Análisis sobre el cambio climático y la repercusión de las Hidroeléctricas Marítimas

 

Escrito el día 07 de Septiembre de 2015

Por

Manuel Falque

C/Demir Manzana 23 Solar 23

Médanos de Solymar

Canelones

Uruguay

C.P.: 15007

Telf. +59826818881 (26818881)

Cel. +59894390321 (094390321)

Presentando a: Joaquín Falque Bedos

 

Joaquín Falque Bedos fue un Capitán de la marina española; observador de la Mar, su poder, sus movimientos, sus repercusiones sobre su navío y por medio de esa observación preservaba a toda su tripulación.

En su vida como marino, tuvo siete naufragios de los cuales; creo recordar que solo dos bajas humanas cuando explotó la caldera. Hablo de navíos de carbón.

Su trayectoria fue desde el motor de caldera de combustión de carbón hasta los más modernos barcos de Gas-Oil.

Como buen navegante que era, no le gustaba recordar las experiencias de sus naufragios y por eso no puedo dar muchos detalles sobre ese tema.

Recuerdo una vez, cuando yo tenía alrededor de los 11 o 12 años, una tarde de mal tiempo, comenzó a hablarme sobre un día muy parecido aquel día:

El puerto de Pasajes, por orden del Comandante de Marina, cerro la entrada y salida de todo navío por el temporal.

Él se encontraba a unas cuantas millas de la entrada cuando recibió la orden de permanecer en el exterior del puerto.

Él se negó a obedecer dicha orden y por encima del Comandante estaba la supervivencia de toda su tripulación y entraría pese a cualquier orden.

Contó la serie de olas y cuando las tenía controladas, comenzó a dar las correspondientes órdenes a su jefe de máquinas.

Como si de una tabla de surf se tratara, consiguió entrar en el puerto de Pasajes.

Observó, valoró y reaccionó salvando a toda la tripulación.

Hoy en día tenemos que observar, valorar y reaccionar para poder salvar con el tiempo a toda la humanidad. Sin perder el tiempo, sin demoras de protocolo, sin valores añadidos gubernamentales.

INTRODUCCION

 

El siguiente trabajo tiene como objetivo comprender la importancia de los adelantos hechos en el mundo para mitigar la emisión de gases de invernadero que producen el cambio climático a nivel mundial. Para lo cual es necesario analizar distintas organizaciones mundiales que realizan cumbres para el estudio de este problema, con el fin de conocer y analizar la problemática que repercute al cambio de clima. Analizaré los últimos convenios sobre el cambio climático, las causas sobre los diferentes sectores de la economía y los principales países contaminantes. Pretendo llegar a un análisis puntual sobre lo que repercute el cambio acelerado del clima en el mundo.

ANALISIS DE CONFERENCIA SOBRE CAMBIO CLIMATICO

 

El acuerdo de París entrará en vigor en 2020 y servirá para empoderar a todos los países para que actúen con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados. El acuerdo servirá además para aprovechar plenamente las muchas oportunidades que presenta la necesaria transformación global hacia un desarrollo limpio y sostenible.

ANALISIS DE CONFERENCIA SOBRE CAMBIO CLIMATICO REALIZADO EN COPENHAGUE

 

El objetivo de esta conferencia, era “la conclusión de un acuerdo jurídicamente vinculante sobre el clima, válido en todo el mundo, que se aplica a partir de 2012”.

El objetivo final pretendido era la reducción mundial de las emisiones de CO2 en al menos un 50% en 2050 respecto a 1990, y para conseguirlo los países debían de marcarse objetivos intermedios. Así, los países industrializados deberían reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 25% y un 40%, respecto a los niveles de 1990 en el año 2020 y deberían alcanzar una reducción entre el 80% y el 95% para 2050.

En esta cumbre se reunieron expertos en medio ambiente, ministros o jefes de estado y organizaciones no gubernamentales de los 192 países miembros de la CMNUCC. Esta fue la conferencia que debía preparar el período post-Kioto.

Entendiendo lo anterior y entrando en materia en esta cumbre se planteo una visión optimista en cuanto a que ya se contemplan soluciones a la crisis del clima. Y se concluyo que lo que necesitan el planeta es un cambio o transición justa y sostenible de nuestras sociedades a un modelo que garantice el derecho a la vida y la dignidad de todas las personas, y de como resultado un planeta más fértil y una calidad de vida más plena para las generaciones presentes y futuras.

Los pueblos, las comunidades y todas las organizaciones participantes en Copenhague, han llamado a todas las personas, organizaciones, gobiernos e instituciones, incluidas las Naciones Unidas, para que contribuyan a esta transición necesaria. Esta acción se asume en su complejidad ya que la crisis actual reviste aspectos económicos, sociales, ambientales, geopolíticos e ideológicos que se afectan y se fortalecen mutuamente, y que potencian la crisis del clima. Por este motivo se ha hecho un llamado urgente para asumir una serie de acciones sobre el clima, de acuerdo a esto se estipulo:

1. Abandonar completamente los combustibles fósiles en los próximos 30 años, exigiendo una reducción inmediata en las emisiones de gases de efecto invernadero de los países industrializados, como mínimo, un 40% en comparación con los niveles de 1990 para el año 2020.

2. Reconocer, pagar y compensar la deuda climática por el consumo excesivo del espacio atmosférico y los efectos negativos del cambio climático sobre los pueblos y poblaciones afectados.

3. Rechazar las falsas y peligrosas soluciones orientadas al mercado y centradas en la tecnología que proponen muchas compañías transnacionales. Entre ellas, la energía nuclear, los agros combustibles, la captura y el almacenamiento del carbono, los Mecanismos de Desarrollo Limpio, el biochar, los cultivos transgénicos “climate ready”, la geoingeniería y la reducción de emisiones a través de la deforestación y de la degradación de los bosques (REDD) definida en la CMNUCC, que agravan los conflictos sociales y medioambientales.

4. Brindar soluciones reales a la crisis climática basada en el uso seguro, limpio, renovable y sostenible de los recursos naturales, y la transición a la soberanía alimentaria, energética, sobre la tierra y las aguas.

5. De igual manera se exigió que la CDP15 llegue a un acuerdo que inicie la recuperación del equilibrio ambiental, social económico del planeta con medios que sean sostenibles e igualitarios ambiental, social y económicamente, y que finalmente culmine en un tratado jurídicamente vinculante.

6. De igual manera los impactos negativos del cambio climático causado por el hombre producen graves violaciones de los derechos humanos. Las naciones tienen la obligación de cooperar en el ámbito internacional para garantizar el respeto de los derechos humanos en todo el mundo, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

7. Cualquier acuerdo específico sobre el cambio climático debe entenderse en el contexto más amplio de lograr una transición sostenible de nuestras sociedades.

8. Los pueblos y organizaciones que participaron en Copenhague, se trazaron un compromiso pleno y activo por esta transición, que exige cambiar fundamentalmente las estructuras sociales, políticas y económicas, y corregir las desigualdades e injusticias por motivo de género, clase, raza, generación o grupo étnico. Para ello hay que restaurar la soberanía democrática de nuestras comunidades locales, como unidad social, política y económica básica.

9. La propiedad, el control y el acceso local y democrático de los recursos naturales forma la base de un desarrollo significativo y sostenible de las comunidades, al tiempo que reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

10. También son necesarios acuerdos regionales e internacionales de cooperación más sólidos para gestionar recursos comunes y compartidos, y una ONU más fuerte y democrática.

11. Se hizo un llamado a todos los afectados, personas, movimientos sociales, organizaciones culturales, políticas y económicas para que se unan con la construcción de un movimiento fuerte y global, que promueva las visiones y demandas de los pueblos en todos los niveles de la sociedad. Juntos, se puede propiciar una transición mundial hacia un futuro sostenible.

Los tratados son para cumplirlos y cuando realizamos una conferencia mundial y de ella salen unos puntos que se presume que son definitivos, se tienen que cumplir, puesto que presumiblemente ya se han realizado los puntos anteriormente mencionados que son: Observación y valoración.

Me estoy refiriendo y haciendo hincapié en el punto 3

3. Rechazar las falsas y peligrosas soluciones orientadas al mercado y centradas en la tecnología que proponen muchas compañías transnacionales. Entre ellas, la energía nuclear, los agros combustibles, la captura y el almacenamiento del carbono, los Mecanismos de Desarrollo Limpio, el biochar, los cultivos transgénicos “climate ready”, la geoingeniería y la reducción de emisiones a través de la deforestación y de la degradación de los bosques (REDD) definida en la CMNUCC, que agravan los conflictos sociales y medioambientales.

Argentina quiere montar plantas nucleares.

Uruguay quiere consumir para crear energía biocombustibles, aparte de molinos de viento.

Estados Unidos está creando grandes huertas solares, utiliza plantas nucleares, etc.

No me voy a extender mucho sobre cada una de las naciones que no parece que escuchen los consejos de este apartado.

Lista de los 10 países que más contaminan

 

Países Emisiones anuales en toneladas % Total

Mundo 27.245.758 100 %

Estados Unidos 6.049.435 22.2 %

China 5.010.170 18.4 %

UE 3.115.125 11.4 %

Rusia 1.524.993 5.6 %

India 1.342.962 4.9 %

Japón 1.257.963 4.6 %

Alemania 808.767 3 %

Canadá 639.403 2.3 %

Reino Unido 587.261 2.2 %

Core del Sur 65.643 1.7 %

Italia 449.948 1.7 %

ESTRATEGIAS PARA LA REDUCCION DE LA EMISION DE GASES DE INVERNADERO

 

Es difícil estimar que en los próximos años se interiorice el nivel global el consumo energético y que disminuyan las emisiones de CO2. Ya que en casi todos los países el consumo energético del sector de los transportes auto-móviles, barcos y aviones sigue aumentando. Y en los países de mayor potencial de crecimiento económico, como China y la India, mucho más.

Es cierto que en los países más avanzados se produce una tendencia a la baja en las emisiones procedentes de la industria, pero esto se debe a que los avances tecnológicos permiten que cada vez se utilice menos energía por unidad de valor producido, cosa que no ocurre aún en la gran mayoría de los países subdesarrollados. Pero, a pesar de la dificultad, hay estrategias globales posibles para que la concentración de CO2 en la atmósfera no siga aumentando.

Entre esas estrategias tenemos:

1. Energías alternativas y medidas fiscales

La mar nos proporciona esa clase de energía, tal y como se han realizado algunos estudios en Argentina, la mar podría darnos muchos millones de GWh

Las plataformas de Hidroeléctrica Marítima, cuya propiedad intelectual; Patente, está registrada a mi nombre Manuel Falque Armada. Estas plataformas nos pueden abastecer de forma ilimitada, proporcionando la energía necesaria en menos de 1 año.

2. Mejora de la eficiencia energética

Con el funcionamiento de las plataformas Hidroeléctricas Marítimas, mejoramos la eficiencia energética puesto que utilizamos el poder del agua de forma gravitacional y de forma inversa a la utilizada en las Hidroeléctricas Fluviales, es decir, bajamos el nivel de las máquinas, dejando el nivel del agua por encima de los 6 a 10 metros.

Por unidad de energía producida, las emisiones de CO2 de las centrales térmicas de producción eléctrica que utilizan gas son entre un 30 y un 40 % inferiores a las que utilizan fuel-oíl o carbón. En efecto, la combustión de gas natural para la obtención de energía eléctrica emite aproximadamente 500 gramos de CO2 por cada kWh producido, el petróleo 700 gramos por kWh y el carbón 900 gramos por kWh.

Con las plantas Hidroeléctricas Marítimas evitamos toda esa cantidad de CO2 que emitimos por cada kWh que producen esas centrales eléctricas.

PARALELO: EL CRECIENTO ECONOMICO Y EL CAMBIO CLIMATICO

 

El crecimiento económico y la contaminación son consideradas las mayores causas del cambio climático.

Sabemos que desde la revolución industrial, el desarrollo económico ha ido de la mano del aumento del consumo de combustibles fósiles, pues las fábricas, las centrales eléctricas, los vehículos automotores y los hogares queman cada vez más y más carbón, petróleo y gas natural.

Las consiguientes emisiones de dióxido de carbono (CO2) se han convertido en la principal fuente de gases de efecto invernadero, es decir, los gases que atrapan la radiación infrarroja de la Tierra dentro de la atmósfera y crean el peligro de que aumente la temperatura mundial. Como los ecosistemas de la Tierra son tan complejos, se desconoce el momento exacto y el grado en que las actividades económicas del hombre modificarán el clima del planeta, pero muchos científicos consideran que ya se observan algunos cambios.

La cantidad de dióxido de carbono que un país emite a la atmósfera depende principalmente del tamaño de su economía, de su nivel de industrialización y de la y de la eficiencia con que usa la energía. Si bien los países en desarrollo albergan a la mayor parte de la población mundial, su producción industrial y consumo de energía per cápita son relativamente reducidos. Por ello, hasta hace poco tiempo no había muchas dudas de que los países desarrollados eran los principales responsables del peligro de calentamiento de la Tierra

Se espera que los países desarrollados encabecen los esfuerzos por evitar el cambio climático mundial, si bien lo más probable es que, en menos de 20 años, los principales emisores de dióxido de carbono sean los países en desarrollo. Pero transcurrirán mucho más de 20 años hasta que el consumo de energía per cápita de los países en desarrollo sea similar al consumo actual de los países desarrollados.

Por otra parte tenemos que El vínculo entre crecimiento económico y aumento del consumo de energía acompañado de un incremento en las emisiones de dióxido de carbono es directo y positivo en los países de ingreso bajo y de ingreso mediano. Pero con niveles de ingreso elevados, hay indicios de una reducción del consumo de energía per cápita y de la contaminación per cápita a pesar del crecimiento económico. Ello ocurre porque la energía se utiliza con mayor eficiencia y se introducen tecnologías menos contaminantes. Además, una economía de ingreso alto tiene, por lo general, un sector de servicios proporcionalmente más grande, el cual requiere un uso menos intensivo de la energía que el sector industrial.

Las plataformas Hidroeléctricas Marítimas podrían mitigar esos excesos de emisión de CO2 al bajar los precios del costo de la energía eléctrica y comprometiéndose todo el mundo a la utilización de electrodomésticos, automóviles unifamiliares eléctricos, maquinaria industrial eléctricas, pero a su vez también se precisaría un compromiso de los fabricantes de reducir los precios de venta al público.

QUE APORTO YO

 

Lastimosamente el problema es mucho más grande que ahorrar energía, reciclar o usar agua moderadamente. Esto es tan grande que tiene la capacidad de reunir a 192 naciones durante 2 semanas hablando solo de este tema.

El gran problema tiene una solución: TENEMOS QUE CAMBIAR EL TIPO DE SOCIO ECONOMÍA QUE EMPLEAMOS. Lastimosamente no lo queremos hacer.

El tema es realmente sencillo.

Todos los gobiernos costeros deberían de permitirme construir mis plataformas en sus costas, a unos pocos metros de la línea de marea, en zonas pocos o nulos de fauna marina, alejadas de zonas no apropiadas para el turismo.

Mientras que los gobiernos no me permitan realizar estos pasos, el cambio climático se reducirá solo un mínimo porcentaje que a largo o a corto plazo será muy perjudicial para todo ser viviente del planeta.

Todos los gobiernos costeros tendrán que dar autorización para poder abastecer de la misma electricidad a las naciones que no poseen costa alguna, para que ellos también puedan realizar los cambios oportunos y reducir en un 90% su producción de CO2.

 

CONCLUSIÓN

 

Con la puesta en marcha de las plataformas Hidroeléctricas Marítimas se podría llegar a reducir en menos de 10 años un 90% de la producción del CO2, lo que significa que estaríamos para el año 2025 con una contaminación de tan solo 10%.

Esta contaminación, con la reforestación de zonas, podría ser suficiente para que ese CO2 fuera eliminado de forma natural.

Yo no quiero decir que mi sistema sea el milagro que salvará la Tierra, pero por lógica y el razonamiento que se ha planteado, se puede llegar a cumplir mucho antes de lo previsto, si se comienza con acción verdadera.

Todo esto si lo quieren, se lo digo en la cumbre de Paris o donde de a lugar.

Notas personales:

Les pido me inviten a la Cumbre del COP21 en Paris.

Ignorar estos datos y esta información, no les exime de la responsabilidad con el Cambio Climático o su solución.