Científico De Alto Nivel Renuncia Al Admitir Que El Calentamiento Global Es Una Gran Estafa

El Diario británico telegraph.co.uk hace eco de la carta de Renuncia del Dr. Hal Lewis.

Si alguien dudaba que los científicos no están despertando, esta carta pública enviada a todos los medios de prensa por el Dr Hal Lewis, uno de los más respetados físicos de la American Physical Society (Academia de Física en USA), recoge claramente el sentir de la comunidad científica y deja muy claro que en las Instituciones Oficiales, se está desplazando a los científicos por filósofos para impedir el avance de la ciencia.

En la carta, expone claramente que se ha hecho una religión del Calentamiento Global por CO2, y que éste es el mayor fraude pseudocientífico de la historia de la humanidad.

Seguidamente reproducimos la carta traducida:

Profesor emérito Hal Lewis renuncia de la American Physical Society

Enviado el: Viernes, 08 de octubre 2010 17:19 Lewis Hal

De: Hal Lewis de la Universidad de California en Santa Bárbara

Para: Curtis Callan G., Jr., de la Universidad de Princeton, el presidente de la Sociedad Americana de Física

06 de octubre 2010

Estimado Curt:

 

Cuando me uní a la Sociedad Americana de Física sesenta y siete años atrás era mucho más pequeña, mucho más suave, y aún no corrompida por la inundación de dinero (una amenaza contra la que Dwight Eisenhower advirtió medio siglo atrás).

De hecho, la elección de la física como una profesión que entonces era un garante de una vida de pobreza a nivel mundial, (el físico lo era por vocación, no por dinero) y la abstinencia que era la Segunda Guerra que cambió todo eso. Tan recientemente como hace treinta y cinco años, cuando presidió el primer estudio de APS de una polémica social / problema científico sobre el  Estudio de Seguridad del Reactor, aunque hubo fanáticos en abundancia en el exterior ,no había ningún indicio de la presión excesiva en nosotros como físicos.

Fuimos por lo tanto capaces de producir lo que creo que ha sido y es una evaluación honesta de la situación en ese momento. Esto nos fue posible por la presencia de un comité de supervisión compuesto por FEPI Panofsky, Vicki Weisskopf, y Hans Bethe, todos ellos físicos imponentes de ética irreprochable. Yo estaba orgulloso de lo que hicimos en una atmósfera cargada.

Al final, el comité de supervisión, en su informe al presidente de APS, tomó nota de la completa independencia en la que se hizo el trabajo, y predijo que el informe podría ser atacado desde ambos lados en función de la evidencia científica.¿Qué mayor homenaje podría haber?

¡Qué diferente es ahora!. Los grandes hombres de ciencia “impecables”   ya no se encuentran por la tierra y la inundación de dinero se ha convertido en la razón de ser de la investigación de la física, tanto el sustento vital de muchos más, y proporciona el soporte para un número incalculable de puestos de trabajo profesional. Por razones que seguidamente pongo de manifiesto, mi orgullo de ser un ex miembro de APS todos estos años se ha convertido en la vergüenza, y me veo obligado, muy a mi pesar, a ofrecerle mi renuncia de la Sociedad.

Es, por supuesto, la estafa del calentamiento global, con los billones de dólares (literalmente) el motivo como interés conductor,  que ha corrompido a muchos científicos, y ha llevado a EPA a ser como una ola gigante. Es el fraude más grande y de mayor éxito pseudocientífico que he visto en mi larga vida como físico. Cualquier persona que tenga la menor duda de que esto es así debe  leer los documentos ClimateGate, que dejan al descubierto la verdad. (El Libro Montford organiza los hechos muy bien.) No creo que cualquier físico real, cualquier científico honesto, pueda leer esas cosas sin repugnancia. Casi me haría eco del  rechazo de una definición de la palabra científico para describirlo.

Entonces, ¿Por qué  la APS, como organización, no hace frente a este desafío? Se ha aceptado la corrupción como norma, y se ha aliado con ella. Por ejemplo:

  1. Hace aproximadamente un año algunos de nosotros enviamos un e-mail sobre el tema a una fracción de los miembros. APS ignoró las disidencias, pero el entonces presidente lanzó inmediatamente una investigación hostil de donde obtuvimos las direcciones de correo electrónico. En sus mejores días, APS utilizaba este procedimiento para fomentar la discusión de cuestiones importantes, y de hecho la disidencia y conciliación de posiciones , el sano debate científico como su objetivo principal.  Pero ahora ya no se ha seguido este fin nunca más. Todo lo que se ha hecho en el último año ha sido diseñado para silenciar el debate.
  2. La declaración de APS terriblemente tendenciosa sobre el Cambio Climático fue aparentemente escrita a toda prisa por algunas personas durante el almuerzo, y ciertamente no es representativa de los talentos de los miembros de la APS como hace mucho tiempo he sabido. Así que algunos de nosotros hicimos una petición al Consejo para que la reconsiderara. En respuesta APS designó un comité secreto que nunca conocí, ni se tomó nunca la molestia de hablar con cualquier escéptico, y sin embargo, procedió a suscribir la Declaración en su totalidad.

Al final, el Consejo mantuvo la redacción original, palabra por palabra, pero ha aprobado una regla “explicativa” , admitiendo que hubo incertidumbre, pero dejadas de lado para dar la aprobación general a la original. La declaración original, que sigue en pie como la posición de APS, también contiene lo que en consideración el dictamen pomposo y estúpido de todos los gobiernos del mundo, como si la EPA fuera el amo del universo. Nada más lejos de la evidencia empírica, y estoy avergonzado de que nuestros líderes parecen pensar que así es. No se trata de diversión y juegos, sino de hechos graves que implican fracciones mayoritarias de nuestros bienes nacionales, y la reputación de una sociedad científica que está en juego.

  1. Mientras tanto el escándalo ClimateGate irrumpió en las noticias, y las maquinaciones de los alarmistas principales fueron reveladas al mundo. Fue un fraude a una escala que nunca he visto, y me faltan las palabras para describir su enormidad.El efecto sobre la posición de APS: ninguno. Ninguno en absoluto. Esto no es ciencia; aquí hay otros intereses más profundos.
  2. Así que algunos de nosotros tratamos de acercar la ciencia en el acto (es decir, después de todo, el supuesto propósito e histórico de la EPA), y asumimos la recogida de 200 firmas necesarias para someter al Consejo una propuesta de un Grupo Temático de Ciencia del Clima, con el pensamiento que el debate abierto de las cuestiones científicas, en la mejor tradición de la física, sería beneficioso para todos, y también una contribución a la nación. Puede ser que se tenga en cuenta que no era fácil para recoger las firmas, ya que se nos negó el uso de la lista de miembros de APS. Estamos conformes en todos los sentidos con los requisitos de la Constitución de APS, y se describió con gran detalle lo que se tenía en mente, simplemente para llevar el tema a la luz.
  3. Para nuestro asombro, la APS se negó a aceptar nuestra petición, y puso de manifiesto que utiliza su propio control de la lista de correo para realizar una encuesta sobre el interés de los miembros de una TG sobre el Cambio Climático y Medio Ambiente. Se le pidió a los miembros si firmarían una petición para formar un TG en el tema para redefinirlo todo, pero siempre y cuando no fuera la petición de revisión, y un montón de respuestas afirmativas. No se incluyó la redefinición o no consta oficialmente que afecte a la parte del medio ambiente, por supuesto, no hay tal petición o propuesta, por lo que el asunto es discutible. (Cualquier abogado le dirá que usted no puede recoger firmas en una petición vaga, y luego rellenar lo que quiera.) Todo el propósito de este ejercicio fue para evitar su responsabilidad constitucional de tomar nuestra petición al Consejo.
  4. A partir de ahora han formado otro secreto y se apilan en un comité para organizar su propia TG, simplemente haciendo caso omiso de nuestra petición legal.

La gestión de APS ha manejado el problema desde el principio, para suprimir una conversación seria sobre los méritos de las demandas del cambio climático. ¿Se pregunta por qué he perdido la confianza en la organización?

Siento la necesidad de añadir una nota, y esto es una conjetura, ya que siempre es arriesgado hablar de los motivos de otras personas. Es tan intrigante y tan extraña la posición de APS HQ  que no puede haber una explicación simple para ello. Algunos han sostenido que los físicos de hoy no son tan inteligentes como solían ser, pero no creo que sea ese el problema. Creo que es el dinero, exactamente lo que Eisenhower advirtió hace medio siglo. De hecho, existen miles de millones de dólares involucrados, por no hablar de la fama y la gloria (y frecuentes viajes a islas exóticas) de los que van a ser miembros del club. Su propio Departamento de Física (de la que está el presidente) podría perder millones al año si  saliera a la luz el estallido de la burbuja del calentamiento global. Cuando la Universidad Estatal de Pensilvania absolvió a Mike Mann de mala conducta, y la Universidad de East Anglia, hizo lo mismo con Phil Jones, no pueden ignorar la sanción pecuniaria para hacer lo contrario. Como dice el viejo refrán, hay que tomarse un tiempo para saber en qué dirección sopla el viento. Como yo no soy filósofo, no voy a explorar en qué punto sólo su propio interés cruza la línea de la corrupción, pero una lectura atenta de los comunicados de ClimateGate deja en claro que esto no es una cuestión académica.

No quiero ser parte de ella, así que por favor acepte mi renuncia. APS ya no me representa, pero espero que sigamos siendo amigos.

Hal

Harold Lewis es profesor emérito de Física de la Universidad de California en Santa Barbara, el ex Presidente, ex miembro de la Defensa del Consejo Científico, Presidente del panel Tecnología; Presidente estudio del OSD de Nuclear Winter, ex miembro del Comité Asesor sobre Salvaguardias del reactor, miembro ex nuclear Presidente a la Seguridad Comité de Supervisión y Presidente del estudio de APS sobre seguridad de reactores nucleares Presidente del Grupo de Revisión de Evaluación de Riesgos, Co-fundador y ex presidente de JASON, ex miembro de la Fuerza Aérea Consejo Consultivo Científico; Prestó servicios en Marina de los EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial, los libros: Riesgo Tecnológico  y por qué lanzar una moneda (alrededor de la toma de decisiones).

Noto cosas muy extrañas:

Harold (“Hal”) Warren Lewis (1 de octubre 1923, Nueva York, ​ 26 de mayo 2011​) fue profesor emérito de Física y antiguo jefe de departamento de la University of California, Santa Barbara. ​ Dimitió de la American Physical Society (APS) por su posición sobre el calentamiento global en 2010.

Lewis fue un miembro de la American Physical Society. En 2010, luego de 67 años de membresía, Lewis renunció de la APS, citando “corrupción” por parte de “el (suministrado por el gobierno) de dinero para inundaciones”. Su carta hace una caracterización de la APS como haber cambiado de ser una organización que buscaba promover el conocimiento científico, a la actual de una organización que suprime la ciencia en su intento de obtener más financiación por parte de las agencias gubernamentales. La mayoría de los detalles de su carta, son sus críticas de los apoyos de la Asociación a la “estafa del calentamiento global”, que es la fuente anual de millones de dólares de financiación de las organizaciones científicas y, además, expresa su convicción de que la pérdida de esos fondos sería devastador para esas organizaciones ​ Se extrae de citas en su carta al presidente de la APS, Lewis declaró que esa estafa del calentamiento global es

“la estafa pseudocientífica más grande y de mayor éxito que he visto en mi larga vida de un físico.”

A fines de 2010, Lewis se unió al Consejo Académico Consultivo de la Global Warming Policy Foundation (GWPF), ​ y publicaron la carta de Lewis a la APS con su renuncia, en octubre de 2010 Con esa carta de renuncia, “ganó la fama” y se convirtió en una celebridad de los escépticos sobre el calentamiento global​ En cuanto a la APS, respondió a las acusaciones de Lewis, ​ defendiendo sus políticas.

Quejas sobre el clima de un físico

POR ANDREW C. REVKIN  15 DE OCTUBRE DE 2010 11:48 A.M. 15 de octubre de 2010 11:48 a.m.

Hace casi 20 años, Harold Lewis , un físico respetado que había asesorado al gobierno y al Pentágono en asuntos que iban desde el invierno nuclear hasta la defensa antimisiles , incluyó su evaluación del cambio climático de la acumulación de gases de efecto invernadero generados por humanos en un libro sobre riesgo tecnológico :

Todos los modelos coinciden en que el efecto neto será un calentamiento global y global de la tierra; ellos solo están en desacuerdo acerca de cuánto. Ninguno sugiere que será un efecto menor, que se ignore mientras hacemos nuestro trabajo.

Un miembro del IPCC destapa la “gran mentira” del cambio climático

Los informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU sobre el calentamiento global son, en realidad, una “gran mentira”. Una “estafa”. Es “falso” que el CO2 aumente las temperaturas del planeta. Los miembros del IPCC actúan bajo premisas “corruptas”. Un miembro del IPCC, Vincent Gray, denuncia en un informe que los datos científicos son manipulados. De hecho, los informes son modificados para eliminar cualquier evidencia de que el calentamiento se debe a procesos naturales. (Alguien tenía que decir lo que vengo diciendo desde hace unos pocos de años)

LD (M. Llamas) El prestigioso documental de Al Gore sobre el supuesto cambio climático que sufre el planeta, titulado Una Verdad Incómoda, podría servir perfectamente para describir los entresijos de corruptelas y falsedades científicas que subyacen en el seno del IPCC.

El Panel Intergubernamental constituye el principal grupo de expertos que, bajo el paraguas de la ONU, desarrolla los informes climáticos que sirven de referencia a administraciones públicas y grupos ecologistas para mantener, ante la opinión pública internacional, que el mundo se enfrenta a un calentamiento global de dimensiones catastróficas debido a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Y ello, cómo no, por culpa del ser humano y del desarrollo económico.

Sin embargo, el origen antropogénico (es decir, causado por el hombre) del cambio climático no sólo es puesto en duda por un pequeño e irrelevante número de pseudocientíficos escépticos, que actuán bajo la tutela y servidumbre de las grandes petroleras, tal y como suelen argumentar los defensores del calentamiento global.

El número de expertos y climatólogos que cuestiona la validez de dicha teoría es cada vez mayor. De hecho, incluso alguno de los miembros que han formado parte del prestigioso IPCC (ganador del premio Nobel de la Paz en 2007) denuncia que el trabajo del IPCC es “esencialmente corrupto” abogando, incluso, por su “abolición” o, al menos, “reforma en profundidad”.

Teoría “falsa” sobre el CO2

El autor de estas afirmaciones es el prestigioso climatólogo neozelandés Vincent Gray que, desde 1990, ha trabajado en el seno del IPCC, por lo que conoce perfectamente su funcionamiento interno. Así, en un reciente documento hecho público el pasado 11 de julio, Gray desgrana los grandes mitos y “mentiras” presentes en el afamado trabajo de este supuesto panel internacional de expertos en materia de cambio climático.

Proteger el medio ambiente: todos deben hacer su contribución

El cambio climático se trata de algo, pero no todos se sienten directamente responsables de ello. A menudo, el individuo se siente abrumado por la necesidad de ser restringido. Sin embargo, incluso pequeños pasos ya pueden contribuir a reducir significativamente las emisiones de CO2. Lo que cada persona puede hacer por él, lo revelamos en nuestro texto guía.

1 El consumo de energía personal

1.1 El uso diario de los teléfonos inteligentes y la cooperación

Consumo de electricidad personal En el mundo occidental, se consume mucha electricidad diariamente. Sin embargo, esto también asegura altas emisiones de CO2. Esto comienza con la carga del teléfono inteligente. Siempre el teléfono debe estar lleno y el reproductor de MP3 y la tableta también. Además, no se controla las 24 horas cuando todos los dispositivos están completamente cargados.

Consejo: instale interruptores de tiempo o no cargue completamente los dispositivos (lo cual también hace que la batería sea buena) para evitar tiempos de carga innecesarios.

Esto es similar al modo de espera. Los dispositivos siempre se dejan en el zócalo y de esta forma se asegura que se extrae más y más energía. Los televisores son los mejores Las cajas de distribución son adecuadas aquí, que se pueden encender y apagar por separado.

1.2 ¡También se debe aprender a lavar!

Cuando se lava, las lavadoras se usan a menudo, incluso si no estaban ni medio llenas. Estos fenómenos deben evitarse. Para lavados finos, la máquina debe llenarse al menos a la mitad, durante los ciclos normales de lavado es posible llenar la máquina por completo.

Pero el paso después del lavado también causa problemas. Secado por secadora extrae significativamente más corriente que un ciclo de lavado de 30 minutos. Los secadores con bomba de calor son algo más económicos que los condensadores, pero aún son consumidores inmensos.

Consejo: ¡ solo ve a la clásica araña de lavandería y cuelga la ropa!

1.3 Otros aspectos

Los refrigeradores que consumen electricidad, las bombillas menos económicas y el funcionamiento permanente del grifo pueden provocar un consumo enorme. Del mismo modo, es más eficiente tomar una ducha en lugar de tomar un baño extenso. Consume unos 140 litros, mientras que durante la ducha solo se utilizan hasta 20 litros de agua por minuto .

2 La dieta

Dieta saludableAl final, vivimos en una sociedad de consumo, pero no debería producirse y comprarse por toneladas. Por esta razón, es más sensato tener en mente el MHD.

Vale la pena saber: en promedio, los alemanes tiran cada 8ª comida!

Una dieta sostenible también es adecuada para carne, frutas y verduras. Los tiempos de acercamiento largos deben evitarse. Por lo tanto, la manzana de la región es mejor que el plátano de África .

En los animales, el alimento a menudo se importa de Sudamérica. Es barato y también a base de soja. Sin embargo, esto es altamente ecológico. Este aspecto también debe tenerse en cuenta al comer carne.

3 viajes, viajes de negocios y otras excursiones

Mucha gente viaja sola, lo que resulta extremadamente antieconómico. Por esta razón, es aconsejable buscar paseos o viajar con otros mediante el uso compartido del automóvil y la cooperación.

Conducir adelante también puede ser una ventaja, no solo el consumo de combustible. También es aconsejable dejar también el pie del pedal del acelerador.

Consejo: en muchos casos, el uso del transporte público también es adecuado. Aquí, el viaje puede incluso usarse para hacer algo diferente.

Sin embargo, viajar en avión sigue siendo un gran problema. Por lo tanto, no necesariamente tiene que ser un día festivo lejano. Los Alpes o el Mar del Norte también pueden ser hermosos destinos.

4 La broma

¡La industria de la ropa está en auge! Constantemente, hasta que el doctor venga. Pero, ¿es esto absolutamente necesario? ¿Y debe ser siempre el suéter hecho a bajo precio? Las marcas justas son muy recomendables. Además, es aconsejable no adelantar siempre su guardarropa por completo. Si resuelves algo, no lo tires a la basura, sino al cesto de ropa siguiente.

Conclusión

Hay innumerables posibilidades de poder proteger el medio ambiente todos los días. Todos pueden hacer algo por eso. En la mayoría de los casos, el esfuerzo es bajo, pero el beneficio es enorme a largo plazo. Cada año se produce demasiado para la tonelada. Gracias a los vehículos y aviones, las emisiones de CO2 son enormes. Algunos animales mueren por nada. Paso a paso, todos pueden hacer algo al respecto y asegurar el futuro.

Sin embargo, esta afirmación es “falsa”. La realidad y evidencias científicas han sido “distorsionadas e hiladas para apoyar una campaña mundial”, con el objetivo de “limitar las emisiones de ciertos gases de efecto invernadero que carece de base científica”, según dicho informe, recogido en el blog desdeelexilio.

Manipulación de datos

En esencia, Gray denuncia que este grupo de expertos carece de independencia. El Panel está formado por funcionarios y burócratas, así como por científicos que son seleccionados por los propios gobiernos en función de su posicionamiento favorable a la tesis del calentamiento global.

De hecho, tal y como explica el documento, dicha teoría se ha intentado promover “sin éxito” en, al menos, dos ocasiones anteriores a lo largo del último siglo: “La primera fue realizada por el químico sueco Svante Arrhenius en 1895”. Si embargo, no cuajó, ya que la temperatura de la Tierra se enfrió posteriormente durante 15 años consecutivos, y luego el planeta se vio envuelto en dos guerras mundiales y una grave crisis económica.

El segundo intento, también fallido, fue llevado a cabo por Guy Stewart Callendar, que revisó esta teoría en 1938. Pero, una vez más, la temperatura se enfrió a lo largo de casi cuatro décadas. “Después de esto, los ciclos naturales del planeta comenzaron a elevar las temperaturas”, algo que fue aprovechado por los ambientalistas para revivir la tesis del efecto invernadero. La idea cuajó, finalmente, en la conferencia de la ONU sobre el Clima celebrada en Río de Janeiro (Brasil) en 1992.

Restricciones económicas

El objetivo de dicha cumbre internacional, según Gray era claro: “Convertir la teoría del cambio climático en un arma para emprender una campaña  destinada a empobrecer el mundo”. Y es que, los sucesivos informes del IPCC (existen cuatro hasta el momento) han sido empleados con el fin de implementar “crecientes restricciones a la actividad económica”, advierte el climatólogo.

El IPCC fue creado con el fin de acumular “pruebas” de que el “mundo” está sufriendo un “calentamiento global” como consecuencia del aumento del CO2 en la atmósfera. Sin embargo, “nunca ha existido la intención de proporcionar un planteamiento equilibrado e imparcial, así como una evaluación científica sobre el clima”. Desde el inicio de sus trabajos siempre “ha habido científicos que han mostrado su desacuerdo” con la tesis de que los GEI son “perjudiciales”, pero sus opiniones “no se han incluido en los informes del IPCC” bajo la excusa de alcanzar el “mayor consenso posible”, añade Gray.

Además, los informes del IPCC contienen una cláusula de exención de responsabilidad, que reza lo siguiente: El término “cambio climático” por parte del IPCC se refiere “a cualquier cambio que registre el clima del planeta en el tiempo, ya sea debido a causas naturales o como resultado de la actividad humana”. Sin embargo, tan sólo los gases de efecto invernadero (GEI) están autorizados a “cambiar el clima”, indica Gray. Mientras, los procesos naturales son percibidos como meras “variables” que, en la práctica, carecen de relevancia científica.

La gran “estafa” climática

Por otra parte, el climatólogo advierte de que el “Resumen para los responsables políticos” sobre los informes del IPCC son elaborados respondiendo al interés de los “Gobiernos patrocinadores”. Por ello, es “elaborado principalmente por científicos que son seleccionados” por los Estados. Es decir, no son expertos independientes, tal y como arguyen los ecologistas y la mayoría de medios de comunicación.

En realidad, se trata de un “Resumen de políticas” aprobado por los responsables de formular esas mismas medidas. Las afirmaciones de Gray a este respecto son contundentes e, incluso, temibles: Los capítulos y contenidos de cada informe del IPCC se “organizan de tal modo que promuevan la idea de que el cambio climático es causado por el aumento de gases de efecto invernadero”. Así, según el miembro del Panel, las “observaciones sobre la evolución real del clima son, o bien ocultas, o bien suavizadas, filtradas…”.

De hecho, los datos científicos contradicen los modelos de predicción que contienen los diferentes informes, y por ello, han sido modificados u ocultados en los trabajos posteriores, según Gray. Así, los modelos climáticos que contenía el Primer Informe (1990) “exageraron las predicciones de temperatura actual”, advierte.

Exageraciones y falta de evidencias científicas

Es más. Los escenarios climáticos que elaboran los científicos “no son predicciones del futuro y no deben utilizarse como tales”, según advierten los propios documentos internos del Panel. Pese a ello, aunque los autores de los trabajos declaran insistentemente que dichas hipótesis no deben ser tomadas como previsiones, tales advertencias ha sido “sistemáticamente ignoradas por los políticos, los medios de comunicación y los gobiernos, sin una sola protesta oficial por parte de cualquier miembro del IPCC”, asegura Gray.

Además, el climatólogo denuncia que los métodos de “evaluación” climática (que no “validación”) que elabora el IPCC nos son comprobados científicamente. Y es que, “la mayoría de los expertos dependen financieramente de la aceptación de los modelos, por lo que sus opiniones se ven afectadas por un conflicto de intereses”, asegura.

Modificación de informes

En este sentido, desde 1995, el IPCC siempre hace “proyecciones”, nunca “predicciones”. Así, el propio Panel admite de algún modo que “sus modelos no son adecuados, en absoluto” para predecir el clima del futuro, advierte Gray.

Las afirmaciones de Gray no son meras opiniones. Así, el climatólogo demuestra que algunos de los borradores del IPCC han sido modificados parcialmente en la redacción final de los informes, eliminando aquellas conclusiones que cuestionaban el origen antropogénico del calentamiento global.

Algunos párrafos eliminados o modificados en la redacción definitiva del segundo informe del IPCC (1995) son elocuentes, tal y como expone el documento de Gray:

SECCIÓN 8.4.1.1

“No se excluye la posibilidad de que una parte significativa de la tendencia (calentamiento) se deba a factores naturales”. MODIFICADA

SECCIÓN 8.4.2.1

“Ninguno de los estudios antes citados han puesto de manifiesto una clara evidencia para que podamos atribuir los cambios observados (temperatura) a un incremento específico en la emisión de GEI”. ELIMINADA

SECCIÓN 8.6

“Finalmente, llegamos a la cuestión más difícil de todas: ¿Cuándo podemos atribuir de un modo inequívoco el cambio climático a causas antropogénicas (emisión de CO2)? […] No es de sorprender que la mejor respuesta a esta pregunta sea No lo sabemos”. ELIMINADA

Intereses gubernamentales

De este modo, las opiniones contrarias a la tesis del CO2 como causante del calentamiento han sido “eliminadas”, tal y como demuestra Gray. Por último, el climatólogo pone en evidencia que el último informe del IPCC (2007), tanto el Resumen para políticos como el técnico, ha sido cocinado exclusivamente por los representantes afines a los gobiernos promotores de la tesis sobre el cambio climático.

La mayoría de sus conclusiones “no han sido aprobadas” por los científicos del Panel integrados en el Grupo de Trabajo I, asegura Gray. Todo ello constituye un gran “engaño”, por lo que este científico aboga por la “disolución” del IPCC o, al menos, por aplicar una profunda reforma en el seno de su funcionamiento.

Los estudios del IPCC ignoran que “durante los últimos 8 años no ha habido calentamiento global”. Con el paso de los años como miembro del Panel, Gray concluye que la recopilación de datos y métodos científicos han sido empleados de forma “iarracional” por esta entidad, en teoría, científica.

El IPCC desaparecerá

Por todo ello, “considero que el IPCC es fundamentalmente corrupto. La única reforma que podría contemplar, sería su abolición”. Sus trabajos y sucesivos informes se han manipulado para tratar de demostrar que las emisiones de CO2 están “dañando el clima”.

Gray concluye que “la desaparición del IPCC, por desgracia, no sólo es deseable sino inevitable”. La razón es que el mundo se dará cuenta lentamente de que “sus predicciones no van a ocurrir. La ausencia de cualquier calentamiento global en los últimos ocho años tan sólo es el principio. Tarde o temprano todos se darán cuenta de que esta organización, y la teoría que existe tras ella, es falsa. Lamentablemente, su influencia provocará graves problemas económicos antes de que esto ocurra”.