CFE prevé gasto de 16 mil mdd en infraestructura con nuevas inversiones

MFAEB

El impacto ambiental de la energía nuclear es un resultado del ciclo del combustible nuclear, la operación de las centrales nucleares y los efectos de los accidentes nucleares.

Los riesgos rutinarios a la salud y las emisiones de gases de efecto invernadero provocados por la energía nuclear de fisión son pequeños en relación a aquellos asociados con el uso del carbón, pero adicionalmente existen riesgos catastróficos: la posibilidad de que el recalentamiento del combustible libere cantidades masivas de los productos de la fisión hacia el ambiente, y la proliferación de armas nucleares. La población es sensible a aquellos riesgos y ha existido considerable oposición pública a la energía nuclear. El accidente de Three Mile Island de 1979 y el desastre de Chernóbil de 1986, junto con los altos costos de construcción, acabaron con el rápido crecimiento de la capacidad instalada de generación de energía eléctrica de las centrales nucleares.

En marzo de 2011 un terremoto y tsunami causaron daños que provocaron explosiones y una fusión de núcleo parcial en la central nuclear de Fukushima I, Japón. Las preocupaciones acerca de la posibilidad de una fuga de radiación a gran escala resultaron en el establecimiento de una zona de exclusión de 20 km alrededor de la central y que se aconsejara a las personas viviendo en la zona de entre 20–30 km que permanecieran al interior de sus hogares. John Price, un antiguo miembro de la Unidad de Políticas de Seguridad en la empresa británica “National Nuclear Corporation”, dijo que podrían pasar 100 años antes de que las barras de combustible fundidas puedan ser sacadas en forma segura desde la central nuclear de Fukushima en Japón.

La energía nuclear tiene al menos cuatro flujos de desechos que pueden dañar al ambiente:

(1) ella crea combustible nuclear gastado en el sitio del reactor (incluyendo desechos de plutonio)

(2) ella produce relaves en los molinos y minas de uranio

(3) durante la operación liberan rutinariamente pequeñas cantidades de isótopos radiactivos

(4) durante los accidentes pueden escaparse grandes cantidades de materiales radiactivos peligrosos

El ciclo del combustible nuclear involucra algunos de los elementos e isótopos más peligrosos conocidos a la humanidad, incluyendo más de 100 radioisótopos y carcinógenos tales como el estroncio-90, yodo-131 y el cesio-137, que son las mismas toxinas que se pueden encontrar en la lluvia radiactiva creada por las armas nucleares.

Se producen alrededor de 20 a 30 toneladas de desechos de alto nivel por año por cada reactor nuclear. El conjunto mundial de reactores nucleares crea aproximadamente 10.000 toneladas métricas de combustible nuclear gastado de alto nivel cada año. Se han sugerido varios métodos para el desecho final de la basura de alto nivel, incluyendo enterrarlos profundamente en estructura geológicas estables, la transmutación y botarlos en el espacio. Hasta el momento, ninguno de estos métodos ha sido implementado. Existe un consenso internacional sobre la conveniencia de almacenar los desechos nucleares en depósitos subterráneos profundos, pero ningún país en el mundo ha inaugurado un sitio en ese estilo. Existen aproximadamente 65.000 toneladas de desechos nucleares que estaban siendo almacenados en depósitos temporales a través de Estados Unidos, pero en el año 2009, el presidente Obama detuvo el trabajo en depósito permanente localizado en Yucca Mountain en Nevada, después de años de controversia y peleas legales.

El reprocesamiento nuclear puede reducir el volumen de los desechos de alto nivel, pero por sí mismo no reduce la radiactividad o la generación de calor y por lo tanto no eliminan la necesidad de un depósito geológico de los desechos. El reprocesamiento ha sido políticamente controversial debido a su potencial para contribuir a la proliferación nuclear, la potencial vulnerabilidad al terrorismo nuclear, los desafíos políticos de la localización del sitio (un problema que se aplica igualmente al desecho directo del combustible gastado), y por su alto costo cuando se compara a la opción de un ciclo de combustible de una sola pasada. La administración Obama ha rechazado el reprocesamiento de los desechos nucleares, citando preocupaciones acerca de la proliferación nuclear.

Nueve estados de Estados Unidos tienen una moratoria explícita sobre la energía nuclear hasta que se encuentre una solución de largo plazo.

Otros desechos

También se producen cantidades moderadas de desechos de bajo nivel generados por los sistemas de control químico y de volumen (en inglés: Chemical and Volume Control System, CVCS). Esto incluye desechos gaseosos, líquidos y sólidos producidos a través del proceso de purificación del agua usando evaporación. Los desechos líquidos son reprocesados continuamente, y el gas es filtrado, comprimido y almacenado para permitir el decaimiento radiactivo, diluido y luego botado. La tasa a lo que esto es permitido está regulado y los estudios han mostrado que tales descargas no violan los límites de exposición a la radiación que puede sufrir la población (ver gases y aguas residuales radiactivas).

Los desechos sólidos pueden ser manejados simplemente colocándolos en donde no puedan ser molestados por unos pocos años. Existen tres sitios de depósitos de desechos de bajo nivel en Estados Unidos, y que están en Carolina del Sur, Utah y Washington. Antes de ser enterrados los desechos sólidos generados por los CVCS son combinados con otros desechos sólidos generados por el manejo de estos materiales.

Gases y aguas residuales radiactivas

La mayor parte de las centrales nucleares comerciales liberan gases y aguas residuales radiológicas hacia el ambiente como un subproducto del Sistema de Control de Volumen Químico, lo que es monitoreado en Estados Unidos por la Agencia de Protección Ambiental y la Comisión Reguladora Nuclear. La población que vive dentro de 50 millas (80 km) de una central nuclear normalmente reciben una dosis de aproximadamente 0,1 μSv por año.

Para efectos de comparación, una persona promedio que viva en o sobre el nivel medio del mar recibe al menos 260 μSv por efecto de la radiación cósmica.

La cantidad total de radiactividad liberada a través de este método depende de la central nuclear, los requerimientos legales y el funcionamiento de la planta. Se emplean modelos de dispersión atmosférica combinados con modelos de la red de caminos para calcular las exposiciones de la población a los desechos emitidos. El monitoreo de las emisiones es realizado continuamente en el misma planta.

Tritio

Una fuga de agua radiactiva en Vermont Yankee en el 2010, junto con incidentes similares en más otras 20 centrales nucleares en los años recientes, han encendido dudas acerca de la confiabilidad, durabilidad y mantenimiento de las instalaciones nucleares más antiguas en Estados Unidos.

El tritio es un isótopo radiactivo del hidrógeno que emite una partícula beta de baja energía y usualmente es medida en becquereles (átomos que decaen por segundo) por litro (Bq/L). El tritio se puede disolver en agua normal cuando es liberado por una central nuclear. La principal preocupación en las fugas de tritio es su presencia en el agua potable, además de la magnificación biológica que lleva a la presencia del tritio en los cultivos y el ganado que es consumido para alimentación.

Los límites legales de concentración difieren grandemente de lugar en lugar (ver tabla a la derecha). Por ejemplo, en junio de 2009 el Consejo Asesor para el Agua Potable de Ontario recomendó bajar el límite desde 7.000 Bq/L a 20 Bq/L.

De acuerdo a la NRC, el tritio es el radioisótopo menos peligroso ya que emite una radiación muy débil y abandona el cuerpo en forma relativamente rápida. El cuerpo humano típico contiene aproximadamente 3.700 Bq de potasio-40. También la cantidad liberada por cualquier central varía bastante; la cantidad total producida por las centrales nucleares en Estados Unidos en el año 2003 fue en evaluado como mínimo 0 y como máximo 2.080 curies (77 TBq).

Minería del uranio

La minería del uranio puede usar grandes cantidades de agua – por ejemplo, la mina Roxby Downs en el sur de Australia usa 35.000 m3 de agua cada día y planea incrementar esto hasta llegar a 150.000 m3 por día.

Riesgo de cáncer

Se han realizado varios estudios epidemiológicos que dicen demostrar un riesgo aumentado de desarrollar varios tipos enfermedades, especialmente cánceres, entre la población que vive cerca de instalaciones nucleares. Un meta-análisis ampliamente citado del año 2007 realizado por Baker et al. de 17 artículos de investigación y que fue publicado en el Revista Europea para el Tratamiento del Cáncer.

Ofrecía evidencia de elevadas tasas de leucemia entre los niños que vivían cerca de 136 instalaciones nucleares en el Reino Unido, Canadá, Francia, Estados Unidos, Alemania, Japón y España. Sin embargo, este estudio ha sido criticado por varias razones – tal como la combinación de datos heterogéneos (diferentes grupos etáreos, sitios que no eran centrales nucleares, diferentes definiciones de zona), selección arbitraria de 17 estudios individuales de un conjunto de 37, exclusión de sitios con cero casos observados o muertes, etc. También se encontró tasas elevadas de leucemia entre niños en un estudio alemán realizado en el año 2008 por Kaatsch et al., el que examinó a residentes que vivían cerca de 16 grandes centrales nucleares en Alemania.25 Sin embargo, este estudio ha sido criticado por varia razones. Estos resultados del 2007 y 2008 no son consistentes con muchos otros estudios que tienden a no mostrar tales asociaciones. El Comité Británico sobre Aspectos Médicos de la Radiación en el Ambiente entregó un estudio del año 2001 de niños de menos de 5 años que vivían cerca de 13 centrales nucleares en el Reino Unido durante el período 1969 a 2004. El comité encontró que los niños que vivían cerca de centrales nucleares del Reino Unido no tenían más probabilidad de desarrollar leucemia que aquellos que vivían en otros lugares.

Les pondría todo lo que pone wikipedia en este enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Impacto_ambiental_de_la_energ%C3%ADa_nuclear

Vayan y lean ustedes, pero claro seguiremos diciendo que son daños colaterales, que no podemos desperdiciar la economía que produce solo a unos pocos de magnates sin escrúpulos sobre la vida humana; total somos muchos los seres vivos que habitamos el planeta, por unos pocos millones que mueran, no importa nada.

Yo me digo una cosa, ¿por qué se ponen multas de tráfico? Total es posible que yo no tenga ningún accidente si circulo a 280 kmh por una carretera del centro de la ciudad. Si atropello a alguien se podría considerar daño colateral.

CFE prevé gasto de 16 mil mdd en infraestructura con nuevas inversiones

Con la apertura a nuevas inversiones en el sector energético, la Comisión Federal de Energía ya contempla planes para 14 gasoductos, 14 proyectos de energías renovables y 6 plantas de ciclo combinado para la generación de gas natural, dijo el director de la empresa, Enrique Ochoa Reza.

Enrique Ochoa Reza, director de CFE. (Bloomberg)

http://www.entornointeligente.com/articulo/5879166/MEXICO-CFE-preve-gasto-de-16-mil-mdd-en-infraestructura-con-nuevas-inversiones

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) prevé en los próximos años un gasto de 16.6 mil millones de dólares en infraestructura, incluyendo ductos y proyectos energéticos debido a la nueva apertura a la inversión foránea.

La CFE tiene en planes 14 gasoductos, 14 proyectos de energías renovables y 6 plantas de ciclo combinado para la generación de gas natural, dijo en entrevista el director de la empresa, Enrique Ochoa Reza, en el marco del Foro Económico Mundial (WEF) en la Riviera Maya.

Los proyectos de energías renovables serán hidroeléctricos, geotérmicos y eólicos, abundó.

La reforma energética, aprobada en 2013, ha atraído la inversión de empresas foráneas como Blackstone, que busca llevar energía desde Texas para cubrir las necesidades de México, mientras que otras como BlackRock y First Reserve están adquiriendo participaciones en gasoductos propiedad de Pemex.

Ochoa no detalló qué proyectos serán exclusivos de la CFE y en cuáles buscará participación de externos. Para conseguir el capital, el ejecutivo dijo que la compañía está analizando la utilización de sociedades limitadas, una estructura que en Estados Unidos pasa la mayor parte de los gastos a los inversionistas sin el pago de impuestos.

“En el pasado, la CFE no podía utilizar libremente ese tipo de instrumentos pero ahora lo estamos considerando” debido a la reforma energética, afirmó.

Por otro lado, Ochoa señaló que la expansión del uso de la energía nuclear es algo que aún necesita debatirse.

La planta nuclear de Laguna Verde en Veracruz es un buen ejemplo de producción de energía limpia y segura, aseguró. Añadir dos unidades nucleares más al complejo en Veracruz es “un tema que necesita mayor análisis y discusión”, añadió.