Hacia un nuevo modelo energético en el Mediterráneo

La región mediterránea alberga una población en aumento constante que suma ya más de 500 millones de personas con crecientes demandas energéticas. También es una de las regiones más afectadas por los efectos del cambio climático y se enfrenta a desafíos como la subida de la temperatura del mar y la escasez de agua. Se estima que los países del sur del Mediterráneo experimentarán un incremento de la demanda energética del 98 % para el 2040 1.

Aun así, el Mediterráneo también cuenta con una agenda positiva en relación con la energía y la acción contra el cambio climático. Las proyecciones para ese mismo año sugieren que las fuentes de energía sin emisiones representarán el 60% de la capacidad instalada2. Asimismo, la producción de energía renovable se incrementará en un 365% a lo largo de los próximos tres años3. Por ello, avanzar en la construcción de una economía más sostenible y resiliente en los países del Mediterráneo pasa por promover las inversiones en el sector de la energía, y se espera que la región requiera inversiones por valor de unos 25.000 millones de euros anuales durante los próximos 30 años4.

Con ocasión del Día Mundial de la Energía, la Unión por el Mediterráneo reafirma su compromiso para reforzar la cooperación y el diálogo en la región. Un buen ejemplo de ello es la próxima celebración del primer Foro Empresarial de Energía de la UpM, que tendrá lugar el día 18 de octubre en El Cairo y donde más de 150 representantes gubernamentales, de grandes empresas privadas y start-ups que trabajan en el ámbito de las energías renovables, así como de instituciones financieras internacionales y bancos de desarrollo, debatirán sobre nuevas oportunidades de negocio y cooperación que ayuden a reforzar una transición energética sostenible y resistente al cambio climático.

Durante la última conferencia ministerial se crearon tres plataformas de diálogo regional en materia de energía con el acuerdo de los 43 ministros de Energía de los Estados miembros de la UpM. Su objetivo es promover y desarrollar las energías renovables y la eficiencia energética, lo cual incluye el mercado del gas, el transporte fiable de los suministros, el despliegue progresivo de las energías renovables y la adopción de medidas de eficiencia energética, así como la integración progresiva del mercado de la electricidad.

Para lograrlo, la UpM ha aprobado y apoyado tres proyectos específicos centrados en la producción de energías renovables y en la transición energética con los que se pretende movilizar 1.000 millones de euros en seis países mediterráneos. El Parque Eólico de Tafila cubre el 3 % de la demanda eléctrica nacional de Jordania. A través del SPREF (Marco Privado de Energías Renovables en el Mediterráneo Sur y Este) el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) proporcionará financiación y movilizará inversiones adicionales de terceros de hasta 834 millones de euros para evitar la emisión de 780.000 toneladas anuales de CO2. Por último, la Universidad UpM de la Energía de Schneider Electric ayuda a los profesionales en el campo de la sostenibilidad y la transición energética ofreciéndoles más de 200 módulos de formación en línea así como una plataforma para la creación de redes colaborativas globales.

 

“Las energías renovables y la eficiencia energética ofrecen a los países una oportunidad única de reducir su vulnerabilidad en materia de seguridad energética y cambio climático, y de este modo favorecen un desarrollo más humano y sostenible en nuestras sociedades”, ha declarado Jorge Borrego, vicesecretario general para la Energía y la Acción Climática de la UpM. “La UpM reitera su compromiso a la hora de reforzar el diálogo y la cooperación regional con el objetivo de avanzar hacia un nuevo modelo energético en el Mediterráneo, siguiendo las directrices estipuladas por el Acuerdo de París en la COP21 y la COP22”.

En el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y la nueva hoja de ruta orientada a la acción de la UpM para reforzar la cooperación regional, la UpM está intensificando su colaboración con todas las iniciativas y organizaciones a nivel global, regional y subregional para desarrollar una estrategia integral para la cooperación en materia de energía y acción contra el cambio climático en el Mediterráneo.

 

Mediterranean Energy Perspectives 2015, Observatoire Méditerranéen de l’Energie.

New Energy Outlook 2016, Bloomberg.

EIB FEMIP Study on the financing of Renewable Energy Investment in the Southern and Eastern Mediterranean Region. BEI, octubre de 2010.

Energy in Mena. Banco Mundial