Foto de Jose Luis Coitinho.

Jose Luis Coitinho

17 de diciembre a las 21:25 ·

“Corrupción,amiguismo,corrupción”

El frente amplio es una empresa política con fines de lucro.

Trobo divulgó ayer una carta bajo el título “Un negocio dos veces redondo” en la que ratifica que los acuerdos comerciales con Venezuela sirvieron para beneficiar a una empresa vinculada al MPP.

El diputado dijo que esa empresa, Aire Fresco, cobraría US$ 8,1 millones de “comisión” si se ejecuta la totalidad del fideicomiso con Venezuela por US$ 270 millones.

Trobo agregó que esa empresa, que tiene entre sus accionistas a los “amigos del MPP” Omar Alaniz y Carlos Decia, fue designada “monopólica” en los negocios con Venezuela por el expresidente José Mujica en acuerdos firmados con su colega venezolano Nicolás Maduro en 2011. “Qué tiene de malo que un comisionista cobre el 3%, dijo Mujica cuando lo denunciamos en la Cámara de Diputados tratando de vulgarizar y minimizar la gravedad de la consecuencia de su firma de un acuerdo entre su Gobierno y el de Maduro, en la que designa como único intermediario de la parte uruguaya a una empresa privada, Aire Fresco propiedad de sus amigos Carlos Decia y Omar Alaniz, los que según el presidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Sánchez, también MPP, colaboran con el Fondo Raúl Sendic, organización que Mujica dirige”, señaló Trobo.

El diputado también le responde al senador del MPP Ernesto Agazzi. “Se ofende cuando decimos que su movimiento político se beneficia con los negocios con Venezuela, a costa de las empresas del rubro alimentario de Uruguay que exportan a Venezuela o que habiendo exportado a ese país pretenden cobrar con histórico atraso sus cuentas”, dijo Trobo. “En todo este entrevero de justificaciones de Mujica, afirmaciones de Sánchez y desmentidos de Agazzi, hay una sola verdad. Los amigos de Aire Fresco, contribuyentes del Fondo Raúl Sendic, administrado por Mujica y su gente han sido designados como únicos intermediarios en negocios entre estados que pueden llegar a los mil millones de dólares”, agregó.

“Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. Y en este caso la desinformación, el mareo mujiquesco y la vulgarización del análisis quiere dejar pasar una cosa tan grande en la que todos los esfuerzos valen la pena. Por ello reaccionarán, aunque en esas reacciones, en algún rapto de sinceridad se termine reconociendo que nuestra ofensa es verdad”, afirma