡Alfredo te quedas sin descendientes! Sé que es por mi parte egoísta pero, creo que ninguno de los dos está por la labor de sacrificar nuestras carreras.

Tanto sacrificio, tanta lucha, tanta desesperación borrada de nuestras vidas de un manotazo. Persistían mis pensamientos, intentaba mantenerme en mi trabajo, solo en mi trabajo.

– Nuestro ordenador, un ordenador que se renueva y amplía cada seis meses, puesto al día; para los que no entienden del tema.- Le oía ha R.C. el comentario, pero sin prestarle la menor atención. – Es un artilugio que está a la última y no sabe hacer nada sin nosotros los humanos.

Nosotros lo tenemos que acondicionar para lo que queremos hacer con él. Un ordenador es una herramienta más de las que el ser humano se aprovecha. Muchas veces no podemos hacer nada en algunos campos sin esta herramienta.

– “Ahora que lo pienso”. Nunca nos hemos planteado tener un hijo. Otras parejas, incluso las de hecho, se plantean esa posibilidad. ¿Será que hay personas que no deberían tener hijos?

– El gobierno con sus recortes no pone al día sus herramientas. – R.C. continuaba su comentario. Mientras yo seguía con mis devaneos mentales.- Lo que sí hacen es congelar el sueldo de estos personajes. La verdad es que no me extraña después de esto.

– “Yo que defendía su postura”. Estoy decepcionado. Me siento ofuscado. Indirectamente manipulado por sus propios fines.- R.C. estaba en una posición cabizbaja; como si tuviese vergüenza de algo o de alguien.

– Yo. Yo sí estaba avergonzada de mi nueva faceta. Una faceta que me producía una rabia interior. Un desajuste de mi personalidad.

¿Cómo podía anteponer mi profesión, mi trabajo a mi familia, a mi instinto de madre?

¿Cómo podía privar a un hombre a su instinto de padre?

¿Ha caso me he preocupado en saber si desea ser padre?

Que ruin y sucia me encuentro. Hoy sin falta tengo que solucionar esta lucha sin cuartel que tengo con migo misma. Saber si quiere o no quiere ser padre.

– Señores, por favor, son ustedes los que meten en el ordenador todos los datos de los ciudadanos. Si son varones los tallan y si son hembras las dejan en casa.

¿Qué clase de excusa es esa?

El ordenador nunca sabe si es hombre o mujer sin más.

¿Cuántos funcionarios como este hay en Castellón o en toda la península?

¡Se debería congelar el sueldo o despedir a toda esa lacra que perjudican al competente, trabajador y efectivo funcionario!

En todo el país hay muy buenos trabajadores que saben cuál es su trabajo y lo ejecutan con efectividad.

Ese colectivo es muy sufrido.

Me explico:

En una empresa privada. Si quieres protestar por el mal funcionamiento, hablas con el jefe y se soluciona en la mayoría de los casos el problema.

En la pública. Si quieres protestar por el mal funcionamiento, como el jefe es el ministro de tal o cual ministerio, lo pagas directamente con ellos.

Son los que dan la cara, recibiendo toda clase de problemas. Pero en este caso, este funcionario o esta funcionaria es un inepto que se debería despedir por no saber su cometido.- R.C. modificando su voz grabe en aguda, tal vez un poco demasiado afeminada.- Señor alcalde de Castellón. Su personal no está a la altura. Deben prepararlos o enseñarles mejor su trabajo. Los nombres no deben indicar el sexo. Hay nombres unisex. En los registros civiles es donde está inscrito el sexo de cada persona; eso se lo digo por si no lo sabe, pa que lo sepas.- Se calló R.C. al oír la voz de José Mª.

-R.C… El alcalde no está para enseñar.

-Entonces ¿el cargo que tiene para qué carajo le sirve?

¿Él no es responsable de todo lo que sucede en su departamento?

-Sí, pero…

-Nada, nada. El pero no es maduro y, además, quien tiene que responder es él.

Pobre niña, sola con todos esos hombres, mirándola con ojos felinos y lujuriosos.

Sin ninguna compañera con quien dedicarse al chismorreo.

Con todo ese machismo suelto por todo el cuartel.

Seguro que la mandarán a la cocina a fregar platos y claro como son cuatro platos.

-Bueno, sigamos con la última noticia.

-En esta noticia, les enseñaremos algo de historia. ¿No es así José Mª?

-Nos remontamos al año 1886. Baviera. Bayern como la denominaban los alemanes.

El “Rey loco” se asfixió con su propia lengua.

El rey Luis II de Baviera no se ahogó en un lago como se pensaba hasta ahora, si no que murió asfixiado tras atragantarse con su propia lengua poco después de estrangular a su medico, según la carta de un familiar vendida recientemente en una subasta en Viena y de la que se publicó un extracto hace algunos años. Las circunstancias de la muerte, el 13 de junio de 1886, de Luis II, considerado enfermo mental, jamás se llegaron a esclarecer oficialmente

Alfredo se levantó de la silla. Bordeó el escritorio y se colocó en el hueco de la entrada mirando a los inspectores. Estaban comentando tranquilamente las noticias y el desparpajo de R.C. Mientras tanto su jefe no hacía más que observarles con cara de pocos amigos. Tosió con fuerza. El resto lo miraron y se escabulleron cabizbajos.

Permaneció inmóvil. La emisora parecía imitarle, no se escuchaba nada.

Jennifer no tardaría en salir del trabajo y él no sabía si podría salir en todo el día.

-Hoy como se habrán dado cuenta, el tiempo se nos acaba y tendremos que dar nosotros las noticias matinales. Los compañeros de los informativos, espero que sepan perdonarnos por esta invasión.- Nada era como decían, todo un disimulado montaje. El personal de informativos estaba más ocupado de lo que tenían acostumbrado.

Los teletipos no paraban de funcionar. Una clase de papelera recogía todas las hojas que iban llegando. Personal cargando los equipos, otros poniendo en marcha las unidades móviles, otros comprobando el perfecto funcionamiento de los teléfonos móviles. Todo el personal parecía un hormiguero muy bien aleccionado. Cada cual sabía cual era su puesto, su situación, su cometido.

Todos con los nervios a flor de piel, subían, bajaban y se alborotaban.

La M-30 en una hora punta tiene menos movimiento que las cuatro plantas que ocupa la emisora.

Desde el puesto de control se oía un susurro constante. Algo había sucedido.

– Jennifer. Deja todo, te necesitamos en la calle. Vamos. Deprisa. Es para hoy, no pienses, deja todo tal como está.

Un compañero, bajando las escaleras de cuatro en cuatro. calculó mal la anchura de la huella del último escalón que pisó. Un intento de rectificar le hizo salir sin equilibrio por el aire. Una pirueta en redondo, girando sobre su propio eje marcó un semicírculo.

Nadie se percató del número circense.

Todas las atenciones eran personales, cada cual iba a sus quehaceres.

En la mano llevaba unas carpetas que salieron volando sin un orden predeterminado, para terminar estrelladas contra la pared unas y otras contra el suelo donde permitieron la libertad masiva de los apuntes que contenían en sus entrañas.

Las que se estrellaron en la pared, aterrizaron en el suelo haciendo lo propio con lo que en su interior contenían. Un amasijo de papeles volaba y se deslizaban por el piso.

Un cuerpo volteado se estrellaba contra la pared, precediendo las carpetas voladoras.

Al girar, las piernas se estrellaron contra los escalones. La carne aunque firme, cedía ante la dureza del mármol, desgarrándose y permitiendo la salida de astillas de huesos rotos. La sangre, escandalosa y caliente fluía como la lava por el estrecho cráter de la frágil carne. Alaridos y sollozos se apagaron del macilento rostro. El dolor dejó de asestar sus aguijones puntiagudos.

Mientras tanto en la escalera, un amasijo de voluntarios asistía al auxilio del infortunado accidentado.

En la vida las oportunidades no saben porque camino llegarán.

Para Jennifer llegaron por un camino que no le satisfacía pero, ahí estaba tras la noticia que todos aguardaban.

Mientras tanto en el locutorio, todo seguía igual. Miradas, gestos y contraseñas entre ellos.

 

Un teletipo era entregado a José Mª, cortando la emisión con una nueva canción.

La seriedad de la noticia, hacía, que todo el personal responsable se reuniera para discutir la forma de emitirla.

La alarma general, seguida de la psicosis colectiva estaba en juego.

Todos los teléfonos estaban ocupados. Llamadas a otras emisoras, Gobierno Vasco, Gobierno Civil, comisaría de la policía autónoma, comisaría de la policía Nacional, departamento de prensa del ayuntamiento y del Gobierno Vasco.

Todo el personal era un mecanismo exacto, cada uno sabía lo que tenía que hacer y que decir al interlocutor.

La confusión no tenía lugar.

El tiempo era muy breve y se podía provocar la histeria colectiva.

El pánico y la desconfianza podrían manifestar un efecto no deseado por las autoridades locales y estatales.

-Tenemos un teletipo de última hora. –

José Mª no estaba muy convencido de las ordenes que recibió, se encontraba con la mirada en el texto y una voz forzada.

Uno de los compañeros de sonido se lo comunicó a J.J. en el pasillo, al día siguiente nada más incorporarse al trabajo.

-Ocho víctimas femeninas son ya las encontradas. – Una bocanada de aire mezclada con saliva, refrescaba la reseca garganta de José Mª.

-Las víctimas han sido forzadas, violadas y asesinadas con un tiro en la nuca. Se ignora quien o quienes son los autores.

La policía busca pistas desde el 28 de octubre, sin éxito aparente.

Nuestra unidad móvil en estos momentos se encuentra en el Gobierno Civil.

Compañeros ¿Qué podéis decirnos?

-Estamos en la rueda de prensa que ha formado el gobernador. – La voz es la de J.J.

No, no puede ser. Sí, sí es la voz de J.J.

¿Qué hace en la rueda de prensa? – Se preguntaba Alfredo descomponiéndose por momentos.

Confiaba en la discreción de su esposa. Temía por su vida más que por revelar los secretos que le comentaba.

No sabía cómo podía reaccionar el asesino. Desconfiaba de todo lo desconocido.

-Aquí hay muchos comentarios entre compañeros. – Notificó J.J. a la emisora.

A los policías que están por la sala se les nota muy tensos.

Algo no va bien. – Pensó Jennifer sin pronunciar palabra. – Se les ve nerviosos y desconfiados.

-Según me he podido enterar hay unos asesinatos en cadena desde el 28 de octubre, la policía autónoma, la policía nacional y la Guardia Civil están trabajando juntos para dar fin a toda esta situación, según me han confirmado fuentes no fiables.

Esperamos la asistencia del Señor Gobernador.

Cuando asista pediré paso… Un momento. Veo al Gobernador. Se acerca escoltado por cuatro policías. Parece que no se encuentra bien… Se apoya en uno de ellos…, está pálido y muy serio. Yo diría que está llorando.

Baja lentamente la cabeza, los ojos se cierran con una intermitencia muy rápida; prácticamente parece como si no se cerrasen o no se abriesen, según en qué ciclo lo miras.

Yo, nunca había visto un rostro que reflejara la imagen del dolor.

No hay palabras… mejor, decir que no tengo una narrativa ecuánime para poder explicar lo que ven mis ojos.

El odio, la impotencia, el dolor y la ira se mezclan en un rostro exhausto y contraído.

Sus pasos tambaleantes se dirigen hacia el atril, donde un micrófono nos dará su voz.

Se tambalea nuevamente, rozando las rodillas los veinte centímetros del suelo.

Los pocos metros que distan de distancia, para este hombre son kilómetros de tortura infernal.

Un vía cruces al estilo siglo XXI.

¡Que dolor, que agonía! Señoras y señores, compañeros de redacción. Esto que estoy viviendo no tengo palabras para decir lo que pienso de mis compañeros… Se apresuran corriendo ha tomar las mejores posiciones, empujándose y atropellándose. Escuchen las preguntas que se le formulan.

-Señor gobernador. – El diario matutino.- ¿Es cierto que han asesinado a su hija? ¿Sus dos nietos están muertos también?

-Señor gobernador, por favor.- El Caso. ¿Qué pretenden hacer con los violadores?

-Señor gobernador, señor gobernador.- La voz. ¿Sospechan de su yerno? ¿Él no ha aparecido, verdad?

El Señor Gobernador se tambalea. Extiende los brazos y se sujeta en el atril.

-¡Atención! ¡Atención compañeros de redacción! Veo al Señor Gobernador a menos de dos metros. Se le puede ver el sudor. La mirada la tiene perdida. Me avergüenzo de tener compañeros como estos. Son la lacra del periodismo. – Jennifer fue interrumpida por un periodista que estaba a su lado.

-¿A quién le llamas lacra? ¿Tú a quien representas? No te conozco.

-¿Te parece bien lo que están haciendo?

-No. Es un tema muy duro ya lo sé, pero es su trabajo y lo hacen muy bien. Chica si no puedes soportar esto búscate otro trabajo.

-Te voy a enseñar cómo se hacen las preguntas. Niñato Yogurin.

-¿Tú? – Se rió sin respeto a los presentes.

-Señor Gobernador. Radio Éter en directo. Nuestro más profundo pesar en estos momentos tan duros. – No le dio tiempo a decir nada más. La miró y con una reverencia le agradeció su postura.

Se soltó del atril. Los brazos le pesaban. Los ojos se le pusieron blancos, la mirada le desapareció. El iris se escondió en la parte superior.

Las piernas no soportaron el peso y se doblaron permitiendo que el cuerpo se doblara hacia atrás. Los agentes que lo rodeaban impidieron que tocara el suelo y se diera un mal golpe.

El médico estaba atendiéndolo y reanimándolo cuando por megafonía se escuchó: “La rueda de prensa queda suspendida” “Desalojen la sala” “Se les notificará una nueva rueda de prensa” “Gracias por su asistencia”

Los agentes animaban al personal a desalojar con orden.

-J.J. ¿Dónde te encuentras en estos momentos? – Preguntaba José Mª

-José Mª. En estos momentos estoy intentando salir con todos los demás. Aquí se escucha de todo.

Una mano se posó en el hombro de Jennifer, deteniéndola.

-Jennifer. Espere un momento. – Un agente la retenía con mucha delicadeza.

-¿Sí? – Se dio la vuelta para poder ver quien la retenía.

-El Señor Gobernador quiere hablar con usted. – Estaba siendo invitada para hacer una exclusiva.

El niñato Yogurin la miró sorprendido.

-Cuando desee. – Respondió disimulando la emoción que sentía y permitió que se viera solamente la angustia y el pesar que sentía por las muertes.

La condujeron a una sala. Una mesa larga se encontraba en el centro, rodeada de sillas de madera con un asiento forrado de terciopelo rojo.

A la izquierda estaba una mesa de té, tres sofás de terciopelo rojo hacían juego con las sillas.

El Gobernador Civil estaba sentado en uno de ellos, atendido por el médico.

-¡Siéntese por favor! – Casi sin fuerzas, su anfitrión la invita señalándole uno de los sofás.

-¿Cómo se encuentra? – Le preocupaba la salud de ese hombre que la vida lo maltrató en poco tiempo.

Su mujer muerta hacía pocos años por una enfermedad. La única familia que le quedaba era brutalmente asesinada y no se le veía muy buena salud.

-Decaído, pero es normal cuando te da la vida un palo de estas dimensiones. La mandé llamar por su sensibilidad. Le doy las gracias. No se parece a esos cafres.

-Pido disculpas en parte de ellos. Algunos no saben estar, ni discernir los momentos.

-Le concedo una entrevista, pero por favor comprenda que algunas cosas no se pueden emitir. La investigación esta abierta.

-¿Es cierto que están cooperando todos los cuerpos de seguridad?

-No. A mi pesar solo el cuerpo de la Ertzaintza.

-La Ertzaintza tiene un nuevo jefe de homicidios. ¿Confía en él?

-No me ha dado muestras de que desconfíe. Tengo buenas referencias. Conocí al padre. Era el mejor.

Jennifer paró el magnetófono.

-Era mi suegro. Alfredo de Tobías es mi marido y le puedo asegurar que es tan bueno como su padre.

-No sabía. ¿Entonces está al tanto de todo?

-No mezclamos el trabajo con la vida matrimonial. – Jennifer por seguridad mintió. Sabía que podían quitarle el cargo si decía que lo sabía todo.

-Comprendo. Veo que es muy profesional y sabe hasta donde es noticia.

-Tuve muy buenos maestros.

-Si quiere podemos continuar, aunque no tenemos mucho más que hablar.

-¿Se tienen pistas concluyentes? – Conecto el magnetófono antes de preguntar y continuó con la entrevista.

-No puedo contestar. Le diré que era una carnicería.

-¿Su yerno a aparecido?

-Sí. Muerto también. Lo encerraron en un escobero. – Inspira fuertemente por la nariz y con la mirada perdida por el fondo de la sala dice: – Mi yerno ha aparecido en el cuarto de las escobas atado de pies y manos… tenía cinco incisiones de arma blanca “cuchillo de monte” en lugares no vitales. Lo que significa que escucho toda la escena de terror. Se cree que muriendo cuatro horas después.

-¿Quién encontró los cadáveres?

-La doncella. Ayer sobre estas horas. Se puso en contacto con migo nada más verlos.

El Gobernador Civil comenzó a llorar. No podía seguir y Jennifer le propuso dejarlo para otro día.

Acompañaron a Jennifer hasta la salida.

– J.J. Sabemos que ha salido todo el personal de la sala. ¿Dónde te encuentras en estos momentos?

-En estos momentos estoy con un detective de la policía Nacional. En cuestión de una hora podremos escuchar una exclusiva del Señor Gobernador.

-Entraras en el próximo boletín informativo. – José Mª fuera de onda la informaba de los planes que tenía para ella.

Se preguntaba: ¿Son cinco los agresores o solo un lanzador de cuchillos? Pero el gobernador quería decirnos algo. Vio a un agente conocido y se lanzó a entrevistarlo.

-Buenos días. – Saludo al agente. – ¿Sabe si son cinco los agresores o solo es uno?

-Jennifer usted sabe que no puedo adelantar nada de lo que se refiere a la investigación.

-Pero el gobernador quería decirnos algo. ¿Sabe lo que nos iba a decir?

-Mire Jennifer. Sí el Gobernador no se lo ha dicho. Yo no puedo decir nada.

-¿Ustedes no sabían lo que diría el Señor Gobernador?

-¡Perdone Jennifer! Dé recuerdos a Alfredo. Nos veremos en otras circunstancias y le responderé a todas sus preguntas.

-Gracias por su atención.

-¿Quién puede ser tan cruel?- Pregunto José Mª con voz profunda, casi sin aliento.- Pienso, en estas horas de la mañana, en mi mujer y en todas las mujeres que en estos momentos están solas.

Durmiendo los últimos momentos del sueño inocentemente; quizá con el asesino en los pies de la cama, observando su próxima víctima. Excitándose como una bestia sin remordimientos. Sin corazón, sin escrúpulos a la hora de ser el verdugo.

Un demente no puede ser tan cauteloso. Tiene que ser una bestia humana que disfruta matando a sangre fría.

La escoria de los depredadores.

Un cazador que juega con la caza antes de matarla. Un asesino sigiloso, cruel e inhumano…

Quizá ahora estés escuchándome.

Estés donde estés.

A ti cazador de personas.

A ti que en estos momentos estas asesinando nuevamente y por casualidad me escuchas. Te digo que una vida humana vale la pena respetarla, incluso hasta la tuya. Tú matas por placer, no por ideales, no por el pueblo, no por fanatismo religioso, ni por dinero. Gozas matando. Goza también entregándote a la justicia. Para de hacer daño. Piensa en tu familia, si alguien les haría lo que tú estas haciendo a otras familias…

¿Qué te cuesta entregar esa arma?

¿Tanto cariño y pasión la tienes?

Señores y señoras.

Doy paso al programa de Julen Luke. Esos apasionados años 70.

-¿Le has oído, Alfredo?- Me preguntaba un agente.- Ese tipo está muerto. ¡Cómo se nota que no conoce a esa calaña!

– Deja el tema.

– Pero…

-¡Que lo dejes, coño! Estoy hasta los cojones de toda esta mierda.

Ve a patrullar o márchate a casa. Si hay algo… ya sabes. Mantén los ojos abiertos. Quiero al puto cabrón que lo está haciendo y lo quiero ya… Muévete joder. Y vosotros, que ostias miran.

Entró en el despacho.

Llamó a Gustavo y a Oscar.

-¡Quiero soluciones! Las pistas que tenemos deben de decir algo. ¡Buscar y encontrar!

-Alfredo. – Gustavo estaba desolado también, pero más de lo que hacía no podía hacer. – Estamos como al principio. ¡Tú estabas con migo y sabes cómo funciona el muy canalla!

-Estamos esperando el resultado de balística. ¡Tú fuiste quien pidió ese examen balístico!

-Ahora quiero que las analicen de forma inmediata. Las quiero hoy. ¿Está claro?

-¡Muy claro! Como siempre Alfredo. Tenemos más casos, no podemos centrarnos solo en ese tipejo.

-Necesitamos más especialistas en criminología y medicina legal. Pide apoyo a la Nacional.

Miró a Oscar con severidad. Él sabía que tenía que hacerlo, pero cuantos más estarían, más dificultades tendrían.

-Tendremos que solucionarlo nosotros solos. ¡Ahora a trabajar todo el mundo!

Tomó la agenda y la abrió por el día 28 de octubre de 2003

Separó todo el material que tenía de ese día.

Las fotografías las fue mirando una a una hasta memorizar el mínimo detalle.

Los informes del forense y sus notas. No le parecían muy completos y prefirió quedarse con los emitidos por Gustavo.

El informe de balística estaba tardando mucho tiempo. Empezaba a sospechar. Temía que las balas serían de un arma oficial.

El Vídeo Que Puede Revolucionar El Mundo

Mira El Vídeo Que Puede Revolucionar El Mundo (The Lie We Live)

Publicado el 3 abr. 2015

Creado Por: Spencer Cathcart

Suscríbete A Su Canal: http://bit.ly/Freshtastical

Suscríbete A Nuestro Canal Aquí → http://bit.ly/1hExiRa

Visita → http://autoayudapractica.com/

Vivimos en un mundo en donde se ha creado un sistema con unas raíces tan profundas que ya es parte de nuestra realidad y pensamos que las cosas tienen que ser así porque si… cuando la realidad es que estamos cavando nuestra propia tumba sin darnos cuentas. Hoy te traemos un video que te abre los ojos sobre la realidad del planeta, y te inspira a que desde tu individualidad hagas los cambios que sabes que tienes que hacer para contribuir a construir un mundo mejor. Comparte este video con tus amigos y familiares. Ayudamos a difundir este mensaje..

DESPUÉS DE VER EL VÍDEO RECUERDA…

Dedito Arriba Si Te Gusto, Y Compártelo Con Tus Amigos Y Amigas.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

Facebook → http://on.fb.me/10QSgBL

Google+ → http://bit.ly/18dstsY

Pinterest → http://bit.ly/12w4HiV

Twitter → http://bit.ly/19w8Gpe

Categoría

Gente y blogs

Licencia

Licencia de YouTube estándar

MFAEB con su patente Hidroeléctrica Marítima puede poner un pequeño grano de arena, pero lo he dicho ya muchas veces, sin la ayuda de los gobiernos este pequeño grano de arena no puede hacer nada.

Los que en realidad tienen que dar el visto bueno a lo que decidan los gobiernos, todos sabemos quiénes son, pero ellos tienen la creencia que estarán a salvo cuando suceda lo inevitable y el pueblo lo permitirá porque está acostumbrado a verlo como lo normal, lo que tiene que ser y el mismo pueblo se culpará porque así ha sido aleccionado. Se hará culpable sin serlo, por el consumismo, por el progreso, pero en realidad solamente se le tiene que hacer responsable a todas las personas que han creado este movimiento y a los vasallos de los mismos que por estar en su área de confort han cedido su libertad, su honor, sus valores a esta clase de personas.

Mira el vídeo, reflexiona, piensa en el futuro y elige bien a los que te tienen que gobernar.

https://www.youtube.com/watch?v=ZSMophkVYDQ

Piensa que la tierra que tienes no solo es para ti, sino también para toda tu familia por los siglos de los siglos.

Lemniscata Capítulo 1 entrega 1

El viernes que viene publicaré el segundo capítulo.

Voy a mirar quién se atreve a copiar y vender esta novela. Ya que descaradamente lo hacen los ingenieros sin ética, vamos a ver que escritores o mierdas sin ética copian o modifican mis escritos.

Si así lo haría alguno, mucho más adelante les tengo una grata sorpresa.

Primero les pongo el pan, luego el jamón de Jabugo y luego la factura.

Índice de personajes

Alfredo De Tobías Oroimena: Comisario jefe de la policía autónoma vasca “Ertzaintza”

Jennifer Jiménez: Esposa de Alfredo y periodista de “Radio Éter”

Romualdo Cruz: Locutor de “Radio Éter” conocido como RC

José María Vidal: Locutor y director de “Radio Éter”

Oscar Buena Fuente: Comisario de la policía autónoma vasca “Ertzaintza”

Luis Ermida: Miembro de una banda callejera.

Mario Núñez: Miembro de una banda callejera.

Iván Salvatierra: Miembro de una banda callejera.

Carlos Alba: Miembro de una banda callejera.

Teodoro Álvarez: Miembro de una banda callejera.

Gustavo Pompeyo: Forense del CIC “Centro de Investigación Criminal”

Ruth González: Esposa de Gustavo y especialista en cirugía vascular.

Roberto Casamayot: Especialista informático.

Capítulo 1

La muerte en casa


 

Cinco amigos. Luis, Mario, Iván, Carlos y Teodoro. Se encontraban en la habitación de Luis, frente al monitor del ordenador.

La madre de Luis, viuda desde hacía cuatro meses, estaba harta de la presencia de los amigos de su hijo. Encerrados en la habitación todas las tardes, le producían un gasto que no se podía permitir. La viudedad no le permitía realizar algunos gastos excesivos como de la luz o la conexión a Internet. Mucho menos, los vicios de otras personas; como juegos nuevos para el ordenador. Su hijo no lo comprendía y cada día tenía que terminar discutiendo. Desde la muerte de su padre no hacía carrera con él, no entendía el cambio; no entendía a su propio hijo y no creía que lo haría nunca si él no colaboraba.

Luis trabajaba en una oficina de abogados, amigos de su padre, era el recadista de la empresa mientras estudiaba la carrera de derecho.

Lo poco que ganaba se lo gastaba en juegos como “El asesino fantasma” “El señor de los anillos” y en invitar a los colegas a cervezas por lo que en casa no entregaba ni un solo céntimo.

La máquina del sistema empezaba a marcar un desajuste en el cerebro de todos los miembros de la banda.

La envidia, la lujuria y la avaricia los convertía en seres inestables y agresivos ante la falta de todo lo que creían tener derecho a disfrutar. La vida no se lo daría nada barato y deberían de tomarlo por la fuerza e inteligencia.

Comenzarían una dura travesía sin pensar en el efecto que sobrellevaría. Sin pedirlo y sin planificarlo se encontrarían en una espiral que los conduciría a querer más, probarse más y superarse a ellos mismos.

Instalado el juego. ¿Actuarían como policías o por lo contrario como el violador y asesino que era el otro personaje?

Iván conocía la historia, alguna vez se la escucho a su padre;
en el verano de 1995 desaparece una joven: Sonia Rubio. La opinión pública se hace eco de la noticia. Poco después, ocurre lo mismo con tres prostitutas enganchadas a la heroína. Nadie relaciona los casos. Es más, un chulo relacionado con las meretrices es acusado del asesinato de éstas. 

Mientras, un joven sigue su vida normal: trabajando para una empresa de seguros, saliendo de copas y ligando con bastante frecuencia. Una noche, intenta forzar a una chica. La Guardia Civil le pone en el punto de mira. Ya estuvo condenado por violación años antes. Le sigue durante semanas hasta que comete otro error y lo detienen. Una orden judicial permite entrar a los agentes en su habitación. Allí descubren pruebas, pequeñísimos detalles, que lo acusan de al menos uno de los asesinatos. Para sacar su confesión del resto, hacen un juego psicológico que acaba dando resultado. Se trata de un caso similar al de los asesinos en serie norteamericanos, de un caso sonado que fue resuelto tras una gran labor de la Guardia Civil.

Por lo que les sería fácil terminarlo con éxito. La primera prueba la superaron todos. En la segunda; Luis estaba perdido.

“El asesino fantasma” no dejaba huellas, ni rastro para su identificación. La víctima se defendía con los objetos que tenía y él debería de retirarlos antes que la víctima, para acto seguido matarla.

-Me cago en la puta madre que la parió. – Juraba Luis. – Esta zorra me pondrá a la pasma encima.

-Debes de ser más rápido. Fíjate como lo hago yo. – Iván presumiendo de sus dotes lo retiró del juego.

La madre de Luis ya no podía seguir con la misma contienda y se dirigió a la habitación…golpeo la puerta, protestó por los chillidos e invitó desde el pasillo a que se marcharan de su casa.

Ofendido, según su criterio, abrió la puerta y se colocó frente a su madre.

Con el pensamiento muy claro y decidida a cortar por las malas semejante falta de respeto, le dijo: ¡Ya basta!… Luis, salir de casa ahora mismo.

-¿Qué dices? Vieja, larga de mi habitación y déjanos en paz.

-¡Estas en mi casa! Salir de esta casa ahora mismo. ¡Y tú! – señalo a su hijo, entrando en cólera y con los ojos desorbitados.- ¡Sal de esta casa y no regreses! Vete a la casa de tus amigos y no vuelvas. ¡Desde hoy tú no tienes madre!

–Vieja. ¿Quién te crees que eres para echar a mis amigos de casa?

Tú, no tienes autoridad para echarme de esta casa. Esta casa era de mi padre y ahora es mía. Tú, has sido un parásito para mi padre y ahora no lo vas a ser para mí.

-Tu madre y la dueña y señora de la casa. ¿No estás a gusto? ¿Por qué no te marchas con ellos a vivir?

-Lárgate tú. Esta es la casa de mi padre y ahora es la mía. Tú no aportaste nada para decir que es tu casa.

-Largo de aquí. No quiero veros más. Tú… piensa que tu madre está muerta.

La madre de Luis se queda petrificada al escuchar las palabras tan despreciativas por parte de su propio hijo. La única reacción que cabía esperar no tardó en ejecutarse; el tortazo retumbo en toda la habitación.

Luis deseaba llorar; avergonzado ante la fija mirada y el desdén de superioridad de sus amigos.

El interruptor se acababa de accionar.

Los ojos de madre e hijo se encontraron en un duelo amor odio, todo ello sucedió antes de que su madre se dispusiera a soltar nuevamente su furia. En el momento en el que la madre de Luis se dispuso a darle el segundo tortazo Iván se levantó y le propino un empujón que la hizo perder el equilibrio y cayo de espaldas propinándose un golpe en la nuca.

La mujer pierde la conciencia durante 5 minutos, palidece de tal forma que hace pensar que la han matado y por ello comienza su puesta en la realidad del juego.

La arrastran hasta la cama.

La mujer se recupera con confusión mental y los mira con extrañeza. No recuerda lo que ha pasado.

Iván toma las riendas y se proclama organizador y estratega de todos ellos.

-Luis. Amordázala y átala a la cama.

-¿Para qué? – Luis no comprendía el motivo de esa orden.

-Hoy os voy a hacer unos hombres de verdad. ¿Luis, estás con nosotros?

-Tú ordena y nosotros obedeceremos. “El asesino fantasma” será una historia para niños. – Luis amordazaba a su madre con cinta adhesiva de empaquetar. Recordaba el lugar exacto donde su padre la guardaba y no tardo nada de tiempo. La mira fríamente y le muestra una sonrisa burlona.

-Desde hoy. Nuestro objetivo será superar al asesino fantasma. Nuestra “Divinidad Suprema”

-¿Con ella qué hacemos Iván? – Mario había comido muchas veces con ella y su marido. Desde muy niño sentía una atracción sexual por ese cuerpo tan flácido con pechos tan pequeños.

-Ella es otra de las muchas mujeres que intentan gobernarnos. – Frustrado desde niño por su hermana mayor, despertó su odio y su inferioridad ante las mujeres. – Gozar de ella. Para eso fue creada.

-Iván es mi madre. – Protestó Luis al ver la realidad.

-¡Es una mujer! Y ella te ordenaba, te reprimía y te humillaba. Lo vimos todos.

-Luis. Échale cojones. ¿Estás con nosotros o en contra nuestra? – Mario quería satisfacerse con aquel cuerpo que tanto le hizo soñar. Sabía que era un ser endeble y sin personalidad. Era el tonto de la cuadrilla.

Ante todo estaba la cuadrilla, los amigos estarían cuando los necesitara.

-Con vosotros hasta la muerte.

Unieron sus brazos formando un círculo. “El circulo está cerrado, muerte al que lo abra” Fue el grito que hicieron al unísono.

Iván se desnudó ante la mirada aterrorizada de la mujer.

Mario mientras tanto se deleitaba desnudando con parsimonia el cuerpo femenino. Acariciaba y besaba cada trozo de piel que se quedaba desnudo.

El vello pubiano lo excitó. Se acercó para olerlo y por ello recibió un golpe en la nuca.

-¿Qué es lo que pretendes? – Preguntó Iván contrariado.

-Solo lo iba a oler. Me tiene loco desde niño. – Respondió echándose las manos a la parte dolorida de la cabeza.

-Llegará tu hora. La disciplina y el orden es la supervivencia de la raza humana. Tenerlo en cuenta de ahora para siempre. De ello dependerá nuestra vida. – Terminó su elocuencia inclinándose sobre los pechos morenos y recios, delatores de la desnudez ante el astro sol.

Los magreó, beso y mordisqueó. Con la punta de la lengua fue dibujando su contorno excitándose cada vez más.

Jugueteó con los dedos el vello pubiano, mientras, acariciaba con la lengua el clítoris y los labios mayores.

Los ojos de ella y de su hijo se cruzaron repetidas veces. Hastío, incredulidad era el significado de esos ojos negros con manchas marrones, rodeados de venas rojas encendidas por la cólera y el odio.

Encima de la colcha azul de terciopelo; regalo de su madre cuando se casaba, compartida con su marido hasta los últimos días de felicidad y calamidades.

Su matrimonio había sido la envidia de sus amigos. La comprensión fue su secreto y el cariño lo que todo el mundo podía ver en ellos.

Un cáncer se lo llevo de su lado. Esa pérdida cambio a su hijo. Ya no conocía sus sentimientos y mucho menos sus pensamientos.

Gozaron de su cuerpo uno tras otro hasta caer exhaustos, ella por su parte deseosa de que acabara esa horrible pesadilla. Su mente, fría, calculadora, analizaba minuciosamente su estado actual:

Lo primero que esperaba era que la matarían para poder librarse de cargos. Pero, para poder mantener la vivienda deberían de preservar su vida.

¿Qué harán ellos? ¿La mantendrán secuestrada de por vida? ¿O de lo contrario su predilección sea eliminarla?

En la habitación contigua donde por lógica se debería de estar debatiendo la situación contradictoria, se estaba descansando y jugando al “Asesino Fantasma”.

No conocían o no querían reconocer la gravedad de los hechos teniendo en cuenta que cada uno de ellos había cometido varios delitos.

Luis podía ser; de hecho el más perjudicado quedándose en la calle sin hogar, sin carrera y sin empleo sin contar el odio reiterado de sus compañeros de trabajo (amigos de sus padres).

Mientras en la habitación de matrimonio, la mujer yacía lentamente por el cansancio. Se dejó arrastrar al mundo de lo irreal.

Sabía que estaba muerta, pero lo que no sabía era el cuándo y cómo la matarían. Decidió no comer nada para no darles la oportunidad de drogarla, quería estar en todo momento lucida y ver hasta dónde podría llegar su hijo; ese hijo que le dio la vida, el amor y la protección de la familia; una familia estable como pocas.

A la noche le acercaron un plato de sopa de sobre. La retiraron la cinta de la boca y su hijo le acercó la cuchara a la boca. Ella con desprecio se la retiró con un ágil y eficaz movimiento. El líquido se desparramó por el pecho dejando quemaduras por la piel que tocaba. Mario se precipito sobre las mamas de la mujer, con la lengua fuera; como un perro en celo lamía toda la superficie.

La retiraron el plato e imitaron a Mario el ímpetu y fogosidad comenzando una nueva sesión de juegos.

La mujer se desvaneció y ellos se fueron a dormir.

A la mañana siguiente la llevaron el desayuno; un café con leche y un cruasán, tenía apetito y se lo comió todo sin protestar dando las gracias al final.

Pensaba que si sería obediente, sumisa y agradecida podría salvar la vida. Nunca se sabe lo ingenua que puede ser la gente ante la sospecha de la perdida de vida. Sin embargo quien puede conocer la mente enferma de un humano, si otro ser humano enfermo no lo conoce, ni lo comprende.

Podríamos pensar que con ese gesto de sumisión de la víctima, lo que hacemos es malhumorar más al agresor. Hacer que se sienta inferior a nosotros y que piense que estamos jugando con él. Este no es el caso. Para ellos la situación era de risa y se mofaban imitándola.

No tardó mucho en hurgar un plan para acelerar su muerte y no sufrir más las vejaciones.

Ella por su parte si pensaba y analizaba toda posibilidad de huida o al menos de poder pedir ayuda: Si me marcho al baño; podría pedir ayuda a la vecina, escribiendo con el lápiz de labios un corto mensaje: “Ayuda Policía 112”

¿Recordaría la letra de ella? ¿Entendería el mensaje? Tendré que poner algo más, analizaba su situación de forma vehemente sin darse cuenta que lo mismo no le permitían estar sola ni un segundo.

-¡Tengo ganas de hacer del vientre!- Puso su plan en marcha. Sin analizar todas las situaciones que podrían surgir. La vida es como una partida de ajedrez. Siempre es preferible tener tres o más movimientos alternativos, pero, estos niñatos caerán en mi trama sin darse cuenta. – ¿Puedes avisar a tu jefazo?

-¡Iván, te llama la zorra!-a gritos le llamaba la atención Teodoro. Era el que se encargaba de la primera guardia.

-¡Ahora estoy ocupado!-

-Es que quiere cagar-.

-Que se aguante que no es ninguna niña-

-Ya lo has escuchado. Tendrás que esperar.-

-No puedo aguantarme. Lo mismo os da más morbo hacerme el amor meada y cagada; porque cerdos como vosotros no os merecéis menos.- Le comentaba la mujer toda desafiante.

-¡Iván esta zorra se va a cagar encima!-

-¡Jodida puta de mierda! Has conseguido que me detengan y eso te lo voy hacer pagar- despotricando se dirigió hacia el lugar donde se hallaba la mujer.

-Eres una cerda… Iván. – Grito nuevamente – La muy zorra se ha meado encima de la cama y quiere que le pase la lengua por el coño para limpiárselo.

Iván, encolerizo irracionalmente al ver a la mujer como comenzaba a defecar. El olor le llego mezclado en el oxígeno que tomaba; un olor desagradable y ácido le provoco el desajuste total.

Metió su mano derecha entre las piernas de la mujer y tomando las heces se las refregó por todo el rostro.

Ella se defendía de la única forma que podía; al tener ambas manos y pies atados, lo único que podía hacer era mover la cabeza. Esto provoco en Iván un enfado incontrolado, perdida de la realidad y agresividad exagerada. Comenzó a mover los puños propinando contundentes golpes en el rostro, en el pecho y en el vientre. La mujer recibía los golpes con resignación y esperando que uno de ellos le proporcionara lo que tanto anhelaba, la muerte.

Su marido nunca le puso la mano encima y un desconocido la estaba desfigurando el rostro y comenzaba a notar en cada lugar donde recibía un impacto como fluía la sangre por la carne desgarrada.

En esos momentos lo único que le rondaba por su mente es que como podía haber dado a luz a un ser tan despreciable. ¿Dónde habíamos fallado? Cuando su marido era amable, cariñoso, generoso, honesto, o sea, una persona normal. A pesar de los malos momentos por los que estaba pasando se encerró en ella misma y empezó a divagar en los buenos recuerdos junto a su marido.

El día que Luis aprobó el acceso a la Universidad de Derecho, los compañeros de su padre y amigos de ella le organizaron una fiesta de bienvenida a la empresa, o sea, lo contrataron en ese mismo acontecimiento tan feliz para todos.

Recordó cuando recorrían los tres juntos la ciudad buscando el primer frac para el acontecimiento. Las sonrisas, las bromas, los aplausos eran un tumulto de situaciones en su mente.

Sus primeras palabras, sus primeros pasos, el primer día de colegio, eran recuerdos que le hacían estremecerse hasta tal punto que no noto el impacto en las costillas. El aire comenzaba hacerle daño cuando se llenaban los pulmones. Esta situación le incorporo en la realidad viendo por fin sus deseos cumplidos, que eran estar nuevamente con su amado esposo.

Luis fue el primero en darse cuenta que su madre respiraba dificultosamente y eso produjo en el un sentimiento de culpabilidad mezclándose con el sentimiento de amor que tenía hacia ella.

-¡Para!-le ordenaba desesperadamente a Iván. Sin éxito alguno, sus suplicas caían en saco roto.

Un animal sigue sus instintos. ¿Qué es lo que sigue el ser humano? La veleta cambia según la dirección del viento y el ser humano según la opinión que tengan de él. Las influencias de las amistades a Luis lo cambiaron del todo, pero no solo las amistades si no también la muerte de su padre.

Luis era el típico chico obediente, amable, simpático y en definitiva un hijo modelo. Cuando era niño le encantaba colocar los platos antes de cada comida y cada cena, lo mismo que recogerlos. Le gustaba ayudarle a su padre cuando tenía que realizar algún trabajo en casa; más bien estorbaba y ralentizaba el trabajo. Lo importante era la felicidad que se les veía en la cara.

Muchos niños a su edad lo tienen todo tirado por toda la habitación. Luis lo tenía todo recogido y ordenado. No le gustaba que nadie anduviera en sus cosas y desde que empezó a tener esos amigos y meterlos en casa, no se percataba que su padre le hurgaba los cajones buscando profilácticos o lo que más temía; alguna droga o sustancia no recomendable.

El cambio radical fue cuando su padre murió. Permitía que todo el mundo gobernara su vida; su habitación, su trabajo y hasta su forma de administrar su dinero.

La respiración se hacía cada vez más forzada y arrítmica e Iván seguía sacudiéndole puñetazos sin control.

Luis quiso detenerlo, más los compañeros lo detuvieron y lo miraron desafiantes.

Llamaron por teléfono a sus respectivos padres para comunicarles que estarían con Luis. La excusa que pusieron, fue la más vieja de las excusas: “Por la muerte de su padre, la madre estaba muy decaída y entre todos los estaban animando, tanto a su madre como a él”.

Por fin, una vez en la vida, alguien lo tenía respeto y admiración. En su casa era el niño débil, el mocoso de la casa al que todo se lo tenían que dar hecho. Desde hoy todo cambió y era él quien daba las órdenes y eso le gustaba, le producía un placentero alivio que no quería perder a ningún precio.

Llamó a los miembros de la banda y les mando que limpiaran todo ese desaliñado, cuidaran las heridas y la dejaran presentable para la noche.

Deseaba estar a solas con ella y hacer una de las fantasías sexuales más asquerosas que tenía. Quería saber si era cierto que a las mujeres le gustaba el calor de la orina cayendo por su parte más femenina.

En el salón, lejos de los oídos de nadie, comenzaron a planificarlo todo. La forma de hacerlo, la forma de escapar en el caso de ser descubiertos y hasta la forma de conseguir dinero.

Todos comenzaron su vida rutinaria. Por la tarde se reunirían todos en la casa de Luis y planearían su futuro; futuro incierto, turbio y arriesgado.

Luis llego a la oficina y se puso a buscar en los archivos casos de secuestro, violación, maltratos y homicidio. Algunos casos que leía le dieron escalofríos; no por los hechos, sino por la cantidad de años de pena que les adjudicaron de prisión. Se preguntó que había hecho para llegar a tal extremo, pero el pensamiento de su madre echando a sus amigos de casa, justifico todo lo que hicieron y le echó la culpa de todo a su madre. Sus amigos eran agradables, simpáticos y buena gente; ellos serían incapaces de hacer todo eso si no los habría echado de casa.

Iván por su lado retiró sus ahorros. Con el dinero compró una caja de guantes de látex, pasamontañas, ropa militar y calzado para todos. No le importaba nada porque sabía que nunca lo atraparían. Recogió su pistola, la limpio y acarició como mimándola.

La pistola pertenecía a un policía municipal, muerto en servicio. Las balas que de ella salieron mataron a dos guardias civiles en la provincia de Toledo, un policía municipal en Valladolid y sin duda participaría en el robo de más de un banco, joyerías y demás actos delictivos. Todos estos casos, si no tenía cuartada comprobable, se le imputaría al poseedor del arma en el momento de su detención. La pena sería de toda su juventud y madurez sin libertad.

Por la tarde cuando entraron en la habitación de la señora, esta estaba moribunda; había perdido mucha sangre y otra tanta le entraba en los pulmones. Dos horas más tarde yacía ante la mirada fría de su hijo.

Iván se marchó a la cocina en busca del cuchillo eléctrico; unos minutos después retiraba las ataduras y ordenaba que la llevaran a la bañera.

Con el arcón vacío y el corazón tan frío como el hielo, despedazó a la madre de Luis metiendo los trozos a congelar en bolsas.

Les costó toda la noche despedazarla y guardarla en bolsas una vez que se desangró por completo. Estaban cansados por el sueño, pero sus fuerzas se recargaban al planificar nuevos crímenes. Las víctimas serían elegidas al azar para dar más intriga a la policía. Todos calzarían un número más de calzado, se cubrirían con pasamontañas y mascarillas, guantes dobles de lates y recogerían las vainas utilizadas para que no pudieran relacionarle con la muerte del municipal y los dos guardias civiles.

Iván se preguntaba: ¿Qué pensarían sus amigos de Córdoba? La ayuda que le proporcionaron fue vital para poder comenzar este juego con éxito, sin ellos no le podía haber quitado el arma al borracho del vecino. Su padre; tan listo que se creía no sabía nada de lo que era su hijo. Al igual que él, todos los policías actuarán igual, era el pensamiento que lo tranquilizaba y lo engrandecía en seguridad y prepotencia, arrogante ante sus inferiores y mimosito ante su familia y conocidos del edificio donde vivía.

El típico edificio de muchas personas conviviendo juntas y sin conocerse. Solo se saludaban al verse y algunos no hacían ni eso.

Diecisiete plantas y cinco puertas en cada planta; dos ascensores que no paraban nada más que a altas horas de la madrugada.

Muy pocos conocían los nombres de los vecinos de planta y mucho menos los de las otras plantas. Todos se saludaban fríamente y por educación cuando coincidían en el descansillo, en el ascensor o el portal.

Es que el ser humano es sociable por naturaleza. Los simios al parecer el uno de los animales más parecidos al ser humano… o tal vez ¿podríamos decir que somos nosotros los más parecidos al simio?

La verdad es que soy detective… la naturaleza es una de las ramas que menos me atraen, inconscientemente por la semejanza con el ser humano, en lo más profundo de él; los animales, tal y como lo conozco yo… no matan por matar, no persiguen al que ha perdido la pelea por la hembra de la manada; persiguen al débil hasta darle muerte y acto seguido saciar su apetito, no guardan la presa en la madriguera en forma de trofeo.

¿Somos en realidad los virus de este planeta? ¿Somos quizás peor que las langostas?

Una de las vecinas se acercó a la casa de Luis.

Desde que entraron a vivir en esa casa; eran las dos vecinas que más se comunicaban. Todos los días se reunían para ver los programas del corazón. Le extrañaba su ausencia. Sin pensar en nada, se decidió llamar a la puerta y esperar a que su vecina le abriera.

-¿Qué quieres?- Pregunto Luis con cierto tono de prepotencia.

-¿Esta tu madre?- Respondió la señora con una pregunta.

-No esta.- Respondió Luis intentando cerrar la puerta, quería evitar que entrase en casa como tenía por costumbre.

Dentro se escuchaba la sierra eléctrica cortando los últimos trozos del mutilado cuerpo.

La señora dio un empujón a la puerta y entro hasta poder ver las paredes ensangrentadas del cuarto de baño.

-¿Qué sucede aquí?

Iván miró a Luis y le indicó con un gesto con la cabeza que cerrara la puerta.

Acto seguido. Iván con el cuchillo eléctrico en ristre, se abalanzó con ambas manos apoyadas en el mango del arma hacia el pecho de la enajenada mujer.

La doble hoja de sierra penetro en forma descendente cortando todo lo que se encontraba por el camino.

La epidermis se rasgó, el pectoral mayor izquierdo, la tercera de las costillas, la desgarró como un pollo, entró como en una tarrina de mantequilla al pulmón y continuó hacia el corazón.

La sangre fue buscando con virulencia la salida inundando todo lo que encontraba en su camino.

La masa pulmonar izquierda fue la primera en llenarse disminuyendo el caudal de oxigeno; los bronquios dieron paso a la sangre para inundar los tres lóbulos del pulmón derecho. La sangre fue inundándolo todo hasta que pudo salir por el orificio y parar en el rostro del agresor; el techo y las paredes fueron manchados con ese oro bermellón.

Cuando cayó al suelo, el cuerpo inerte sin aliento y sin vida la sangre salía por la boca y la fosa nasal produciendo un charco en el suelo.

El nerviosismo se apoderó de todos ellos, menos de Iván.

Iván permanecía frío, calculador y sosegado. Analizaba la capacidad del arcón y la rapidez de acción de la familia de la intrusa vecina. ¿Cuánto tiempo tendrían para limpiar todas las manchas, antes de que la policía empezara a husmear?

Toda la tarde se la emplearon en quitar las manchas, en descuartizar el cuerpo y colocar los trozos sobrantes en el frigorífico.

El hijo mayor llamó repetidas veces, pero al ver que no respondía nadie dio por sentado que nadie se encontraba en la casa. No sería la primera vez que a altas horas de la noche nadie respondiera nadie.

La Ertzaintza recibió un aviso de desaparición, pero las ordenanzas decían que no se considera desaparecida una persona hasta las 24 horas, por lo que tenían tiempo de sobra para hacer de la casa un lugar normal y encontrar una cuartada convincente para cuando llegaran los policías a preguntarles por las dos mujeres.

No pensaban que ningún Ertzaina les preguntaría por el paradero de su madre, puesto que no existía denuncia alguna de desaparición.

Tenía muy claro lo que debería decir en el supuesto de que le interrogaran sobre su madre o la vecina: Hace días que no la veo, más concretamente desde el día que mi madre la comunicó la decisión de marcharse al pueblo a cuidar de su padre. Con eso debería de bastar para eludir la curiosidad de los agentes.

A los dos días vio movimiento en la escalera, pero nadie le interrogo sobre nada… Eso pasó a los cuatro días de la desaparición.

Los nervios parecía que lo traicionaría, pero tomo las riendas y el aplomo necesario y contesto con toda la naturalidad que se espera de un vecino joven. Hizo creer que por la diferencia de edad y de pensamientos no coincidían en muchas cosas y por ello no se preocupaba en la vida y andanzas de los vecinos.

La realidad era una muy diferente.

Ese tema lo hincho de tal manera que se creía superior a todos los agentes del orden, esa misma euforia se la transmitió a sus colegas de fechorías produciendo en ellos una dosis superior de auto estima.

¡Ya estaban convencidos de su superioridad! Ahora nadie pondría en tela de juicio lo astutos y hábiles que eran a la hora de matar. Nadie se les resistiría, el poder estaba con ellos.

LEMNISCATA

Visto que se puede plagiar una patente, voy a ver si también me plagian el libro que escribí y por ética personal no lo publiqué.

Les voy a ir poniendo capítulo por capítulo como si de una tele novela se tratara, pero eso sí, voy a explicar con esta novela lo que pienso que puede ser un crimen perfecto y una venganza perfecta de un grupo de terroristas ecológicos, que fueron infectados con condimentos artificiales. Estos terroristas matan a toda una ciudad, pero eso será en el último capítulo de la parte gratuita.

Los asesinatos los voy a poner lo más realistas posibles y lo mismo hasta alguna persona resentida puede pensar que es ficción.

¿Un ser humano puede manipular la mente de millones de personas?

Lo veremos en las estadísticas de los próximos años.

Que ustedes la disfruten y recuerden que el mal puede estar a la vuelta de la esquina.

011416_2341_LEMNISCATA1.jpg

Sube el precio de la electricidad

El precio de la electricidad en España fue en diciembre un 60% superior al europeo por el menor viento

MFAEB

Eso sucede cuando no contratan viento inteligente al comprar los molinitos de viento.

Este viento inteligente se pone a soplar a partir de las 7 horas de la mañana y deja de soplar a las 22 horas.

No tengo muy claro eso, pero pueda ser que lo pueda encontrar en planes, dependiendo de lo que quiera uno gastar.

¡Tranquilos! Me estoy burlando de ustedes. De todos ustedes porque creo que se pueden creer que el viento no se puede manipular… ¿Se puede?

¡Bueno, tal vez si se puede manipular!

Será una intriga como su capacidad de inteligencia.

El precio de la electricidad en España fue en diciembre un 60% superior al europeo por el menor viento

http://noticias.lainformacion.com/medio-ambiente/recursos-energeticos/el-precio-de-la-electricidad-en-espana-fue-en-diciembre-un-60-superior-al-europeo-por-el-menor-viento_J7ZIVd83Ds1e030kEcrFg2/

lainformacion.com

Jueves, 14 de enero del 2016 – 12:51

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista español, conocido como ‘pool’, se situó en diciembre en 52,61 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un nivel un 59% superior a los 33,08 euros marcados de media en la Europa continental.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista español, conocido como ‘pool’, se situó en diciembre en 52,61 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un nivel un 59% superior a los 33,08 euros marcados de media en la Europa continental.

Estos datos proceden de la información ofrecida por el operador del mercado ibérico, Omel, y, en el caso de los mercados del resto de Europa, del índice Platts Continental Power Index (Conti), actualizado este jueves.

El precio de diciembre en España es el cuarto más alto en términos mensuales del año 2015 y se produce en un mes en el que la producción eólica equivalió al 17% de la electricidad, frente a lo ocurrido en el resto de Europa, donde las condiciones meteorológicas impulsaron la contribución de esta tecnología.

La propia Platts indica en un boletín mensual que los precios de la electricidad cayeron un 13% en Europa en diciembre con respecto al mes anterior, así como un 14% si se compara con el mismo mes de 2014, debido a la mayor eolicidad.

Este descenso de precios se produce además en un entorno de menor demanda provocada entre otras cosas por unas temperaturas moderadas, indica Platts. Además, los precios del gas cayeron un 3,9% en Reino Unido y un 8% en Alemania en diciembre.

En el caso de Alemania, los precios del mercado mayorista de electricidad bajaron un 12% después de que la energía eólica registrara su récord de producción mensual y superara en un 30% los registros de diciembre de 2014.

Esta tecnología, que se convirtió en la primera por producción en Alemania, también contribuyó a una caída del 17% en el precio de la electricidad en Francia, donde la sólida aportación de la nuclear sirvió para contrarrestar una producción hidráulica menor a la habitual.

¿Cómo los océanos pueden ayudar a frenar el cambio climático?

¿Cómo los océanos pueden ayudar a frenar el cambio climático?

MFAEB

Todos los océanos pueden generar millones de Gw con el mismo sistema que lo hacen las hidroeléctricas Fluviales.

Lo malo para estos científicos, es que casi todo pensamiento sobre el aprovechamiento de esa energía está patentado por una persona que no es ingeniero, tiene perfil bajo y eso al parecer les está tocando el orgullo personal.

Yo esta pregunta la realizaría de la siguiente forma: ¿Cómo un tipo sin conocimientos ha podido patentar algo que los ingenieros y científicos no hemos podido ver en todo este tiempo?

¿Cómo este tipo ha podido ver algo que ni Tesla pudo ver?

Solo un ingeniero pudo ver lo que yo ya he patentado y con un gran riesgo supo vender la idea que no es de él a un gobierno, pero al parecer a esta persona le puede también el orgullo, pero el orgullo muchas veces nos hace actuar de forma muy negativa y en muchas ocasiones, nos perjudica.

¿No es mucho mejor ponerse en contacto conmigo, hablar, razonar y llegar a acuerdos que beneficie a todas las partes?

Si los científicos alegan que se debe de aprovechar el potencial de los océanos, yo alego que se tendría que actuar de forma rápida y contratar mi sistema antes de marzo para que el año que viene comencemos a sentir los efectos de la reducción del CO2.

Está en sus manos firmar el contrato o no firmarlo. Está en su personal en ser informados o no y dejar que se pase el tiempo.

La responsabilidad no es mía, es de ustedes y de todas las personas que conocen mi sistema y no hacen nada para solucionar el problema del cambio climático.

Las buenas palabras, los buenos intentos sin acciones no detendrán al cambio climático.

¿Cómo los océanos pueden ayudar a frenar el cambio climático?

http://www.el-nacional.com/GDA/oceanos-pueden-ayudar-cambio-climatico_0_773322801.html

Científicos alegan que se debe aprovechar el potencial de los océanos, ya que son el filtro de CO2 más grande del planeta.

GDA / EL COMERCIO / PERÚ

11 DE ENERO 2016 – 05:55 PM

Los océanos son el sumidero de carbono más grande del planeta, según los científicos. El dióxido de carbono se queda atrapado allí. Por ello se le llama carbono azul y, aunque todavía no se conoce a fondo, los científicos no dudan del potencial que tienen los ecosistemas marinos para combatir el cambio climático.

Algunos países han comenzado a elaborar planes para aprovechar el potencial de los ecosistemas marinos para captar el CO2. | Foto: elcomercio.pe

En el océano se almacenan cantidades de CO2 hasta 50 veces más que en la atmósfera y 20 veces más que en las plantas terrestres, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Partiendo de esos datos, ¿por qué no se hace más por aprovechar esos recursos y contrarrestar las emisiones de CO2?

Steven Lutz, coordinador del programa Carbono Azul del centro noruego GRID-Arendal, admitió que aún se necesita investigar más y evaluar la acción de los ecosistemas marinos y costeros respecto al cambio climático.

“Cuando se preservan terrenos como los manglares sirven de hogar a las especies marinas y les dan las condiciones para la vida, mientras que si se degradan, el carbono acumulado se lanza de nuevo a la atmósfera y puede tener un impacto significativo en los gases de efecto invernadero”, sostuvo Lutz.

Tanto se ha hablado de los mercados de bonos de carbono y de la utilidad de los bosques como moneda de cambio en su papel de sumideros que el interés se ha extendido a otras formas de absorción, como las de la propia costa.

El reciente acuerdo de París sobre cambio climático, firmado en la COP 21, reincide en esta idea: es importante conservar y aumentar sumideros y reservorios de los gases de efecto invernadero, así como garantizar todos los ecosistemas, incluidos los océanos.

Entre las nuevas oportunidades, Lutz destacó que se puede mejorar la gestión de los ecosistemas, utilizar ese carbono para lograr objetivos de política nacional y compromisos internacionales, o ayudar a las comunidades locales en la conservación ambiental y dotarlas de medios para efectuar el canje de emisiones.

Hay proyectos en países como Ecuador, República Dominicana, Mozambique o Indonesia que buscan el reconocimiento de esa clase de servicios.

Y es que la inmensidad del océano puede ser una mina de oro con sus pastos marinos, marismas o arrecifes de coral, y con especies de gran valor biológico, como el alga marina Sargassum o el krill.

“Para que el carbono sea almacenado a largo plazo, necesita acabar en el suelo del océano. Mediante el proceso de la cadena trófica marina, el carbono es capturado por las plantas, ingerido por los animales, arrastrado hacia el suelo y almacenado allí”, relató el fundador de la iniciativa Global Ocean Trust, Torsten Thiele.

“Cuanto más estresado se encuentre el océano por daños como la estratificación, la sobrepesca o la contaminación, peor podrá absorber el carbono a la larga”, añadió.

Thiele destacó que se debe proteger mejor los mares y verificar las reservas de carbono azul.

La responsable para océanos y cambio climático de la UICN, Dorothee Herr, indicó que los instrumentos para cuantificarlas están a la mano y muchas universidades han recogido los datos de distintos ecosistemas costeros.

Otra dificultad añadida implica la medición del carbono en los sedimentos del fondo oceánico, la experta insistió en que los números se están perfeccionando en general para poder incluirlos en los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero.

Todo aquel que quiera financiarse para proteger los ecosistemas costeros y marinos deberá adecuarse a los estándares, que varían en función del mercado.

Thiele dio algunas pautas para las regiones interesadas en conservar sus reservas: deberán identificar proyectos particulares, usar instrumentos científicos y tecnológicos para medir y verificar los niveles de carbono sin que se disparen los costes, encontrar un socio comprador y seguir las normas.

Además, cabe la posibilidad de acceder a los fondos públicos acordados por los países en la cumbre COP21 de París para cuestiones climáticas.

HAY MIL 100 MILLONES DE PERSONAS SIN ENERGÍA ELÉCTRICA

Las mareas, una alternativa para generar energía limpia

MFAEB

Se sigue con una información desinformada sobre el potencial del Mar.

Si ustedes siguen apostando por turbinas aerogeneradores en la mar, obtendrán los MW que producen estas turbinas. Lo que significa que obtendrán entre 2 o 4 MW como reconocen estas personas.

Hidroeléctrica Marítima puede producir el total de la energía consumida en una nación, bien sea en el interior (Sin costa alguna) como en los litorales marinos.

Hidroeléctrica Marítima por su bajo costo, comparando con el resto de sistema, puede generar la energía necesaria para abastecer a todas esas personas que dicen que no tienen electricidad, pero no somos transportadores, ni vendedores de electricidad, por lo tanto sería el gobierno el responsable de abastecer de electricidad producida por Hidroeléctrica Marítima y de venderles la electricidad.

Antes pedían electricidad para combatir al cambio climático, ahora ponen al pueblo como demandante de energía eléctrica.

Sigo pensando que lo único que no quieren ustedes es pagar a una persona que no tiene título alguno en Ingeniería civil. Esperan a que pasen los 20 años de patente, pero lo que les comunico es que vamos a seguir pagando el derecho de protección de patente y por lo tanto pasarán más de 20 años de protección.

Todos los días leo la prensa digital de todas las naciones y por lo tanto estoy informado. Me da lo mismo que cambien de nombre, mi sistema lo conozco muy bien y sé cuándo lo están copiando, por mucho que lo modifiquen.

No me importa entrar en juicio contra la Nación que sea, bien Corea del Sur, Corea del Norte, Chile, Rusia, Estados Unidos de América o el mismísimo estado del Vaticano si fuera necesario. Por lo tanto no intenten copiarme, puesto que entrarán a cometer ilegalidad. La prensa a esto lo denominará David contra Goliat y la información la infiltraré personalmente a la prensa con toda la documentación.

Ya he dicho que tengo temperamento fuerte y salto como animal salvaje acorralado. No es falta de educación, es supervivencia, puesto que esto es un negocio, al igual que un libro, una canción, una película o cualquier cosa de esas que tanto defienden contra el pirateo.

Todos esos géneros lo único que proporcionan es ocio, pero esto no es ocio y por lo tanto se tendría que proteger mucho más, pero, claro que los que tienen mucho capital están protegidos por la ley y los que no tenemos capital la misma ley nos perjudica. Veremos si pueden conmigo si me acorralan más.

HAY MIL 100 MILLONES DE PERSONAS SIN ENERGÍA ELÉCTRICA

Las mareas, una alternativa para generar energía limpia

RedacciónAM 11 Ene 2016 – 15:05 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de enero (Al Momento Noticias).- En busca de nuevas fuentes de energía para sustituir a las generadas por los combustibles fósiles, las mareas parecen ser una buena opción, conocida como mareomotriz, que ya se desarrolla con éxito en varios países.

Energía mareomotriz Uno de los países que ha decidido apostar y convertir al mar como su aliado es Corea del Sur, donde se encuentra la central de Sihwa, la planta de energía mareomotriz más grande del mundo.

Sihwa es capaz de producir energía para 500 mil personas, con lo que evita la emisión de alrededor de 300 mil toneladas de CO2 a la atmósfera, ayudando en las acciones contra el cambio climático.

El mar brinda una amplia gama de obtención de energía, pero se dividen principalmente en dos tipos: método de extracción de energía en los océanos o según los recursos propios de su medio, detalló Vanesa Magar Brunner, investigadora del Departamento de Oceanografía Física del Centro de Investigaciones Científica y Educación Superior (CICESE) de Ensenada, Baja California.

La primera subdivisión recae en la utilización de sistemas de obtención de energía alternativa en el océano que se emplea para el mismo fin en tierra, como extracción de energía eólica, geotérmica o solar, para ello la tecnología debe ser adaptada al ambiente.

En tanto, la segunda forma de obtención de energía en el mar llega del aprovechamiento de mareas por sus corrientes, “a través de la amplificación de la velocidad”, refirió Magar Brunner.

La especialista explicó que existen zonas en el mar donde las corrientes se hacen más fuertes, generando un efecto embudo, “en estos lugares se pueden instalar turbinas que no necesitan tener una infraestructura civil muy grande, sino que tienen su propia base modular pequeña, generalmente con menor capacidad instalada (hasta ahora las mayores, son de dos a cuatro MW) pero que también tienen menos impacto en el ambiente”.

La experta mencionó que el bajo impacto ambiental de este método para generar energía marca la pauta de los proyectos a desarrollar en el futuro, pues existen otras, como los embalses que han demostrado tener un impacto negativo en el ambiente y ecosistema, ya que no solo se trata de producir menos C02, sino ser más amigable con el planeta.

“La tendencia a nivel mundial es descontinuar este tipo de megaproyectos. Ahora lo que se desarrolla son tecnologías modulares que se instalan en lugares donde hay potencial importante”.

Por todo lo anterior, actualmente científicos mexicanos buscas aprovechar la energía cinética en la costas, mediante un proyecto a partir de las corrientes marinas y de mareas en el Golfo de California, encabezado por el CICESE y en el que colabora la Magar Brunner.

“Nuestro proyecto es sobre tecnologías Instream, que son tecnologías de conversión, ya sea de marea o de corrientes marinas. Se les llama así porque son tecnologías modulares a diferencia de las que se instalan en embalses. Su impacto ambiental es prácticamente nulo porque no se necesita la gran infraestructura civil que corta el flujo de los organismos y sedimentos marinos”, puntualizó la experta.

Por ahora el equipo del CICESE trabaja en la identificación de los sitios ideales para la instalación de esos dispositivos en el Golfo de California ya que es uno de los principales lugares del país con mayor potencial de extracción de energía mareomotriz.

“Hemos estado haciendo muchos estudios tanto numéricos como de campo para analizar e identificar sitios de alto potencial, conocidos en el sector energético como ‘puntos calientes’ y que son sitios muy localizados donde hay una aceleración importante de la velocidad del agua”, precisó.

Magar Brunner señaló que la localización de esos puntos, depende que un proyecto sea económicamente viable, ya que la velocidad necesaria máxima de la marea alta debe ser de al menos dos metros por segundo, “pues la tecnología comercial para la explotación de corrientes de marea funciona óptimamente arriba de esta velocidad”.

Además del Golfo de California, también el Canal de Yucatán es un sitio ideal que ha demostrado condiciones oceanográficas para la extracción de la energía de corrientes marinas, la cuestión es “si están en zonas accesibles porque es importante que tengan estas características para que sean económicamente viable”.

La científica recalcó que el problema que tiene nuestro país es que no se han realizado batimetrías, mapas del fondo marino de una resolución adecuada para el sector de energías renovables.

“Este tipo de energía tiene mucho potencial en el país, específicamente para la zona noroeste, pero de allí se puede portear a cualquier zona del país, no se limita eléctricamente hablando. Hay algunas muy aisladas, pero eso también es un incentivo para que el gobierno desarrolle localmente la red eléctrica a nivel rural y se produzca un derrame económico local mejorando la calidad de vida de las poblaciones que viven en esas zonas. Además, los excedentes se pueden distribuir a nivel nacional por la red eléctrica”, precisó.

Magar Brunner dijo que hay otras tecnologías que lo que aprovechan son gradientes de temperatura o de salinidad. “Esas tecnologías están un poco más retrasadas en relación a las hidrocinéticas. En el caso de las gradientes de temperatura, el principio es muy sencillo, se trata de tener un equipo trabajando con sustancias que se evaporan a bajas temperaturas, como amoniaco”

“Con el agua cálida de la superficie del océano ésta sustancia genera el vapor que acciona las turbinas para generar electricidad. Es un sistema sencillo, pero en la práctica lograr su eficiencia es más complicado”, remarcó la especialista, “ejemplo de ello en el Caribe y Corea del Sur de 30MW de capacidad”.

De acuerdo con el informe del Banco Mundial que lleva por nombre “El progreso hacía la energía sostenible”, en el mundo actualmente existen mil 100 millones de personas que viven sin energía eléctrica.

 

AMN.MX/fh/bhr

Hidroeléctrica Marítima

Búsqueda de patentes

Ayer preguntaba si la gente piensa que soy un estafador.

La respuesta está en este enlace.

Si fuera un estafador, no patentaría una estafa.

Una de dos, soy mucho más inteligente que todos ustedes y patento una estafa que puede solucionar los problemas de energía o ustedes son más cínicos de lo que yo pensaba que podrían ser nadie.

El que no se ha enterado de mi patente es porque no le da la gana de informarse y por lo tanto, la Ley no le exime del delito de plagio por falta de información.

Es mi obligación darla a conocer y es su obligación informarse. Por mi parte he cumplido.

Mi libro sobre la patente de Hidroeléctrica Marítima está en el Top 100 de Amazon. También está en este buscador de patentes y seguro que estará en más buscadores de patentes.

Si continúan por el camino de la ilegalidad, cuanto más tarde en poderles poner la denuncia, peor será porque solicitaré que se destruya todo lo referente a mi patente que ustedes tengan construido y hasta podría decirles que sus inversores tendría que tomar idénticas decisiones y ponerles litigios también.

Para los que aún están indecisos de contratar mi sistema, les comunico que están perdiendo mucho tiempo y es lo que no les sobra a los seres humanos.

Como ya dije, tengo mucho temperamento y en un momento dado hasta puedo exigir los mismos derechos de monopolio que tiene la Familia Roschile o la Familia Rockefeller, puesto que si ellos tienen ese derecho, yo lo exijo también o dejaré que el Planeta siga en manos del Cambio Climático.

¿Podríamos decir que es prepotencia o soberbia?

Sí, definitivamente sí se podría denominar de esa forma.

Sin obtener ningún comunicado de lo que piensan de mi persona, me he permitido el lujo de adivinar lo que piensan de mi y por lo tanto, les daré la razón, la razón que ustedes quieren escuchar o leer.

Ustedes tienen el capital, los títulos de Dr Ingeniero, Ingeniero y todo los títulos que deseen tener, pero yo tengo el título que ustedes, ahora mismo están necesitando, suplicando, exigiendo, por lo tanto mi título ahora mismo es más importante que sus diplomas universitarios.

Los antecedentes son alarmantes. El calentamiento promedio aumentó 0,85 C° en el último siglo, a consecuencia  de las emisiones de gases de efecto invernadero, causadas por el uso de combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón) para la producción de energía, rubros alimentarios,  agro-industrial,  transportes y un aplastante sistema de consumo. Conscientes de todo esto se ha puntualizado que si se sigue en ese ritmo  la temperatura aumentará hasta 6 C° a fin del siglo XXI, con impactos tan desastrosos que no es posible predecirlos.

Mi sistema puede eliminar esa emisión, pero si ustedes no lo desean, pues nada, sigan suplicando, llorando por un sistema que les saque las castañas del fuego.

No me gusta ser de esta forma, pero su terquedad, su prepotencia y su soberbia me hacen ponerme a su misma altura. No admito a nadie por encima mío, pero tampoco admito a nadie por debajo mío. Por lo tanto, si no quieren que sea como estoy demostrando que puedo ser, no sean ustedes como son.

Buscan crear energía renovable

Buscan crear energía renovable

MFAEB

En realidad me gustaría saber qué es lo que piensa esta gente de mi persona.

Este Señor Ricardo Becerra y la Señora secretaria. Perdón, perdí los datos al tener que formatear el ordenador y Gmail no me guardó los contactos o yo no sé cómo encontrarlos. Pero les pongo el email que se mandó y se leyó en su día.

de:    Manuel Falque Armada <mfaebuy@gmail.com>

para:    ovalencia@energia.gob.mx,

cehernandez@energia.gob.mx,

jmbecerra@energia.gob.mx

fecha:    27 de octubre de 2015, 16:53

asunto:    Hidroeléctrica Marítima

enviado por:    gmail.com

Estimado

 

Maestro D. José Manuel Becerra Pérez

 

Mi sistema Patentado Hidroeléctrica Marítima es innovador, pero por eso no significa que no sea eficaz, sostenible, rentable e ilimitado.

 

Funciona de la misma forma que las hidroeléctricas Fluviales; con la misma ley física que las hace funcionar, pero sin dañar al medio ambiente, sin obras de represas, sin depender de la lluvia, del sol, de las mareas, del viento o de las olas. Nuestra función es obtener todo el potencial energético que nos puede brindar el agua de la mar.

 

Necesitamos:

 

Una costa para poder construir nuestra casa de máquinas.

 

El resto lo obtenernos del Mar.

 

¿Cómo funciona?

 

Obtenemos el agua del mar y por medio de caída libre por gravedad hacemos que mueva nuestra turbina o máquina hidráulica, la cual está unida por un eje al generador.

 

La casa de máquinas está por debajo del nivel del agua entre 6 a 10 metros.

 

¿Qué producción se puede obtener?

 

Dependiendo del generador que metamos, nos podrá dar el total del consumo que tiene en la actualidad México.

 

¿Dónde se tendría que construir las plataformas?

 

En cualquier parte de la costa que no afecte a las playas pesqueras, para no dañar la industria nativa de los pescadores.

 

En cualquier parte de la costa que no sea turística para no afectar o dañar la industria turística de la zona.

 

Una vez localizada la zona, se verá como si fuera una casa, bajo el nivel del mar tendríamos las máquinas y todos los dispositivos de seguridad, voltaje, etc.

 

De esta forma no se daña la visual de la zona, viéndose como un edificio normal.

 

MFAEB no pretende dañar, la flora, fauna, industria y medio ambiente de la zona en la que se instale.

 

¿Qué beneficio puede obtener México al instalar mi sistema?

 

MFAEB le garantiza que puede producir la misma o más cantidad eléctrica que la que se consume en la actualidad en toda la Nación sin utilizar producciones fósiles.

 

Por lo tanto:

 

Se reduciría el CO2 que se emite por la producción de fósiles.

 

Se podría recibir más beneficios por la falta de emisión de CO2.

 

Se ahorraría en productos fósiles para la producción de energía.

 

Se obtendría energía las 8.760 horas del año, sin depender del sol, del viento, de las mareas o de las olas.

 

¿Qué coste tendría México?

 

Para la totalidad de la energía consumida hablaríamos de:

 

Un total de 40 generadores de 800 MW

 

10 Casa de máquinas con 4 generadores cada una.

 

Personal para el mantenimiento de las 10 instalaciones.

 

Su total ascendería a 22.701.083.587 € Capital que el Banco Mundial del Desarrollo podría conceder para este fin.

 

¿Qué ganancias obtendría México?

 

México podría obtener un beneficio de alrededor del 150% como mínimo.

 

Teniendo un precio de venta por MWh de 69€ obtendría un ingreso de 1.386.182.400€ por mes.

 

Más el ahorro del fósil comprado o utilizado para la producción de energía.

 

Más los ingresos obtenidos por eliminación de CO2.

 

¿En cuánto tiempo estarían funcionando nuestras plataformas?

 

Como tiempo mínimo 8 meses y como tiempo máximo 1 año.

 

Espero que sea de su agrado y podamos llegar a un arreglo futuro.

 

Si tienen alguna pregunta más, favor de hacérmela llegar.

 

Para poder contactar lo puede realizar por medio de:

 

Whatsapp: +598 94 390321

 

Skype: manuel.falque

 

Email: mafaebuy@gmail.com

 

Atentamente

 

 

 

Manuel Falque Armada

 

D.N.I. 15.949.724-Y Documento español.

 

C.I. Uruguay 5.830.425-4

 

Repito, ¿Qué piensa esta gente que soy? Un estafador, un inculto, un ladrón, un sinvergüenza, un loco.

Si son esas cosas las que piensan, nada de eso soy, solo me queda una duda de lo que puedo ser y creo no serlo, eso es lo de loco. Tengo temperamento alto, es cierto, no me gusta el Protocolo de ustedes es también cierto, no me gusta el sistema de ustedes, pero, lo acepto y vivo dentro del sistema, esto también es cierto. Lo de loco, eso tendría que decidirlo la gente que me conoce, no sus loqueros o sus siquiatras. Ellos van a catalogar a una persona por sus protocolos y como ya he dicho, no me gusta su protocolo, por lo tanto si una persona no sigue su protocolo no es de interés para ustedes y a las pruebas me remito.

Yo ahora me hago una pregunta ¿Quién está más loco?

El que no sigue su protocolo, su sistema caduco, sus normas.

O por lo contrario, el que se niega a ver la realidad por su comisión, por su capital, por sus ingresos y vive en una fantasía llena de mentiras e irrealidades sin lógica. Dándole lo mismo si con sus acciones pueden morir millones de seres vivos.

“Locos” que manipulan a la gente por medio de la prensa para conseguir sus objetivos personales, como vivir mejor que nadie, en mansiones lujosas, ingresos muy superiores a los gastos que tienen, solo por el mero hecho de aparentar que son superiores a todo el mundo.

Creo que ustedes tienen una idea muy contraria a lo que soy, pero si prefieren seguir como están, tengo que repetir lo que he dicho muchas veces: “Yo no soy el que pide un sistema que sea renovable.” “Yo no necesito electricidad.” “Yo no soy el que tiene que reducir el CO2.”

SON USTEDES Y SON USTEDES LOS QUE TIENEN QUE MIRAR POR LA VIDA DE SUS HIJOS Y SUS DESCENDIENTES.

 

Buscan crear energía renovable

Con el objetivo de desarrollar estrategias y políticas públicas para la conversión de energías provenientes de combustibles fósiles a fuentes limpias la Sedeco integrará la Oficina de Energías Renovables

http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2016/01/03/1066591

03/01/2016 02:23 FERNANDA NAVARRO

La Oficina de Energías Renovables busca gestionar la transformación energética de la Ciudad de México, dijo Ricardo Becerra. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.

Con el objetivo de desarrollar estrategias y políticas públicas para la conversión de energías provenientes de combustibles fósiles a fuentes limpias la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) integrará la Oficina de Energías Renovables.

La presentación de la oficina está prevista para este mes y tendrá como objetivo gestionar la transformación energética de la Ciudad de México, dijo a Excélsior Ricardo Becerra, subsecretario de Desarrollo Económico.

“La idea es generar una estrategia para que a mediano plazo, de aquí a 2025, la ciudad tenga los incentivos y las políticas necesarias para que 30 por ciento de la energía que se consume sea proveniente de fuentes renovables, es decir alternativas”.

Explicó que la oficina estaría a cargo de la Sedeco debido a que instrumentar una política pública con ese objetivo incide en decisiones de carácter económico.

“Estamos en un mal momento económico porque ante el bajo precio del petróleo, las energías renovables salen caras. En el futuro a casi nadie le va a convenir (generar energías limpias), sin embargo hay que crear estrategia de incentivos, de pedagogía pública para que el DF tenga cada vez más una fuente de energía que provenga de recursos no fósiles”.