¿Y las energías renovables?

MFAEB

Con la Hidroeléctrica Marítima se podría conseguir una electricidad efectiva, rentable, sostenible e ilimitada, capaz de reducir el CO2 al 100% como máximo y como mínimo lo reduciríamos en un 90% para mucho antes que el año 2030.

Tema que para ese año ya estaremos más de 40 millones de seres humanos muertos por los terremotos, Tsunamis y erupciones volcánicas en todo el planeta.

Tal y como pronostican los que observan estos efectos del planeta.

Sigan perdiendo el tiempo con juegos de orgullo y prepotencia como es habitual en casi todos los universitarios y las grandes empresas multinacionales. Sigan cuidando su interés en sus empresas, que la naturaleza también va a mirar por sus intereses. No va a destruir sus capitales, porque ustedes son superiores y solo destruirá las propiedades de los pobres.

Estén tranquilos en sus camas, con sus esposas, sus amantes o sus queridas, gozando del momento.

El cambio climático a ustedes no les va a afectar porque son multimillonarios.

Ustedes ya tienen sus refugios preparados para que no les afecte nada. Los terremotos, los volcanes, los Tsunamis respetarán sus refugios como si del arca de Noe se tratara.

Duerman tranquilos.

¿Y las energías renovables?

http://www.elpuntocritico.com/columna-quimera-pablo-trejo/124357-%C2%BFy-las-energ%C3%ADas-renovables.html

México no está aprovechando adecuadamente su posición geográfica en materia de energía renovable, máxime cuando se sufre de la caída de los precios del petróleo. ¿Qué está perdiéndose el país con ello? Es lo que intenta responder la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) con el reporte “Perspectivas de Energía Renovable: México”. Aquí comentamos algunos de sus hallazgos.

• El reporte describe cómo los países pueden trabajar de manera conjunta para duplicar, en 2030, la cuota de las energías renovables en la matriz energética mundial. De toda la energía que se produce en México, sólo el 10 por ciento es derivado de las energías renovables.

• El consumo energético del país representa la quinta parte de toda la utilización de energía en América Latina y el Caribe, por lo que México es un actor clave para asegurar una transición exitosa de la región a las energías renovables

• Hasta 2014, México contaba con una capacidad efectiva instalada para la generación de energía eléctrica de 64,278 MW, de los cuáles 16,070 MW provinieron de fuentes renovables de energía (eólica, solar, hidráulica, geotérmica y de biomasa), lo que representa el 25% del total de la capacidad instalada. Actualmente el país cuenta con más de 230 centrales en operación y construcción para la generación de energía eléctrica a través de fuentes renovables; Oaxaca y Veracruz son los estados con mayor número de proyectos eólicos y de biomasa, respectivamente. Sin embargo, México cuenta con la zona de Baja California aún por explotar en materia eólica y la Comarca Lagunera, en materia solar.

• México tiene potencialidad para generar hasta un 46% de su electricidad cada año (280 teravatios-hora –TWh-), a partir de fuentes renovables; sin embargo, si continúa la tendencia inercial se incrementaría únicamente 18% (116 TWh/año).

• Para lograr el 46% de energías renovables en la generación de electricidad, el estudio considera que la energía eólica y solar aportarían 30 Gigavatios –GW- cada una, lo que en conjunto representaría el 26% de la generación total de energía para esa fecha. Por su parte, las pequeñas y grandes hidroeléctricas producirían 26 GW lo cual significa contribuir con 12% de la generación total de energía; la energía geotérmica aportaría el 5% (4,5 GW) y la biomasa 2.5% (4 GW). Esto podría reducir hasta el 62% en la demanda de carbón, el 21% la de gas natural y el 6% de petrolíferos para el año 2030.

• Los costos de la electricidad generada con renovables se han reducido de gran manera en los últimos 5 años: 78% para la solar fotovoltaica y 58% para la eólica. En sitios con buen recurso de viento y sol -como es el caso mexicano-, la electricidad con fuentes renovables es competitiva, llegando a ser más barata que la generada con derivados importados del petróleo o con gas natural. Por ejemplo, el estudio muestra que para que el sector petrolero pueda competir con la energía eólica, el barril de crudo debería rondar los $12.3 dólares por barril.

• Se necesitan nuevos cambios políticos para reforzar el potencial de las renovables en México, con planificación de nuevas infraestructuras e integración en la red. Según estima el estudio, si se llegase a alcanzar el 21 por ciento de energías renovables se contribuiría a ahorrar 1.6 billones de USD para 2030. México debe aprovechar que la tecnología limpia es ahora mucho más barata e instalar plantas de energía renovable. México está entonces frente a una oportunidad real para ampliar su despliegue de las energías renovables y llevar a la región a un futuro de energía limpia.

La reciente Reforma Energética no toco prácticamente el tema de las energías renovables. La potencialidad del sector apremia. Son muchos los pendientes para una industria que podría convertirse en referente: hace falta un marco jurídico robusto, una política pública clara y transparente, pero más que nada, el dejar de desperdiciar el talento y los recursos del país. Con todo ello, entonces, el gobierno podría diseñar esquemas de cadenas productivas que permitan la promoción para el impulso de las energías renovables.