Ranking sobre los países y cambio climático

Proteger el clima y lograr un mundo energéticamente sostenible es uno de los principales mandatos de la ONU en cuanto a la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, el desempeño de los diferentes países alrededor del mundo es bastante desigual.

Así se puede observar en el último informe de German Watch presentado este lunes en Lima (Perú) y que ha evaluado y comparado la protección del clima llevada a cabo en los 58 países del mundo que son responsables de más del 90 por ciento de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Su objetivo es fijar una agenda para la próxima Convención sobre el Cambio Climático, que se celebrará en París (Francia) a finales de 2015.

Este índice, que clasifica el desempeño de los estados como muy bien, bien, moderado, pobre o muy pobre, ha determinado que, aunque se está observando un menor crecimiento de la emisión global de CO2, aún ningún país lo ha hecho lo suficientemente bien como para alcanzar la máxima categoría y llama la atención sobre los países que están retrocediendo en esta materia, entre ellos España.

RANKING GLOBAL

El informe valora en un 80 por ciento los indicadores de emisiones, eficiencia y energías renovables y en un 20 por ciento las políticas nacionales e internacionales. Así, en el cómputo global Dinamarca es el país que más protege al medio ambiente, seguida de Suecia, Reino Unido y Portugal.

En la tabla destaca también la inclusión de un nuevo país en el top ten: Marruecos. Asimismo, México también está mejorando mucho en este aspecto y ha entrado en la lista de los 20 primeros, con un desempeño ‘moderado’. Sin embargo, si algo destaca en la clasificación es la tendencia hacia abajo de España, que ha caído ocho puestos en el ranking, situándose en el 28 –desarrollo moderado.

El estudio alerta de que las medidas llevadas a cabo en nuestro país “han arruinado la dinámica en el sector de las renovables y, como resultado, España se desliza 37 puestos en esta categoría”. Es más, también llama la atención sobre la oposición del país “a medidas progresivas a nivel internacional”.

La tabla la lideran por abajo Arabia Saudí y Australia, países que, junto con Rusia, Irán, Canadá y Kazajistán, no parecen tomar demasiado en consideración actuaciones para evitar el cambio climático.

NIVELES DE EMISIÓN

El informe se muestra optimista con la tendencia actual, pues ha observado que el consumo energético crece a más velocidad que las emisiones de CO2, lo que indicaría que el sistema de energía mundial se está independizando de los combustibles fósiles y que hay más energía limpia.

En esta categoría Marruecos es el país que lidera la tabla, seguido de India. En el mismo grupo se encuentran también México, Argelia y Egipto, mientras que en el lado opuesto se mantienen Canadá, Australia y Arabia Saudí como los países con mayores niveles de emisión de CO2 junto con China, Rusia y Estados Unidos.

DESARROLLO DE LAS EMISIONES

La evolución o desarrollo de los niveles de emisiones a lo largo de los años es uno de los puntos más importantes para el estudio, pues se entiende que así observa la efectividad de las medidas políticas contra el cambio climático.

Luxemburgo, Irlanda e Islandia se posicionan en esta ocasión en lo más alto de la lista junto con, esta vez sí, España, Francia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos, entre otros. Por su parte, Japón es uno de los países que más ha empeorado, pasando del puesto 26 al 34. En lo más bajo se encuentran, de nuevo, China y Arabia Saudí, acompañados por Argentina, Brasil, Irán Rusia, Tailandia e India.

ENERGÍAS RENOVABLES

Los autores del informe defienden que la energía renovable es la llave para llegar a un mundo más sostenible. En este punto, han observado un crecimiento masivo de este sector, y sólo siete de 58 países han retrocedido. Entre estos países destaca, como se observó antes, España, que ha descendido 37 puestos de la tabla. Otros que van para atrás han sido Tailandia e India, con una bajada de 14 y nueve puestos, respectivamente. Por el contrario, Bélgica es el país que lidera la clasificación con un aumento de energía renovable en un 88 por ciento en los últimos cinco años. Asimismo, Suecia ha sido la que más ha mejorado en este punto, pasando de la posición 27 a la octava.

EFICIENCIA

Las mejoras en eficiencia energética son cruciales para la reducción de las emisiones de gas, categoría que está liderada por países europeos (entre ellos España). Aún así, otros estados están comenzando a copar las mejores posiciones, con la entrada de Indonesia, Argentina, Nueva Zelanda y China Taipei.

Sudáfrica, Estonia y Kazajistán tienen las peores posiciones en este sector, por lo que el informe concluye aconsejando a los países de Asia y África en general a que trabajen más en este punto, pues “es crucial para estos países compensar el crecimiento económico con mejoras en niveles de eficiencia”.

POLÍTICAS DE CLIMA

Unos 300 expertos de organizaciones no gubernamentales han evaluado las políticas llevadas a cabo en los países para evitar el cambio climático, determinando que los estados que mejor actúan en este ámbito son los de Dinamarca, Marruecos y Noruega. Mientras que Rusia ha entrado en el sector moderado, Irán ha pasado del muy pobre al pobre gracias a nuevas políticas. Sin embargo, en lo más bajo de la tabla se sitúan España, Australia, Canadá y Turquía.

Fuente: Ep/ECOTICIAS

MFAEB

El debate internacional gira en torno a las opciones que existen para países ricos y países en desarrollo frente a la reducción de gases contaminantes. Hasta ahora Estados Unidos ha ocupado el primer lugar en estas categorías, pero algunos estudios preliminares indican que China habría tomado esta posición.

ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos, el país más rico del mundo, es también el que más emite gases que contribuyen al efecto invernadero (22% del total).

Cuando se firmó el Protocolo de Kioto en 1997, Washington se comprometió a reducir sus emisiones en un 6%. Pero poco después se retiró y hoy en día sus emisiones de dióxido de carbono han aumentado en un 15%, con respecto a los niveles de 1990.

Pero en marzo de 2001, el presidente George W. Bush anunció que no ratificaría el protocolo argumentando que perjudicaba a la economía de su país y que no se exigía a las naciones en vías de desarrollo que redujeran sus emisiones.

Así que Bush optó por apoyar las reducciones de emisiones voluntarias -en vez de imponer metas- a través del desarrollo de tecnologías ecológicas.

CHINA

China es el segundo más grande emisor de gases con efecto invernadero, pero por ser un país en desarrollo, todavía no se le ha exigido que reduzca sus emisiones.

Si se toma en cuenta que China tiene un quinto de la población mundial, cualquier aumento en la emisión de gases eclipsaría cualquier esfuerzo que hagan los países industrializados.

Un chino consume entre el 10 y 15% de la energía que consume un ciudadano estadounidense, pero con una economía que crece a toda velocidad, varios analistas esperan que para mediados de este siglo estas cifras se equiparen.

El gobierno de China reconoció que el cambio climático podría devastar su sociedad y ratificó el Protocolo de Kioto en 2002.

Dos años más tarde, Pekín anunció que para el año 2010, utilizarían un 10% de energía proveniente de recursos renovables.

UNIÓN EUROPEA

Todos los países miembros de la Unión Europea ratificaron el Protocolo de Kioto en mayo de 2002.

Como uno de los firmantes más entusiastas del Protocolo, la UE aboga por que se implanten medidas rigurosas para el cumplimiento del protocolo.

Por ejemplo, quiere que se limiten los “mecanismos de flexibilidad”, que permitan a los países a cumplir con sus metas si pagan para que otros mejoren sus condiciones.

No obstante, a pesar de su firme postura en Kioto, los países miembros están muy lejos de cumplir sus objetivos.

Se comprometieron a reducir en más de un 8% las emisiones de gas con efecto invernadero para 2008-2012, pero para 2002, sólo habían conseguido reducir un 2,9%.

RUSIA

Rusia ratificó el protocolo en el 2004, después de dos años de debates y negociaciones.

Cuando Rusia firmó el acuerdo en 1997, se comprometió a reducir las emisiones de gases.

Pero debido a que su actividad industrial ha caído drásticamente desde 1990, las emisiones de gas han bajado. A mediados del 2005 se estimaba que las emisiones se habían reducido en un 35 por ciento con relación a 1990.

Es por eso que Moscú se vería beneficiado al vender su cupo de emisiones “no usadas” a los países en desarrollo que necesitan emitir más gases de lo que se está permitido bajo Kioto.

INDIA

Los países en desarrollo como India no están obligados a reducir sus emisiones.

Aún cuando este país sólo ha publicado sus datos en 1994, se estima que las emisiones aumentaron más de un 50% en los años 90.

Con una economía que está creciendo a un ritmo anual de 9 por ciento, India está hoy en día en la lista de los mayores emisores.

Las autoridades reconocen que la mayoría de la población del pais se verá afectada por los efectos del cambio climático y ratificó el protocolo en agosto de 2002.

JAPÓN

Una de las más grandes potencias mundiales, Japón se considera uno de los principales promotores de Kioto.

En 1990 era responsable del 8,5% de las emisiones de gases contaminantes. En un momento, Tokio se rehusó a ratificar el protocolo si Washington no lo hacía también. Pero en 2002 decidió ratificarlo y se comprometió a reducir las emisiones en un 6% de los niveles tomados en 1990.

No obstante, datos de la ONU, dados a conocer a fines de 2006, señalan que Japón ha aumentado en un 6% las emisiones de gas que causan el efecto invernadero con respecto a 1990.

Fuente: BBC Mundo

Todas estas naciones tiene costa marítima y por lo tanto, si contratarían mi sistema de Hidroeléctrica Marítima, su emisión de CO2 en un año podrían reducir su contaminación más de un 80%. Y eso colaboraría de forma muy eficaz al cambio climático.

Todas las naciones siguientes podrían reducir su consumo de fósiles si se instalaran sistemas de Hidroeléctrica Marítima en sus costas.

Antigua y Barbuda    100,00%

Arabia Saudita    100,00%

Bahamas    100,00%

Barbados    100,00%

Baréin    100,00%

Brunéi    100,00%

Cabo Verde    100,00%

Catar    100,00%

Chipre    100,00%

Emiratos Árabes Unidos    100,00%

Eritrea    100,00%

Gambia    100,00%

Granada    100,00%

Guinea-Bisáu    100,00%

Hong Kong    100,00%

Islas Salomón    100,00%

Kiribati    100,00%

Kuwait    100,00%

Liberia    100,00%

Libia    100,00%

Maldivas    100,00%

Malta    100,00%

Micronesia    100,00%

Montenegro    100,00%

Namibia    100,00%

Nauru    100,00%

Omán    100,00%

Sáhara Occidental    100,00%

San Cristóbal y Nieves    100,00%

Santa Lucía    100,00%

Senegal    100,00%

Seychelles    100,00%

Sierra Leona    100,00%

Singapur    100,00%

Somalia    100,00%

Timor Oriental    100,00%

Tonga    100,00%

Vanuatu    100,00%

Yemen    100,00%

Yibuti    100,00%

Israel    99,90%

Estonia    99,80%

Trinidad y Tobago    99,80%

Argelia    99,70%

Túnez    99,50%

Guayana    99,40%

Jordania    99,40%

Togo    98,70%

Irak    98,40%

Polonia    98,10%

Líbano    97,20%

Irán    97,10%

Jamaica    96,80%

Irlanda    95,90%

Marruecos    95,40%

Grecia    94,50%

Guinea ecuatorial    94,30%

Cuba    93,90%

Bangladés    93,70%

Sudafrica    93,50%

República Dominicana    92,00%

Tailandia    91,30%

Australia    90,80%

Mauricio    90,80%

Comoras    90,60%

Países Bajos    89,90%

Malasia    89,50%

Indonesia    86,90%

Mauritania    85,90%

Nicaragua    83,90%

Dinamarca    82,70%

India    81,70%

Ecuador    81,00%

Egipto    81,00%

China    80,20%

Turquía    79,30%

México    78,70%

Italia    78,60%

Reino Unido    73,80%

Estados Unidos    71,40%

Taiwan    71,40%

San Vicente y las Granadinas    69,30%

Pakistán    68,80%

Rusia    66,30%

Camboya    65,00%

Portugal    64,50%

Rumanía    62,50%

Corea del Sur    62,40%

Costa de Marfil    61,90%

Nigeria    61,90%

Alemania    61,80%

Haití    60,30%

Japón    60,00%

Belice    59,90%

Samoa    58,00%

Siria    57,60%

Filipinas    55,60%

Papúa Nueva Guinea    54,10%

Bosnia y Herzegovina    53,50%

Argentina    52,20%

Sudán    52,10%

Guatemala    51,90%

Sri Lanka    51,70%

España    50,40%

Honduras    50,20%

Ucrania    48,60%

Bulgaria    47,80%

Dominica    47,10%

Chile    47,00%

Guinea    45,50%

Birmania    44,50%

El Salvador    44,00%

Vietnam    43,70%

Santo Tomé y Príncipe    41,20%

Finlandia    39,00%

Bélgica    38,40%

Panamá    37,00%

Angola    36,40%

Madagascar    36,10%

Eslovenia    35,20%

Gabón    34,50%

Croacia    33,60%

Venezuela    31,70%

Nueva Zelanda    31,60%

Letonia    29,10%

Corea del Norte    29,00%

Canadá    28,00%

Colombia    26,00%

Surinam    25,20%

Georgia    19,70%

Tanzania    18,90%

Fiyi    18,50%

Kenia    17,70%

Lituania    16,50%

Perú    14,50%

Benín    14,20%

Brasil    8,30%

Francia    8,20%

Ghana    5,00%

Suecia    4,00%

Albania    2,90%

Mozambique    2,90%

Camerún    2,70%

República Democrática del Congo    1,80%

Costa Rica    1,50%

Uruguay    0,70%

Noruega    0,40%

República del Congo    0,30%

Islandia    0,10%

Pero lamentablemente yo no tengo los recursos para poder reunirme con los respectivos Ministros de Energía y por lo tanto, solo me queda seguir publicando mi sistema por este medio.

Una cosa si tengo clara, el cambio climático no se va a detener porque ustedes digan que desconocían mi sistema, que no se ha seguido el protocolo adecuado o que yo no he sabido ponerme en contacto con ustedes, mientras estamos pendientes, el uno del otro y el otro del uno, la contaminación sigue dañando al resto del Mundo.

Cambio climático provocará más conflictos, inundaciones y hambre

El cambio climático incrementará, durante este siglo, los riesgos de conflictos, hambrunas, crisis económicas, inundaciones y migraciones, advierte un informe de un panel de expertos de Naciones Unidas divulgado ayer.

YOKOHAMA | AFP, REUTERS Y ANSA01 abr 2014

El calentamiento global supone una amenaza creciente para la salud, el panorama económico, los recursos hídricos y los alimentos de miles de millones de personas, dice el informe elaborado por destacados científicos, que instó a actuar con rapidez para contrarrestar los efectos de las emisiones de dióxido de carbono.

“El aumento de temperaturas incrementa la probabilidad de impactos severos, generalizados e irreversibles” en todo el mundo, apunta el quinto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas inglés), ganador del Premio Nobel de la Paz en 2007.

El informe del IPCC es el resultado de un intenso trabajo – fueron estudiadas más de 12.000 publicaciones- y constituye el informe científico más completo desde el informe de 2007.

Los científicos advirtieron que si no se consiguen atajar esas emisiones de gases con efecto invernadero, el costo podría elevarse a billones de dólares en daños a ecosistemas y a propiedades, en sistemas para protegerse del impacto de esos cambios.

Los efectos del cambio climático ya se están empezando a notar y empeorarán con cada grado centígrado de aumento de la temperatura.

El informe señala que el calentamiento es imparable pero puede ser reducido de forma drástica si el ser humano controla las emisiones de CO2. Algunas medidas que pueden aplicarse en lo inmediato son “baratas y fáciles”, como reducir el derroche de agua, la extensión de zonas verdes en las ciudades, y la prohibición de asentamientos humanos en áreas de alto riesgo.

“Mensaje claro”.

“El mensaje es claro. Si se logra limitar el calentamiento a 2 grados, se evitarán impactos mayores”, dijo el climatólogo Jean Jouzel, miembro del buró del IPCC.

“La parte de la población mundial enfrentada a penurias de agua o afectadas por importantes inundaciones va a ser mayor”, advirtió Jouzel.

“No estamos preparados frente a los riesgos vinculados al cambio climático”, dijo por su parte el argentino Vicente Barros, copresidente del grupo de científicos autores del informe.

Consecuencias.

El nuevo documento, publicado en Yokohama tras cinco días de reuniones, detalla de forma más extensa el alcance del problema, que se aceleró a partir del siglo XX:

-Las temperaturas subirán entre 0,3ºC y 4,8ºC este siglo, lo que se añade a los 0,7ºC calculados desde que se inició la Revolución Industrial.

-El nivel de los mares aumentará entre 26 y 82 centímetros hasta 2100.

-El aumento de temperaturas recortará el crecimiento económico mundial entre un 0,2% y un 2% anual, calculan los científicos. El IPCC reclama un pacto mundial de aquí a finales de 2015 para limitar a 2ºC ese aumento en el siglo actual.

-Los impactos aumentan con cada grado centígrado y más allá de 4ºC podrían ser desastrosos, advirtió el texto.

-El cambio climático puede provocar más conflictos regionales, a causa de las migraciones de poblaciones afectadas por las inundaciones y de la competencia para monopolizar agua y comida.

-La producción de cereales (granos, arroz y maíz) tendría una dura disminución, frente a una demanda en neto crecimiento.

-Las hambrunas podrían ser especialmente severas en los países tropicales y subtropicales. La Amazonia es uno de los ecosistemas que más puede verse perjudicado, junto a los polos, los pequeños Estados insulares en el Pacífico y los litorales marítimos de todos los continentes. El informe detalla los efectos por regiones. En Sudamérica y América Central, los retos son la escasez de agua en áreas semiáridas, las inundaciones en zonas urbanas superpobladas, la caída de la producción alimentaria y de su calidad y la propagación de enfermedades transmitidas por mosquitos. Las ciudades latinoamericanas deben prepararse para modificar sus planes de urbanismo y de tratamiento de aguas. La producción agrícola deberá adaptarse a los períodos de sequía o de grandes lluvias, con granos más resistentes.

Números rojos

Un informe elaborado por la reaseguradora Swiss Re midió las amenazas a las que se enfrentan más de 600 urbes y 1.700 millones de personas.

Para su clasificación, el informe de Swiss Re suma posibles afectados por cada tipo de tragedia en cada ciudad. Por eso, un solo sujeto está contabilizado más de una vez, lo que implica que la cifra final de la población en riesgo supere el número de habitantes.

El ranking de ciudades es: 1) Tokio-Yokohama (Japón): 57,1 millones de personas en peligro; 2) Manila (Filipinas): 34,6 millones; 3) Delta del río de las Perlas (China): 34,5 millones; 4) Osaka-Kobe (Japón): 32,1 millones; 5) Jakarta (Indonesia): 27,7 millones; 6) Nagoya (Japón): 22,9 millones; 7) Calcuta (India): 17,9 millones; 8) Shanghai (China): 16,7 millones; 9) Los Ángeles (EE UU): 16,4 millones; 10) Teherán (Irán): 15,6 millones.

El informe de la aseguradora estableció, asimismo, un ranking del tipo de catástrofe que se convertirá en más frecuente como consecuencia del cambio climático y a la cantidad de personas que afectará el mismo.

El ranking es: 1) inundaciones: un riesgo para 379 millones de personas; 2) terremotos: 283 millones; 3) Vientos extremos: 157 millones; 4) Tormentas severas: 33 millones; 5) Tsunamis: 12 millones.

Díganse a sí mismo lo que siempre digo: “lo que le pasa al vecino, me pasa a mi por ser el vecino de mi vecino”.

¿Quieren sobrevivir o prefieren esperar a ver qué es lo que está por pasar?

En ustedes está la solución.